Regresos y adioses

Compartir

Lamentablemente esta baraja de nombres no garantiza un mejoramiento ni siquiera un cambio de fondo en los contenidos de espacios, aunque se hable de programas enfocados a los adultos mayores, a la conversación, las nuevas tecnologías o lo que se quiera. La verdad es que rostros más o menos, nada cambia para la alicaída televisión chilena.

José Luis Córdova. Periodista. Santiago. 10/10/2022. Tal como en el fútbol profesional en todo el mundo, en la televisión chilena cada cambio de temporada trae consigo un curioso y frenético trabajo de grúas para el traslado de “rostros„ de un canal a otro.

La larga historia de esta industria incluye la reaparición, así como el ostracismo en que caen algunos personajes. Cada ciclo deja heridos e inesperados retornos así como la sorpresiva desaparición de algunas personalidades que parecían infaltables en la pantalla chica.

En estos días estamos observando curiosos movimientos a la espera de las nuevas parrillas programáticas, espacios tentativos de conversación o entretenimiento; algunas  “sandias caladas“ así como arriesgados proyectos televisivos. No olvidar que ello implica una danza de millones con remuneraciones que van desde los 8 hasta los 20 millones de pesos mensuales por  “rostro“, aparte de otros ingresos por menciones de propaganda.

Hay que decir que el modelo neoliberal en lo económico ha cooptado también a esta actividad audiovisual y por ello lo decisivo es el comportamiento de empresas productoras ajenas a los canales que prestan sus servicios, crean programas y ofrecen alternativas de todo tipo para obtener ganancias en publicidad, sin importar la calidad.

Esta actividad comercial es el que ha permitido la desaparición de personajes como Amaro Gómez-Pablos, Antonio Vodanovic, Cristian Sánchez, Carola de Moras, Fernando Solabarrieta, Paulina Nin, Eva Gómez y varios nombres en algún momento bastante populares de los que hoy poco se habla o se mantienen en roles marginales.

Así ha resultado sorprendente el resurgimiento de Margot Kahl en TVN, la salida desde ese mismo canal de Karen Doggenweiler y el inmediato fichaje de Ivette Vergara; el regreso de Eli de Caso a canal 13 asi como una profunda transformación del matinal  “Tu día“: salieron Mirna Schindler y Angeles Araya que fueran reemplazadas por Priscilla Vargas y José Luis Repenning. Mientras TVN perdió a su rosto de  “Buenos días“, Gonzalo Ramírez, quien partió al Mega. En La Red, el ex senador Alejandro Guillier reemplazó a Eduardo Fuentes, en  “Mentiras verdaderas“ mientras este colega hace un rol más moderado en TVN.

Lamentablemente esta baraja de nombres no garantiza un mejoramiento ni siquiera un cambio de fondo en los contenidos de espacios, aunque se hable de programas enfocados a los adultos mayores, a la conversación, las nuevas tecnologías o lo que se quiera. La verdad es que rostros más o menos, nada cambia para la alicaída televisión chilena.

 

 

Deja una respuesta