PC rendirá homenaje a más de 450 militantes ejecutados y detenidos desaparecidos durante la tiranía.

Patricia Ryan. Periodista. La cifra es escalofriante. Más de 450 militantes comunistas fueron ejecutados o hechos desaparecer durante la tiranía que encabezó Augusto Pinochet. Mujeres y hombres asesinados y secuestrados, víctimas de operaciones de los militares y agentes del Estado, que militaron en el Partido Comunista (PC) y que fueron brutalmente reprimidos por la dictadura, principalmente a manos de grupos operativos de la Dina (Dirección Nacional de Inteligencia) y la Cni (Central Nacional de Informaciones).

En un acto considerado emblemático para los comunistas, el domingo 10 de junio, en el Teatro Caupolicán, el PC les rendirá un homenaje a esas chilenas y chilenos víctimas de la represión. Por un acuerdo de su Comité Central, recibirán de manera póstuma la Medalla Luis Emilio Recabarren que se suele entregar a los militantes destacados en las luchas partidarias y del pueblo.

En estos días, distintas instancias del PC están organizando el acto donde esperan reunir a miles de militantes de distintas zonas del país, y que tendría como puntos elevados el homenaje a las y los militantes, presentaciones artísticas y seguramente discursos destinados a reconocer el compromiso y valentía de quienes cayeron en la lucha antidictatorial.

El PC fue una de las organizaciones de izquierda que recibió los embates de los aparatos represivos de la tiranía, sobre todo los primeros años seguidos al golpe de Estado de 1973. Cientos de sus militantes fueron acribillados, asesinados, secuestrados y hechos desaparecer. A eso hay que agregar una lista de miles de comunistas arrestados, torturados, enviados a campos de concentración y exiliados.