“El hegemonismo y la confrontación de bloques está desenfrenada”: Niu Qingbao

Compartir

En ese marco, “China como país responsable y como actor importante a nivel mundial ha trabajado arduamente para salvaguardar la paz mundial”, sostuvo el embajador de China en Chile. En un foro realizado en ICAL, describió los seis puntos que establece “la iniciativa global de seguridad” promovida por su país frente al escenario mundial actual.

Equipo “El Siglo”. Santiago. 28/11/2022. “Vivimos en una era muy interesante, podemos señalar que al día de hoy el Covid-19 sigue siendo una pandemia, la crisis en Ucrania parece empeorarse, la nueva Guerra Fría envenena las relaciones internacionales, el hegemonismo y la confrontación de bloques está desenfrenada, la política internacional, la política económica, el orden de la seguridad, la paz y el desarrollo se encuentran bajo tremenda presión, los principales temas de nuestra era enfrentan desafíos sin precedentes”.

Así lo expresó el embajador de China en Chile, Niu Quingbao, quien señaló que “con este telón de fondo, China como país responsable y como actor importante a nivel mundial ha trabajado arduamente para salvaguardar la paz mundial”.

El diplomático participó en el foro “Seguridad Global, la perspectiva China”, realizado el 23 de noviembre pasado en la sede del Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz (ICAL).

En la actividad intervinieron, además, Chen Jianguo, profesor asociado del Instituto de Investigación de Seguridad Pública de la Universidad Tsinghua, el director de ICAL, Pablo Monje, y el encargado de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Chile, Claudio De Negri.

En la presentación del foro, De Negri señaló que “para nosotros es sumamente relevante, sobre todo en estos momentos, conocer la perspectiva de  China en el marco de la seguridad global”.

Añadió que “es necesario hablar de nuestro país pero también hablar del mundo, de lo que está ocurriendo en el mundo, cada vez es más difícil separar estas dos miradas, todos  sabemos que estamos ante el inicio de lo que se ha dado en llamar una nueva era, cambio civilizatorio, se han mencionado distintas formas, pero algo muy importante está ocurriendo en el mundo  y hace tiempo ya”.

El dirigente del PC sostuvo que “somos cada vez más interdependientes, más interconectados, los pueblos”, e indicó que junto con el papel relevante de China, persiste la política de Estados Unidos “con su visión unipolar que quedó después de la Guerra Fría y de la caída de la Unión Soviética”, a pesar de que “ha empezado a perder su hegemonía unilateral”. Agregó que todavía no se sabe bien qué camino irán tomando muchos países, “pero China ha dado una señal de que hay un camino distinto, una mirada distinta, que no es como nos dijeron que con el neoliberalismo no hay más, hay un debate y China jugaba un papel muy importante”.

Claudio De Negri expresó que “hoy se habla de la necesidad de un nuevo orden mundial, de eventos como la COP27 y la crisis climática, la guerra, y particularmente para nosotros en América Latina hay una señal distinta respecto de otras regiones del mundo, con gobiernos que buscan transformar las políticas neoliberales con otra mirada y formas”. Y planteó que “en ese sentido es muy relevante para nosotros conocer visiones y experiencias de construcción de otros polos de atracción, de nuevas alianzas, y el papel de China es fundamental” en todo aquello.

 

China y la iniciativa global de seguridad

Después de establecer el actual escenario mundial con situaciones como la extensión de la pandemia del Covid-19, la guerra entre Rusia y Ucrania, intentos de volver a la Guerra Fría, entre otras, el embajador chino destacó en su intervención la propuesta del Presidente de China y secretario general del Partido Comunista de China, Xi Jinping, sobre todo al dirigirse a la conferencia anual del Foro de Boao para Asia, de una iniciativa global de seguridad conocida por sus siglas en inglés GSI.

“La GSI es la contribución de China para encarar el déficit que existe de paz global y la solución china para poder lidiar con los desafíos de la seguridad internacional, los elementos claves de la GSI comprenden seis compromisos”, sostuvo Niu Quingbao.

Explicó que “el primer compromiso es de hecho mantenerse comprometidos para con la visión de una seguridad común, íntegra, cooperativa y sostenible. El pretender la supremacía sobre los demás y la intimidación en contra de los débiles por parte de los poderosos, amenazan la equidad internacional y la justicia y en consecuencia provocan la inestabilidad”.

Enfatizó que “la aplicación de la ley de la selva y de la política de poder va en contra de la tendencia de nuestra era y por lo tanto conlleva conflictos y caos”.

“Lo que China propone es que todos los países adopten una nueva vía para la seguridad caracterizada por el diálogo, la asociatividad y las relaciones en que todos ganan en vez de la confrontación, las alianzas y un enfoque de cero suma”, remarcó el embajador de China en Chile.

Luego, señaló que “el segundo compromiso es mantener el compromiso para con el respeto de la soberanía y la integridad territorial de todos los países”.

Expresó: “La independencia soberana y la igualdad significa que todos los países deben disfrutar de derechos igualitarios y de oportunidades igualitarias y además adherirse a las mismas reglas. El principio de soberanía es la piedra angular para las normas que gobiernan las relaciones internacionales en épocas contemporáneas. Todos los países, grandes o pequeños, fuertes o débiles, ricos o pobres, son miembros igualitarios de la comunidad internacional”.

El diplomático recalcó que “los asuntos internos no admiten interferencias externas, su soberanía y  su dignidad han de ser respetadas y su derecho a elegir independientemente sus propios sistemas sociales y sus vías de desarrollo”.

Luego, Niu Quingbao apuntó que “el tercer compromiso es mantener un compromiso para con el cumplimiento de los propósitos y principios de la carta de Naciones Unidas”.

En esa línea sostuvo que “los propósitos  y los principios de la Carta de Naciones Unidas encarnan el diseño de la humanidad, el diseño institucional de la humanidad para el logro de una seguridad colectiva y de una paz duradera, para poder implementar eficazmente estos propósitos y principios anteriormente señalados, todos los países tienen que actuar conforme a  un verdadero multilateralismo rechazando el unilateralismo y todas aquellas formas de multilateralismos falsos”.

Añadió que “las reglas hechas por verdaderas bandas establecidos por unos pocos países sin autorización de Naciones Unidas y que se le imponen a los demás, disfrazadas de reglas internacionales entre comillas, están reñidas con el espíritu de la carta de las Naciones Unidas. Deben ser boicoteadas por la comunidad internacional”.

Luego, indicó: “El cuarto compromiso es mantener el compromiso para tomar con mucha seriedad las preocupaciones legítimas de seguridad de todos los países”.

“La seguridad de un país no puede darse a expensas de la seguridad de otros y la seguridad de una región no puede garantizarse fortaleciendo o incluso expandiendo los bloques militares”, resaltó.

El embajador chino dijo que “la solución duradera a los desafíos de la seguridad global se relacionan con la mantención del principio de una seguridad indivisible, considerando seriamente las preocupaciones de seguridad legítimas de cada quien y construyendo una arquitectura de seguridad que sea equilibrada, eficaz y sostenible con vistas a una seguridad o nivel universal y común”.

“El quinto compromiso -manifestó- es comprometerse a resolver las diferencias en forma pacífica, las diferencias y las disputas en forma pacífica entre países a través del diálogo y las consultas”.

Planteó que “ni las guerras ni las sanciones son fundamentales a las disputas, la comunidad internacional debiera inequívocamente apoyar todos los esfuerzos que conducen a una resolución pacífica de las crisis,  oponerse pese a los intentos de cualquier fuerza de azuzar las llamas o de obstruir los diálogos de paz”.

El representante chino en Chile expresó que “todas las partes deben trabajar concertadamente para aliviar las tensiones, restaurar la estabilidad y promover la paz para así  construir la confianza, resolver disputas y promover la seguridad a través del diálogo”.

“Y el sexto compromiso, es mantenerse pegado a la mantención de la seguridad tanto en ámbitos tradicionales como no tradicionales” dijo el diplomático de China.

Indicó que “nosotros vivimos en un mundo interdependientes cuando ocurren importantes desafíos a la seguridad, ningún país se puede mantener al margen o transformarse en una isla solitaria”.

El embajador de China apuntó que “los países deben trabajar conjuntamente para resolver las amenazas a la seguridad internacional tales como las disputas regionales, el terrorismo, el crimen organizado, el cambio climático y aquellas amenazas relacionadas con la ciberseguridad y la bioseguridad”.

En este contexto, Niu Quingbao manifestó que “el GSI entrega respuestas explícitas a las preguntas de nuestra era tales como cuál es el concepto de seguridad que el mundo necesita y como los países pueden lograr una seguridad en común”.

“Además de refiere a la necesidad urgente de la comunidad internacional de mantener la paz mundial y de evitar conflictos y guerras. Además satisface las aspiraciones en común de todos los países de mantener y fortalecer el multilateralismo y la solidaridad internacional”, indicó.

El diplomático resaltó que “el GSI cumple con el deseo de todos los pueblos de trabajar conjuntamente para resolver dificultades y construir un mundo mejor después de la pandemia…El GSI está enraizado en la política exterior independiente de China que busca la paz y que encarna vívidamente la filosofía de la comunidad humana con un futuro compartido”.

 

China y América Latina

El embajador de China, Niu Quingbao, se refirió en el foro “Seguridad Global, la perspectiva China”, al marco latinoamericano. Expresó que “en comparación con otras regiones o a diferencia América Latina está muy distante de aquellos puntos álgidos de las confrontaciones geopolíticas y en consecuencia disfruta de una relativa seguridad y estabilidad. Durante las últimas décadas los países de América Latina, han hecho esfuerzos muy sinceros por resolver disputas a través de medios pacíficos. Es bastante seguro decir que esta región no enfrenta riesgos de grandes conflictos armados”.

Puntualizó que “en la década de los 60 los países latinoamericanos establecieron conjuntamente una zona libre de armas nucleares en esta región, lo que contribuyó a la paz mundial y a la seguridad. En el año 2014 la segunda cumbre de la comunidad de estados latinoamericanos y caribeños CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), publicó una declaración en la cual los países de la CELAC declaraban la región como zona de paz, se comprometieron a cumplir el derecho internacional y resolver todas las disputas a través de métodos pacíficos y a través del diálogo. Se comprometieron a trabajar conjuntamente para establecer un orden internacional que se basara en el derecho a la paz a través de esfuerzos colectivos América Latina se ha transformado en una fuerza importante para la paz mundial y el desarrollo”.

“Tanto China como los países de América Latina son países en vías de desarrollo. China siempre ha sido consecuente con su apoyo a los esfuerzos latinoamericanos por mantener la paz, tanto global como regional, China ha reiterado que se mantiene en esta posición” sostuvo el embajador chino.

Luego expresó: “En 1972 el gobierno chino hizo una declaración a través de la cual China se declaraba explícita, declaraba explícitamente su respeto y apoyo a las propuestas justas de los países de América Latina de establecer la zona latinoamericana como una zona libre de armas nucleares y se comprometió a oponerse a la amenaza nuclear y chantaje nuclear de las superpotencias, salvaguardando la paz y la seguridad de América Latina”.

El diplomático chino resaltó que “China fue el primer país en acordar el contenido del segundo protocolo del tratado latinoamericano sobre la prohibición de armas nucleares, comprometiéndose China a que  jamás va a usar o amenazar con el uso de armas nucleares contra países latinoamericanos que no sean estados nucleares o en zonas libres de armas nucleares, como tampoco va a hacer pruebas, fabricar, producir, almacenar, ensamblar o desplegar armas nucleares en aquellos países o regiones, como tampoco va a permitir que se desplieguen el transporte de armamento nuclear a través de sus territorios, espacios aéreos o aguas territoriales de los países latinoamericanos”.

En esa línea, planteó que “en aquella declaración nosotros reiteramos nuestro compromiso de continuar realizando todos nuestros esfuerzos conjuntamente con los países latinoamericanos y con todas las naciones amantes de la paz en el mundo, para la realización de esta gran meta de completar la prohibición y destrucción total de las armas nucleares en todo el mundo”.

Luego, Niu Quingbao, expresó que “rápidamente después de la cumbre de la CELAC en el año 2014, que declaró la región de América Latina y el Caribe una zona de paz, China expresó o dio su bienvenida a esta idea y señaló que nosotros vamos a utilizar el Foro China CELAC como la plataforma principal de la cooperación y solidaridad china CELAC, uniendo nuestras manos por los países de la CELAC para fortalecer y ampliar nuestra cooperación pragmática dentro del marco del Foro China CELAC para seguir profundizando y promoviendo las relaciones China CELAC para una nueva era. Para vuestra información esta es una relación de equidad, beneficio mutuo, innovación, apertura y una que beneficia a los pueblos”.

 

El específico vínculo con Chile

El representante diplomático chino se refirió a los vínculos de su país con Chile. Y recordó que “Chile fue el primer país en América Latina, en el continente latinoamericano, en establecer relaciones diplomáticas con la nueva China, de hecho la relación China-Chile ha encabezado las relaciones de China con otros países de América Latina”.

Enfatizó que “siendo socios integrales, estratégicos entre sí, China y la relación China Chile está ejerciendo cada vez más un impacto positivo en la influencia regional e internacional”.

“Al enfrentar los desafíos comunes de la humanidad, China y Chile adhieren al multilateralismo y se mantienen comprometidos para con la solidaridad y la cooperación, realizan un diálogo y cooperan en vez de ese juego de suma cero permanecen abiertos e inclusivos en vez de estar cerrados y ser exclusivos, intercambian y aprenden entre sí y dejan de lado el egoísmo”, planteó el diplomático.

Y añadió: “China desea sostener discusiones profundas acerca del GSI con Chile y con otros países para unir nuestras manos en la implementación del GSI con el propósito de construir un planeta de desarrollo común y de paz duradera”.

 

Nuevas formas de cooperación y de integración

A su turno, el director del ICAL, Pablo Monje, destacó lo planteado por el embajador de China, en cuanto a que “la idea de la paz es conseguible sobre la base de la construcción soberana de los pueblos, pero además, se genera una nueva estrategia donde la idea de las relaciones multilaterales trabajen sobre la base de una estrategia de ganar para todos los pueblos, lo cual marca un nuevo camino para las relaciones internacionales en el marco de los conflictos que hoy día tenemos”.

Dijo que “estando en la zona de influencia más fuerte del capitalismo en el mundo, Chile ha estado marcado históricamente por las políticas de relaciones internacionales que ha instalado en Estados Unidos sobre el territorio. Hemos pasado desde la lógica del colonialismo activo  hasta la lógica de la construcción efectiva de independencias que nos permitan en alguna medida seguir siendo todavía sujetos de dependencia del punto de vista de las relaciones con los capitalismos centrales. Lo más notable de esto es que estamos llenos de ejemplos durante el siglo pasado y estos ejemplos no son, no tienen muy  buenos recuerdos para nosotros, para la proyección de los partidos de izquierda, porque las relaciones internacionales estuvieron marcadas durante el siglo pasado, fundamentalmente por el sometimiento de los proyectos a un modelo a un modelo capitalista”.

En esa línea, Monje sostuvo que “finalmente hubo nunca una alternativa  a una construcción de otro proyecto o de otro modelo distinto al que no sea un modelo de orden según la lógica del imperialismo norteamericano. Esa relación que hay ahí también tiene que ver con varias interpretaciones de teoría que van construyendo estos espacios y en la última versión que nosotros tenemos de interpretación, es lo que ha dicho Samuel Huntington durante 1990, teórico de las relaciones internacionales por parte de la universidad de Harvard, que dice que nos vamos a presentar a finales del siglo e inicios de éste en un choque de civilizaciones y ese choque de civilizaciones sobre la base de la construcción de distintas ópticas multiculturales que van a hacer la disputa del mundo durante este siglo”.

El director del ICAL expresó: “Al parecer ya en 1992 alineaban los norteamericanos cómo iba a ser el enfrentamiento de conflictos abiertos armados y en menos de 20 años e iniciado este siglo, ya hemos visto tres o cuatro conflictos armados de escala mediana continental. Hoy día nos estamos enfrentando, lo decía muy bien el embajador, a un conflicto en Ucrania que está en expansión. Pero, además, a la política internacional belicista que tiene Estados Unidos en América Latina que se ha sustentado sobre dos bases que son importantes: una, la dependencia en la formación de los instrumentos de poder más efectivos para este tipo de relaciones que son la Fuerzas Armadas, y otra, la idea del sometimiento político a una estructura hegemónica de orden norteamericana. Y aquí hay cosas que nosotros queremos relevar. Cómo ha ido instalándose un nuevo neocolonialismo cada vez más fuerte y más raspante sobre la lógica de la protección y construcción democrática. Los conflictos interregionales que se han producido en América Latina han sido fundamentalmente promovidos por Estados Unidos, no solo expresados en la guerra o en la construcción de conflictos entre países, sino expresados en las guerras internas que han sido guerras persecutorias a posiciones políticas”.

El también académico agregó que “eso nosotros lo hemos visto desde 1952 en adelante con todas las intervenciones norteamericanas que pretendían construir una alternativa distinta a la alternativa capitalista. Y finalmente lo que hemos ido viendo, las consecuencias, esas propuestas de relaciones multilaterales que nos propone Estados Unidos” y como se vuelve importante y “que generemos una alternativa a ese tipo de relaciones multilaterales”.

Pablo Monje expresó que “lo que nosotros hemos visto en estos últimos años, es que fundamentalmente las relaciones que hemos tenido en la región han sido de tensión y de construcción de un proceso abocado a una sola mirada del mundo y esa mirada al mundo es una globalización del mercado mundial y fundamentalmente para la región del capitalismo estractivista”.

En ese marco, planteó: “Qué es lo que ha emergido hoy día, y es lo que va emergiendo; es un cambio en las relaciones multilaterales de la región latinoamericana a través de distintos instrumentos. En la década del 50 del siglo pasado, se crearon distintos instrumentos de inversión y distintos hemiciclos de desarrollo de estas relaciones, y ahora efectivamente han emergido otras alternativas distintas a la OEA (Organización de Estados Americanos) y bien lo decía el embajador, la CELAC. Entendiendo que esta se mueve bajo otros principios. Estos principios fundamentalmente están mirados desde la lógica de la interdependencia y esta interdependencia entendida como una interdependencia amistosa y no exclusivamente extractiva de unos sobre otros. Finalmente lo que ocurre es que ahí es donde tenemos hoy día una nueva mirada y en particular en los retrocesos que tuvimos durante la década pasada donde la derecha trató de buscar otras alternativas de interrelación. Hoy la CELAC se vuelve a colocar en el centro del debate, con un nuevo concepto de asociatividad, integración, soberanía y autonomía”.

“Sabemos que el sur de América Latina requiere fundamentalmente tener posiciones -indicó-, posiciones geoestratégicas con respecto al resto del mundo, pero no solo geopolíticas, sino también posiciones geoambientales y geoproductivas”.

En esa línea expresó que “cada vez nosotros estamos siendo explotados en términos de recursos naturales, mucho más fuerte que hace solo diez años atrás y que hace 20 años atrás, y es una preocupación y debe ser una preocupación real por las personas y la explotación de las personas como fuerza de trabajo. Hoy también tenemos que tener una preocupación muy profunda sobre la explotación de los recursos naturales y sobreexplotación de los mismos porque al final del día se debe entender que nosotros dependemos de la naturaleza para sobrevivir como especie”.

El director del ICAL subrayó que “esto es lo que nosotros tenemos que mirar, y es lo que un poco vemos en el planteamiento que hace China al mundo. Primero colocar en el centro la paz, segundo colocar en el centro la sobrevivencia de la especie. Con principios que van apuntando fundamentalmente al concepto de todos ganan en las multirelaciones, con principios sobre la base de la soberanía, sobre la seguridad y hoy quizás la seguridad más importante es la de los alimentos y el agua. Por lo demás, se discute lo del medioambiente, Chile y las costas chilenas son las más importantes desde el punto de vista del sistema de enfriamiento global, y eso hoy día es una soberanía que se comparte o que se debiese compartir en relación multilateral en donde efectivamente toda la humanidad gane o todo el planeta gane”.

También manifestó que “si uno mira la historia de las relaciones  multilaterales de la región latinoamericana, pareciera que no hubiese mucha esperanza porque siempre han sido de sometimiento y no han cambiado en los últimos 200 años, con solo decir que la independencia de esta República chilena se inicia con la deuda externa y por tanto dependencia con el capitalismo inglés y no ha cambiado la historia. La pregunta es cuál es la alternativa para construir un proyecto alternativo que nos permita que las relaciones multilaterales tengan principios de cooperación e interdependencia que nos permitan que los pueblos logren la felicidad, porque no puede haber una relación entre pueblos si no se busca el objetivo principal que es la felicidad del goce y el uso de la mayor cantidad de bienes que provee la tierra entendiendo que hoy día cada vez más vamos a ir acortando la vida de los usos y los recursos disponibles que hay en la tierra, más aceleradamente como todo lo indica. Por tanto, se requieren nuevas formas de cooperación y nuevas formas de integración que busquen en sí mismo unas mejores condiciones de vida de la sociedad humana en su plenitud con eso”.

Desastres y capacidades de respuestas

Chen Jianguo, profesor asociado del Instituto de Investigación de Seguridad Pública de la Universidad Tsinghua, inició su participación explicando los alcances de la entidad en la que trabaja y la cual representa. Indicó que “el Instituto fue creado en la Universidad Tsinghua, la principal Universidad de China, y desde fines de la década de los ‘80 ha logrado obtener más de 20.000 patentes a nivel nacional y más de 3.400 patentes extranjeras y además se han aceptado muchos derechos de autor sobre software. Tsinghua posee muchos expertos y alumnos famosos, tales como dos ganadores de Premios Nobel y el actual presidente de China, Xi Jinping. El Instituto es el principal centro de investigación sobre seguridad pública en China, somos un Instituto multidisciplinario con 14 entidades claves de investigación y abarcamos la educación, la investigación, soluciones y productos de todas las áreas de la seguridad pública, tales como desastres naturales, seguridad pública, salud pública y  accidentes, y además somos una organización académica líder. Por ejemplo -describió- presidimos la Asociación Asia Pacífico de ciencia de la seguridad pública,  tecnología, así como la Asociación China de Seguridad Pública. Nosotros participamos activamente en colaboración, investigación y desarrollo con institutos de clase mundial alrededor del mundo, tales como el University College de Londres y la Universidad de Harvard en Estados Unidos. También mantenemos una activa colaboración y compartimos con organizaciones líderes mundiales para ayudar a mantenerse al día con las tecnologías y el estado del arte”.

Luego, Chen Jianguo, abordó un segundo tema de su exposición y se refirió a las soluciones de mitigación de desastres. “A través de la historia, la humanidad ha sufrido desastres naturales”, sostuvo y añadió: “Veamos las estadísticas,  podremos apreciar que en los últimos cinco años los desastres han causado una cifra enorme de daños económicos y de pérdidas humanas y eso ha afectado a numerosas poblaciones”.

El académico explicó que “existen tres grandes desafíos para el manejo de una emergencia antes de que ocurra, teniendo en cuenta que resulta difícil monitorear y emitir una alerta temprana, esto debido a que las emergencias casi siempre ocurren súbitamente y normalmente las personas no están preparadas para enfrentarlas. Y cuando ocurre un desastre normalmente impacta grandes áreas y posiblemente impacta también las comunicaciones y por ende los gobiernos normalmente solo cuentan con información fragmentada. Esto dificulta que los gobiernos puedan analizar y tomar decisiones”.

Planteó que “por lo tanto, cuando pensamos acerca de cómo manejar los desastres, siempre necesitamos pensar en dos fases. La primera fase es antes de que ocurra el desastre, ahí tenemos que aclarar el deber de respuesta que existe y la situación de los recursos de emergencia. También resulta necesario realizar ensayos simulados y contar con un plan de emergencia, así como entregar información de advertencia y cuando ocurre un desastre resulta importante contar con un comando de despacho y de coordinación, el uso de sistemas y de gestión multi-riesgos, la gestión de integración de datos y otras aplicaciones permite que uno pueda responder eficazmente a una emergencia. Lo que acabo de mencionar, se refiere a la gestión antes del peligro, antes del desastre y es importante ahí contar con un plan de contingencia, aparte de la transformación de un plan tradicional basado en el contexto a un plan digital. Nuestro plan de gestión de contingencia también puede ofrecernos otros planes tales como una respuesta escalonada a los diferentes planes de acciones, etcétera.

Agregó que “el plan de contingencia se relaciona con la base de conocimientos que permite tomar decisiones de emergencia y planificar con base científica, en forma estandarizada y en forma mucho más eficaz. Un sistema de alerta temprana, rápido, puede ser especialmente importante para poder reducir las pérdidas provocadas por desastres y para salvar más vidas al mejorar la construcción de los canales que emiten advertencias tempranamente, tales como la radio, las pantallas que se pueden ver al aire libre, la televisión, los mensajes de textos y otros canales”.

“Las fuerzas profesionales de rescate y el público -apuntó el catedrático del del Instituto de Investigación de Seguridad Pública- pueden rápidamente comprender el tipo de desastre, su ubicación, su escala, medidas de respuesta que se sugieren para poder minimizar así el tiempo de respuesta. A través de una plataforma de diseminación de información de alerta temprana que sea unificada, nosotros podemos enviar información de alerta temprana a todos los usuarios a través de múltiples canales o publicar con precisión esto en los grupos de trabajo que se hayan designado, evitando así el registro repetitivo de la información y mejorando la línea de tiempo para la diseminación de las alertas”.

Explicó que”la gestión digital de los recursos de emergencia, constituyen una tendencia de desarrollo importante, nosotros podemos en forma uniforme clasificar y registrar las fuerzas de respuesta a las emergencias, los materiales de  rescate para emergencias, los recursos en expertos en emergencias, etcétera, para poder realizar la recopilación de datos, hacer un análisis, elaborar estadísticas multidimensionales y realizar un análisis espacial de la emergencia en la medida que ocurre un desastre, también podemos rápidamente comprender la distribución de los recursos de emergencia a través de esta búsqueda digital, de esa forma logrando una rápida asignación y transporte de los recursos para las emergencias”.

El académico se refirió a algunos casos exitosos de la puesta en práctica de estas soluciones. Expresó que “la primera es la plataforma nacional de emergencias de China, esta plataforma integra diferentes funciones durante todo el proceso de la emergencia, desde el monitoreo y alerta temprana análisis, comando y derecho hasta la recuperación y reconstrucción, además esta plataforma incluye todos los módulos necesarios de las dos fases de la gestión de las emergencias. El segundo ejemplo es la plataforma de gestión de emergencias municipal de Hanson, con esta plataforma esta famosa ciudad exitosamente realizó la Cumbre del G20 y pudo lidiar con el tifón Hong Khan. Y aparte de estos ejemplos de estos casos en China, nosotros también tenemos muchos casos exitosos o ejemplos exitosos en el extranjero.

Habló específicamente de una experiencia en Chile. “Estamos trabajando conjuntamente -precisó- con el gobierno de Chile para construir una ciudad segura e inteligente en la Región del Biobío. Este proyecto comenzó este mes y concluirá en el año 2023 y en el futuro esta solución va a ser promovida a otras ciudades de este país”.

Añadió que “otro caso exitoso, otro ejemplo exitoso del extranjero, es la plataforma de gestión integrada en la plataforma nacional de gestión integrada de emergencias del Ecuador. El año 2016 Ecuador sufrió un terremoto de 7.8 grados en magnitud, pero nuestra plataforma logró gestionar y perseverar y jugó un tremendo rol en el posterior trabajo de rescate, algo que fue altamente valorado por el presidente de Ecuador”.

Chen Jianguo expuso que “también tenemos un proyecto en la República Dominicana, este es un sistema de llamada de emergencias, el número 911. Este sistema lo que hace es integrar diversos Software y Hardware y puede realizar diferentes funciones, tales como una respuesta a las emergencias, análisis inteligente de vídeos, gestión automatizada de vehículos y diseminación de información de alerta temprana, permitiendo que el gobierno pueda proporcionar un servicio más eficiente a la ciudadanía”.

El experto manifestó: “Estas son algunas de las conclusiones, la seguridad pública y la prevención y la tecnología de prevención y mitigación de desastres, resulta ser absolutamente crucial para la humanidad, para la economía y para la estabilidad social. El Instituto de Investigación en Seguridad Pública de la Universidad de Tsinghua se ha transformado en un  contribuyente clave para la construcción de las capacidades de gestión de China, sobre la seguridad y para ver, para analizar, el tema de las ciudades inteligentes. La Universidad de Tsinghua está disponible para buscar oportunidades de cooperación a escala mundial para favorecer la seguridad de toda la humanidad”.

 

 

Deja una respuesta