La CUT debatió sobre la vinculación tercerización-cambios tecnológicos y las consecuencias sobre el trabajo y en las negociaciones colectivas.

CUT Chile. 02/08/2019. En la sede de la CUT, se presentó el estudio: “Cambio tecnológico, tercerización laboral e impactos sobre el empleo: Desafíos desde y para una narrativa argentina”, cuyas conclusiones son extrapolables a la realidad del resto de los países de la región porque está en marcha un proceso internacional: “No se puede pensar el cambio tecnológico en clave nacional”.

Así lo señaló Victoria Basualdo, coordinadora del estudio –el cual  contó con el apoyo de la Fundación Friedrich Ebert (FES) Argentina- y también investigadora de la Flacso Argentina, quien expuso este martes, ante dirigentes de diversas organizaciones sindicales, las principales conclusiones en un panel donde participaron también Arlette Gay, directora de Proyectos FES Chile; la presidenta de la Federación de Sindicatos de Metro, Paula Rivas; la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa y el economista de la Fundación Instituto de Estudios Laborales (FIEL) de la CUT, Fernando Carmona.

La investigación se centró en indagar la presencia de dos problemáticas claves en el mundo del trabajo actual y de cómo se vinculan entre sí: Tercerización y la profundización del cambio tecnológico (automatización de los puestos de trabajo) en los procesos de negociación colectiva de seis sectores económicos de Argentina (siderúrgica, agroindustria azucarera, industria automotriz, petróleo, actividad bancaria y telecomunicaciones) Entre las conclusiones más relevantes, se destaca que: “…el cambio tecnológico impacta fuertemente en las relaciones productivas y laborales actuales, y que la tercerización laboral se presenta como una estrategia empresarial muy significativa y con impactos regresivos”.

Basualdo, explicó que el estudio muestra cómo diversas organizaciones sindicales “se paran frente al cambio tecnológico de otra manera y con una agenda propia”.

Consultada si las conclusiones de este estudio son extrapolables al resto de los países latinoamericano, dijo que: “…hay puntos de contacto muy importantes con América Latina”, recordando la historia común de períodos de dictaduras que: “…ocasionaron un cambio muy profundo en las relaciones laborales y procesos represivos enormes respecto de los sindicatos, y las reformas neoliberales de los 90 se extendieron en la totalidad de América Latina”.

Ahondando en el problema de los efectos de la atomización de sindicatos, Basualdo enfatizó en la necesidad de que en Chile se restablezca la negociación por rama de producción y servicio, recordando que este tipo de negociación colectiva es la que predomina en el país trasandino.

En tanto, Rivas (Metro) valoró este estudio porque permite, dijo, visualizar en una línea histórica el devenir conjunto de estos dos procesos: tercerización laboral y automatización de los puestos de trabajo y diseñar por tanto estrategias para enfrentarlos de la mejor manera.

Figueroa, también destacó esta investigación porque pone sobre el tapete el cómo muchas empresas que están buscando automatizar su producción o servicios para reducir por esa vía sus costos: “…han tenido que primero generar procesos de tercerización, subcontratación (…) de tal manera que esto le genere un primer soporte para luego dar el salto hacia la automatización”

 

 

Deja una respuesta