Proceso constituyente: “Estancado por una derecha dura que quiere ganarlas todas”

Compartir

Guillermo Teillier, presidente del PC, expresó que en el camino hacia otro proyecto de nueva Constitución, “se ha avanzado lentamente, porque la derecha pone muchas cortapisas”, aunque precisó que “están acordados los bordes y el ente arbitral. Ahora falta determinar el órgano constituyente y las normas electorales”. Indicó que el viaje del Presidente Gabriel Boric a La Araucanía “fue muy importante, simbólico” y que ahora “queda en construcción una política de Estado” en la región.

Hugo Guzmán. Periodista. “El Siglo”. Santiago. 15/11/2022. ¿Contento con los aplausos masivos y el cariño hacia el Presidente Gabriel Boric y las ministras Camila Vallejo, Ana Lya Uriarte y Jeannette Jara en el recital de Joan Manuel Serrat?

No es de extrañar en un concierto de Joan Manuel Serrat. Desde luego, qué bueno que se reafirme el compromiso con el Gobierno…

¿Usted fue? ¿Con tanta vorágine política y reuniones, tiene tiempo para leer, escuchar música, salir a comer? El Presidente y las ministras se dieron un gustito.

No fui, no por falta de ganas. Las secuelas de la Covid-19 me están jugando una mala pasada. De vez en cuando se puede. Envidio ese “gustito”. Es un derecho.

¿Hay menos tristeza, menos desasosiego, después del plebiscito? ¿Todo más enrielado?

El derrotismo o la desesperanza no son buenos compañeros en un proceso de cambios complejo. La derrota fue dura, pero si usted cree en sus principios y estima que sus objetivos son correctos y actúa en consecuencia, la esperanza revive. Estamos en ese momento, retomando iniciativa política.

¿Quedó más tranquilo, más satisfecho después del encuentro en Cerro Castillo y los acuerdos que se tomaron? ¿Se sienten más cómodos con Socialismo Democrático?

Creo fue un muy buen encuentro. Hay un compromiso de los partidos por la unidad de propósitos. Es lo que se debe consolidar, apoyando al Presidente Gabriel Boric y las reformas del Gobierno y la agenda inmediata ante las demandas de la sociedad, que se irá plasmando en medidas concretas, ante las alzas, ante la delincuencia y también en temas de salud. Creo que no se trata de acomodo o comodidad, sino de compromisos que deben ser asumidos y  cumplidos. Es lo que espero.

¿Qué le parecieron las propuestas y planes que presentó el Presidente para La Araucanía durante su visita? Porque igual llegan críticas, se dice que no se podrá avanzar

El viaje en sí mismo ya fue muy importante, simbólico. Queda en construcción una política de Estado, mediante la ley, que prevalezca sobre cualquier Gobierno, de respuestas a las demandas del pueblo mapuche y al conjunto de habitantes de la región. Una política de restitución de tierras a un plazo determinado, diálogo con los que estén dispuestos y de desarrollo regional en busca de la paz. La derecha, desde luego quiere sólo  mano dura, más represión, Ley Antiterrorista. La solución no pasa por allí, lo que no quiere decir que no se tomen medidas de seguridad.

El Presidente Boric partió a La Araucanía, anunció planes y objetivos. Se presentó la reforma previsional, se da más plata y hay más planes en seguridad pública. El mandatario subió 8 puntos en una encuesta. ¿Empezó el segundo tiempo del Gobierno del que habló usted?

Se parece a un segundo tiempo de un partido difícil, con un mejor estado de ánimo y la táctica y estrategias más claras. Hay temas que tienen mucho arraigo como la reforma de pensiones. Es un buen proyecto que la gente empieza a entender y a apoyar.

Usted ha estado en todas las reuniones de negociaciones sobre el otro momento de la nueva Constitución. Salieron voces de que el proceso constituyente ya pasó, que ahora está muy acotado por los acuerdos políticos, que la gente no le interesa o no sabe bien en qué se está ahora, ¿cuál es su respuesta esas inquietudes?

Se ha avanzado lentamente, porque la derecha pone muchas cortapisas. Pero están acordados los bordes y el ente arbitral. Ahora falta determinar el órgano constituyente y las normas electorales. Si es paritario, si hay cupos para pueblos indígenas, si la elección es por listas nacionales o regionales. Si se le cree a las encuestas, la mayoría de la gente estima necesaria una nueva Constitución.

En concreto, ¿cómo definiría el momento en que está el proceso de negociación política para el nuevo texto constitucional?

Estancado por una derecha dura que quiere ganarlas todas.

El presidente de la UDI planteó que llegó el momento de que el Gobierno pague los costos con la izquierda extrema, con el PC; como otros dirigentes de la derecha, habló de que el Gobierno se aleje de los extremos, en clara alusión al PC; es una voz que está en la oposición, en el llamado centro político”, en otros espacios, de ubicar al PC en un extremo y sacarlo del escenario. ¿Qué puede provocar todo eso, a dónde puede llegar, cómo esperan encarar eso?

Está claro lo que ello supone: debilitar al Gobierno, tratando de sacar o neutralizar al Partido Comunista,  el partido más grande de la alianza de Gobierno. No escatiman esfuerzos en sus provocaciones y campaña anticomunista, algunos al estilo fascista, pinochetista, otros más soterrados. De paso, le abren espacio a la derecha extrema, ya votaron por (José Antonio) Kast. No creo que el neofascismo sea bueno para el país. Es una amenaza permanente. La UDI y RN expresan mucha preocupación ante la posibilidad que el Partido Republicano alcance más espacios de poder, pero al mismo tiempo le pavimentan el camino. El tono de amenazas y negacionismo de los crímenes de la dictadura y las violaciones a los derechos humanos durante el Gobierno de Piñera, por parte de parlamentarios de extrema derecha es la cara de lo más probable que puede ofrecer la derecha hoy.

A Karol Cariola la vetaron por ser militante del PC, eso quedó claro. Pero se empezó a decir que fue una derrota del PC, que fue algo que impulsaron sectores del oficialismo, que el PC no pudo sostener su opción para la presidencia de la Cámara Baja,  que el Gobierno tuvo que optar por un camino intermedio, ¿qué le producen esas afirmaciones?

Fue un veto al PC en toda la línea. No por los partidos de Gobierno. Sino por la derecha y una parte de la bancada DC encabezada por el diputado Calixto. El PC y su candidata Karol Cariola al renunciar, por ahora, al legítimo derecho a presidir la Cámara Baja, posibilitó la recomposición de fuerzas para evitar que asumiera la derecha. Con todo, los anticomunistas fueron derrotados en sus propósitos de asumir la conducción de la Cámara para entorpecer la discusión de las reformas impulsadas por Gobierno.

La reforma previsional es clave para este Gobierno, para los planes de transformación en el país. ¿Cómo promoverla y defenderla? Hay una campaña de las AFP hasta con mentiras, con distorsiones. Algunos comunicadores dicen que no hay que entrar tanto en lo técnico, sino en lo emocional, lo concreto, resaltar que habrá mejores pensiones y más seguridad social.

Está claro, y es lo más importante, que de aprobarse la reforma, todas las pensiones subirían de inmediato, y muy especialmente las de las mujeres. El lobbismo de las AFP en el  Parlamento y su millonaria campaña en contra de la reforma, está dirigida a hacerla fracasar. Es de esperar que las y los trabajadores, los pensionados, la sociedad en general la apoyen, porque significa progreso para Chile y su gente y no beneficios multimillonarios para unos pocos, dueños de las AFP,  en desmedro de la gran mayoría.

 

Deja una respuesta

Cambiar Tamaño del Texto-+=