Reforma previsional: los énfasis de Jara y Marcel

Compartir

Un objetivo clave es lograr “un sistema mixto para mejorar las pensiones de los actuales y los futuros jubilados”. Se propone la creación de un Seguro Social financiado con un incremento del 6% de la cotización en base al aporte de los empleadores. Contribuirá a aumentar el empleo formal en un 2% en el largo plazo. Planteamiento de que la derecha y los consorcios financieros privados y trasnacionales (AFP) no impongan “líneas rojas” que acoten o afecten la reforma.

Equipo “El Siglo”. Valparaíso. 11/2022. Lo concreto de la reforma previsional impulsada por el Gobierno, es que con ella subirán sustancialmente las pensiones para los actuales y para los futuros jubilados. Y que se asegurará que nadie, después de su vida laboral, quede desprotegido.

Entre otros pasos a seguir, está la creación de un Seguro Social financiado con un incremento del 6% de la cotización en base al aporte de los empleadores. Y la certeza de que cada pensionada y pensionado tendrá acceso a su dinero, sin temores de expropiación o pérdida, pudiendo elegir el manejo de sus fondos en un mecanismo privado o uno público.

En ese sentido, desde el Gobierno se llamó a la derecha y a los consorcios financieros privados y trasnacionales, dueños de las AFP, a no imponer “línea rojas” que acoten o afecten a la reforma, sino que caminar hacia un sistema más justo y equitativo.

Jeannette Jara, ministra del Trabajo y Previsión Social:

“Todos sabemos que debemos mejorar y continuar repitiendo la receta de los últimos 40 años es seguir destinando al hambre a los pensionados, así que no podemos resolverlo de esa manera. El sistema de AFP ya fracasó a efectos de pagar buenas pensiones… Tenemos que cambiar, y para eso necesitamos traer a Chile a los sistemas mixtos”.

“La propuesta recoge parte de las experiencias anteriores. No parte de cero, sino que recoge tanto lo que han hecho las comisiones asesoras presidenciales anteriores, como la Comisión Bravo”.

“En el nuevo sistema previsional las personas podrán elegir entre entidades públicas y privadas de inversión de sus fondos, sin quedar obligadas a optar solo por las AFP”.

“Uno de los objetivos es que los afiliados no se encuentren tan expuestos a los riesgos financieros como hoy día lo han estado durante los últimos 40 años”.

“Le vamos a proponer al Congreso una propuesta de reforma con señales moderadas, mixtas y muy robusta técnicamente, y que produce un efecto concreto: mejorar las pensiones inmediatamente esté aprobada. Es una mejora material importante, que se produce tanto por vías del pilar no contributivo, por la Pensión Garantizada Universal; pero también por el pilar contributivo y con un foco especial en las mujeres”.

“Venimos a exponer a la Comisión Trabajo y Previsión Social (Cámara de Diputadas y Diputados) la reforma de pensiones que propone un sistema mixto al país para mejorar las pensiones de los actuales y los futuros jubilados. Esperamos que, con el inicio del trámite legislativo, podamos resolver prontamente todas las dudas y hacer la presentación integral del proyecto y poder avanzar en un aumento sustantivo de las pensiones”.

“Combatir pobreza, para lo cual existe en nuestro país un pilar no contributivo del año 2008 que se vio fortalecido a través del Pilar Solidario cuando se creó con la comisión que presidió el ministro de Hacienda (…) y que se expresó en una pensión de carácter no contributivo que benefició a un sector muy importante de la población, pero especialmente con un foco en las mujeres. Y que se vio fortalecido con la PGU que este mismo parlamento a iniciativa del Gobierno anterior legisló”.

“Sin duda las personas mayores en muchos de los casos, y ése es el objetivo por cierto que tienen los sistemas de pensiones, dejan de desempeñarse en un trabajo remunerado y por tanto de un salario mensual y ahí opera precisamente esta lógica de la seguridad social”.

“Reconocer el esfuerzo que han hecho las actuales generaciones de jubilados y, por eso, el proyecto de ley busca incrementar la PGU a $250 mil (…) para lo cual se requieren los esfuerzos de la reforma tributaria y, en segundo lugar, poner un pilar de la seguridad social financiado por los empleadores que tiene como objetivo subir las actuales pensiones de forma importante”.

Mario Marcel, ministro de Hacienda:

“El sistema político está consciente de que el país no puede esperar más por una reforma de pensiones. Creo que sería una tremenda irresponsabilidad no colaborar para que ahora tengamos una reforma exitosa”.

Ningún actor político ni el Gobierno, ni la oposición, ni los parlamentarios pueden darse el lujo de tener nuevamente una discusión fallida y todos tenemos que aportar de la manera más constructiva posible”.

“Esperamos tener una discusión serena, no ideologizada, pragmática y que tenga en primer lugar a la vista los intereses y las necesidades de las personas”.

“Iniciamos la presentación y la discusión de la reforma previsional, lo que nos da una idea mucho más completa y mucho más balanceada de lo que la reforma significa. Lo fundamental es entender la lógica de la reforma, entender que lo que se busca, en primer lugar, es mejorar las pensiones. En segundo lugar, generar un sistema mixto que combine aportes de trabajadores, empleadores y del Estado. Tomemos en cuenta los objetivos que estamos persiguiendo, veamos si los compartimos y después podríamos ir discutiendo cada uno de los detalles del proyecto correspondiente”.

“La capitalización individual se fortalece porque hay una serie de cambios que se incorporan que van a permitir que las personas en sus cuentas acumulen más fondos que los que acumularían en las condiciones actuales”.

“Esta función omnipresente de las AFP es lo que cambia. Lo cual no significa ni que desaparezca la capitalización individual, ni la propiedad de las cuentas, ni que haya una administración profesional de las inversiones. En esa propuesta están incluidas estas tres cosas y más bien la capitalización individual se fortalece porque hay una serie de cambios que se incorporan que van a permitir que las personas en sus cuentas de capitalización individual acumulen más fondos que los que acumularían en las condiciones actuales”.

“El seguro social, tiene como referencia el seguro de invalidez y sobrevivencia; la entidad pública que va hacer la inversiones tiene como referencia el seguro de cesantía; el administrador lo podemos asociar a los servicios que presta el seguro de cesantía, que a su vez se apoya en Previred. O sea aquí nada se está sacando de un sombrero, nada es un experimento”.

“Hoy día tenemos que tener claro que la mediana de la pensión autofinanciada por parte de las personas es de $64.000, aun cuando se le agregaran esos seis puntos porcentuales es evidente que eso no va a ser suficiente. Es por eso que tenemos que tener un sistema mixto que tenga aportes de empleadores, trabajadores y el Estado; que tenga administradores públicos y privados; que tenga un pilar de capitalización individual y un pilar de seguro social, para de esa manera poder cumplir con los objetivos que tiene un sistema de pensiones”.

“Este 6% irá a un Seguro Social…que es un mecanismo que le ayuda a las personas a cubrir ciertas contingencias que han tenido en la vida que no pueden controlar directamente”, agregando que una parte de los recursos se destinarán en beneficio de todos los afiliados, “que va a provenir de esta combinación del 70% del 6% proporcional a su renta y el 30% restante prorrateado en montos iguales para todos los cotizantes”.

“El Seguro Social va a cubrir la mejora inmediata de beneficios para los actuales pensionados. Ese beneficio se va a calcular como 0,1 UF por años cotizados, lo cual significa que va a premiar el esfuerzo de cotización que han hecho las personas a lo largo de su vida laboral. Por lo tanto, quien ha hecho un mayor esfuerzo va a tener una retribución proporcionalmente mayor”.

“No estamos destruyendo la capitalización individual, la estamos fortaleciendo, y la estamos complementando con el Seguro Social, no la estamos reemplazando con el Seguro Social”.

“Actualmente, la herencia es solo una opción para los que se jubilan por retiro programado y fallecen antes de que se acabe su fondo, y tenemos que tener en cuenta que hoy día el 50% de las mujeres agota sus fondos antes de fallecer. Y lo mismo para el 20% de los hombres, entonces la idea de que hoy día hay una herencia generalizada no es correcta…En la propuesta que estamos haciendo se amplían significativamente las posibilidades de herencia, porque se introduce la posibilidad de herencia como parte de la renta vitalicia, entonces va a existir una renta vitalicia con herencia a opción del trabajador o trabajadora, por lo tanto, todos los trabajadores que se jubilen van a poder tener esa opción si así lo desean. Si no quieren dejar una herencia, van tener una renta vitalicia algo mayor”.

Información desde el Gobierno:

La reforma propone un sistema mixto público/privado, que contempla la creación de un Seguro Social financiado con un incremento del 6% de la cotización en base al aporte de los empleadores. Estos recursos complementarios al aporte de cada trabajador permitirán mejorar significativamente las pensiones desde hoy, y garantizará un aumento de las pensiones futuras mediante un sistema de distribución que considera el ahorro individual y el esfuerzo de cuidados y otros riesgos. También, entre otras materias, propone la separación de funciones de gestión de inversiones y administración de las cuentas.

Junto con el proyecto ingresaron el Informe Financiero, el Informe de Sustentabilidad y el Informe de Impacto Regulatorio. Este último evidencia que, junto con una mejora en las pensiones, la iniciativa legal también genera beneficios adicionales en otras áreas como el empleo, el mercado de capitales local y en el PIB per cápita del país.

La reforma contribuirá a aumentar el empleo formal en un 2% en el largo plazo, y que la gradualidad de seis años en el aumento de la cotización del 6% con cargo al empleador y los cambios relacionados a los costos de administración de la capitalización individual amortiguarán potenciales efectos de corto plazo.

“Los beneficios entregados por el Seguro Social son condicionales a los aportes realizados por las personas cotizantes. Entonces, para aquellas personas de bajos ingresos, principalmente aquellas pertenecientes a los dos primeros quintiles, aumentan los incentivos a la formalidad, ya que los beneficios futuros que reciben en pensiones son mayores a los aportes realizados durante su vida activa. En consecuencia, existe un beneficio neto adicional de participar en la formalidad. Para el caso del primer quintil se estima un aumento en el empleo formal de 10,7% en el largo plazo”.

En relación con el mercado de capitales, se estima que la reforma aumentará paulatinamente el stock de activos de los fondos previsionales invertidos en el mercado doméstico desde el actual 27% del PIB a 33,3% del PIB en 2030 y cerca del 61% del PIB al 2050.

Adicionalmente, se destaca que la recuperación de la participación de inversión de activos domésticos del sistema de pensión como porcentaje del PIB de los años previos a los retiros de fondos previsionales se recuperaría en torno a los 10 años. Mientras que, en un escenario sin reforma, el tiempo de recuperación de los activos podría tomar cerca de 6 años adicionales.

Deja una respuesta