En el XVI Congreso Nacional de la Orden se aprobó la creación de un observatorio de medios y género para monitorear contenidos violentos.

Daniela Pizarro A. Periodista. “Hizo anticucho con su polola”, “Camila Vallejo no quiso mover la colita”, “El amor y los celos la mataron”, “La caída de Monga: el episodio que debilitó a Cecilia Pérez en el comando de Piñera”, “Friolento abusó de lolita en fiesta de cumpleaños”; son algunos de los titulares que continuamente vemos en los medios de comunicación y que dejan al descubierto algunos de los vicios de esta sociedad patriarcal que naturaliza el abuso.

Con una prensa que le dice “friolento” y no violador a un hombre que se metió en la cama de una joven para abusar de ella. Que culpa a la víctima de morir asesinada a manos de su pareja, al decir que los “celos” y el “amor” fue la causa del crimen. Que ridiculiza a figuras políticas solo por el hecho de ser mujer, donde se enaltecen cuando son bellas y se les obliga a “mover la colita” y si no cumplen con los prototipos la ridiculizan y le apodan “monga”.

Todas esas directrices que rigen a los medios de comunicación son las que se busca erradicar el Colegio de Periodistas, es por ello que acogió como necesidad el velar por el ejercicio periodístico ético en materia de género, compromiso que quedó sellado en el  XVI Congreso Nacional que realizó la Orden los días 27, 28 y 29 de octubre en Valparaíso, bajo el título  “Un nuevo periodismo para Chile: más medios, menos concentración”, donde participaron más de cien profesionales de las comunicaciones, quienes trabajaron en las distintas comisiones que arrojaron los lineamientos que regirán al gremio durante los próximos dos años.

En ese marco destacaron los avances en materia de respeto por los derechos de las mujeres que logró fijar la Comisión de Derechos Humanos, Género, Migración y Pueblos Originarios.

El plenario del Congreso aprobó la creación de comisiones de género en todas las regiones del país -que se desprenderán de la Comisión Nacional de Género que ya opera al interior del Colegio de Periodistas y que es presidida por Fabiola Gutiérrez- y cuya función será velar por una comunicación no sexista e inclusiva en la formación y en el ejercicio profesional y gremial.

En la misma línea, los y las profesionales construirán una guía para abordar las temáticas de género y su tratamiento informativo en los medios de comunicación, sobre todo en los casos de violencia y femicidios. Además, buscarán trabajar en conjunto con escuelas de periodismo y las federaciones de estudiantes para fomentar y apoyar las asignaturas vinculadas con género y comunicación.

Asimismo, el gremio dio un paso fundamental en la promoción de la responsabilidad social y ética de los y las periodistas en la no reproducción de discursos violentos, instaurando un monitoreo de todos los medios de comunicación del país, ya sean digitales, impresos, audiovisuales o radiales, a través de un Observatorio de Medios y Género.

Trabajo que será respaldado con el desarrollo de talleres para espacios formativos, medios informativos y sociedad civil, en todas las regiones, será un plan nacional de formación.

En la instancia que se desarrolló en el puerto de Valparaíso, también, se desplegó una propuesta orgánica para fortalecer los liderazgos con enfoque de género al interior de la Orden, estableciendo una cuota de género 40/60 para las elecciones de directivas nacionales y regionales. Junto con ello se realizará una escuela de formación de liderazgos con una mirada inclusiva.

En este marco se tomó en consideración la Guía ilustrada para una comunicación sin estereotipos de género publicada por el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género.