Las zancadillas al PC en la Cámara Baja

Compartir

La ultraderecha del Partido Republicano, legisladores de la DC y del Partido de la Gente, apuntan a torpedear el acuerdo político para que la legisladora Karol Cariola asuma en noviembre la presidencia de la Cámara de Diputadas y Diputados. Junto a los partidos de derecha, además, andan buscando desbarrancar a comunistas de las comisiones que presiden, aunque ya fracasaron en “la moción de censura” contra Lorena Pizarro en la Comisión de DDHH.

Equipo “El Siglo”. Valparaíso. 26/10/2022. Son claras las zancadillas que le están haciendo al Partido Comunista (PC) en la Cámara de Diputadas y Diputados, desde la ultraderecha (Partido Republicano), la derecha (Unión Demócrata Independiente, Renovación Nacional, Evopoli), la Democracia Cristiana (DC) y el Partido de la Gente (PDG), principalmente. Todo apunta a sacar de posiciones importantes a militantes comunistas y pasar por arriba de acuerdos y su representación parlamentaria.

En ese camino, este miércoles los sectores que van con todo contra el PC, sufrieron un fracaso al intentar desbarrancar a la parlamentaria de esa colectividad, Lorena Pizarro, de la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Baja. No alcanzaron los votos para concretar esa operación, que tuvo como origen la falsedad de que Pizarro habría evitado que fuera invitado a esa instancia el ex jefe del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Sergio Micco.

Pero sigue la operación liderada por el PDG, junto al ultraderechista Partido Republicano y parlamentarios de la DC, entre otros, para que la congresista Karol Cariola, del Partido Comunista, no asuma la presidencia de la Cámara de Diputadas y Diputados. Eso significa que varias y varios parlamentarios no estarían respetando en acuerdo de inicios del período legislativo de que renunciado el actual presidente de la instancia legislativa, Raúl Soto (Partido por la Democracia), asumiría Karol Cariola.

En lo que integrantes de la bancada parlamentaria comunista apuntan como subterfugios, desde los grupos legislativos que atacan al PC y sus representantes, se argumenta que como Karol Cariola fue coordinadora de la campaña del Apruebo y ganó el Rechazo, “quedó desmejorada” para presidir la Cámara, y que Pizarro no quiso invitar a Micco y por eso había que destituirla.

La diputada Pizarro, antes de que se votara  la censura en su contra, declaró que “lo que estamos enfrentando es una arremetida de la extrema derecha que busca, bajo cualquier subterfugio, avanzar en consolidar su posición en esta Cámara”. Planteó que “el subterfugio de que no se quería invitar al señor Micco, quedó más que demostrado que no era real”.

En declaraciones a ElSiglo.cl, el jefe de la bancada parlamentaria del PC, Boris Barrera, manifestó que “hay quienes no quieren, sobre todo la derecha, que sea una militante del Partido Comunista la que presida la Cámara. Es una actitud sectaria, de exclusión”. Añadió que “algunos dan el argumento que después del plebiscito (del 4 de septiembre pasado) el escenario cambió y no puede dar garantías una persona que fue la cara visible del Apruebo, cuando siempre se dijo que ese proceso corría a parte de lo que pasara en el Gobierno o el Parlamento”.

Barrera puntualizó: “Eso es una excusa, lo principal es que tratan de vetar al Partido Comunista” e insistió en que “se debe cumplir un acuerdo administrativo, está fuera de lugar salir con argumentos para no cumplir ese acuerdo”.

Detrás de las maniobras para sacar de espacios a legisladoras y legisladores del Partido Comunista, han estado el diputado UDI, Cristian Labbé, reivindicador de la dictadura e hizo de un jefe de la escolta del dictador Augusto Pinochet, procesado por violaciones a los derechos humanos; Labbé acusó a Pizarro de “negacionista”, cuando ella lleva largos años intentando recuperar los restos de su padre detenido-desaparecido; también el diputado Juan Antonio Coloma, de la UDI; los representantes legislativos del ultraderechista Partido Republicano, Cristóbal Urruticoechea y Johannes Kaiser, que tienen coordinación con el líder de esa colectividad, José Antonio Kast; Eric Aedo, el jefe de la bancada parlamentaria de la DC, que quiso imponer que el PC rechazara los cuestionamientos a Micco hecho por organizaciones de derechos humanos; Pamela Jiles, quien lleva tiempo inclusive personalizando ataques contra Karol Cariola; Gaspar Rivas y Gloria Naveillán (ex militante del Partido Republicano),  parlamentarios del Partido de la Gente que en estas semanas se están acercando al conglomerado de derecha Chile Vamos, con el impulso del jefe del grupo, Franco Parisi; y los jefes e integrantes de las bancadas de la UDI, RN y Evopoli.

Refiriéndose al clima que se está produciendo en la Cámara Baja y específicamente el ataque político a Lorena Pizarro, la diputada de Revolución Democrática, Ericka Ñanco, declaró que “claramente es un chantaje político el que se está realizando, haciendo una operación política en esta Cámara y en esta Comisión, liderada por la derecha”.

Hoy se hizo efectiva la renuncia del actual presidente de la instancia legislativa, Raúl Soto, como estaba determinado, y el 7 de noviembre se tiene que elegir a la nueva o el nuevo presidente que, según lo acordado entre fuerzas políticas, salvo las de derecha y extrema derecha, debe ser Karol Cariola. Pero ahora el PDG está faltando a ese acuerdo y desde la DC colocaron condicionamientos.

En algunos medios se comenzó a decir que hay un Plan B, que se están barajando otros nombres del oficialismo, que podría ser un militante comunista pero no Cariola, que se podría producir un extraño convenio entre la derecha y algunos parlamentarios de otros sectores políticos. Especulaciones en medio de un escenario que pareciera remecer el funcionamiento de la Cámara Baja, sobre todo ante la decisión de algunos grupos parlamentarios de no cumplir acuerdos políticos.

 

Deja una respuesta

Cambiar Tamaño del Texto-+=