Más de 40 diputadas y diputados se unen a bancada transversal por 40 horas

Compartir

Encabezados por Karol Cariola, una de las autoras del proyecto, los parlamentarios llamaron al Gobierno a apurar el tranco de un proyecto que duerme desde hace dos años en el Senado.

Valparaíso. 18/05/2022. Diputadas y diputados de diversos sectores políticos participaron la mañana de este miércoles en el relanzamiento de la Bancada Transversal por las 40 Horas, que respalda el proyecto de ley que busca reducir la jornada laboral de las y los trabajadores chilenos desde las 45 horas actuales a 40, a la semana.

El proyecto comenzó su tramitación en 2017 y aunque fue despachado desde la Cámara de Diputadas y Diputados en 2019, su tramitación en el Senado se encuentra entrampada en la comisión de Trabajo desde noviembre de ese año.

“Creemos firmemente que el proyecto de ley para rebajar la jornada laboral a 40 horas debe seguir su curso”, señaló la diputada Karol Cariola. “Hoy más que nunca, con el compromiso del Gobierno del Presidente Gabriel Boric, creemos que tenemos una oportunidad histórica de poder avanzar”.

La parlamentaria comunista destacó además el respaldo transversal que genera este proyecto, no solo en la Cámara, sino que entre las personas y las y los trabajadores, además de poner énfasis en el apoyo que esto significa a la productividad del país.

La diputada señaló que es necesario que el Senado vuelva a tramitar el proyecto, ya que “la ciudadanía lo está pidiendo”.

Tras el relanzamiento de la iniciativa, las diputadas y diputados se reunieron con la ministra y el subsecretario del Trabajo, Jeannette Jara y Giorgio Boccardo, respectivamente, para solicitar directamente al Gobierno que ayude en las gestiones del proyecto. En la ocasión, las diputadas y diputados expusieron la necesidad de avanzar en esta iniciativa y recalcaron que reducir la jornada laboral a 40 horas semanales ayudará a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

La ministra Jara, junto a comprometer su apoyo, habló sobre la necesidad de despejar los temores en torno a la materia, señalando que la anterior reducción de la jornada laboral -de 48 a 45 horas en 2005- no tuvo impacto negativo ni en la productividad ni en el empleo.

Deja una respuesta