Se logró instalar en el debate que las libertades condicionales a criminales sin arrepentimiento y sin colaboración con la justicia, es una afrenta a la lucha por justicia plena.

Valparaíso. En una jornada histórica que terminó cerca de la 1 am, la acusación constitucional contra los 3 ministros de la Suprema fue rechazada por 64 votos a favor y 73 en contra. Desde el mundo en defensa de los derechos humanos destacaron el proceso histórico que implicará la presentación, pues se pone traba a una enmascarada forma de impunidad: las libertades condicionales otorgadas por la Corte Suprema a los criminales de lesa humanidad.

La acusación constitucional contra los tres ministros de la Sala Penal de la Corte Suprema que dejaron en libertad a violadores de Derechos Humanos marcó no sólo una jornada en la Cámara de Diputados, sino que se alza como un momento histórico en la larga lucha contra la impunidad en Chile.

Ya que pese a perder en la votación se pudo instalar en el debate nacional que el otorgamiento de libertades condicionales a criminales que cumplieron apenas la mitad de sus bajas condenas, sin arrepentimiento y sin colaboración con la justicia, es una afrenta a la lucha por justicia plena y contrario a los estándares internacionales.

La diputada del Partido Comunista (PC), Carmen Hertz, recordó en ese contexto las palabras del destacado defensor de derechos humanos, el monseñor Carlos Camus, quien en plenos años 80 les comentaba a los familiares de las víctimas: “La lucha contra la impunidad en este país donde se cometieron crímenes tan horribles, es siempre un proceso. No importa  lo que nos vaya pasando en el día a día, es un proceso”. A eso, la diputada Hertz agregó que “en ese proceso estamos triunfando, porque es un proceso en la lucha contra la impunidad y contra poderes tremendos. No sólo fácticos, sino que formales”.

Para la diputada existe un antes y un después con el proceso que significó la acusación constitucional, porque se dejó en evidencia “la grieta de la impunidad y esa grieta de la impunidad está profundizándola sin duda las decisiones de la sala penal que impone penas irrisorias, que entrega libertades condicionales y eso es impunidad. La corte debe entender que no puede seguir amparando formas de impunidad, no puede seguir amparando formas de impunidad, no puede seguir comprometiendo el honor y la seguridad del Estado de Chile en términos internacionales. No puede seguir incurriendo en notable abandono de deberes”.

En tanto, el diputado PC, Daniel Núñez, dijo que si bien la acusación se perdió por solo 9 votos, destacó que la lucha contra la impunidad sigue de pie. “Luchamos sin calculadora y con la misma convicción ética con que enfrentamos a la dictadura. Al calor de la acusación avanzamos en la defensa de los derechos humanos”, sostuvo.

La diputada Marisela Santibáñez por su parte, agregó en sus redes sociales que “Nuestro compromiso es con la verdad y la justicia. No debemos permitir que en Chile se instale la cultura de la impunidad para los violadores de DDHH ¡Nada está olvidado, nadie está olvidado!”

El presidente del PC, diputado Guillermo Teillier, igualmente se refirió al detalle de la votación y cómo votó cada de las bancadas de oposición. Para el parlamentario, este proceso “abrió el camino para que el país fije la mirada en los derechos humanos y sopese quién es quién en la lucha contra la impunidad, por la verdad y la justicia”.

Agregó en esa misma línea que “hemos logrado avanzar en la lucha contra la impunidad de manera inédita en la Cámara de Diputados. La acusación constitucional tuvo el efecto de destrabar la propuesta legislativa que aumenta los requisitos para las libertades condicionales en los casos de crímenes de lesa humanidad”.

En tanto, el diputado del Partido por la Democracia (PPD), Ricardo Celis, indicó que “aquí ha quedado demostrado que no hay intocables, que los jueces no son intocables si es que existe impunidad. Estamos iniciando un camino, un proceso en contra de la impunidad y hoy ha sido una muestra potente”.

Y añadió que “gracias a esta acusación constitucional la comisión mixta que analiza el proyecto de libertades condicionales está cambiando sus criterios y vamos a tener una ley distinta, más justa que la que se ingresó”.

En la misma línea, la parlamentaria PPD, Carolina Marzán, declaró que “esta acusación constitucional no es aberrante como dijo el abogado defensor Harasic porque es una facultad consagrada por la Carta Fundamental. Lo que es aberrante es que tras décadas esperando justicia, al cabo de un par de años, familiares de detenidos desaparecidos se encuentren en las calles con los asesinos de sus padres, madres, hermanos, hijos”.