El estratégico viaje del Presidente de Cuba por Argelia, Rusia, Turquía y China

Compartir

Miguel Díaz-Canel visitó esos países y logró cruciales acuerdos comerciales y de colaboración, que implican mucho para la isla en los momentos económicos que atraviesa. Una gira por países dispuestos a colaborar con la Mayor de las Antillas, que incluyó vitales conversaciones con Vladimir Putin y Xi Jinping.

“Granma”. Agencias. 27/11/2022. El Presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, efectuó una gira por Argelia, Turquía, Rusia y China, países estratégicos en las posibilidades de acuerdos comerciales, económicos y en otras áreas, lo que incluyó importantes conversaciones con Xi Jinping y Vladimir Putin, presidentes de China y Rusia respectivamente.

En la gira se alcanzaron convenios y acercamientos que tienen mucha importancia para Cuba, dadas las difíciles condiciones económicas internas por las que atraviesa, y por las dificultades para desarrollar el comercio, las finanzas y acuerdos en distintos ámbitos por las severas restricciones que impone el bloqueo de Estados Unidos que, entre otras cosas, castiga a empresas y consorcios que hagan negocios con la isla.

En las reuniones de Díaz-Canel con los jefes de Estados y autoridades de los cuatro países visitados, participaron ministros y personeros del Gobierno de Cuba, y se supo que hubo convenios muy positivos para la isla en áreas como salud, energía, fuentes renovables, alimentos, industria médico-farmacéutica, cultural, educación, ciencia y tecnología, transporte, reestructuración de deuda, azúcar, empresas mixtas y ciberseguridad.

Así también hubo coincidencias en relación a política exterior y posiciones frente al panorama mundial, sobre todo en relación a mantener posturas de colaboración y de oposición a medidas unilaterales de bloqueos y boicot a países.

En el mundo diplomático y comercial se comentó que esta gira de Díaz-Canel será estratégica para Cuba y para encarar dificultades internas y abrirá posibilidades futuras.

El viaje del mandatario cubano se realizó entre el 16 y el 27 de noviembre, y se consideró que fue esencial para fortalecer los vínculos de cooperación de la isla con países importantes como los visitados.

Las jornadas fueron exitosas e incluso superaron las expectativas, valoró el jefe de Estado isleño y refrendó que nacieron acuerdos y se fortalecieron otros, todos con beneficios para las partes implicadas, y con positivo impacto para la economía de la isla, en tanto conciernen a ámbitos como el energético, el de la biotecnología, la salud, las comunicaciones y la industria, entre otros.

Animada en una filosofía que defiende el multilateralismo y el derecho de cada pueblo a elegir sus propios caminos de desarrollo, Cuba fue más allá de sus fronteras en estos días, para explorar espacios de interés común, para tomar aquello que pueda ayudar al desarrollo de su sociedad, y mostrar a sus anfitriones las potencialidades de una nación pequeña, que aun asediada, puede dar grandes saltos, se mencionó.

 

Argelia

“Cuba y Argelia son dos países que han mantenido un vínculo ejemplar en sesenta años. Nuestra amistad no ha sido cualquier amistad; nuestra relación ha sido una relación de verdadera hermandad y solidaridad, de apoyo mutuo en los momentos más difíciles”, indicó el Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel al iniciar la visita a Argelia, país que tiene estrechos vínculos con la isla desde el triunfo de la Revolución Cubana.

El mandatario cubano fue recibido en el Palacio Presidencial “El Muradia”, por el Abdelmadjid Tebboune, Presidente de la República Argelina Democrática y Popular.

El mandatario cubano resaltó ante reporteros y a su homólogo argelino, que la presencia de la delegación de alto nivel procedente de la isla y que ha llegado hasta el país magrebí para cumplir con una agenda de visita oficial, “es una muestra de la importancia que le concedemos al desarrollo de las relaciones bilaterales”.

Esta visita, afirmó el Presidente cubano, reafirma la voluntad de continuar con la hermandad cimentada por los líderes históricos de nuestras naciones. “Hoy hemos constatado con el Presidente Tebboune-valoró el dignatario del país caribeño- el excelente estado de nuestras relaciones políticas, y también nuestra más amplia coincidencia, en los organismos internacionales, así como en los temas de la agenda internacional. Igualmente hemos acordado impulsar los vínculos económicos, comerciales, financieros y de cooperación, y llevarlos al nivel de los políticos”.

Díaz-Canel enunció que se identificaron esferas y proyectos de colaboración que “son importantes” y en los que “vamos a trabajar de conjunto”. Al respecto, dijo que esos temas “muestran un beneficio mutuo, pero ante todo significan para nuestro país un importante apoyo que demuestra la comprensión que hacia nuestra situación tiene el Gobierno argelino”.

Fueron identificados para la cooperación, según detalló el jefe de Estado, ámbitos como los de “la salud; la energía; las fuentes renovables; la industria médico-farmacéutica; y el intercambio cultural, educativo, científico-tecnológico”. E hizo referencia a tales esferas como “las más promisorias para la colaboración”.

Además, se habló de hacer trabajos conjuntos en la producción azucarera; y a ese tema sumó el de haber evaluado, de conjunto, “una posibilidad, una manera de renegociar o de reestructurar la deuda que Cuba tiene con Argelia”.

El Presidente de Cuba, sobre la visita de la delegación cubana a Argelia, comentó que “más que satisfechos estamos muy comprometidos con la causa argelina, estamos muy comprometidos con el Gobierno y con el pueblo argelinos, y Argelia siempre tenga la certeza, y se la ratificamos hoy aquí, de que podrá contar con el apoyo del Gobierno y el pueblo cubanos”.

Añadió: “Creo que hemos tenido en las horas que llevamos aquí en Argelia, una emoción tremenda, un sentimiento; hemos recibido el calor, el apoyo, la amistad y la solidaridad del pueblo argelino, y también de sus principales dirigentes y en particular de usted, Presidente”.

El mandatario cubano resaltó, ante los reporteros agrupados frente a él y a su homólogo argelino, que la presencia de la delegación de alto nivel procedente de la Isla, y que ha llegado hasta el país magrebí para cumplir con una agenda de visita oficial, «es una muestra de la importancia que le concedemos al desarrollo de las relaciones bilaterales».

El Presidente argelino, Abdelmadjid Tebboune, ante la prensa manifestó que “nuestras históricas relaciones se han nutrido de valores que ambas naciones comparten, como libertad, paz y justicia”

Expresó su convencimiento de que “esta visita constituye una oportunidad para reforzar la cooperación y la consulta entre los dos países”, al tiempo que reiteró la “permanente solidaridad de Argelia con el pueblo cubano en su trayectoria hacia el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a su país y al que se somete desde hace más de 60 años”. “Argelia se siente en el deber de comprometerse con la República de Cuba, amiga y casi hermana”, subrayó.

Según dio a conocer Abdelmadjid Tebboune, Argelia ofreció “a la hermana Cuba una central de energía solar para producción de electricidad”, así como reanudar el envío de combustible a la nación caribeña para el abastecimiento de sus centrales eléctricas.

Detalló, además, la decisión de ambos gobiernos de cooperar en temas como la producción de medicinas y la creación de empresas mixtas para la fabricación de vacunas contra algunas enfermedades africanas y no africanas. Los intercambios se fomentarán igualmente, señaló, en otros ámbitos comerciales y de la Enseñanza Superior.

A principios del 2023, refirió, se celebrará una sesión de la Comisión Mixta entre ambos países, en la cual la delegación argelina irá a La Habana con un grupo de 150 inversores que examinarán las posibilidades de inversión en la Mayor de las Antillas.

 

Rusia

Marcadas por la camaradería y la voluntad común de fortalecer en todos los ámbitos las relaciones que distinguen a las naciones de Cuba y Rusia, estuvieron las conversaciones oficiales del Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el presidente ruso, Vladímir Putin.

A la prensa trascendieron los minutos iniciales de un diálogo que se extendió por espacio de dos horas, y en el cual fueron múltiples los espacios comunes destacados por ambos mandatarios. Previo al almuerzo de cortesía, ofrecido al jefe de Estado cubano por el Presidente Putin, se apreció un ambiente de franca cordialidad en el cual los dos mandatarios manifestaron la satisfacción de poder verse nuevamente frente a frente.

De manera especial, el dignatario ruso destacó la reciente realización de la XIX sesión de la Comisión Intergubernamental y el Plan de cooperación que existen entre los dos gobiernos, que hasta el año 2030 tiene previsto el desarrollo de muchos proyectos comunes.

“Usted sabe que Rusia y la Unión Soviética han apoyado al pueblo cubano en su lucha por la soberanía, por la independencia; siempre hemos estado en contra del bloqueo y hemos apoyado a Cuba en las plataformas internacionales, y vemos que Cuba también mantiene actitud similar hacia nuestro país”, valoró Putin.

Eso, dijo, es resultado de la amistad tradicional fundada por el Comandante en Jefe Fidel Castro, en cuyo honor dedicamos un monumento que es una pieza de arte, “la imagen de un luchador”. El monumentofue inaugurado en un barrio de Moscú por Díaz-Canel y Putin.

“Basándose en el fundamento de la amistad y en las condiciones contemporáneas debemos fortalecer la cooperación que tenemos”, estableció Vladimir Putin sobre el vínculo con la isla.

El Presidente de Cuba, en tanto, sostuvo que “para nosotros, esta visita tiene una honda significación, la hacemos en un momento en que ambas naciones, tanto Rusia como Cuba, están sometidas a sanciones injustas, arbitrarias, que proceden y tienen su origen en el mismo enemigo, el imperio yanqui”.

Al reflexionar sobre la actual situación en que se encuentra el país euroasiático, el jefe de Estado comentó que “nosotros hemos estado más de 60 años bloqueados y recibiendo estas sanciones, por eso nuestro primer compromiso ha sido seguir defendiendo la posición de la Federación de Rusia en este conflicto (con Ucrania), que entendemos ha sido creado y tiene su origen, lamentablemente, manipulado por el Gobierno de los Estados Unidos ante la opinión pública internacional”.

Comentó Díaz-Canel acerca de las sesiones de trabajo de la Comisión Intergubernamental previo a la visita. “Creo que se van ajustando un grupo de soluciones a los temas fundamentales en los cuales vamos a poder avanzar en la cooperación”.

Con satisfacción recordó cómo, en “medio de una situación tan compleja como los tiempos que vivimos, con la Covid-19 presente, pudimos mantener, aunque no fuera de manera presencial, el diálogo político al más alto nivel, lo que refleja el buen estado, las excelentes relaciones políticas que nosotros tenemos”.

“Creo que podemos intensificar nuestras conversaciones, nuestros intercambios sobre temas globales, sobre los temas bilaterales”, enfatizó.

Una vez más reiteró que Rusia siempre puede contar con Cuba y “toda nuestra voluntad, nuestro empeño, como admiradores que somos de la historia rusa, de la cultura rusa; como admiradores que somos de su liderazgo”.

Díaz Canel enfatizó que “vamos a hacer todo para que se continúen fortaleciendo, estrechando y ampliando nuestros vínculos y nuestras relaciones bilaterales, y en eso el concepto de continuidad que nosotros hemos asumido como generación, es un concepto válido; no es una simple consigna, y eso pasa también por la voluntad del fortalecimiento de las relaciones con la Federación de Rusia”.

Cuando llegó a Moscú, el mandatario cubano fue recibido por el vicepresidente del Consejo de Seguridad de la Federación de Rusia, Dimitri Medvedev.

También Díaz-Canel intercambió con Guennadi Andréyevich Ziugánov, secretario general del Partido Comunista de Rusia, rindió tributo a los soldados soviéticos caídos en la Gran Guerra Patria, y visitó la sede del canal Rusia Today.

En tanto, Igor Sechin, director Ejecutivo de la petrolera rusa Rosneft, expresó a la prensa cubana en Moscú que “hay que trabajar, seguir trabajando; y vencer”, lo que marcó, en un comentario breve al salir de una reunión, el apoyo ruso a los cubanos. Momentos antes, en el salón protocolar donde el directivo conversó con el mandatario cubano, las palabras extendidas a él por el Jefe de Estado fueron de gratitud, de respeto y de sincero cariño.

Díaz-Canel habló en términos de “encuentro afectuoso y cordial”; y expresó al interlocutor satisfacción por la ocasión del intercambio. Igualmente, comentó a Igor Sechin que días antes de comenzar la gira internacional él había conversado con el General de Ejército Raúl Castro Ruz, quien le había pedido que saludara al amigo ruso en su nombre, porque el líder de la Revolución, afirmó el dignatario, guarda muy gratos recuerdos de sus encuentros con Igor Sechin.

El Presiden de Cuba agradeció los gestos que el director ejecutivo de la petrolera rusa Rosneft ha tenido con la Isla “en momentos muy difíciles que hemos vivido en los últimos años”. Quiso el Jefe de Estado resaltar que tales gestos han significado “una solución para nuestro país en situaciones difíciles”. Se trata, afirmó, de decisiones cuya naturaleza nos recuerda que a los amigos hay que ayudarlos cuando más lo necesitan. “Son gestos que uno no está acostumbrado a ver en este mundo unipolar, en este mundo lleno del egoísmo con el cual se vive actualmente”, recalcó el mandatario isleño.

De la saga de gestos solidarios protagonizados por el amigo de la Federación de Rusia, el Presidente cubano recordó uno que calificó de conmovedor y que “recordaremos siempre”: es el que tiene que ver con el apoyo dado por el directivo en el tema del oxígeno medicinal, justamente, en el momento del peak pandémico de la Covid-19, cuando el país caribeño sufrió la rotura de la fábrica que debía garantizar el preciado elemento químico, tan importante para salvar vidas.

“Quiero agradecerle el empeño que ha tenido al frente de la Comisión Intergubernamental para abordar y comprender toda la problemática cubana, y facilitar que continuemos ampliando nuestras relaciones económicas y comerciales”, manifestó Díaz-Canel, durante el intercambio que sostuvo con el vice primer ministro ruso, Dmitry Chernyshenko.

“Nos sentimos muy optimistas por todo el trabajo que han hecho en estos días”, aseguró el mandatario, quien reconoció que una parte que complejiza la situación de ese trabajo “tiene que ver con los adeudos que tenemos con la Federación de Rusia, que han estado motivados, sobre todo, por la difícil situación económico-financiera que hemos presentado a partir del segundo semestre de 2019, con la aplicación de más de 243 medidas por el Presidente de los Estados Unidos Donald Trump, que recrudecieron el bloqueo, y la persecución financiera y energética”.

Explicó el Jefe de Estado cómo se “cortaron de golpe nuestras principales fuentes de ingreso en divisas”, lo que provocó una compleja situación asociada a los abastecimientos, la situación eléctrica, así como la producción de bienes de consumo para la población cubana. Ello, además, ha afectado también “nuestras disponibilidades de recursos y nuestras posibilidades de exportación”.

En tal sentido, ratificó al Vice primer ministro ruso que “en el menor tiempo posible que nuestra economía lo permita, nosotros estaremos honrando los compromisos que tenemos con Rusia”.

El Vice primer ministro de la Federación de Rusia aseguró que “Cuba constituye nuestro socio clave, y es un socio de confianza para Rusia en la región latinoamericana; la relación con Cuba no está sujeta a una coyuntura global cambiadiza, es de carácter estratégico y con visión de futuro”.

Respecto a la más reciente sesión de la Comisión Intergubernamental Cuba y Rusia, destacó que todas las reuniones “se llevaron a cabo en una atmósfera constructiva”, en las cuales se discutieron importantes proyectos asociados a temas prioritarios para ambos países como la industria, la energía y el transporte.

El Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez realizó este martes una intervención especial ante la Duma Estatal de la Asamblea Federal de la Federación de Rusia, donde agradeció a los diputados por el apoyo que siempre han brindado a Cuba.

En la sede de la Duma, donde fue recibido por su presidente Vyacheslav Volodin, el jefe de Estado consideró que las relaciones parlamentarias entre Rusia y Cuba constituyen un importante pilar de los vínculos bilaterales y una pieza clave para el impulso y desarrollo de los lazos económicos, comerciales, financieros y de cooperación.

Díaz-Canel agradeció, en nombre del pueblo cubano, la Resolución que desde hace más de veinticinco años aprueba este órgano legislativo, demandando el fin de la política de bloqueo que impone por más de seis décadas el Gobierno de los Estados Unidos de América a Cuba. “Ese gesto lo apreciamos y lo valoramos mucho”.

Hablando ante legisladores rusos, entre otras cosas, el jefe de Estado de la isla destacó colaboraciones como la empresa rusa de prospección geológica y los pozos de petróleo de Boca de Jaruco; la inversión en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, dedicada a la tecnología rusa Kamaz; así como la modernización de las industrias Antillana de Acero, en La Habana, y de Planta Mecánica, en Santa Clara.

“Hemos contado además –recordó- con ayuda humanitaria de Rusia en varios momentos complejos para Cuba, como han sido los incidentes de la explosión del hotel Saratoga, el  incendio de la Base de Supertanqueros en la bahía de Matanzas, el huracán Ian y también la cooperación cuando estuvimos en los picos pandémicos de la Covid-19”.

Quiero destacar también, dijo conmovido, un episodio particular que tuvimos que enfrentar en Cuba cuando la Covid-19 y que si no hubiera sido por el esfuerzo, la comprensión y el apoyo de la Federación de Rusia hubiéramos tenido muchas dificultades. Se refería  a la rotura de la planta de oxígeno de la isla, en un momento en que “nuestras salas de terapia intensiva tenían un gran número de pacientes que necesitaban de suministro de oxígeno y prácticamente nuestras reservas ante esta paralización se fueron agotando”,

Hicimos una solicitud de apoyo al Gobierno ruso y de inmediato respondieron con un avión, en el cual se cargaron contenedores de oxígeno que llegaron a Cuba, y posteriormente esa nave durante más de dos meses estuvo haciendo viajes en el área de Latinoamérica y del Caribe para encontrar otros suministros.

“Ese es un gesto que nunca vamos a olvidar. Porque es una ayuda que se da desde la comprensión, desde la solidaridad, desde una profunda convicción humanista y en un momento muy difícil. Eso solo lo hacen los verdaderos amigos”, significó Díaz-Canel.

Sobre las sanciones que pesan sobre Rusia, el mandatario cubano las calificó como unilaterales e injustas, y las condenó de manera enérgica. “Las causas del conflicto actual en esta zona hay que buscarlas en la política agresiva de Estados Unidos y en la expansión de la OTAN hacia la frontera de Rusia, lo que Cuba ha denunciado de manera sistemática en foros internacionales”.

El ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca Díaz, consideró que la visita del Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez “fue muy útil y provechosa”, y va a contribuir de manera significativa a continuar desarrollando los vínculos de amistad y de cooperación con la Federación de Rusia.

En declaraciones a la prensa que acompaña a la delegación cubana en la gira por Argelia, Rusia, Turquía y China, el Malmierca mencionó “un grupo de proyectos que dan la idea de cómo vamos avanzando, a pesar de que la Covid-19 introdujo una serie de obstáculos en los últimos años en las relaciones bilaterales”.

Señaló la modernización de Antillana Acero, cuya acería eléctrica debe concluir próximamente; el aumento de la eficiencia con el uso de novedosas tecnologías en el yacimiento petrolero de Boca de Jaruco; la rehabilitación de  la Planta Mecánica de Santa Clara; y el funcionamiento de un centro de diagnóstico y mantenimiento de equipos Kamaz en la Zona Especial del Mariel.

El titular del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de la Isla se refirió también al Heberprot P, medicamento desarrollado por los científicos cubanos, y que es único en el tratamiento del pie diabético. No solo está registrado desde el punto de vista sanitario por la autoridad rusa, sino que, además, el protocolo de su utilización está aprobado.

Así mismo, dijo, tenemos el plan de cien becas de estudio, programa que se retoma y es muy importante, pues está diseñado para Cuba.

El ministro cubano explicó que “estamos trabajando en temas muy importantes para Cuba, como es el transporte, la energía, e incluso los temas bancarios y financiero. Estamos trabajando, y debe ser una realidad en breve tiempo, para que las tarjetas MIR, que son las que se usan en la Federación de Rusia, puedan utilizarse en las entidades cubanas. Eso va a favorecer el turismo y, como ese es el sector dinámico de nuestra economía, nos interesa mucho atraer turistas en el mercado ruso, e incluso atraer un turismo corporativo, o sea, turismo de grandes empresas que ya tienen otros negocios con Cuba, y pueden hacer este tipo de visitas organizadas”.

Un tema que se conversó mucho fue el de la inversión de capital ruso en Cuba. “A nosotros nos interesa mucho atraer empresas rusas. Conversamos sobre otros intereses económicos, por ejemplo, en importación de alimentos, de un grupo de materias primas y productos que se pueden utilizar en Cuba para producir alimentos”, apuntó Malmierca.

 

Turquía

Como “muy fructífero y alentador” calificó el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, las conversaciones con Recep Tayyip Erdogan, presidente de la República de Turquía, luego del recibimiento oficial en esta nación.

Díaz-Canel celebró que las relaciones entre ambos países se mantengan sobre la base “del respeto, la solidaridad y la cooperación, en beneficio de ambos pueblos”, y en materia económico-comercial dijo que ratificó la disposición de Cuba de continuar trabajando en sectores de mutuo interés, como la biotecnología, las energías renovables, el turismo, la agricultura, la ganadería, la salud, la educación, el deporte y la cultura.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, valoró como histórica la visita, y que constituirá un punto de giro en los nexos entre ambos países. “Nos complace ver que tenemos una voluntad fuerte y mutua de fortalecer nuestra cooperación bilateral. Es obvio que las sanciones unilaterales impuestas a Cuba desde hace años han incidido en que nuestras relaciones queden por debajo de su verdadero potencial”, señaló.

El mandatario anfitrión manifestó su certeza de que “las inversiones de las empresas turcas en Cuba aumenten aún más en el próximo periodo”, y destacó el apoyo técnico que se brinda a la isla en proyectos asociados al desarrollo agrícola, y la disposición de realizar inversiones conjuntas para producir vacunas, teniendo en cuenta que Cuba y Turquía son de los pocos países que han podido desarrollar sus propios inmunógenos contra la Covid-19. “Llevaremos nuestra cooperación en el campo de la Salud a un nivel mucho más alto”, sentenció Erdogan.

En la jornada se firmaron seis acuerdos, de ellos cuatro memorandos de entendimiento: dos entre las Cancillerías, un tercero entre los bancos centrales de ambas naciones y un cuarto entre el Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera y la Agencia Turca de Cooperación y Coordinación.

Desde su cuenta en Twitter, el mandatario se refirió al encuentro con su homólogo de ese país, Recep Tayyip Erdogan a quien invitó a realizar una visita oficial a Cuba cuando su agenda se lo permita para ser acogido con toda la hospitalidad que merece. “Concluimos nuestra visita con mucho optimismo en el futuro de las relaciones entre Türkiye (Turquía) y Cuba”, apuntó el mandatario cubano desde esa red social.

Asimismo detalló que durante su estancia agradeció en nombre de nuestro pueblo el apoyo de Turquía al reclamo de poner fin a la política de bloqueo que los Estados Unidos imponen a Cuba, lo que apreciamos y valoramos altamente.

El mandatario de la Mayor de las Antillas destacó asimismo que se reiteró la necesidad de dinamizar el trabajo del Comité Técnico para el impulso de las relaciones económicas y comerciales y se evaluaron de conjunto la posibilidad de constituir el mecanismo de la Comisión Intergubernamental para las relaciones económicas y comerciales.

Recep Tayyip Erdogan resaltó, también desde Twitter que en su consideración la histórica visita del presidente cubano a su país constituirá un nuevo punto de inflexión en las relaciones entre ambas naciones. “Doy especial importancia a incrementar nuestra cooperación y solidaridad con Cuba, uno de nuestros principales socios en la región”, subrayó el presidente turco.

Como resultado de la visita se firmaron documentos que garantizan seguir trabajando de manera conjunta en sectores de mutuo interés, como la biotecnología, energías renovables, el turismo, la agricultura, la ganadería, la salud, la educación, el deporte y la cultura.

 

China

Como “caso ejemplar de solidaridad y cooperación entre países socialistas”, calificó el Presidente de China, Xi Jinping, los lazos que unen a China y Cuba, primer país del hemisferio occidental, recordó, que estableció relaciones diplomáticas con la nueva China.

En el segmento de conversaciones oficiales con el Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, Jinping consideró que la isla siempre ha llevado la delantera en Latinoamérica en el desarrollo de las relaciones con China. “Ahora nos hallamos –refirió- en un nuevo punto de partida histórico. Estamos dispuestos a seguir trabajando para profundizar la confianza política mutua y ensanchar la cooperación práctica”.

Habló a su par cubano de “apoyarnos mutuamente en los temas tocantes a nuestros respectivos intereses y fortalecer la coordinación y la concertación en los asuntos internacionales, con miras a avanzar de la mano en el camino de la construcción socialista con características propias”.

En respuesta, Díaz-Canel agradeció la invitación para la visita, la primera de un jefe de Estado de América Latina y el Caribe, después de la exitosa celebración del XX Congreso del Partido Comunista de China. “Es una expresión de la alta prioridad y de la atención personal que le concedemos a nuestros entrañables lazos de amistad y de cooperación”, afirmó.

Aseguró que valora de forma muy positiva los aportes teóricos y prácticos del liderazgo de Xi Jinping al frente del Comité Central del Partido en la construcción del socialismo con características chinas en la nueva era, “lo que consideramos un verdadero estímulo para todas las fuerzas progresistas”.

Díaz-Canel recordó que este encuentro coincidía con el sexto aniversario de la partida física del líder histórico de la Revolución Cubana, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, “quien destacó la capacidad y firmeza de usted como líder revolucionario”.

El mandatario cubano explicó a Xi Jinping la difícil situación económica que atraviesa la Cuba, por el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos y el impacto de la pandemia a nivel global.

Habló del concepto de resistencia creativa y del convencimiento de que “podemos salir de todas estas situaciones, superar estas adversidades, aun con bloqueo recrudecido, y para eso también contamos con el apoyo de países amigos como China”.

Luego de estas conversaciones en el Gran Palacio del Pueblo, las delegaciones china y cubana firmaron varios documentos que tienen por fin estrechar relaciones económicas.

Fueron rubricados, entre otros, un memorando de entendimiento entre el Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba (Mincex) y la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China para el Establecimiento del Mecanismo de Coordinación para la Implementación del Plan de Cooperación para la Promoción Conjunta de la Iniciativa de la Franja y la Ruta de la Seda.

También otro memorando entre el Mincex y el Ministerio de Comercio de la República Popular China para el Fortalecimiento de la Cooperación Económica y Comercial. Además de un plan de consultas políticas entre los ministerios de Relaciones Exteriores de ambos países, un acuerdo sobre el intercambio y la cooperación entre el Partido Comunista de Cuba y el Partido Comunista de China; así como el acta de entrega de varios donativos en efectivo, medicamentos, insumos médicos, alimentos y materias primas.

Díaz-Canel sostuvo encuentros también con el presidente de la Asamblea Popular Nacional, Li Zhanshu, y el primer ministro Li Keqiang.

En los tres encuentros, diría luego en un intercambio virtual con los miembros de la misión estatal de Cuba en China (unas 90 personas), “encontramos enorme sensibilidad con respecto a la situación económica de la isla”.

“Se habló con transparencia, con honestidad, y percibimos un gran compromiso con el desarrollo económico de nuestro país” indicó.

El Presidente cubano no olvidó rendir tributo a los mártires del pueblo chino, en la legendaria Plaza Tiananmen.

“Los resultados han sido satisfactorios, yo diría que se van por encima de nuestras expectativas”. Así lo planteó el Presidente Díaz-Canel, al valorar la visita oficial realizada a China.

Planteó que “constituye una muestra de apoyo tremendo a Cuba en un momento tan difícil como este, similar al que logramos en Rusia, en Argelia, y en Turquía” dijo, en un encuentro a través de videoconferencia, con casi un centenar de cubanos que conforman la misión estatal de la isla en la nación asiática.

La visita a China, reflexionó Díaz-Canel, era muy importante, entre otros asuntos, “porque tenemos un incumplimiento de la deuda a partir de la situación económico-financiera del país, sobre todo a partir del año 2019, con el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos, los efectos de la pandemia, los fenómenos meteorológicos que nos han impactado, y los lamentables accidentes que hemos tenido, todo lo cual ha generado una situación tensa”.

“No habíamos tenido la oportunidad de hablar cara a cara con el Gobierno chino para explicar, comentó el mandatario, aunque sí hemos tenido comunicaciones de otros tipos; pero no es lo mismo cuando uno puede hablar, cuando uno puede explicar, cuando las cosas se pueden entender desde la sensibilidad”.

“Hay una enorme sensibilidad en la dirección china, y en particular en el presidente Xi Jinping, de la situación de Cuba, y hay una voluntad expresa en él, incluso con indicaciones en las conversaciones oficiales, de que hay que encontrar solución a todos los problemas con Cuba, independientemente de las problemáticas con la deuda, y que esa no puede ser la razón que limite el desarrollo. Ellos están apostando al desarrollo del país a partir de la cooperación que nos pueden dar”, aseveró el jefe de Estado cubano.

“La manera en que la parte china ha tratado estas conversaciones –dijo- esa proyección hacia nuestro pequeño país, es como si estuvieran aplicando a menor escala los conceptos que ellos están planteando de la Iniciativa de Desarrollo Global”.

Añadió: “Esa gran concepción emancipadora de que todo el mundo pueda llegar al desarrollo inclusivo, la han proyectado con Cuba en las conversaciones que tuvimos”. “Y eso estimula mucho, alienta que haya un tratamiento diferente para un grupo de proyectos de los que están paralizados con un porciento de ejecución alto, que haya otro tipo de tratamiento para proyectos pendientes, y que exista toda la comprensión para que un grupo de solicitudes las hagamos oficiales, y planteamos lo que necesitamos para buscar ayuda y seguir un grupo de inversiones en Cuba. Eso es estimulante”, planteó el mandatario cubano.

El Presidente cubano insistió en que “el resultado de la visita ha sido muy bueno, hablamos con mucha transparencia, con mucha honestidad, creo que tuvimos una receptividad de la parte china, y en particular del Presidente Xi Jinping, que se expresó de manera muy elogiosa, muy coherente, reconociendo la resistencia del pueblo cubano, la manera como Cuba defiende sus conquistas, y uno percibe que hay un enorme compromiso en él”.

“Ahora, alertó, tiene que cumplirse bien el compromiso nuestro, de cómo hacemos bien las cosas, de cómo aprovechamos las oportunidades, cómo somos eficientes, cómo no malgastamos los recursos, y cómo logramos que las inversiones tengan un adecuado rendimiento, y cómo cada vez somos más serios y más efectivos también en los proyectos que propongamos para seguir ampliando la cooperación”.

El mandatario cubano se refirió a tres pilares fundamentales en esa cooperación: primero, la biotecnología; luego el tema energético, en particular las fuentes renovables de energía; y, por otra parte, la informatización y la ciberseguridad.

Díaz-Canel precisó que “ellos están abiertos a los temas de producción de alimentos, y le dimos a conocer al presidente Xi Jinping las transformaciones que hemos hecho en la aplicación de la Ley de Inversión Extranjera en el comercio interior, y la importancia que damos a que empresas chinas puedan estar presentes en el comercio interior cubano, tanto mayorista como minorista. Se acogió también esa idea, apuntó, ahora hay que identificar las empresas que lo puedan hacer”.

Toda esa disposición, alertó el jefe de Estado, hay que concretarla en proyectos que de verdad avancen y sean aportadores. “Tenemos que ser muy estrictos, muy rigurosos, muy profesionales, sobre todo cuando estamos trabajando con amigos que nos están apoyando, que se están quitando un poco de ellos. Tenemos que trabajar con sentido de compromiso, de ética, que ayude al amigo a tener seguridad en lo que estamos haciendo”, indicó.

Deja una respuesta