Candidato presidencial se reunió este jueves con organizaciones de mujeres de la Región Metropolitana.

Santiago. El candidato presidencial Alejandro Guillier se reunió  con distintas organizaciones de mujeres de la Región Metropolitana para iniciar su despliegue de campaña de cara al balotaje del 17 de diciembre próximo.

“Con las mujeres también tenemos deudas que no se han puesto al día y nuestro compromiso es seguir trabajando», manifestó.

Guillier mencionó en la oportunidad «el derecho de la mujer al trabajo y a la educación; apoyarla con políticas públicas transversales para que efectivamente puedan estudiar y trabajar; que tengan una justa remuneración a su trabajo en igualdad de condiciones que el hombre».

«A igual trabajo, igual salario», aseguró Guillier respecto a instalar la equidad de sueldos en Chile.

Labores domésticas compartidas

Abordó también la necesidad de legislar para «que las labores domésticas se compartan entre hombres y mujeres; que la responsabilidad de la educación de los hijos y la formación de los hijos y el cuidado de los hijos es tarea del hombre y de la mujer o de las mujeres o de los hombres, cuando son familias de distinto tipo. Por lo tanto nosotros estamos apoyando a todas las familias de Chile y queremos decirle sobre todo a las mujeres de Chile que nosotros sabemos que estamos en deuda y que tenemos que dar respuesta a muchos de los petitorios».

El abanderado puso especial atención en su propuesta para promover la participación política de la mujer, «porque la mujer nunca va a ser de verdad libre y autónoma en tanto no tenga su propia educación y además su propio ingreso».

«Eso ya marca una autonomía, una independencia, pero las necesitamos en la participación, en la toma de decisiones del país, en el poder político, en todas las instancias y por lo tanto, vamos a trabajar para incentivar la participación de nuestras mujeres en nuestro país», señaló.

«Vamos a trabajar muy fuertemente el tema de integración, no solo de la mujer, las personas con discapacidad, los pueblos originarios, la diversidad sexual , todo aquel que se sienta de alguna manera excluido o menoscabado en Chile. Llegó la hora de trabajar seriamente por un país que acoge a todos, que respeta la diversidad y que al mismo tiempo se enriquece de ella», apuntó Guillier.