Otra más de TVN, victimizando a represor que dejó ciega a Fabiola Campillai

Compartir

Repudio a reportaje que, al final de cuentas, tuvo como protagonista a ex oficial de Carabineros, quien dijo vivir “un calvario” y que el día de los hechos pensaba que “nos iban a matar”, cuando la trabajadora agredida estaba esperando transporte. La nota mostró a un conmovido Patricio Maturana y su “vida institucional” en la policía uniformada. La senadora Campillai reaccionó: “El reportaje intentó humanizar a alguien que judicialmente fue investigado y condenado y que no mostró ningún resquemor en dispararme, ni menos remordimientos o culpa ante las graves secuelas que me generó”. Variadas expresiones de crítica a nota y línea editorial de TVN.

Gonzalo Magueda. Periodista. “El Siglo”. Santiago. 06/10/2022. Un rechazo y condena provocó el reportaje emitido por Televisión Nacional, el teórico “canal público” que, al final de cuentas, tuvo como protagonista al ex oficial de Carabineros, Patricia Maturana, que dejó ciega a la trabajadora y hoy senadora Fabiola Campillai, al dispararle a corta distancia proyectiles lacrimógenos a la cara.

El espacio dado por la televisora al ex capitán, cuando se está a la espera de la decisión judicial, le permitió victimizarse y abrir supuestas dudas respecto al hecho delictivo que cometió, como decir que le disparó a Campillai porque “hubo una amenaza de un grupo de personas que nos iban a matar, derechamente”, e insistió que se justificaba el uso de armanmento antidisturbios porque donde estaba la trabajadora esperando transporte público, “había dos piedras”.

Mostrándose inocente y conmovido frente a las cámaras de TVN, Maturana, que pertenecía a Fuerzas Especiales de Carabineros y que el día de los hechos estaba provisto de un uniforma de combate, con pistola y escopeta, dijo que todo lo que vive “es difícil, no solamente lo digo yo, lo vive mi familia. Lo único que esperamos es que termine pronto este calvario”. Una nota de 24Horas, de TVN, apuntó que la ansiedad lo desespera y cuenta las horas para escuchar la lectura de sentencia que podría dejarlo más de una década privado de libertad. En el reportaje se destaca “la vida institucional” del ex carabinero, en tono emotivo y reivindicativo.

Maturana pudo establecer un cuadro compasivo de su actuar represivo.Nosotros teníamos una carga laboral de aproximadamente 16 horas diarias, sicológicamente hubo un momento en que no di más”. Y refiriéndose a la víctima, el ex capitán se mostró asustado: “Encontraba que había mucho odio de parte de ella hacia mí…”

La nota periodística de Televisión Nacional logró mostrar a un represor, que está procesado y seguramente será condenado, victimizado pero no arrepentido, y que de acuerdo a las múltiples versiones judiciales y testimonios, ahora está mintiendo, intentando establecer que actuó poco menos que en medio de una batalla donde peligró su vida.

En el proceso judicial se estableció que el ahora ex oficial disparó el proyectil a una distancia de 50,6 metros y en un ángulo muy inferior al exigido por los reglamentos y protocolos internos de la institución y contrario al recomendado por el propio fabricante de la munición. Se sostuvo que “sin previo aviso, advertencia ni gradualidad alguna, el agente con su actuar expuso a la víctima a sufrir en dicho acto graves lesiones y consecuencias físicas, funcionales y psicológicas, destruyendo su proyecto de vida y afectando enormemente su entorno familiar, siendo ella tan solo una vecina de la población que transitaba por el lugar con el propósito de dirigirse a su trabajo donde cumpliría el turno de noche”.

La propia nota de TVN apuntó que “la fiscal Paola Zárate detalló que el exuniformado ‘abusando de su cargo y con el propósito de proferir dolor efectúa un disparo con la carabina lanza gases que portaba presentando diversas fracturas de huesos de cara y cráneo, que provocaron ceguera total y pérdida del sentido del olfato así como diversas secuelas físicas y estéticas notorias’”.

Hace tiempo se informó que Patricio Maturana fue imputado por el delito de “apremios ilegítimos con resultado de lesiones graves gravísimas” por su responsabilidad en las heridas que cegaron a Fabiola Campillai. Carabineros lo dio de baja por no ayudar a la víctima y omitir el procedimiento legal correspondiente. Entre otras cosas, el ex capitán omitió en la investigación que llevaba una cámara GoPro el día de la agresión a la trabajadora e intentó alterar la verdad de los sucesos.

Por cierto, aunque no hay declaraciones públicas, se sabe que periodistas y funcionarios de TVN, coincidiendo con Carabineros y personeros de derecha, están esgrimiendo que el reportaje está en el marco de la libertad de expresión y que cumplió los estándares de la labor periodística.

En Publimetro de estableció que en el reportaje se le dieron 20 minutos a Patricio Maturana, y dos minutos a Fabiola Campillai.

 

“Victimizar” a un ex oficial que actuó de manera criminal

Frente a la emisión del programa, la víctima, la senadora Fabiola Campillái, expresó que  “el reportaje que dio voz e intentó humanizar a alguien que judicialmente fue arduamente investigado y condenado y que no mostró ningún resquemor en dispararme, ni menos remordimientos o culpa ante las graves secuelas que me generó, me parece repudiable e inaceptable”.

Añadió que “además de  revictimizarme,  el mentir públicamente sobre una violación a mis derechos humanos antes de conocer la sentencia de los tribunales de justicia, es dar cabida a instalar la duda y la impunidad para todos estos casos. Algo que como sociedad debemos erradicar, porque no se puede relativizar una agresión estatal de tal magnitud”. Enfatizó en que “la realidad es que él va a estar una cantidad limitada de años en la cárcel y yo voy a tener que vivir toda mi vida con secuelas físicas, psicológicas sin gusto, sin olfato y sin mis ojos”.

Citada por el canal televisivo, Campillai manifestó que “una persona como él es de esperar que ni siquera pida disculpas y nisiquiera sienta pena por lo que hizo. La verdad es que no creo que ninguna palabra de él. Destruyó una familia, una vida que teníamos a futuro y además, les hizo mucho daño a mis hijos, a mi hermana, a mi madre y a mi esposo. Fue un daño irreparable que jamás se va a olvidar. Ni perdón, ni olvido”.

Respecto a la decisión editorial del canal televisivo, la senadora manifestó a medios de prensa: “Hago un llamado al CNTV (Consejo Nacional de Televisión)  y al directorio de TVN a replantear su línea editorial y a rectificar para no dar cabida a victimizar a los victimarios, tanto en mi caso como para todos los de violaciones a los derechos humanos”.

La abogada de Campillai, Alejandra Arriaza, señaló que la entrevista “atenta contra la ética que debe estar presente en el rol de informar a la sociedad por parte de un canal de televisión pública. En su entrevista, posiciona al victimario en víctima, afectando la dignidad y honra de la senadora Fabiola Campillai de su familia, del Ministerio Público, de la policía, del propio Poder Judicial. Además, causa un nuevo daño a la salud de mi representada”.

La senadora Claudia Pascual planteó a la prensa que “hubo una intención consciente de victimizar al victimario y, por lo tanto, contar así la historia a nuestro país, no corresponde”.

Controversia por línea editorial en TVN

“Desde la Comisión de Cultura acordamos el envío de una carta manifestando la inconveniencia del reportaje de TVN en atención a la revictimización se la senadora Campillai. La verdad es que nos parece poco ético y de mal gusto”, indicó el diputado Alejandro Bernal.

Pero el integrante de la misma comisión, militante del ultraderechista Partido Republicano, defendió el trabajo de TVN y su criterio editorial en el caso de este reportaje. “Soy respetuoso de los contenidos -indicó-  que generan los periodistas y los medios de comunicación y TVN no es la excepción a la regla”. Sostuvo que “en el momento que empezamos a intervenir en el contenido o cuestionar la línea editorial, es una línea delgada y peligrosa respecto a lo que pasa en sociedad dictatoriales”.

En una señal respecto a los criterios que pueden existir en casos como este, la presidenta del Consejo Nacional de Televisión, Faride Zerán, colocó en Twitter: “Mi solidaridad, empatía, e indignación querida senadora Fabiola Campillai”.

La analista Marta Lagos, colocó en redes sociales: “Qué manera de desmantelarse la Televisión Publica chilena, hoy con la entrevista de 24horas al carabinero que le disparó a @DignidadFabiola se termina de confirmar al muerte de la Televisión pública chilena. Absolutamente incomprensible e inaceptable”.

Mario Aguilera, periodista, y que laboró varios años en Televisión Nacional, expuso que “la defensa de los Derechos Humanos implica el respeto a las víctimas y el castigo a los culpables. Víctimizar a quién causó la ceguera de Fabiola Campillai es una actitud que nos debe avergonzar. Formar e informar es también una tarea de los medios de comunicación”.

Desde la agrupación “Parque por la Paz. Villa Grimaldi”, se indicó que “preocupa que TVN entreviste a policía imputado por graves lesiones inflingidas a Fabiola Campillai y que este se victimice e intente desacreditar la versión de la afectada, quien ha sido objeto de diversas agresiones y odiosas campañas de falsedades volcadas en redes sociales”.

“Horrible el reportaje de #24horasCentral lavando la imagen de Patricio Maturana, quien disparó a Fabiola Campillai. Casi victimizando al represor. Justicia por Fabiola y por todas las víctimas de la represión. No a la impunidad. Castigo a los responsables políticos y materiales”, colocó en RRSS el periodista y escritor Dauno Tótoro.

 

Deja una respuesta