El fallecimiento de Hebe de Bonafini

Compartir

Varios miles de condolencias, mensajes, cartas y expresiones de pesar se produjeron al conocerse el fallecimiento de la líder de las Madres de Plaza de Mayo, Hene de Bonafini, dedicada gran parte de su vida a la búsqueda hijaas-hijos de detenidos desaparecidos en Argentina. Las muestras de dolor se produjeron en varias ciudades de Argentina y en varias ciudades del mundo, y ya se anunciaron marchas y actos culturales. La carta de homenaje del Partido Comunista de Chile.

Buenos Aires. 21/11/2022.  “Con mucho dolor informamos que hoy (domingo 20 de noviembre de 2022) a las 9.20 falleció Hebe de Bonafini. Agradecemos enormemente las demostraciones de amor, acompañamiento y preocupación que en estos días de internación en el Hospital Italiano de la ciudad de La Plata, como en toda su trayectoria militante, ha recibido mi madre” se leyó en un comunicado.

Ella fue una destacada y activa integrante del colectivo Madres de Plaza de Mayo, formado durante la dictadura de Argentina (1976-1983), para la búsqueda de detenidas y detenidos desaparecidos y la denuncia de las atrocidades de los militares y policías argentinos.

“Dios te llamó el día de la soberanía nacional. No debe ser casualidad. Simplemente gracias y hasta siempre” puso en Twitter la ex presidenta de Argentina, Cristina Fernández. Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, dijo que Hebe fue “una gran luchadora que nunca bajó los brazos” y que “peleó como tantos miles de madres contra esa dictadura sangrienta que tuvimos”. Dos hijos y la nuera de la activista por los derechos humanos desaparecieron durante el régimen militar. Hebe murió a los 93 años.

Las Madres de Plaza de Mayo se hicieron mundialmente conocidas con sus característicos pañuelos blancos cubriéndoles el pelo y desfilando en el centro de Buenos Aires, cerca de la presidencial Casa Rosada, en plena dictadura y luego en el período democrático. El 30 de abril de 1977, dieciséis mujeres marcharon, tomadas del brazo, alrededor de la Pirámide de Mayo en protesta frente a la incertidumbre del paradero de sus hijos desaparecidos.

Sus caminatas semanales se convirtieron en un símbolo de la lucha por los derechos humanos y contra la dictadura militar.

 

Una vida por la dignidad y la justicia

Hebe María Pastor de Bonafini había sido una simple ama de casa hasta que en 1977, con casi 50 años, comenzó su activismo político junto con el pequeño grupo de mujeres que luego formarían una de las organizaciones de derechos humanos más reconocidas de Argentina.

Madre de dos hijos desaparecidos, defensora y activista de los derechos humanos, nació en 1928 un barrio obrero de la localidad de Ensenada, la provincia de Buenos Aires, y hubiera cumplido 94 años el 4 de diciembre próximo. Una mujer de orígenes humildes, luchadora social infatigable, ocupa un lugar central en la historia reciente de Argentina.

El 29 de diciembre de 1942, a los 14 años, se casó con Humberto Alfredo Bonafini, con quien tuvo tres hijos: Jorge Omar, Raúl Alfredo y María Alejandra. El 8 de febrero de 1977, durante la última dictadura cívico militar, su hijo Jorge Omar fue secuestrado y desaparecido en La Plata. El 6 de diciembre de ese mismo año ocurrió lo mismo con Raúl Alfredo, en Berazategui. Un año después, el 25 de mayo de 1978, la dictadura militar también secuestró y desapareció a su nuera, María Elena Bugnone Cepeda, esposa de Jorge.

 

El Partido Comunista de Chile rinde homenaje, e inclina sus banderas ante la partida física de Hebe de Bonafini

Compañera y hermana del Pueblo de Chile, y de todos los Pueblos que resistieron, se levantaron y lucharon en contra de las dictaduras cívico-militares en nuestro continente.

Ha sido, y seguirá siendo un emblema en la búsqueda de los treinta mil desaparecidos en Argentina. Y esa causa noble, justa y necesaria, la hermanó con la búsqueda de las y los desaparecidas y desaparecidos del continente y del mundo, por quienes luchó hasta el final de su vida.

Muchas veces, Hebe acompañó marchas y protestas en Chile, y estuvo en la primera línea de la denuncia y la exigencia de verdad y justicia, junto a nuestras Gladys Marín; Sola Sierra; y las agrupaciones de familiares de víctimas de la represión.

Su ejemplo de mujer solidaria con las causas emancipadoras de nuestros Pueblos, seguirá vivo. Su legado es seguir luchando por esos propósitos y por verdad y justicia.

Nuestra profunda solidaridad con sus seres queridos; con su Pueblo, al cual tanto amó; con el gobierno de Argentina, que ha decretado un duelo nacional por Hebe.

Compañera y hermana Hebe de Bonafini, con tu ejemplo: Mil veces venceremos.

Partido Comunista de Chile.

Santiago de Chile, noviembre del 2022.

Deja una respuesta

Cambiar Tamaño del Texto-+=