El enorme desafío de “Lula”

Compartir

Pese a obtener el 48% de los votos en la elección presidencial, el ex mandatario debe buscar los votos para vencer el 30 de octubre próximo a un ultraderechista Bolsonaro que sorprendió al alcanzar el 43% en este primera vuelta. Además, de ganar, Luiz Inacio Da Silva se enfrentará a un Parlamento con fuerza de la ultraderecha y la derecha.

Equipo “El Siglo”. 03/10/2022. Buscar alianzas con candidatos presidenciales, sumar a lo menos dos millones de votos más, activar la campaña en estados estratégicos y reforzar su campaña territorial y comunicacional, son desafíos que tiene enfrente Luiz Inacio “Lula” Da Silva, para ganarle el 30 de octubre próximo, en segunda vuelta, al ultraderechista y actual Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Además, de vencer, “Lula” tendrá el desafío de enfrentar un Parlamento, las Cámaras Alta y Baja, con mayoría de los partidarios de Bolsonaro y otros sectores de la derecha.

Las encuestas siempre dieron ganador a Da Silva en la elección presidencial de Brasil, e inclusive en los últimos días de la semana pasada algunas, a la par de analistas, apuntaron a que podría obtener más del 50% y triunfar en la primera vuelta. Le faltaron dos puntos, que quizá pudo obtener si candidatos socialdemócratas y liberales hubieran aceptado la alianza con el Partido de los Trabajadores (PT), el partido de “Lula”.

También los sondeos y comentarios, apuntaron a que Bolsonaro tendría una deficitaria votación por su postura descuidada frente al Covid-19, casos de corrupción e irregularidades de sus ministros y sus hijos, sus posiciones machistas y fascistas, y una crisis económica y social galopante. Pero las tendencias establecidas se equivocaron porque el actual mandatario alcanzó un buen 43% que lo deja compitiendo para la segunda vuelta.

“Vamos a ganar… esto es sólo una prórroga”, afirmó “Lula”, confiado desde ya en los resultados del balotaje. Pero llamó a fortalecer la campaña en todo el país.

Algunos elementos en torno a la elección presidencial brasileña.

  • “Lula” le ganó por 9 millones de votos a Bolsonaro. Debe mantenerlos, obviamente, y de acuerdo a análisis electorales, debe sumar a lo menos dos millones más. Podría tener el apoyo de ahora dos ex candidatos presidenciales: Simone Tebet, de la alianza entre el MDB (Movimiento Democrático de Brasil) y el PSDB, y que obtuvo casi el 5% de los sufragios quedando en tercer lugar, y Ciro Gomes, del PDT, que obtuvo el 3%.
  • “Lula” avisó que recorrerá todo Brasil y parece prioritario estar en Sao Pablo, en el nordeste, Minas Gerais y Río de Janeiro. Llegar a los trabajadores, negros, evangélicos, jóvenes y mujeres es un reto.
  • Habrá, al parecer, dos debates televisivos donde ambos candidatos se jugarán el captar votación, frente a una primera vuelta donde hubo 30 millones de abstenciones.
  • Bolsonaro llega revitalizado al balotaje. Con un 43% de votos, y con su partido y sus partidarios obteniendo 15 de los 27 escaños en disputa en el Senado, ganando la gubernatura de Río de Janeiro, y con 99 escaños en la Cámara de Diputados, siendo mayorías. La derecha ganó en 11 de las 27 gobernaturas estatales en disputa.
  • Hay coincidencia en que “Lula” y Bolsonaro son competitivos, los dos pueden ganar, (aunque la votación de este domingo le da una ventaja al candidato del progresismo y la izquierda), lo que lleva a una situación de tensión que puede expresarse en campañas agresivas y de mutuas acusaciones, sobre todo desde la perspectiva del actual mandatario.

 

Deja una respuesta