¡Histórico! Ya hay texto de nueva Constitución

Por primera vez elaborado por una instancia ciudadana elegida democráticamente. El documento fue entregado al Presidente de la República y quedó refrendado el plebiscito del 4 de septiembre para aprobar una nueva Carta Magna. María Elisa Quinteros, presidenta de la Convención Constitucional: “No inventamos la realidad ni impusimos demandas, nos limitamos estrictamente al mandato histórico y ciudadano, con acuerdo amplios, con pleno respeto y consideración al marco jurídico internacional y con fundamento científico, ético y social en cada propuesta”. Gabriel Boric, Presidente de la República: “Hoy empezamos una nueva etapa. Se trata, ahora, de leer, estudiar y debatir la propuesta constitucional que hoy entregan al país”. Gaspar Domínguez, vicepresidente de la Convención: “Pase lo que pase el 4 de septiembre, Chile ya cambió”.

Equipo “El Siglo”. Santiago. 04/07/2022. Por primera vez en la historia de Chile, una instancia ciudadana elegida democráticamente, la Convención Constitucional, redactó una nueva Constitución que es propuesta al pueblo para que empiece a regir los destinos del país acorde con este siglo XXI.

El nuevo texto constitucional, de acuerdo al itinerario de un inédito proceso constituyente, fue entregado este día por las y los convencionales al Presidente Gabriel Boric, quien a su vez, lo puso a disposición de los presidentes del Senado, la Cámara de Diputadas y Diputados y de la Corte Suprema de Justicia.

La entrega de la nueva Constitución se efectuó en un solemne acto en el Salón de Honor del Congreso Nacional, sede Santiago, con la presencia de las y los integrantes de la Convención Constitucional (CC), de representantes de los Poderes del Estado e invitados de diversidad de sectores de la sociedad chilena.

Desde pasadas las 7 de la mañana se comenzó a preparar todo para el significativo acto y alrededor de las 9 horas comenzaron a llegar al lugar las y los convencionales y las y los invitados. Todo debía empezar a las 10:00 horas pero hubo retraso de 30 minutos, una mañana muy fría pero con sol, y cientos de personas de organizaciones políticas, sociales, indígenas, sindicales, gremiales, que se congregaron en puntos del centro de la ciudad para rodear el acontecimiento histórico y manifestar la alegría y el respaldo al nuevo documento constitucional.

La presidenta de la Mesa Directiva de la Convención, María Elisa Quinteros, acompañada del vicepresidente de la Convención, Gaspar Domínguez,  dio inicio a la sesión final del Pleno, la número 110, en donde se entregó oficialmente a la ciudadanía la propuesta compuesta de 388 artículos y 57 disposiciones transitorias.

El secretario de la Convención, John Smok, tuvo todo preparado para que se firmaran las copias de la nueva Carta Magna, con lo que se terminó de formalizar la concreción del texto elaborado tras un año de intensa labor, con análisis y discusiones, y que será sometido a la aprobación ciudadana en un plebiscito el próximo 4 de septiembre. Las copias del documento fueron firmadas por las y los miembros de la Mesa Directiva de la Convención; una fue entregada al Presidente Boric, y otras al Senado, la Cámara de Diputados, la Corte Suprema, el Tribunal Constitucional, la Contraloría, y dos para la Biblioteca del Congreso Nacional.

El jefe del Ejecutivo, Gabriel Boric, la ministra del Interior, Izkia Siches y el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Giorgio Jackson, firmaron el decreto que convoca a plebiscito, al recibir la nueva Carta Magna.

El inicio de la actividad solemne se dio con el Himno Nacional, interpretado por la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles, y el término de la sesión también entonando la Canción Nacional, con la interpretación del músico y pianista, Valentín Trujillo.

Al hacerse entrega de la nueva Constitución, la Convención finalizó sus labores para las que fue electa por el pueblo.

Gaspar Domínguez

“Esta propuesta no es una varita mágica que va a solucionar nuestros problemas pero sí es una mejor caja de herramientas para avanzar en estas soluciones…Esta propuesta es fruto de un trabajo colectivo”.

“En el proceso nos dimos cuenta que tenemos muchas diferencias, pero hay algo que nos une, que es el amor a nuestro país, a nuestro pueblo, a nuestro Chile”.

“La diversidad no divide, como se ha señalado, y reconocerla no es un privilegio, sino el paso necesario para construir unidad e igualdad. Este es el proceso más transformador que ha tenido Chile en su historia democrática”.

“Chile decidió encausar este proceso de esta forma democrática. Mostrándole al mundo que somos una República democrática”.

“Pase lo que pase el 4 de septiembre, Chile ya cambió. Sería inaceptable pensar instancias sin paridad, volvieron a nuestras mesas y casas las conversaciones políticas, lo que queremos como país y hacia donde avanzar”.

“En esta oportunidad, hemos elegido un camino institucional para salir adelante, para corregir desequilibrios, para encontrar otros balances y volver a traer a la conversación algunos elementos que habíamos olvidado”.

“Se nos encomendó escribir este texto, y hoy con mucha humildad y satisfacción lo ofrecemos cumpliendo todos los plazos establecidos. Sabemos que es perfectible, y esperamos sea el piso mínimo que contribuya a consolidar una sociedad con mayor equidad, fundada sobre fuertes bases éticas”.

María Elisa Quinteros

“Muchas generaciones trabajaron por este sueño”, con un trabajo de una Convención “elegida democráticamente, por primera vez paritario y con una representación y diversidad poco antes vista en nuestra historia…participaron millones de personas de manera individual u organizada, quienes manifestaron sus propuestas y apoyaron las iniciativas de normas populares, entre otros mecanismos”.

“Nos movilizó la convicción y la esperanza de un nuevo acuerdo, del que todas y todos podíamos ser parte, siempre en el marco del respeto de los valores republicanos que han sido referentes para el progreso de nuestra patria. Todo eso se refleja en esta propuesta, en primer lugar, porque supimos dar una respuesta pacífica a demandas ciudadanas, lo que demuestra nuestra capacidad de colaborar y crecer en conjunto”.

“Nos ha tocado escribir este texto en medio de convulsiones sociales, de una crisis socioambiental sin precedentes, durante una pandemia y mientras ocurren nuevas guerras en el mundo”.

“Hemos elegido un camino institucional para salir adelante, para corregir desequilibrios, para encontrar otros balances y volver a traer a la conversación algunos elementos que habíamos olvidado”.

“Llegamos a amplios acuerdos supramayoritarios redactando la primera Constitución paritaria del mundo”.

“Con mucha humildad y satisfacción, cumpliendo todos los plazos establecidos…recoge un anhelo de cambio que compartimos como país, mucho antes incluso de saber que existiría la posibilidad de redactar una nueva Constitución, evoca ese anhelo de justicia que intuíamos posible cada vez que nos enfrentábamos a atropellos e injusticias, y cada vez que la solidaridad aparecía espontáneamente entre nosotras y nosotros”.

“No inventamos la realidad ni impusimos demandas, nos limitamos estrictamente al mandato histórico y ciudadano, con acuerdo amplios, con pleno respeto y consideración al marco jurídico internacional y con fundamento científico, ético y social en cada propuesta. Desde ese piso sólido soñamos y construimos”.

“Sabemos que es perfectible, y esperamos sea el piso mínimo que contribuya a consolidar una sociedad con mayor equidad fundada sobre fuertes bases éticas”.

“Hoy se cierra este histórico ciclo de trabajo democrático. Y lo hacemos desde este Salón de Honor, testigo privilegiado de grandes hitos de nuestra historia republicana, para iniciar otro capítulo de la tradición democrática que nos enorgullece”.

Gabriel Boric

“Ustedes, Convencionales, han concluido la misión que les encomendó el pueblo de Chile en octubre del 2020, ponerse de acuerdo en una propuesta de Nueva Constitución que refleje los anhelos y esperanzas por una vida digna para todas y todos los habitantes de nuestro país. Y lo han sacado adelante, pese a todas las dificultades, aprobándola por más de dos tercios de los Convencionales.

Sé, y todo Chile está consciente, que no ha sido fácil. Y es que, queridos compatriotas, la democracia no es fácil y más allá de las legítimas diferencias que puedan existir sobre el contenido del texto sobre el cual se debatirá durante los siguientes meses, hay algo en lo que todos y todas tenemos que estar orgullosos, que en el momento de la crisis más profunda política, institucional, social que ha vivido nuestra Patria en décadas, los chilenos y chilenas optamos por más democracia y no por menos.

Hoy, queridos compatriotas, empezamos una nueva etapa. Se trata, ahora, de leer, estudiar y debatir la propuesta constitucional que hoy entregan al país y, como Presidente de la República, tengo el deber de garantizar que cada uno de los ciudadanos de nuestro país podrá tomar una decisión libre y plenamente informada el próximo 4 de septiembre.

Para el cumplimiento de este mandato vamos a necesitar la colaboración de todos y todas, de no descalificar a quien piensa distinto, de acoger a quien tenga dudas, de conversar y, como decían en sus discursos los integrantes de la mesa directiva, debatir no para ganar, sino para construir, para encontrarnos.

Solicito la buena fe y la colaboración de todas las autoridades del país, de los medios de comunicación, de los partidos, de las organizaciones sociales y de cada uno de los habitantes de nuestra Patria. Los invito a que debatamos intensamente sobre los alcances del texto propuesto, más no sobre falsedades, distorsiones o interpretaciones catastrofistas ajenas a la realidad.

Esta Constitución, este proyecto de Constitución y el Plebiscito que se desarrollará el 4 de septiembre no es ni debe ser un juicio al Gobierno, es el debate sobre el futuro y el destino de Chile para las próximas 4 o 5 décadas. Por lo tanto, como Presidente de la República, los invito a todos y todas a que debatamos con esa altura de miras, pensando que, como hemos dicho antes, estamos construyendo sobre hombros de gigantes, que la historia no parte de cero y que lo que aquí se hace es para el encuentro de todos los chilenos y chilenas».

 

 

Compartir

Deja una respuesta

julio 2022
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031