El canciller Roberto Ampuero entregó una nota de protesta a embajador bolivariano. Desde el país caribeños tildaron de “destemplada” la reacción.

Telesur. Agencias. Mediante un comunicado de prensa de la Cancillería venezolana, el Gobierno de Nicolás Maduro criticó el desinterés que mostraron los Gobiernos de México, Chile y Colombia, ante los señalamientos sobre los vínculos de algunos de sus funcionarios con los terroristas que ejecutaron el intento de magnicidio contra el Presidente Maduro.

“La reacción de negación a priori observada por los Gobiernos de Colombia, Chile y México pareciera más bien una huida hacia adelante, cuyo análisis elemental lleva a prefigurar total desinterés hacia cualquier investigación objetiva con el propósito de ocultar vínculos y responsabilidades”, indicó la declaración.

El comunicado de Venezuela ratifica que las acusaciones contra estas naciones «son el resultado de una rigurosa investigación y fueron realizados por varios de los detenidos implicados» en el ataque perpetrado el pasado sábado 4 de agosto en Caracas.

En conferencia de prensa, el ministro de Comunicaciones de Venezuela, Jorge Rodríguez, presentó un video en el que uno de los detenidos por el ataque confesó que cuando intentaba huir del país, se le ordenó contactar con diplomáticos de Chile y Colombia, y que el destino final de su huida era México.

«Llama la atención el tono y argumentos empelados» por estos Gobiernos, dice el documento, en referencia a la respuesta de estas administraciones que no se hizo esperar y que califica de «calumnias» y «amenazas» los señalamientos sin aclarar las denuncia basada en el testimonio del terrorista confeso.

Tienden a «victimizarse» y a «responder con expresiones destempladas, fuera de toda mesura diplomática», critica Venezuela, y añade que, por el contrario, esperaba «la coherente y transparente colaboración internacional» para adelantar una investigación.

Asimismo, advierte «reacciones apresuradas» que dan pie a la extrema derecha venezolana «se sienta amparada y protegida» para seguir con sus planes «de violencia y muerte».

La protesta de Chile

El ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, informó que el Gobierno presentó una nota de protesta ante Venezuela, luego que autoridades de ese país apuntaran a Chile como uno de los posibles facilitadores del atentado al mandatario bolivariano.

El documento fue entregado este lunes al embajador de Venezuela en Chile, Arévalo Méndez.

“El Gobierno de Chile considera de la más alta gravedad las amenazas del Gobierno de Venezuela en torno a desconocer la inmunidad diplomática de nuestra embajada en Caracas. Esto es particularmente grave porque supone poner en riesgo la integridad y seguridad de los representantes diplomáticos chilenos y también de los huéspedes venezolanos que allí se encuentran”, dijo el canciller Ampuero.

Y añadió que “atribuir una acción de este tipo al Gobierno de Chile es inaceptable. El Gobierno de Chile ha tenido una política muy clara con respecto a Venezuela y ha subrayado que cree que la solución para Venezuela pasa por el diálogo, la negociación y alternativas netamente pacificas de conversación entre los venezolanos”.

En ese marco, el dirigente frenteamplista, Alberto Mayol, en declaraciones a radio Cooperativa, resaltó que “no vaya a ser cosa que nos pillen con algún nivel de participación…recibiendo personas sin haber validado lo que efectivamente habían hecho”.

En tanto, el jefe de la bancada del Partido Comunista, diputado Daniel Núñez, sostuvo, al periódico La Segunda, que “Chile permanentemente se ha involucrado en distintas acciones desestabilizadoras hacia el Gobierno de Venezuela” y subrayó que “en Venezuela hubo un intento de magnicidio contra el Presidente Maduro y si hay denuncias deben ser investigadas a partir de una indagación seria, imparcial. Si es necesario que se involucre a la justicia, para determinar si tienen fundamento”.