La colectividad después de diez años restituyó el recordatorio de los militantes que perdieron la vida en ese período.

Agencias de Noticias. Santiago. El Partido Demócrata Cristiano realizó un acto donde repuso, después de 10 años desde que fuera retirada y posteriormente extraviada, una placa de bronce que contiene los nombres de los militantes que perdieron su vida en dictadura.

Con el fin de restituir el testimonio original que fue restaurado y al que se agregaron los nombres de los militantes Fernando Becerra Julio y el del ex mandatario Eduardo Frei Montalva, luego que fuera ratificado por la justicia su asesinato a manos de agentes del Estado.

En entrevista el vocero de la actividad, José Valencia Castañeda, dijo que “consideramos que era importante, porque hay muchos miembros del partido que ingresamos a esta colectividad en dictadura, y lo hicimos precisamente para recuperar la democracia”.

¿Cómo se gesta la idea de confeccionar la primera placa con los nombres de camaradas detenidos desaparecidos?

Es en 1998, en la gestión de la directiva de la Juventud Demócrata Cristiana presidida por Osvaldo Badenier, en ese entonces yo era consejero nacional de la JDC y junto a un grupo de camaradas de la juventud tuvimos la idea de dejar un registro de los militantes DC que perdieron su vida en manos de agentes de Estado durante la dictadura cívico militar. Consideramos que era importante, porque hay muchos miembros del partido que ingresamos a esta colectividad en dictadura, y lo hicimos precisamente para recuperar la democracia. Sentimos que era necesario dejar ese testimonio, que había una parte de la historia de la DC que había que rescatar. Entonces realizamos una pequeña investigación basándonos principalmente en el informe de la Comisión Rettig y en los testimonios que pudimos recoger de militantes que nos transmitieron información relevante.

¿Cuál es la motivación de recuperar esta placa original y de además incluir estos nombres, entre ellos el del Presidente Eduardo Frei Montalva?

Sentimos que había una deuda que saldar, que hace casi 20 años dimos un paso importante con esta acción, pero fue un avance incompleto porque nos faltó incluir a Fernando Becerra Julio, camarada muerto en 1984 a los 16 años en una protesta en una población de Macul. Además, siempre tuvimos la íntima convicción de que el Presidente Frei había sido asesinado, pero ante la ausencia de certeza científica y sin el pronunciamiento de los tribunales de justicia, no tuvimos el coraje de incorporarlo en la lista. Es por esto que decidimos rescatar la placa, restaurarla porque sufrió el rigor de un incendio y también completamos el listado con los antecedentes que ahora disponemos. Las violaciones a los DDHH tuvieron su máxima expresión en la desaparición forzada de personas y en la ejecución de compatriotas que fueron perseguidos y apresados arbitrariamente sólo por el hecho de tener un pensamiento distinto, ante eso, sentimos que teníamos que dejar un testimonio. Hay demócrata cristianos que sufrimos la prisión política en ese periodo, también participamos de las organizaciones de defensa y promoción delos derechos humanos, entonces conocemos esta realidad de cerca y es importante dejar registro de aquello.

 

¿Esto es una iniciativa de la directiva, de un grupo de camaradas, del partido en general?

Es una idea de un colectivo progresista de la DC, de “En La Fontana” específicamente, aquí estamos algunos de quienes encabezamos esta iniciativa originalmente y ahora la estamos reeditando, nuestro pensamiento es claro al respecto, las ejecuciones políticas y la desaparición forzada constituyen un drama permanente, mientras no exista juicio y castigo a los culpables y mientras no sepamos el paradero de cientos de las víctimas nos sentimos llamados a pronunciarnos respecto a esos dolorosos hechos. El Consejo Nacional del PDC acogió esta iniciativa, y ahora es parte de esto, eso nos motiva para realizar una actividad en la que podamos contar con la participación de autoridades partidarias, de gobierno y por supuesto los militantes y familiares de las víctimas.

 ¿Estos gestos y acciones buscan rescatar el espíritu demócrata cristiano de antaño, cuál es la motivación tras ellos, su objetivo?

Tiene un objetivo de rescatar la memoria histórica, tanto de la DC como de quienes fueron víctimas del terrorismo de Estado. Pero además representa un testimonio para no olvidar lo que sucedió y así nunca más se vuelvan a repetir situaciones como las que asolaron a Chile y a gran parte de América Latina. Tiene además un contenido destinado a hacer un llamado a quienes tengan información relevante sobre detenidos desaparecidos para que se acerquen a los tribunales de justicia, para que aporten datos que nos puedan acercar a la verdad que nos conduzca a encontrar a las víctimas cuyos restos aún no podemos identificar. En este listado hay cinco detenidos desaparecidos, pero también hay cientos que aún no sabemos dónde están, la ausencia de información y el pacto de silencio de quienes cometieron los crímenes contribuyen a que la búsqueda sea más compleja.

¿Cómo cree que serán recibidos al interior del partido?

La recepción partidaria ha sido buena, en esta reposición incluiremos al Presidente Frei, eso significa una  motivación importante para muchos dirigentes. Aunque  sabemos que para algunos el tema de las víctimas y los derechos humanos en general puede parecer lejano, para nosotros los crímenes de lesa humanidad cometidos en Chile no pueden ser obviados, menos aún si las consecuencias están latentes hasta el día de hoy.

¿El 30 de agosto se conmemoró el día internacional del Detenido Desaparecido, cree que acciones como las que ustedes están realizando ayudan a cerrar heridas o a la construcción de unidad al interior de la DC y del país?

Para nosotros recordar y conmemorar nos parece un imperativo moral y la Democracia Cristiana fue un partido de oposición a la dictadura, por lo tanto no debiera generar división. Entonces es una tarea y un deber que realizamos pensando en las futuras generaciones, para que nunca más en Chile y en ningún lugar del mundo sucedan situaciones como las que aquí ocurrieron. Cerrar esas heridas abiertas sólo es viable con verdad y justicia, de otra manera no es posible. Nuestra contribución apunta a dejar este registro con la lista de 16 víctimas de la dictadura de nuestras filas, 5 detenidos desaparecidos y 11 ejecutados políticos, entre ellos el de Eduardo Frei Montalva, le comento además que le pediremos a la familia del ex Presidente, que solicite que su nombre sea incorporado en el memorial del Detenido Desaparecido y del Ejecutado Político del Cementerio General.