Gobierno y Mesa del Sector Público sostuvieron su primera reunión de trabajo. Agendaron encuentros para el 31 de octubre y 3 de noviembre próximo.

Agencia de Noticias. Santiago. El Gobierno, los representantes de la Mesa del Sector Público (MSP), que reúne a 15 organizaciones del Estado, y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) sostuvieron este jueves su primera reunión, en el marco de la negociación por el reajuste del sector público.

El primer encuentro, que había sufrido un retraso porque la primera cita pactada no pudo llevarse a cabo por la ausencia del ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, que no pudo asistir por problemas personales, culminó con la definición de una agenda de trabajo. La próximas reuniones se realizarán los días 31 de octubre y 3 de noviembre.

En la reunión de este jueves estuvieron presentes los ministros Eyzaguirre y Alejandra Krauss (Trabajo)  junto  a sus equipos técnicos y los presidentes de cada uno de los 15 gremios que componen la MSP, acompañados por su coordinador, Ramón Chanqueo; la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa; el secretario general de la organización, Nolberto Díaz y la consejera nacional encargada de la Secretaría de Organizaciones de Trabajadores del Sector Público de la CUT, Andrea Palacios.

El pliego de la MSP fue entregado al Gobierno el pasado 4 de agosto. Sin embargo, con anuncio de paro nacional y una reunión abortada mediante,  recién este jueves se  instaló la mesa negociadora.

El Petitorio, no solo contempla la demanda de reajuste salarial del 6% sino también la exigencia de que aquellas materias consagradas en el Protocolo de Acuerdo que firmaron en el año 2014 y que aún no se han concretado, logren plasmarse antes de que finalice el mandato de la Presidenta Bachelet, materias las cuales  también “son de alta sensibilidad” para los trabajadores, precisó Figueroa tras finalizar el encuentro.

Siguen en “estado de alerta”

De acuerdo a un comunicado publicado por la CUT, los dirigentes sindicales presentes en el encuentro  expresaron al Ejecutivo sus planteamientos, siendo muy “enfáticos sobre la necesidad de que este proceso se tome con toda la seriedad que requiere, es decir, con celeridad, que avancemos en una respuesta pronta y eso significa, no más allá de las próximas dos reuniones. Y por otro lado, evidentemente también que esto permita saltarse procedimientos que, tradicionalmente, acompañan la Mesa pero que son meras formalidades que no permiten abordar la respuesta al Pliego (…). El compromiso que hemos asumido, es que la próxima reunión que vamos a desarrollar el 31 de octubre, efectivamente permita ya hacer un intercambio fino respecto del Pliego de Negociación”, informó Bárbara Figueroa.

La dirigente sostuvo que la MSP sigue en “estado de alerta”, recordando que “indistintamente de cuáles sean las cifras que el Ejecutivo esperamos ponga ya en las próximas reuniones sobre la mesa, de todas maneras sabemos que la única manera de lograr avanzar en esta negociación y poder tener una respuesta pronta, es producto de la movilización y particularmente de la unidad de todos los gremios. En esto, no nos tenemos que llamar a error: aquí, no solamente depende de la voluntad del Ejecutivo avanzar, depende en gran medida de la capacidad  de los gremios de estar alerta, de informarnos por los conductos regulares, estar detrás de la información que se envía desde la Coordinación de la MSP y actuar al unísono. Eso es lo clave para que podamos enfrentar esta negociación con rapidez, con certeza y también poder tener el resultado que esperamos”.

Y según los análisis económicos que se han hecho, Figueroa insistió en que “hoy, hablar de un 6% de reajuste, no es hablar de una cifra caprichosa, por lo tanto a nuestro entender todavía es posible de sostenerla sobre la mesa, a menos que el Ejecutivo dé señales muy concretas en las próximas reuniones; mientras eso no se dé, aquí no hay nada más que discutir respecto de la cifra económica”.

Ramón Chanqueo añadió que “hemos planteado al ministro la profunda molestia que hay entre los trabajadores del sector público por no tener a tiempo una mesa de negociación. Tenemos reunión el próximo martes con el ministro ya con agenda más o menos definida y con tareas concretas tanto por parte del Gobierno como por parte de los trabajadores, que tenemos que tener para ese día para poder plantear y tener definiciones más o menos concretas a fines de esa semana”.

A su vez, Andrea Palacios, resaltó que “lo importante es que comenzamos esta mesa de negociación”, con la idea, agregó de “empezar bien y terminar bien”. Contó que durante la reunión,  “hubo una ronda de conversación con cada uno de los presidentes de los 15 gremios. Creo que eso fue importante para que fueran interactuando”.

Mario Aguilar, presidente del Colegio de Profesores, agregó que  “expresamos al Gobierno, nuestro malestar por un trato que consideramos poco deferente. Son casi tres meses que se ingresó el Petitorio y recién hoy hemos tenido la primera reunión”, agregando que no aceptaron el cronograma propuesto por el ministro de Hacienda, el cual “al 10 de noviembre, todavía generaba reuniones sin respuestas concretas. Unánimemente, le dijimos que era un cronograma absolutamente extendido en el tiempo y que no estábamos en condiciones de aceptarlo”, resaltando que “esperamos que el Gobierno entienda que esta negociación no puede llegar a las elecciones (Presidenciales) sin respuesta, por lo tanto obligando a los gremios a intensificar las movilizaciones. No queremos eso. Queremos que haya un proceso electoral tranquilo, sin estar necesariamente en la calle, pero eso depende mucho del Gobierno”.

Que se “avance sustantivamente”

Carlos Insunza, presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) indicó que “nos parece muy positivo que el Gobierno haya planteado ya dos reuniones para la próxima semana (…). Sin embargo, los contenidos de esas dos reuniones, al Gobierno le hemos pedido que avance sustantivamente para que tengamos a la brevedad respuesta respecto de los temas centrales. La Mesa va a evaluar el proceso y también priorizar los contenidos del Pliego para entregar una opinión este martes 31 respecto de estas materias. Y eso debiera permitir que el Gobierno avance con mucha celeridad en respuesta al conjunto de materias sociales, laborales pero particularmente las materias económicas que para la Mesa son, sin duda, una piedra angular, aunque no sea el único elemento del pliego”.

Agregó que “iniciamos un proceso que va a tener importantes complejidades, pero tal como se ha expresado el conjunto de presidentes de las 15 organizaciones y la Central Unitaria de Trabajadores, con la disposición a un diálogo abierto y a buscar acuerdos en favor de los trabajadores y trabajadoras del Estado”, lamentando que el proceso electoral (Presidenciales) “va a ser parte de las variables que van a interferir en el proceso de negociación”, dada la tardanza con la que se instaló la mesa negociadora.