La DC y el PPD aparecen como grandes perdedores. El PS saca cuentas alegres, el PC se consolidó y el PR sumó. En la derecha RN sonríe, la UDI se estanca y el PRI puede desaparecer.

Patricia Schüller. Periodista. Esta elección será recordada por las sorpresas que trajeron sus resultados. En lo que respecta a la votación parlamentaria, esta dio cuenta de la conformación de “un nuevo cuadro político”, como lo señaló el propio candidato presidencial, Alejandro Guillier, al dirigir un mensaje a la ciudadanía la noche de los comicios.

“Ha habido una profunda renovación en los cuadros políticos, la elección de hoy nos muestra otra dimensión de la política, lo que veníamos hablando del cambio de época se ha expresado en esta jornada porque nuevos jóvenes y mujeres han llegado al Congreso nacional en una legítima competencia de la cual me siento orgulloso”, sostuvo.

Un golpe para la DC

De este cambio en la correlación de fuerzas da cuenta, por ejemplo, lo que pasó con la Democracia Cristiana (DC), que es para algunos la gran derrotada. En primer lugar, porque su candidata, Carolina Goic, se ubicó en quinto lugar con un 5,88%, siendo superada por el abanderado de la ultraderecha, José Antonio Kast, que logró un 7,93%. El pacto Convergencia Democrática no le dio los réditos esperados a la colectividad.

Figuras emblemáticas de ese partido quedaron fuera del Senado, como Andrés Zaldívar (pondrá fin a 28 años de labor parlamentaria),  Ignacio Walker y Aldo Cornejo (ambos iban por Valparaíso). Algunos analistas señalan que las victorias de Yasna Provoste (en Atacama) y Ximena Rincón (Maule), refuerza al sector de la DC más identificado con la centroizquierda.

El partido pasó de los 21 diputados que obtuvo en la anterior elección, donde el hemiciclo estaba compuesto por 120 parlamentarios, a un total de 13 legisladores. En la Región Metropolitana solo fue electo Gabriel Silber. Seis senadores del partido estarán en el Congreso a partir de marzo del 2018.

Partido Socialista saca cuentas alegres

El Partido Socialista (PS) no sufrió la debacle parlamentaria que se le auguraba. Era la colectividad que llevaba la mayor cantidad de diputados a la reelección: 14 de 16. Logró 19 cupos en esta elección.

El presidente de la colectividad, Álvaro Elizalde, e Isabel Allende (Valparaíso) lograron ser electos para la Cámara Alta, al igual que José Miguel Insulza (Arica). Camilo Escalona, en tanto, no logró imponerse en Aysén.  En total, fueron siete los senadores escogidos de este partido.

Otra de las derrotas de esta colectividad ocurrió con el diputado Osvaldo Andrade que dejará la Cámara tras lograr solo un 3,4% en el Distrito 12.

Fulvio Rossi no resultó reelecto en la región de Tarapacá, pese a tener la segunda mayoría con 24,61%, debido al nuevo sistema proporcional, el cual benefició a Luz Ebensperger (UDI).

Partido Comunista se consolida en la Cámara

El Partido Comunista (PC) no logró llegar al Senado, donde no tiene representación desde 1973, con Lautaro Carmona que se postulaba por la Región de Atacama.  El parlamentario, que fue diputado por ocho años, quedó en tercer lugar con un 17,56%, tras Yasna Provoste (DC) y Rafael Prohens (RN), con 34,29% y 18,36%, respectivamente.

Les fue bien a los comunistas con los candidatos a diputados: consiguieron ocho electos, dos más que tenían anteriormente. Camila Vallejo, en el Distrito 12, y Karol Cariola, en el Distrito 9, permitieron la integración al Congreso de Amaro Labra y preferencias y Boris Barrera. Además ganó la abogada Carmen Hertz en el Distrito 8 y fueron reelegidos el presidente de la colectividad, Guillermo Teillier, Hugo Gutiérrez en el Distrito 2 y Daniel Núñez en el Distrito 3.

Resultados poco alentadores para el PPD

Los resultados que obtuvo el Partido Por la Democracia (PPD) los favorecieron en el Senado, donde ganaron un cupo, pero los perjudicaron en la Cámara Baja, reduciendo a la mitad su presencia en comparación con las elecciones del 2013. En total el partido logró ocho diputados  y seis senadores.

Entre las pérdida más emblemáticas de la colectividad está la del timonel de la tienda, Gonzalo Navarrete.

En el caso de Ricardo Lagos Weber, reelecto como senador, se esperaba que alcanzara una amplia ventaja y ayudara con sus votos a convertir en senador a Marco Antonio Núñez, otro emblemático del partido que finalmente se perdió.

El PPD estará representado en el Senado por Lagos Weber y Jaime Quintana, más el histórico y ex alcalde de Iquique, Jorge Soria, y la ex intendenta, Ximena Órdenes, quienes lograron un escaño en Tarapacá y Aysén, respectivamente. A estos se suman Guido Girardi, Adriana Muñoz y Felipe Harboe, cuyas regiones no participaban de este proceso.

Lograron conservar sus cupos en la Cámara Baja, Cristina Girardi, Tucapel Jiménez, Loreto Carvajal y Enrique Jaramillo.

Positivo resultado para el PRSD

El Partido Radical Socialdemócrata (PRSD) debió lamentar la derrota del presidente de la colectividad, Ernesto Velasco, quien no alcanzó la votación suficiente en el Distrito 5. Como sea, esta colectividad quedó con 8 diputados, una cifra considerada como positiva y que hace mantener a los radicales una representación en el marco de lo que esperaban.

Considerada la colectividad más cercana al abanderado presidencial, Alejandro Guillier, seguirá incidiendo en la Cámara Baja y mantendrá sus espacios dentro del conglomerado oficialista.

IC y MAS

Compitiendo aliados con la Democracia Cristiana en el pacto llamado Convergencia Democrática, Izquierda Ciudadana y el Movimiento Amplio Social no obtuvieron ningún escaño en el Congreso, en un resultado previsible pero que no dejó de constituir una derrota para esas organizaciones.

Los porcentajes de sufragios de sus candidatos fue adverso y con las votaciones de los aspirantes de la DC en distritos, no dio para que entraran “por arrastre” algunos de la IC o el MAS.

La derecha

Los resultados de las elecciones parlamentarias fueron más satisfactorios que las presidenciales para Chile Vamos,  cuyo candidato presidencial, Sebastián Piñera, logró el 36,6% de los votos, no superando el 40% que le auguraban las encuestas.

En el caso de los diputados, el bloque derechista logró 73 de 155 y 12 senadores de 43.

La Unión Demócrata Independiente (UDI), logró 31 escaños en la Cámara Baja (detentaba la mayor bancada de diputados con 28); Renovación Nacional (RN), 36 diputados (contaba con 14), mientras que Evolución Política ( Evópoli) 2.

Para su representación en la Cámara Alta, Chile Vamos logró 12 senadores. RN logró 6 senadores; la UDI 4, mientras que Evópoli 2.

No logró consolidar liderazgo

La UDI, que lidera Jacqueline van Rysselberghe, no logró consolidar su liderazgo, en términos de representación en el Congreso. Sus expectativas eran mantener su supremacía en la Cámara Baja.

La tienda de calle Suecia perdió a figuras emblemáticas como los candidatos al Senado Felipe Ward (Atacama) y Andrea Molina (Valparaíso). El secretario general del partido, Pablo Terrazas, no fue electo diputado en el Distrito 11 (La Reina, Las Condes, Lo Barnechea, Peñalolén y Vitacura).

Se perdieron también el diputado Gustavo Hasbún, que buscaba pasar de la Cámara al Senado en representación de la región de La Araucanía y Claudia Nogueira que perdió en el Distrito 9 (Cerro Navia, Conchalí, Huechuraba, Independencia, Lo Prado, Quinta Normal, Recoleta y Renca).

En la Región del Maule, la derecha se impuso en la contienda senatorial con tres de los cinco cupos en disputa. Se vivió una apretada elección senatorial, donde se impuso con primera mayoría el UDI Juan Antonio  Coloma, además del ex alcalde de Talca, Juan Castro, (independiente apoyado por RN)  y el ex intendente del gobierno de Piñera Rodrigo Galilea (RN).

En las parlamentarias la UDI postuló un total de 74 candidatos a la Cámara Baja y 12 al nuevo Senado.

RN tendrá mayor bancada

El partido, liderado por Cristián Monckeberg,  se transformó en el más votado del bloque y sacaba cuentas alegres la noche del domingo, porque consolidó un alza electoral  que ya había logrado en las últimas municipales.

El pacto fue encabezado por la actual diputada Marcela Sabat, quien logró por tercer periodo consecutivo un escaño en el Congreso. Con su votación logró arrastrar a su compañero de lista Sebastián Torrealba.

“Creo que Chile Vamos ha sacado una muy buena votación (…) lo que de alguna manera se había proyectado”, sostuvo la parlamentaria al conocer los resultados.

El secretario general de la colectividad, Mario Desbordes, logró ser elegido en Maipú- Pudahuel, a diferencia de lo que sucedió con su par de la UDI.

En el Senado se impusieron Rafael Prohens (Atacama); Francisco Chahuán y Kenneth Pugh, en Valparaíso, que dejó en el camino a Andrea Molina (UDI).

RN sufrió la baja del diputado Germán Becker, que no logró pasar al Senado en la Novena Región.  Se le consideraba uno de los llamados a ocupar los cupos que dejaron Eugenio Tuma (Partido Por la Democracia) y Alberto Espina (Renovación Nacional), que no repostularon.

Evópoli y su triunfo con Kast

El ex precandidato presidencial y ex ministro, Felipe Kast, de Evópoli, fue uno de los ganadores de la noche.

El 18,84% que logró no solo le alcanzó para convertirse en la primera mayoría senatorial en La Araucanía sino también para arrastrar al Congreso a Carmen Aravena (también de Evópoli).

Al conocer su votación, Kast destacó el rol que le corresponde como representante de “una centroderecha social que es parte de la renovación que Chile necesita”.

Agradeció también la votación lograda y anticipó que ahora trabajará para apoyar a Piñera. “Chile quiere un cambio y solamente trabajando unidos y con generosidad lo vamos a lograr”.

El  actor y ex ministro de Cultura del gobierno de Piñera, Luciano Cruz-Coke, con 37.614 votos también logró un cupo en la Cámara Baja por el Distrito 10 (Providencia, Ñuñoa, Santiago, Macul, San Joaquín y La Granja). “Era un distrito muy duro, había que pelearlo y creo que se hizo una muy buena campaña”, remarcó.

PRI con riesgo de desaparecer

El Partido Regionalista Independiente (PRI), no logró un cupo para diputado. La timonel del partido, Alejandra Bravo, quien compitió por el Distrito 8, no fue elegida al igual como sucedió con Eduardo Salas, quien postuló en Los Ríos.

Según la ley, la baja votación pondría en peligro la representación del partido. Esto porque las colectividades que no logran el 3% de la votación nacional o tres parlamentarios desaparecen.