“Nuestro rol como ISL es que ningún trabajador y trabajadora esté desprotegido”

Compartir

En entrevista la nueva directora nacional, Aida Chacón, indicó que el principal objetivo del servicio es entregar un tratamiento de excelencia a quienes sufran algún accidente laboral. Hay reeducación, acompañamiento y reparaciones económicas según cada caso. Dio ejemplos de cómo el Instituto de Seguridad Laboral ha entregado nuevas oportunidades a personas que tuvieron que dejar sus oficios por enfermedades ligadas al trabajo.

Daniela Pizarro A. Periodista. “El Siglo”. 18/11/2022. Un poco más de un mes lleva como directora nacional del Instituto de Seguridad Laboral (ISL). Aída Chacón Barraza es ingeniera civil industrial de la Universidad de Chile y en el último período se desempeñó (junio  2021 hasta septiembre de 2022) como concejala del Partido Comunista (PC) en la comuna de La Granja.

Aída Chacón cuenta con alrededor de 20 años de experiencia en cargos directivos, principalmente en el área de las telecomunicaciones. Entre 2014 y 2018 se desempeñó como jefa del Departamento de Atención de Usuarios y Participación Ciudadana en el ISL, donde hoy llega a la Dirección Nacional mediante un concurso del Sistema de Alta Dirección Pública.

En entrevista con ElSiglo.cl abordó este nuevo desafío de promover y fomentar el derecho de seguridad y salud laboral establecido en la Ley N°16.744. Donde entregan a sus trabajadores y trabajadoras, así como a empresas adheridas, servicios de asesoría técnica en materia de prevención de riesgos laborales, prestaciones médicas y económicas (subsidios de incapacidad laboral e indemnizaciones), para la recuperación de los trabajadores/as afectados/as por accidentes o enfermedades laborales.

El ISL durante el año 2021 tenía una cartera promedio de 1.456.817 trabajadores y trabajadoras adheridos, donde se encuentran principalmente en un 80% a empresas unipersonales y de menos de 9 trabajadores/as, trabajadoras de casa particular y trabajadores/as independientes.

¿En qué está hoy el ISL?

Somos un organismo que administramos una ley y por tanto nuestro principal objetivo siempre será la difusión de esta ley, porque pese a que es muy antigua, no está tan masificada en la gente y es muy importante porque es un seguro social que no tiene costo en el trabajador sino que en el empleador, excepto para los independientes. Y tiene como función protegerlos frente a cualquier accidente que tenga que ver con el trabajo o alguna enfermedad que se gatille por el trabajo. Por eso nos manejamos en el área preventiva, donde hacemos hincapié en las capacitaciones y programas de prevención con nuestros inscritos, pero también con el público en general como servicio público. También tenemos una área médica que entrega las prestaciones de salud, las cuales se entregan hasta el minuto en que la persona es dada de alta o cuando queda mejorada al cien por ciento, es decir, si necesita kinesiología, acompañamiento psicológico, prótesis de titanio, etc, todo es cubierto por este seguro, en síntesis, es una atención de óptima calidad, a pesar de que no tenemos hospitales como la Mutual o la ACHS, pero tenemos convenios con más de doscientos prestadores privados y públicos. Incluso se hace readecuación domiciliaria si la persona queda con alguna secuela como discapacidad y además tenemos la readecuación laboral y esto significa que si pierdes la capacidad de trabajar en tu oficio o profesión se entrega la posibilidad de estudiar otra cosa.

¿Cómo funciona esta readecuación laboral? ¿Entregan nuevos estudios gratis?

Por ejemplo, tenemos el caso de una violinista que estaba con una tendinitis grave y no pudo seguir ejerciendo su profesión y hoy es abogada. El ISL financia todo ese estudio, o sea, lo que ella hubiese querido estudiar, siempre y cuando no tenga que utilizar las partes del cuerpo que tiene enfermas. Solo tiene que haber racionalidad en la profesión que se elija, para eso también tenemos un acompañamiento psicológico para que logre llevar esta nueva vida. Es un proceso muy bonito porque logras entregar la solución a la gente.

¿Hay conocimiento respecto a la seguridad laboral o aún estamos al debe?

Dentro de la gente hay de todo. Cuando hacemos nuestras ferias informativas las personas tienden a relacionar la seguridad laboral con las mutuales privadas, porque tienen un mayor trabajo de marca, pero a nosotros nos interesa que la gente conozca el seguro. Nosotros estamos enfocados en los trabajadores/as más vulnerables y en los que no pueden cotizar en el sector privado por el alto riesgo de sus trabajos, como por ejemplo los/as jinetes, porque a ellos/as no los aceptan, porque los seguros privados tienen selección. Ahí somos nosotros los llamados a hacerlo, porque no puede ningún trabajador/a estar desprotegido. Por eso en nuestra página web (isl.gob.cl) tenemos toda la información, incluso las capacitaciones, también los pasos para afiliarse y cómo denunciar un accidente, más allá de que coticen o no en el ISL.

¿Cuánto cambió la mirada de la seguridad laboral con la pandemia y la instalación del trabajo remoto?

Cambió harto y ahí tenemos un desafío en la prevención, porque no podemos ir a las casas a revisar si cuentan con las medidas de seguridad, porque no todas las personas tienen los espacios para tener mesas y sillas adecuadas, por eso también es importante el volver a los espacios de trabajo, pese a que la gente puede preferir estar en la casa por comodidad, pero al final siempre será mejor estar en un lugar donde se resguarden las unidades de trabajo y en eso es importante también que se genere esta ley que regule el trabajo remoto, porque no hay horarios y tiene que estar el derecho de desconexión. En ese marco nuestra área de prevención está trabajando para que la gente pueda aprender a cuidarse desde donde esté trabajando. Sin embargo, hay empresas o servicios que se hacen cargo y les llevan las sillas o las condiciones para que el trabajador esté seguro, pero no es la generalidad.

¿Cuánto es el universo de trabajadores independientes?

Tenemos más de 500 mil trabajadores/as independientes, muchos de ellos/as no saben que están adscritos y se enteran cuando hacen la operación renta en abril y se les hace un descuento del 0,95%. Nosotros atendemos a quienes no están afiliados a ninguna mutual, reitero que aunque no estén inscritos formalmente los atendemos igual, porque no podemos dejar trabajadores en la indefensión. Pero es importante también que se inscriban para llevar un mejor orden y eso lo pueden hacer en la Web del ISL, en las oficinas o en cualquier sede del IPS que están en todo Chile y puedes hacer el pago por previred y el descuento será según tu remuneración. Este universo en un gran porcentaje realizan trabajo remoto o en diferentes lugares y para ellos/as también hay capacitaciones online para prevenir y para que conozcan la normativa.

¿Cómo se activa este seguro en caso de accidente?

En caso de accidente puedes llamar por teléfono (6005869090) dando aviso o ir directamente a un prestador que tenga convenio con nosotros y que son la mayoría, incluyendo los hospitales de las mutualidades privadas y ahí indicas que tuviste un accidente del trabajo y que pertenecen al ISL y esa atención es absolutamente gratis. Dependiendo de la gravedad el instituto se hace cargo y te orienta de donde se debe seguir atendiendo. Ahora tenemos un área de gestión social que está pesquisando en todo el país todos los casos de pérdida de ganancia para ayudarlos, por ejemplo, un jinete que se lesiona insistirá con volver a los caballos, porque no sabe hacer otra cosa, pero nosotros lo podemos reeducar para seguir con el área de los animales y que se convierta en veterinario, o sea, es nuestro deber la reinserción laboral, por eso es tan importante que la gente lo conozca.

¿Qué pasa en el caso de que el trabajador fallezca? ¿Hay ayuda para la familia?

Existen las reparaciones económicas que van desde que el trabajador está recuperándose y otras que son definitivas cuando ya no puede trabajar. Cuando el trabajador muere se entrega esta ayuda a la viuda/o o conviviente y a los hijos/as hasta los 24 años y 28 años si están estudiando. Este seguro considera desde un inicio a todos los hijos y parejas, independiente del vínculo matrimonial, o sea, no es necesario que esté casado para que su viudo/a quede protegido.

¿Cómo es la relación con los sindicatos de trabajadoras de casa particular? ¿Hay accidentes comunes?  

Los accidentes más comunes son los de trayecto. Creo que también hay accidentes menos graves, como caseros, pero no los denuncian y eso también queremos que sepan que están cubiertos. Hacemos varias capacitaciones para eso también y las hacemos los fines de semana porque sabemos que no pueden antes. Tenemos una muy buena relación con ellas, quienes siguen siendo en su mayoría mujeres, a pesar que hay hombres que son choferes, jardineros, personal de mantenimiento, etc. Tratamos de mantener un vínculo estrecho porque son de los trabajadores/as vulnerables y en eso llamamos a los empleadores a pagar las cotizaciones y también a ocupar este derecho. Porque hay casos en que hay accidentes de trayecto y los empleadores se hacen cargo de los gastos y de toda la enfermedad de la trabajadora y eso no siempre es bueno. Por ejemplo, tenemos el caso de una trabajadora que la atropellaron y estuvo muy grave en la clínica y su empleadora se hizo cargo de los gastos y le pagó por diez meses su sueldo, pero como la señora no pudo seguir trabajando tuvo que irse al sur donde su hermana para que la cuide. Cuando la hermana va al IPS a pedir algún apoyo se entera que el ISL la podía ayudar, pero eso pasó después de un año y medio, si ese caso se denuncia podríamos haber costeado todo, podríamos haber hecho la terapia y todo lo que ella necesitaba incluso una cuidadora, entonces es importante denunciar el accidente.

Hay que despejar que denunciar es finalmente notificar o dar aviso de este accidente.  

Claro, no necesitas patente en caso de atropello, no comprometes a tus empleadores, porque es un accidente, o sea, se llama denuncia de accidente laboral, pero es notificarnos que te pasó esto y necesitas nuestra ayuda, pero es fundamental y reiteramos el llamado a los empleadores que entendemos la buena fe, pero siempre es mejor que nos hagamos cargo nosotros.

¿Cómo han enfrentado la ola migrante en el mundo laboral?

Ha sido complejo porque no conocen la ley y hay mucha informalidad porque no tienen papeles, entonces no tienen protección, pero para nosotros también es importante que ellos/as conozcan esta ley, incluso en nuestras oficinas, una por región, tenemos una aplicación para traducir el Créole y el lenguaje de señas, para que así se pueda atender a todos sin barreras de idiomas. Esperamos tener una por sucursal, porque es insuficiente. Hay capacitaciones también para nuestros funcionarios/as para que haya empatía e inclusión con los diferentes trabajadores.

¿Cómo enfrentas este desafío a la cabeza del ISL?

Llevo un poco más de un mes, pero es terreno conocido para mi, porque en el segundo gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet estuve en el instituto en el Departamento de Atención de Usuarios y Participación Ciudadana, en esas funciones pude recorrer todo Chile y participamos activamente de la definición de la política de seguridad del trabajo, que fue impulsada por la Presidenta Bachelet, entonces, ya tenía una cercanía y un conocimiento respecto al ISL y a pesar de que ha pasado el tiempo, conozco a los funcionarios/as con los cuales tengo harta cercanía. Es un desafío complejo sin duda porque el ISL como todas las instituciones en estos últimos cuatro años ha crecido y en definitiva no es la misma institución, pero en general mi instalación ha sido bastante grata.

¿Costó dejar la concejalía en La Granja?  

Si. La verdad es que la concejalía tiene un rol bastante pasivo, porque el alcalde tiene todas las atribuciones, entonces, tenía la inquietud de aportar en este gobierno desde un rol más activo. La decisión no fue fácil, pero decidí postular al Concurso Público y no me arrepiento, porque ha sido muy grato.

 

 

Deja una respuesta