La Machi Francisca Linconao, en el último día de juicio, apuntó a autoridades judiciales y policiales como quienes “armaron esta mentira”.  

Agencias de Noticias. Temuco. En la última jornada del juicio oral por el crimen del matrimonio Luchsinger Mackay en el Tribunal Oral en lo Penal de Temuco, la Machi Francisca Linconao, quien es imputada junto a once comuneros mapuches. José Tralcal Coche, Juan Tralcal Quidel, Luis Tralcal Quidel, José Córdova Tránsito, Aurelio Catrilaf Parra, Eliseo Catrilaf Romero, Sergio Catrilaf Marilef, Hernán Catrilaf Llaupe, Sabino Catrilaf Quidel y José Peralino Huinca.

La autoridad indígena declaró que “no tengo mala conducta, es la primera vez en 57 años que me involucran con una muerte terrible por puras mentiras”.

En relación a los argumentos de la defensa de la familia, Linconao dijo que “no es verdad lo que están hablando ellos, los abogados de los Luchsinger” y añadió: “Allá está don Jorge Andrés (Luchsinger), él me conoce, yo lo conozco, conocí a su papá, a su tía, a su mamá, ellos han andado en mi casa, compartimos. Yo no tengo ningún problema con ninguno de los Luchsinger”.

Además, la machi sostuvo que los oficiales de la PDI, Guillermo Vilches y Claudio Leiro, fueron quienes “armaron esta mentira”.  También, apuntó a los fiscales de la causa Luis Arroyo y Alberto Chiffelle, a quienes les manifestó que “no sigan mintiendo estos señores, ellos son autoridades, primero tienen que hacerse respetar ellos para que los puedan respetar. No sigamos maltratando, manipulando a los pobres mapuches que son inocentes y los mandan a la cárcel. Hay mucha gente inocente pagando la condena por mentiras”.

Este miércoles se darán a conocer los resultados del proceso judicial.