En Cumbre del ALBA se dijo que “se quieren imponer divisiones injustas”

Compartir

En La Habana se inició el encuentro que reúne a una decena de naciones de la región y se cuestionó duramente la exclusión que impone EU en la Cumbre de las Américas. El Presidente de Cuba indicó que ese evento “debe ser una cumbre para todas las naciones de las Américas, sin exclusión y no una Cumbre de Estados Unidos y sus invitados”. En tanto, el mandatario venezolano aseveró que “si hay algo democrático en el continente y las Américas es el ALBA”. El jefe de Estado de Bolivia sostuvo que “en el marco del ideal bolivariano, estudiaremos estrategias de desarrollo y analizaremos la situación política regional”, en la actividad desarrollada en Cuba.

“Cubadebate”. La Habana. 27/05/2022. La XXI Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), se inauguró este viernes en el Palacio de la Revolución de La Habana, Cuba, donde se compartirán estrategias de desarrollo comunes y se analizará la situación política regional.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, dio la bienvenida a los jefes de Estado y de Gobierno y otros representantes de los diez países miembros de ese mecanismo de integración regional.

La Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del ALBA-TCP se celebra días antes de la IX Cumbre de las Américas, que tendrá lugar del 6 al 10 de junio en Los Ángeles, California, Estados Unidos (EU).

Varios altos funcionarios de EU han insinuado que no invitarán a todos los gobiernos de las Américas, en especial han señalado que no esperan que tres Estados miembros del ALBA-TCP participen en la IX Cumbre de las Américas: Cuba, Nicaragua y Venezuela.

La intención de Washington de excluir de esa cita a naciones del hemisferio ha sido rechazada por los Estados miembros del ALBA-TCP.

Nicolás Maduro Moros indicó que el ALBA es el camino de la unión y la liberación de los pueblos: “Si hay algo democrático en el continente y las Américas es el ALBA”.

“En el marco del ideal bolivariano, estudiaremos estrategias de desarrollo y analizaremos la situación política regional”, aseveró el presidente de Bolivia, Luis Arce.

El embajador de San Cristóbal y Nieves ante el ALBA-TCP, Lionel Sydney Osborne, subrayó la solidaridad de su país con Cuba, Nicaragua y Venezuela, tras la postura de exclusión de estas naciones por parte de Estados Unidos a la IX Cumbre de las Américas: “Un país no puede determinar a cuál invita o no a un encuentro hemisférico”.

Al inaugurar la XXI Cumbre del ALBA-TCP, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, se refirió a las intenciones de EEUU de excluir a Cuba y otras naciones del hemisferio de la IX Cumbre de las Américas, con presiones a otros gobiernos del área.

Al respecto, reafirmó que no es hora de dividir sino de unir, de dialogar no de confrontar. La IX Cumbre de las Américas significará un retroceso en las relaciones hemisféricas si Estados Unidos no invita a todos los Estados soberanos del continente, dijo.

Agradeció la postura de los países latinoamericanos y caribeños que “han rechazado los intentos de Washington de desunirnos”.

Sostuvo que la Cumbre de las Américas “debe ser una cumbre para todas las naciones de las Américas, sin exclusión y no una Cumbre de Estados Unidos y sus invitados, según las simpatías políticas de Washington”.

“Es momento de construir una patria grande, la soñada por Bolívar y Martí”, dijo al enfatizar en la importacia de los mecanismos de integración legítimos de nuestros países, como la Celac y el ALBA-TCP.

“Estados Unidos no acaba de comprender que América Latina y el Caribe cambiaron para siempre”, enfatizó.

Maduro: “El ALBA tiene ya un patrimonio, tiene una doctrina clara de relación entre los pueblos”

Al intervenir en la XXI Cumbre, el primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, señaló que la base para el establecimiento del ALBA por los líderes Fidel Castro y Hugo Chávez, sigue siendo válida.

En declaraciones ofrecidas de manera virtual desde Dominica, Skerrit destacó que su país siempre mantiene su solidaridad con Cuba, Venezuela, Nicaragua y los países del mecanismo: “Los intentos de dividirnos no tendrán éxito”.

Subrayó que si no hubiera sido por el apoyo de Cuba y Venezuela en medio de la pandemia, muchas más personas en los países de la región hubieran fallecido por el Covid-19.

“Tenemos un compromiso decidido con los países del ALBA”, afirmó y añadió que es inaceptable que países del hemisferio no sean aceptados en la venidera Cumbre de las Américas: “Estados Unidos es el anfitrión, pero no puede decidir a quién invita y a quién no”.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se refirió a los caminos y retos del continente en esta etapa, con el espíritu de diálogo y debate entre iguales.

“El ALBA tiene ya un patrimonio, tiene una doctrina clara de la relación entre los pueblos, y puede demostrar resultados concretos de lo que ha sido nuestra agenda de trabajo desde que fuimos fundados el 14 de diciembre de 2004”, dijo.

En su intervención en la XXI Cumbre, Maduro se refirió a “la convocatoria errática” a la Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en los próximos días en Los Ángeles, Estados Unidos.

“Hemos visto la protesta general de los gobiernos, países y pueblos de América Latina a la exclusión de Venezuela, Nicaragua y Cuba”, comentó y destacó la voz de condena de 14 miembros del Caricom y del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a esta postura de Washington.

“La voz del continente resuena”, subrayó Maduro y añadió que ha valido la pena la lucha durante años por levantar las banderas de la dignidad de América Latina y el Caribe.

Asimismo, el presidente venezolano denunció los planes de persecución a la economía de su país. “A Venezuela no la excluye nadie”, destacó. “Serán los pueblos humildes quienes llevarán nuestras banderas a Los Ángeles, nada ni nadie podrá detenerlo”, enfatizó.

Nicolás Maduro condenó los intentos de Estados Unidos para dividir la región. Además, agradeció “la valiente posición” del presidente de Argentina, Alberto Fernández, ante la exclusión de varios países a la cita en Los Ángeles.

Ralph Everard Gonsalves, primer ministro de San Vicente y las Granadinas, afirmó que ya recibió la invitación de EU para la IX Cumbre de las Américas, “pero puedo asegurar que no participaré”.

Se refirió a la declaración que se ha negociado esta mañana entre los países miembros del ALBA-TCP, de rechazo a la política de exclusión de Washington respecto a esa cita prevista para junio.

En la declaración se reafirma el principio de la inclusión, que ningún país del hemisferio debe ser excluido y que el anfitrión no tiene derecho a aplicar criterios selectivos, argumentó.

Denunció asimismo que EU ha presionado a los gobiernos vecinos, respecto a la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua de la Cumbre.

Estados Unidos “insulta nuestra inteligencia y no sé cómo un país tan grande puede descender tanto; le reiteramos a Estados Unidos que somos amigos, pero deben reconocer que se han equivocado”, comentó. “No podemos permitir este tipo de presiones en el siglo XXI”, aseguró.

Gonsalves dijo que observan un retroceso en las relaciones de EU con Cuba desde Barack Obama hasta Joe Biden, y que este último ha retrotraído uno de los peores errores de Donald Trump, lo cual “no lo podemos aceptar”.

El primer ministro granadino reiteró que el bloqueo de EU contra Cuba es inaceptable y ha perdurado ya por 60 años.

Enfatizó en que esa medida unilateral de Washington, y ampliamente repudiada por la comunidad internacional, sigue empobreciendo al pueblo de Cuba y constituye uno de los principales motivos de los flujos migratorios irregulares hacia la nación norteamericana.

“Estados Unidos persiste en esa guerra incesante contra este pequeño país y su pueblo, y no tiene fortaleza moral para exigir modelos democracia”, dijo.

Afirmó también que las sanciones contra Venezuela dificultan la vida del pueblo venezolano, y que, incluso, también perjudica a los países del Caribe, como daños colaterales, pues les limita la compra de combustibles.

Presidente de Bolivia sobre EU: “No existe una voluntad de las autoridades de ese país de cambiar su política hostil”.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, envió el mensaje de su país a las naciones miembro del ALBA-TCP y transmitió las condolencias del pueblo boliviano a los familiares de las víctimas del accidente en el hotel Saratoga de La Habana.

Arce destacó que Bolivia cree en una solución pacífica a los conflictos y exhortó a la ONU para abrir un espacio de diálogo entre Rusia y Ucrania.

El mandatario llamó al respeto a la autodeterminación de los pueblos y la paz internacional.

Luis Arce rechazó la decisión arbitraria de Estados Unidos de excluir a Cuba, Nicaragua y Venezuela de la IX Cumbre de las Américas: “No existe una voluntad de las autoridades de ese país de cambiar su política hostil”.

“Rechazamos enérgicamente la exclusión de pueblos hermanos de la Cumbre de las Américas y reitero mi decisión de no asistir a la cumbre si se excluye a cualquier país de la región”, subrayó.

Asimismo, el jefe de Estado de Bolivia enfatizó en que es tiempo de que Estados Unidos ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto sobre Cuba.

Se refirió, además, a la proclama de la Celac en 2014 al declarar a América Latina y el Caribe como zona de paz.

Arce afirmó que “todas las guerras deben conmovernos de la misma manera” y subrayó en la necesidad imperiosa de la paz en el mundo. “Hoy más que nunca nuestra América, de la que escribió José Martí, debe consolidarse como un territorio de paz, donde la solidaridad y el diálogo fraterno continúen siendo parte esencial de las relaciones entre los países”, aseveró.

Luis Arce señaló que desde el ALBA se ratifica la unidad de todo el continente, y convocó a seguir esta ruta para consolidar la unidad latinoamericana y caribeña.

Antigua y Barbuda: “¡Somos de una América, y exclusión, no!”

“¡Somos de una América, y exclusión, no!”,  ratificó el ministro de Relaciones Exteriores de Antigua y Barbuda, Paul Chet Greene, al patentar la posición defendida por su país de que todas naciones estén incluidas en la Cumbre de las Américas.

“Nos comprometemos con el principio del ALBA-TCP de respeto a la integridad, la soberanía de los pueblos, y la no injerencia en los asuntos internos de los estados”, afirmó.

“Antigua y Barbuda condena la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua de la Cumbre de las Américas, lo cual es contrario al objetivo de la cita, y no puede haber consenso en el hemisferio sin la participación de todos los estados”, añadió.

El canciller condenó las medidas unilaterales contra esos tres países y rechazó “el bloqueo a Cuba, que constituye una flagrante violación de los derechos humanos de los cubanos”.

Se refirió también a los desafíos que impone a los estados insulares del Caribe el cambio climático y la importancia de mecanismos de integración como el ALBA-TCP, que fomenta la cooperación.

“Agradecemos el apoyo de Cuba durante la pandemia, específicamente la labor de la  los médicos de la Brigada Henry Reeve” y expresó que “es tiempo de fomentar la unidad y no la división”.

Nicholas Steele, ministro de Salud y Seguridad Social de Granada, se refirió al impacto de la pandemia en los pueblos caribeños y afirmó que “es inaceptable que fuerzas externas nos intenten dividir, en tiempos tan complejos”.

“Desafortunadamente, en lugar de unirnos para la reconstrucción, se quieren imponer divisiones injustas”, denunció.

Agradeció la labor del Contingente de Médicos Cubanos Henry Reeve que ayudaron a las naciones del Caribe a combatir la pandemia.

“Cuba y Venezuela fueron los primeros países en ayudar a Granada, por lo que tenemos el deber moral de apoyar el reclamo de estos países ante las intenciones de Estados Unidos”, comentó. Exigió también el fin del bloqueo contra Cuba.

San Cristóbal y Nieves rechaza exclusión de naciones a Cumbre en Los Ángeles

Al intervenir en la XXI Cumbre del ALBA-TCP, el embajador de San Cristóbal y Nieves, Lionel Sydney Osborne, destacó que la convocatoria a esta cita no podía ser más oportuna, en vísperas de la próxima Cumbre de las Américas.

El representante de esa nación reiteró el rechazo de su país al bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, al tiempo que destacó la importancia de la Cumbre del ALBA, previa al aniversario 50 de Caricom.

“Estamos eternamente agradecidos al pueblo y gobierno de Cuba por su apoyo a nuestro país, así como al presidente Nicolás Maduro”, subrayó.

El Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, intervino en la Cumbre de forma virtual, donde señaló que Estados Unidos no ha renunciado a la Doctrina Monroe sobre las naciones del continente.

“El bloqueo contra Cuba es infame, terrorista, un crimen de lesa humanidad por más de 60 años”, aseveró el mandatario nicaragüense en videoconferencia desde Managua.

“Estados Unidos pretende convertir al planeta entero en su patio, dijo Ortega, y añadió que “Washington no se da cuenta que ya no es posible dominar al mundo”.

El presidente de Nicaragua destacó que en el mundo ya no existe espacio para el hegemonismo.

Daniel Ortega concluyó que los países del continente continuarán fortaleciendo el ALBA.

Declaración de la XXI Cumbre del ALBA-TCP

El secretario ejecutivo del ALBA-TCP, Sacha Llorenti, leyó la declaración de los Jefes de Estado y de Gobierno y los Jefes de Delegaciones de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), reunidos en La Habana, Cuba, el 27 de mayo de 2022, en su XXI Cumbre.

  1. Ratifican su compromiso con el fortalecimiento del ALBA-TCP como instrumento de unión de nuestros pueblos, sustentado en los principios de solidaridad, justicia social, cooperación y complementariedad económica; con la genuina integración regional liderada por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y con los postulados de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.
  1. Respaldan los reclamos de los países de Nuestra América de materializar un cambio en las relaciones hemisféricas, con base en la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, incluyendo los principios de igualdad soberana, no injerencia en los asuntos internos, no uso ni amenaza del uso de la fuerza, solución pacífica de controversias y libre determinación de los pueblos.
  1. Reafirman su apoyo al multilateralismo como principal instrumento para enfrentar los multifacéticos y complejos desafíos globales a través de una acción colectiva.
  1. Denuncian las pretensiones de dominación imperialista sobre los pueblos de América Latina y el Caribe, para mantener dividida a la región en función de sus intereses hegemónicos.
  1. Rechazan la exclusión arbitraria, ideológica y políticamente motivada de varios de nuestros países de la denominada Cumbre de las Américas, que se efectuará en el mes de junio en Los Ángeles. Esa decisión unilateral constituye un grave retroceso histórico en las relaciones hemisféricas que ofende a los pueblos latinoamericanos y caribeños.
  1. Respaldan el derecho de todos los países del continente a ser invitados y participar en dicho evento en igualdad de condiciones, y enfatizan que el país anfitrión de la reunión de Los Ángeles no tiene derecho a imponer exclusiones o condicionamientos violatorios de su soberanía e independencia.
  1. Denuncian también el trato discriminatorio de Estados Unidos, como país anfitrión de la denominada Cumbre de Las Américas, contra numerosos representantes de la genuina sociedad civil de nuestro continente.
  1. Enfatizan que este tipo de reuniones excluyentes, no contribuyen a la solución de ninguno de los urgentes desafíos de la integración ni las amenazas regionales y globales.
  1. Apoyan y agradecen la valiente y digna posición asumida por gobiernos, actores sociales, organizaciones y pueblos hermanos de nuestro continente, que han rechazado de manera contundente y de diversas formas, las exclusiones de la reunión de Los Ángeles.
  1. Rechazan la imposición de medidas coercitivas unilaterales contra Venezuela y Nicaragua, y el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, violatorios de los propósitos y principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional.
  1. Reivindican la dignidad nacional de nuestros pueblos, sustentada en el respeto al ideario de los próceres y padres fundadores de América Latina y el Caribe.
  2. Respaldan los esfuerzos genuinos por fomentar el diálogo respetuoso, la tolerancia y convivencia pacífica y la cooperación entre todos los países de las Américas, sin excepción, para encontrar soluciones efectivas a los grandes problemas que afectan al hemisferio.

 

Deja una respuesta