¿Qué resolvió el Congreso del Partido Comunista de China?

Compartir

Reforzamiento del concepto de “socialismo con peculiaridades chinas” y la chinización del marxismo y a su adaptación a nuestros tiempos”. Se reiteró “llevar adelante la prolongada gran causa de la nación china y dedicado a la noble causa de la paz y desarrollo de la humanidad”. Como militantes comunistas chinos se estableció “preservar el estilo de modestia y prudencia, y de vida austera y lucha esforzada”. Se subrayó que “la seguridad nacional es el cimiento para la revitalización de la nación, y la estabilidad social, premisa para el fortalecimiento y prosperidad del país”. Se resaltó la directriz de “un país con dos sistemas”, y el “mejor ordenamiento institucional para mantener en Hong Kong y Macao una prosperidad”, así como “luchar resueltamente contra la ‘independencia de Taiwan’ en pro de la reunificación de la patria”. Se llamó a “todo el Partido, todo el Ejército y el pueblo de todas las etnias del país a unirse estrechamente en torno al Comité Central del Partido, con el camarada Xi Jinping como núcleo”.

“Xinhua”. Beijing. 23/10/2022. El siguiente es el texto íntegro de la resolución del XX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh) sobre el informe presentado por el XIX Comité Central, aprobada hoy sábado en la sesión de clausura del XX Congreso Nacional del PCCh:

El XX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh) ratifica el informe presentado por el camarada Xi Jinping en nombre del XIX Comité Central. Enarbolando la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas, adhiriéndose al marxismo-leninismo, al pensamiento de Mao Zedong, a la teoría de Deng Xiaoping, al importante pensamiento de la triple representatividad y a la concepción científica del desarrollo, e implementando integralmente el pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era, el Congreso ha analizado la situación tanto nacional como internacional; ha planteado el tema principal del XX Congreso Nacional del Partido; ha hecho un repaso y síntesis de los trabajos del último lustro y las grandes transformaciones de los diez años de la nueva era; ha expuesto importantes cuestiones relacionadas, entre otras cosas, con la apertura de nuevos horizontes a la chinización del marxismo y a su adaptación a nuestros tiempos, y con las peculiaridades chinas y la exigencia esencial de la modernización china; ha planeado estratégicamente la construcción integral de un país socialista moderno y el impulso en todos los aspectos de la gran revitalización de la nación china; ha elaborado el esquema general para la promoción con visión de conjunto de la disposición general de un todo compuesto por cinco elementos –la construcción económica, la política, la cultural, la social y la de la civilización ecológica– y para la propulsión coordinada de la disposición estratégica de las «cuatro integralidades» [integralidad de la construcción de un país socialista moderno, de la profundización de la reforma, de la gobernación del país según la ley y del disciplinamiento riguroso del Partido], y, con respecto al desarrollo de la causa del Partido y el país en la nueva era y en la nueva expedición, y al cumplimiento del objetivo de lucha fijado para el segundo centenario, ha indicado con claridad el rumbo de avance y ha establecido la guía de acción. El informe del XIX Comité Central, aprobado por este Congreso, es una cristalización de la sabiduría del Partido y el pueblo, una declaración política y programa de acción de nuestro Partido para unir y conducir al pueblo de todas las etnias del país en la conquista de nuevas victorias del socialismo con peculiaridades chinas y un documento programático marxista.

El Congreso sostiene que el tema principal elucidado en el informe es el alma del XX Congreso Nacional del Partido y programa general del desarrollo de la causa del Partido y el país. Todo el Partido debe enarbolar la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas; entender a fondo el significado decisivo de las «dos determinaciones», defendiendo firmemente la posición del camarada Xi Jinping como núcleo del Comité Central y de todo el Partido, e implementando integralmente el pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era; realzar el gran espíritu fundacional del Partido; obrar con autoconfianza y autosuperación, y con preservación de principios fundamentales e innovación, y trabajar con ánimos elevados y avanzar con valentía y firmeza, en lucha unida por la construcción integral de un país socialista moderno y por el impulso en todos los aspectos de la gran revitalización de la nación china.

El Congreso señala que, firmemente resuelto a llevar adelante la prolongada gran causa de la nación china y dedicado a la noble causa de la paz y desarrollo de la humanidad, nuestro Partido tiene una responsabilidad de importancia suprema y una misión incomparablemente gloriosa. Todos los camaradas militantes hemos de conservar siempre las aspiraciones originales y tener bien presente la misión, preservar el estilo de modestia y prudencia, y de vida austera y lucha esforzada, y mostrarnos audaces y diestros en la lucha, así como afianzar nuestra convicción en la historia y aumentar la iniciativa histórica, a fin de escribir capítulos aún más brillantes del socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era.

El Congreso valora altamente las labores realizadas por el XIX Comité Central. Los cinco años transcurridos desde el XIX Congreso Nacional del Partido han sido un lustro sumamente fuera de lo común y extraordinario. En ellos, enarbolando la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas, aplicando en todos los aspectos el espíritu del XIX Congreso Nacional del Partido y de las sesiones plenarias de su XIX Comité Central, con atenimiento al marxismo-leninismo, al pensamiento de Mao Zedong, a la teoría de Deng Xiaoping, al importante pensamiento de la triple representatividad y a la concepción científica del desarrollo, implementando integralmente el pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era y uniendo y conduciendo a todo el Partido, a todo el Ejército y al pueblo de todas las etnias del país, el Comité Central, nucleado en torno al camarada Xi Jinping, ha trabajado por dominar integralmente la gran lucha, la gran obra, la gran causa y el gran sueño, por impulsar con visión de conjunto la disposición general de un todo compuesto por cinco elementos, por promover de manera coordinada la disposición estratégica de las «cuatro integralidades», por coordinar la prevención y control de la COVID-19 y el desarrollo económico y social, por dar coordinación al desarrollo y la seguridad, por adherirse a la tónica general del trabajo consistente en la pugna hacia un progreso basado en la estabilidad, por promover con todas las fuerzas el proceso de culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, por implementar de manera completa, acertada y general la nueva concepción del desarrollo, por impulsar con empeño el desarrollo de alta calidad, por estructurar con iniciativa la nueva configuración del desarrollo, por propulsar a paso ágil y seguro la reforma, por impulsar con solidez la democracia popular de proceso entero, por promover integralmente la gobernación del país según la ley, por desarrollar con dinamismo la cultura socialista avanzada, por garantizar y mejorar destacadamente las condiciones de vida del pueblo, por librar con fuerzas concentradas la batalla de asalto de plazas fuertes en la liberación de la pobreza, por impulsar enérgicamente el fomento de la civilización ecológica, por defender con firmeza la seguridad nacional, por prevenir y neutralizar los grandes riesgos, por mantener la estabilidad de la situación general de la sociedad, por promover con gran energía la modernización de la defensa nacional y del Ejército, por lograr un importante viraje del caos al orden en la situación de Hong Kong, por librar categóricamente una importante lucha contra la secesión y las intromisiones, por desplegar de forma omnidireccional la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas y por impulsar integralmente la nueva y grandiosa obra de la construcción del Partido, de modo que ha conseguido en el plazo fijado la victoria en la batalla de asalto de plazas fuertes en la liberación de la pobreza, ha dado cima a la tarea histórica de la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y el consiguiente cumplimiento del objetivo de lucha establecido para el primer centenario, y ha emprendido la nueva expedición de la construcción integral de un país socialista moderno rumbo al objetivo de lucha fijado para el segundo. En estos cinco años, con juicio detenido de las situaciones y con preservación de principios fundamentales e innovación, y mostrándose audaz y diestro en la lucha, el Comité Central del Partido, nucleado en torno al camarada Xi Jinping, ha dado cohesión y guía a todo el Partido, todo el Ejército y el pueblo de todas las etnias del país para afrontar con eficacia la severa y compleja situación internacional y la sucesión de grandes riesgos y desafíos, para impulsar de forma incesante y con espíritu emprendedor y prometedor el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era hacia adelante, para resolver numerosos problemas difíciles que llevaban mucho tiempo sin solucionarse y para cumplir un cúmulo de grandes e importantes empresas que atañen a nuestro desarrollo a largo plazo, impulsando así la consecución de éxitos trascendentales de la causa del Partido y el país que concitan la atención del mundo.

El Congreso recalca que en los diez años transcurridos desde el XVIII Congreso Nacional del Partido hemos experimentado tres grandes acontecimientos que revisten un trascendental significado real y una profunda significación histórica para la causa del Partido y el pueblo: acogida del centenario de la fundación del PCCh, entrada del socialismo con peculiaridades chinas en la nueva era y materialización del objetivo de lucha fijado para el primer centenario al haber cumplido la tarea histórica de acometimiento de lo más duro en la liberación de la pobreza y consiguiente culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada. Se trata de una victoria histórica obtenida por el PCCh y el pueblo chino mediante su lucha unida, una victoria histórica que brillará por siempre en los anales de la historia del desarrollo de la nación china, una victoria histórica, también, que tiene una influencia de largo alcance en el mundo. A lo largo de estos últimos diez años, implementando integralmente la teoría, la línea y la estrategia fundamentales del Partido, hemos adoptado una serie de medidas estratégicas, hemos propulsado una serie de prácticas transformadoras, hemos conseguido una serie de avances rompedores y hemos alcanzado una serie de resultados emblemáticos, habiendo con ello superado la prueba de los riesgos y desafíos en una variedad de aspectos –política, economía, ideología, naturaleza, etc.–, de modo que la causa del Partido y el país ha logrado éxitos históricos y ha experimentado transformaciones históricas, impulsando la entrada de nuestro país en la nueva expedición para la construcción integral de un país socialista moderno. Las grandes transformaciones registradas en los diez años de la nueva era marcan un hito en la historia del Partido, de la Nueva China, de la reforma y la apertura, del desarrollo del socialismo y del desarrollo de la nación china. El PCCh es más firme y poderoso en el temple revolucionario, el pueblo chino irradia una reforzada conciencia histórica y un más fuerte espíritu de iniciativa histórica, la materialización de la gran revitalización de la nación china ha entrado en un proceso histórico irreversible y el socialismo científico emite una nueva vitalidad exuberante en la China del siglo XXI.

El Congreso subraya que las grandes transformaciones del decenio de la nueva era han sido logradas a través de una lucha unida llevada por todo el Partido y el pueblo de las diversas etnias del país bajo la firme dirección del Comité Central del Partido, nucleado en torno al camarada Xi Jinping, y bajo la guía del pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era. El hecho de que el Partido haya determinado como posición nuclear del Comité Central y de todo el Partido al camarada Xi Jinping y como posición rectora el pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era refleja el deseo común de todo el Partido, todo el Ejército y el pueblo de todas las etnias del país, y reviste un significado decisivo para el desarrollo de la causa del Partido y el país en la nueva era y para el impulso del proceso histórico de la gran revitalización de la nación china. Con el fin de llevar adelante en la nueva era y en la nueva expedición la causa del socialismo con peculiaridades chinas, lo más apremiante e importante es entender a fondo el significado decisivo de las «dos determinaciones», acrecentar las «cuatro conciencias» [sobre la política, los intereses generales, el núcleo dirigente y el alineamiento], afianzarse en las «cuatro convicciones» [en el camino, la teoría, el sistema y la cultura], cumplir las «dos salvaguardias» [la firme salvaguardia de la posición del secretario general Xi Jinping como núcleo tanto del Comité Central del Partido como de toda su militancia y la firme salvaguardia de la autoridad y la dirección centralizada y unificada de este comité] y mantener conscientemente un alto grado de identificación ideológica, política y de acción con el Comité Central, nucleado en torno al camarada Xi Jinping.

El congreso destaca que el marxismo es el pensamiento guía fundamental en el que se sustentan nuestro Partido y nuestro país, y que los vigoriza. La práctica nos ha indicado que la razón de que sea competente el PCCh y bueno el socialismo con peculiaridades chinas es, en último análisis, que el marxismo es válido y lo es el marxismo chinizado y adaptado a nuestros tiempos. Desde el XVIII Congreso Nacional del Partido, atrevido con la exploración e innovación teórica, nuestro Partido ha profundizado desde una visión completamente nueva su comprensión de la ley del ejercicio del gobierno por parte de los partidos comunistas, la ley de la construcción socialista y la ley del desarrollo de la sociedad humana, y ha obtenido, por lo tanto, importantes logros en cuanto a innovación teórica, de los cuales es encarnación concentrada el pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era. El contenido principal de este pensamiento se resume en las «diez explicitaciones», las «catorce persistencias» y los «éxitos en trece aspectos», todos formulados en el XIX Congreso Nacional del Partido y en la VI Sesión Plenaria de su XIX Comité Central, los cuales debemos sostener durante largo tiempo y enriquecer y desarrollar sin cesar. Solo se podrá contestar acertadamente a las preguntas importantes planteadas por la época y por la práctica, así como preservar siempre el vigor exuberante y la vitalidad pujante del marxismo, cuando se integren los principios fundamentales de este con la realidad concreta de China y con la excelente cultura tradicional china, y se empleen insistentemente el materialismo dialéctico y el materialismo histórico. El continuo impulso de la innovación teórica basada en la práctica nos exige, antes que nada, comprender correctamente la concepción del mundo y la metodología propias del pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era y sostener y emplear debidamente las posiciones, puntos de vista y métodos plasmados en él, persistiendo en la supremacía del pueblo, en la autoconfianza y el autosostenimiento, en la preservación de los principios fundamentales y en la innovación, en tomar la resolución de los problemas como rumbo orientador, en una visión sistémica y en tener en cuenta al resto del mundo, con el fin de abrir nuevos horizontes a la chinización del marxismo y a su adaptación a nuestros tiempos.

El Congreso plantea que, desde ahora, la tarea central del PCCh es unir y conducir al pueblo de las diversas etnias del país en la materialización del objetivo de lucha fijado para el segundo centenario –la culminación de la construcción integral de un poderoso país socialista moderno–, promoviendo integralmente la gran revitalización de la nación china con la modernización china.

El congreso indica que, basándose en las prolongadas exploraciones y prácticas subsiguientes a la fundación de la Nueva China y especialmente al inicio de la reforma y la apertura, nuestro Partido ha obrado en impulso y ampliación exitosos de la modernización china valiéndose de los avances innovadores rompedores en cuanto a teoría y práctica logrados desde su XVIII Congreso Nacional. La modernización china, que es la modernización socialista dirigida por el PCCh, tiene no solo las características comunes a la modernización de los diversos países, sino, más aún, las peculiaridades chinas basadas en nuestras condiciones nacionales propias. Es una modernización en términos de enorme magnitud poblacional, de prosperidad común de todo el pueblo, de coordinación entre la civilización material y la espiritual, de coexistencia armoniosa del ser humano y la naturaleza, y de seguimiento del camino del desarrollo pacífico, y cuya exigencia esencial es: persistir en la dirección del PCCh, perseverar en el socialismo con peculiaridades chinas, lograr un desarrollo de alta calidad, desarrollar la democracia popular de proceso entero, enriquecer el mundo espiritual del pueblo, materializar la prosperidad común de todo él, promover la coexistencia armoniosa del ser humano y la naturaleza, impulsar la estructuración de una comunidad de destino de la humanidad y crear nuevas formas de la civilización humana.

El Congreso señala que el arreglo estratégico general de culminación de la construcción integral de un poderoso país socialista moderno se desglosa en dos fases: de 2020 a 2035, cumplimiento básico de la modernización socialista; de 2035 a mediados de siglo, transformación de nuestro país en un poderoso país socialista moderno, próspero, democrático, civilizado, armonioso y bello. El próximo lustro constituye un periodo crucial en el arranque de la construcción integral de un país socialista moderno, y para él tenemos los siguientes objetivos y tareas principales: nuevos avances rompedores del desarrollo económico de alta calidad, elevación ostensible de la capacidad de independencia y autosuperación científico-tecnológica e importantes progresos en la estructuración de la nueva configuración del desarrollo y en la construcción del sistema económico moderno; nuevos pasos de la reforma y la apertura, impulso a fondo de la modernización de los sistemas y capacidades de gobernación del país, perfeccionamiento adicional de la economía de mercado socialista y conformación básica del nuevo régimen de economía abierta de nivel más alto; mayor elevación del nivel de institucionalización, reglamentación y procedimentalización de la democracia popular de proceso entero y renovada compleción del sistema del imperio de la ley del socialismo con peculiaridades chinas; enriquecimiento añadido de la vida espiritual y cultural de la población y potenciación constante de la fuerza aglutinadora de la nación china y de la influencia de su cultura; sincronización básica tanto del aumento de los ingresos poblacionales con el crecimiento económico como del incremento de las remuneraciones laborales con el de la productividad laboral, notable elevación del nivel de equidad del acceso a los servicios públicos básicos y mayor perfeccionamiento del sistema de seguridad social de múltiples niveles; mejora evidente del hábitat urbano y rural, y resultados notorios en la construcción de una China bella; reconsolidación de la seguridad nacional, cumplimiento en el plazo previsto de los objetivos de lucha fijados para el centenario de la fundación del Ejército y promoción sólida de la construcción de una China de paz, y nuevo ascenso del estatus e influencia internacional de China y despliegue suyo de un mayor papel en la gobernanza global.

El Congreso recalca que la construcción integral de un país socialista moderno es una grandiosa y a la vez ardua causa con un futuro brillante ante sí y una dura tarea y un largo camino por delante. En el camino de avance debemos ceñirnos con firmeza a los siguientes principios significativos: mantenimiento y fortalecimiento del liderazgo general del Partido y perseverancia en el camino del socialismo con peculiaridades chinas, en la concepción del desarrollo centrada en el pueblo, en la profundización de la reforma y la apertura, y en el despliegue del espíritu de lucha. Todos los militantes del Partido debemos reforzar nuestra confianza, avanzar con espíritu pujante y obrar tomando la iniciativa de detectar los cambios, de darles respuesta y de propiciarlos, así como de prevenir y neutralizar los riesgos, para conquistar sin cesar nuevas victorias en la construcción integral de un país socialista moderno.

El Congreso se manifiesta de acuerdo con las disposiciones estratégicas sobre el desarrollo de cierto plazo futuro de la causa del Partido y el país elaboradas en el informe y subraya que, en aplicación completa, acertada y general de la nueva concepción del desarrollo, en estructuración acelerada de la nueva configuración del desarrollo y en promoción esforzada de un desarrollo de alta calidad, hay que perseverar en la economía de mercado socialista como rumbo de la reforma y en la apertura al exterior de alto nivel, y acelerar la estructuración de una nueva configuración del desarrollo protagonizada por la gran circulación nacional y caracterizada por la promoción mutua de esta y la internacional, configurando una economía de mercado socialista de alto nivel, construyendo un sistema industrial moderno, impulsando de forma integral la vigorización de las zonas rurales, promoviendo el desarrollo coordinado de las regiones y propulsando la apertura al exterior de alto nivel. En aplicación de la estrategia de vigorización del país mediante la ciencia y la educación y en potenciación del apoyo otorgado por el personal talentoso a la modernización, hay que atenerse al desarrollo prioritario de la educación, a la independencia y autosuperación científico-tecnológica y a la conducción y propulsión por personal de valía, realizando debidamente una educación a satisfacción del pueblo, perfeccionando el sistema de innovación científico-tecnológica, aplicando con celeridad la estrategia del desarrollo propulsado por la innovación, implementando a fondo la estrategia de fortalecimiento del país con recursos humanos excelentes y acelerando la construcción de un país fuerte en educación, en ciencia y tecnología, y en talentos. En desarrollo de la democracia popular de proceso entero y garantización de la condición del pueblo como dueño del país, hay que seguir invariablemente el camino del desarrollo político del socialismo con peculiaridades chinas, persistir en la unidad orgánica entre la dirección del Partido, la condición del pueblo como dueño del país y la gobernación de este ajustada a la ley, mantener la posición protagonista del pueblo y actuar plenamente en reflejo de su voluntad, en garantización de sus derechos e intereses, y en activación de su vigor creativo, fortaleciendo la garantización institucional de la condición del pueblo como dueño del país con mantenimiento y perfeccionamiento del sistema político fundamental, los sistemas políticos básicos y los sistemas políticos importantes de nuestro país, desarrollando la democracia consultiva en todos los sentidos, haciendo un activo desenvolvimiento de la democracia efectuada en los niveles de base y consolidando y desarrollando el más amplio frente único patriótico. En perseverancia en la gobernación integral del país según la ley e impulso de la construcción de una China regida por la ley, hay que hacer, ciñéndose a la garantía y promoción de la equidad y justicia social, un persistente impulso de legal actuación simultáneamente aplicado a la gobernación del país, al ejercicio del gobierno y a la gestión de los asuntos administrativos, y un mantenimiento firme en la vertebración, como un todo único, de un Estado, un Gobierno y una sociedad regidos por la ley, perfeccionando el sistema jurídico socialista con peculiaridades chinas centrado en la Constitución, impulsando sólidamente la gestión de los asuntos administrativos acorde con la ley, rigorizando el ejercicio imparcial de la justicia y acelerando la construcción de una sociedad regida por la ley. En propulsión de la autoconfianza y autosuperación en cuanto a la cultura y consecución de nuevos éxitos espléndidos de la cultura socialista, hay que activar el vigor innovador y creativo cultural de la nación entera con el fin de ofrecer fuerzas espirituales reforzadas para cumplir la gran revitalización de la nación china y de consolidar la base ideológica común para la lucha unida de todo el Partido y el pueblo de las diversas etnias del país, construyendo una ideología socialista dotada de una poderosa fuerza aglutinadora y conductora, aplicando ampliamente los valores socialistas esenciales, elevando el grado de la civilización de toda la sociedad, haciendo florecer y desarrollarse la causa cultural y la industria cultural, y fortaleciendo el poder difusor y la influencia de la civilización china. En incremento del bienestar del pueblo y elevación de su calidad de vida, hay que persistir en que se le garanticen y mejoren las condiciones de vida en concomitancia con el desarrollo y alentarle a luchar en común por una vida mejor en impulso sólido de la prosperidad común, mejorando el sistema de distribución, poniendo en práctica la estrategia de priorización del empleo, completando el sistema de seguridad social e impulsando la construcción de una China sana. En promoción del desarrollo verde y fomento de la coexistencia armoniosa entre el ser humano y la naturaleza, hay que interiorizar firmemente y practicar la noción de que las aguas cristalinas y las verdes montañas son cordilleras de oro y plata, planear el desarrollo poniéndose en la altura de la coexistencia armoniosa entre el ser humano y la naturaleza, persistir en la protección integral y tratamiento sistémico de montes, ríos, bosques, tierras de labranza, lagos, prados y tierras desertizadas, y abordar con visión de conjunto el reajuste de la estructura sectorial, el tratamiento de la contaminación, la protección ecológica y el afrontamiento del cambio climático, acelerando la transición ecológica del modelo de desarrollo, impulsando a fondo la prevención y tratamiento de la contaminación medioambiental, incrementando la diversidad, estabilidad y sostenibilidad de los ecosistemas y promoviendo de forma activa y prudente tanto la llegada al pico de las emisiones de CO2 como la carboneutralidad.

El Congreso subraya que la seguridad nacional es el cimiento para la revitalización de la nación, y la estabilidad social, premisa para el fortalecimiento y prosperidad del país. Hemos de implementar firme e invariablemente el concepto general de la seguridad nacional y plasmar la defensa de esta en los diversos aspectos y el proceso entero de los trabajos del Partido y el país, complementando el sistema tocante a ella, incrementando la capacidad de defenderla, elevando el nivel de gobernanza de la seguridad pública y mejorando el sistema de la gobernanza social, todo ello con el fin de garantizar la seguridad nacional y la estabilidad social.

El Congreso recalca que cumplir en el plazo definido los objetivos de lucha fijados para el centenario de la fundación de las Fuerzas Armadas y hacer con celeridad del Ejército Popular uno de primer orden mundial constituye una exigencia estratégica para la construcción integral de un país socialista moderno. Hemos de llevar a ejecución el pensamiento de Xi Jinping sobre el fortalecimiento del Ejército; aplicar la directriz estratégica militar de la nueva era; persistir en la dirección absoluta del Partido sobre el Ejército Popular; perseverar en la construcción política del Ejército, en su fortalecimiento mediante la reforma, la ciencia, la tecnología y los recursos humanos excelentes, y en su administración según la ley; atenernos a una actuación en términos simultáneamente de combate, de preparativos bélicos y de construcción; obrar con perseverancia en un desarrollo integrado de la mecanización, la informatización y la inteligentización; acelerar la modernización de las teorías militares, de las formas orgánicas del Ejército, del personal militar y del armamento y los equipos, y aumentar la capacidad estratégica para la defensa de la soberanía, seguridad e intereses de desarrollo del país, todo con miras a cumplir eficazmente las misiones y tareas que tiene el Ejército Popular en la nueva era.

El Congreso destaca que la directriz de «un país con dos sistemas», una gran iniciativa pionera del socialismo con peculiaridades chinas y el mejor ordenamiento institucional para mantener en Hong Kong y Macao una prosperidad y una estabilidad duraderas tras su retorno, se debe sostener con firmeza a largo plazo. Hemos de aplicar integral, acertada, firme e inalterablemente las directrices de «un país con dos sistemas», «administración de Hong Kong por los hongkoneses», «administración de Macao por los macaenses» y alto grado de autonomía, perseverar en la gobernación de Hong Kong y Macao ajustada a ley, salvaguardar su orden constitucional de regiones administrativas especiales establecido por la Constitución y por sus leyes fundamentales, y poner en práctica los principios de «administración de Hong Kong por los patriotas» y «administración de Macao por los patriotas». Con adhesión al principio de una sola China y el Consenso de 1992, hay que implementar insistentemente la estrategia general del Partido de resolución del tema de Taiwan propia de la nueva era, luchar resueltamente contra la «independencia de Taiwan» en pro de la reunificación de la patria y llevar con firmeza el poder rector y la iniciativa en las relaciones entre las dos orillas del estrecho de Taiwan, todo a fin de impulsar invariablemente la gran causa de la reunificación de la patria.

El Congreso se muestra de acuerdo con el análisis de la situación internacional hecho en el informe y con las disposiciones formuladas en él para el trabajo diplomático, y da realce a que, con su perenne adhesión al propósito de la política exterior de salvaguardar la paz mundial y fomentar el desarrollo en común, China se volcará en impulsar la estructuración de una comunidad de destino de la humanidad; a que, con su firme aplicación de una política exterior independiente y de paz, siempre decidirá su posición y política conforme a lo correcto o erróneo de cada caso; a que desarrollará la amistad y la cooperación con los demás países sobre la base de los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica; a que mantendrá con firmeza la política estatal básica de apertura al exterior y aplicará inalterablemente la estrategia de apertura basada en el beneficio mutuo y la ganancia compartida; a que participará activamente en la reforma y vertebración del sistema de la gobernanza global e impulsará el desarrollo de esta en una dirección más justa y razonable, y a que se conducirá en disposición de obrar junto con los diversos países del mundo en despliegue de los valores comunes a toda la humanidad –paz, desarrollo, equidad, justicia, democracia y libertad– y en afrontamiento de todo tipo de desafíos globales.

El Congreso subraya que la clave de la construcción integral de un país socialista moderno y del impulso integral de la gran revitalización de la nación china está en el Partido. En su condición de mayor partido gobernante marxista del mundo, si quiere contar siempre con el apoyo del pueblo y consolidar la posición gobernante durante largo tiempo, tiene que mantener en todo momento la lucidez y firmeza para resolver los difíciles problemas propios de un partido grande. En impulso perseverante del disciplinamiento integral y riguroso del Partido y en promoción a fondo de la nueva y grandiosa obra de su construcción de la nueva era, hay que guiar la revolución social con su revolución interna, cumplir la exigencia general de su construcción de la nueva era, completar el sistema de su disciplinamiento integral y riguroso, y promover integralmente que se depure, se perfeccione, se renueve y se supere, manteniendo y fortaleciendo la dirección centralizada y unificada de su Comité Central, obrando persistente e incansablemente en aglutinación de voluntades y forja espiritual con uso del pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era, perfeccionando el sistema reglamentado de ordenamientos de la revolución interna del Partido, vertebrando un contingente de cuadros altamente calificados capaces de asumir la importante misión de revitalización de la nación, fortaleciendo las funciones políticas y organizativas de los organismos partidarios, potenciando inalterablemente con tono riguroso el enderezamiento del estilo del Partido y la aplicación estricta de su disciplina, y conquistando con resolución la victoria en la batalla decisiva y guerra prolongada de la lucha contra la corrupción.

El Congreso llama a todo el Partido, todo el Ejército y el pueblo de todas las etnias del país a unirse estrechamente en torno al Comité Central del Partido, con el camarada Xi Jinping como núcleo, y conducirse con firme conciencia de que hablar por hablar perjudica al país y que el trabajo real lo vigoriza, con fuerte convicción y una sola voluntad, y con entrega completa a su cometido e intrépido avance, en lucha unida por la construcción integral de un país socialista moderno y el impulso integral de la gran revitalización de la nación china.

Deja una respuesta

Cambiar Tamaño del Texto-+=