Evalúa Gobierno cubano acciones tras el accidente en el hotel Saratoga


Redes

Medios internacionales cifraban en 25 los muertos; hay 64 heridos en hospitales, 19 reportados con peligro para la vida. Varios edificios con daños. La figa de gas y posterior explosión sería la causa del trágico incidente.

“Cubadebate”. “Granma”. La Habana. 07/05/2022. Este sábado continuaron las labores de rescate en el Hotel Saratoga de La Habana, después de la fuerte explosión, al parecer por fuga de gas, registrada este viernes, con reporte de muchos fallecidos y heridos, y afectaciones a estructuras.

A las 5:00 de la tarde de este viernes, la dirección del país realizó una reunión de evaluación sobre los daños preliminares provocados por el accidente en el hotel Saratoga, la atención a las personas afectadas y la estrategia de recuperación de los perjuicios en edificios familiares y públicos.

Encabezado por el primer secretario del Comité Central del Partido y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz, en el encuentro participaron Rogelio Polanco Fuentes, miembro del Secretariado del Comité Central, y ministros y autoridades políticas y gubernamentales de la capital y el municipio La Habana Vieja.

El presidente cubano transmitió su pésame a las familias de los fallecidos por el evento, y su acompañamiento y apoyo a los lesionados y a las familias que han sufrido afectaciones materiales y emocionales, para quienes recabó la mayor atención.

Informó sobre una conversación telefónica que acababa de sostener con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, quien le expresó su solidaridad y la de su pueblo con nuestro país.

Díaz-Canel resaltó la solidaridad mostrada por nuestro pueblo, tanto de apoyo como otros actos, como la donación de sangre, en especial de los jóvenes, que han sido convocados por la UJC y las organizaciones estudiantiles.

Daños preliminares

Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Comité Provincial del Partido, informó que hasta las 5:00 de la tarde del viernes se reportaban 18 fallecidos, entre ellos un niño y una embarazada. Este sábado, medios de prensa internacionales daban la cifra de 25 muertos.

Es altamente probable que todavía puedan aparecer más víctimas debajo de los escombros durante las labores de rescate y salvamente, que continuarán durante las próximas horas.

Permanecían ingresadas hasta entonces 64 personas -de ellas 14 menores de edad-; de los 50 adultos, 19 estaban reportadas con peligro para la vida. Trece pacientes habían tenido que ser operados. De los 14 menores de edad, dos se reportaban de críticos, dos graves y diez de cuidado.

El presidente de la República indicó crear todas las condiciones para que las familias de los fallecidos puedan realizar en las mejores condiciones posibles, en medio de su dolor, los funerales; y brindar la mayor atención a quienes están ingresados.

Sobre el patrimonio edificable, Torres Iríbar informó que en el entorno del Saratoga hay 18 edificaciones, entre ellas una escuela primaria, que sufrió fundamentalmente en la carpintería, principalmente en las ventas.

En quince edificaciones no se reportaban, de forma preliminar, daños de consideración, aunque se evaluarán por personal calificado. Los más afectados fueron del número 609, de 30 apartamentos, 15 de los cuales colapsaron (el edificio recibirá una profunda evaluación estructural) y el edificio número 512, donde viven diez familias, cuya estructura también será estudiada.

Los reportes preliminares también indican afectaciones en los aledaños teatro Martí, principalmente en el lobby; la Asociación Yoruba de Cuba, en las ventanas y el techo, en lo fundamental, y la Iglesia Bautista y el Capitolio Nacional.

Reinaldo García Zapata señaló, entre otras informaciones, que los 393 niños y niñas de la escuela primaria colindante con el Saratoga y sus maestras y maestros, darán continuidad normal al curso escolar el próximo lunes, pues han sido reubicados, según los grados, en varias instalaciones cercanas de la educación, hasta tanto se restablezcan las condiciones óptimas de su centro docente.

Las labores de rehabilitación y otras acciones constructivas en los edificios dañados serán acometidas con prontitud por empresas del Ministerio de la Construcción (Micons), de la subordinación provincial y de la Oficina del Historiador de la Ciudad, que trabajará en edificios públicos patrimoniales como el teatro Martí.

Tras concluir las labores de rescate y salvamento y las acciones de protección estructural, el hotel Saratoga será sometido a un intenso trabajo de escombreo y otras tareas.

El primer secretario del Comité Central del Partido, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, indicó que la primera prioridad es la rehabilitación de la escuela primaria, iniciar lo más pronto posible las clases allí, y dar solución temporal de vivienda a las 25 familias que preliminarmente se reportan como afectadas, cuyos dos edificios serán recuperados para que retornen a ellos.

Esto -enfatizó el presidente- hay que hacerlo bien y los más rápido posible. Aquí tenemos que seguir aplicando –añadió- el sistema de trabajo que establecimos para recuperar los daños provocados por el tornado en 2019.

El ministro de la Construcción, René Mesa Villafaña, explicó que la decisión es restablecer cada edificio dañado, llevarlos a su condición original. Tras la evacuación de estas familias, entraremos a esos edificios para establecer soluciones estructurales, afirmó.

Sobre la escuela explicó que la recuperación puede ser rápida, pero primero se hará un diagnóstico del edificio colindante, que requiere un análisis estructural para evaluar los daños internos que pudiera haberle provocado la explosión en el Saratoga.

En la reunión de las 5:00 de la tarde de este viernes para hacer una evaluación sobre los daños preliminares provocados por el accidente en el hotel Saratoga, también se informó sobre los trabajos y el proyecto para recuperar la instalación turística.

El presidente destacó las labores en este sentido, pero insistió en que la recuperación de las viviendas de las familias afectadas no se puede quedar detrás de lo que se hará en el hotel.

El miembro del Buró Político y jefe del Gobierno, Manuel Marrero Cruz, señaló que hay que hacer un estudio de todos los hoteles del país que tengan servicio de gas licuado igual o similar al del Saratoga, para que hechos de este tipo no vuelvan a repetirse.

Héroes del día

Buscar entre los escombros, sin descanso. Su misión, la del rescate y salvamento, es encontrar, aferrarse a la vida en medio del desastre. No han medido peligros, incertidumbres, horas de extenuación. Allí han estado los bomberos, el personal del Servicio Integrado de Urgencias Médicas, de la Cruz Roja, de las fuerzas del orden. Allí estarán. Son héroes, y La Habana, y Cuba toda les agradece y acompaña.

No fue una bomba

No suele ver Cuba sucesos de este tipo. No está acostumbrado el pueblo cubano a atestiguar incidentes nefastos como este que ha derribado al Hotel Saratoga, debido a un accidente

La noticia voló. ¿Qué suceso no vuela en estos tiempos? “!¡Se derrumbó el Saratoga!”. “¡Explotó un hotel en La Habana!”, se escribe, se dice, se escucha. Por experiencia propia, y por ser testigo del pensamiento de varias personas que estábamos juntas al saberlo, podemos dar fe de que no hay modo de que el supuesto primero en venirnos a la mente no haya sido: ¿Será una bomba?

No es casual que sea esta la idea que, antes que todas las posibles, se nos presente. Tampoco que periodistas que llegaron al sitio del siniestro informaran por diversas vías y con prontitud que no fue una bomba, sino un accidente.

No suele ver Cuba sucesos de este tipo. No está acostumbrado el pueblo cubano a atestiguar incidentes nefastos como este que ha derribado al Hotel Saratoga, debido a un accidente.

Hotel más derrumbe remite al cubano conocedor de su historia a pensar en otros desastres, tristísimos, pero no accidentales, sino bien calculados y posteriormente perpetrados por Estados Unidos, detrás del mercenario capaz de ejecutarlos.

Cuba ha llorado un sinnúmero de actos terroristas venidos de su vecino del Norte, empeñado en frustrarle los avances, aniquilar su prosperidad, aislarla del mundo, opacarle el esplendor de su paz y su turismo.  El pueblo cubano ha sufrido por pérdidas materiales y humanas provocadas por estos actos, para los que muchas veces han seleccionado justamente estos recintos.

En julio de 1997 se colocaron explosivos en los hoteles Capri y Nacional. En ambos se produjeron daños materiales y en este último tres heridos. Los hoteles Chateau Miramar, Copacabana y el complejo hotelero Neptuno-Tritón fueron víctimas de detonaciones en septiembre del propio año. El explosivo del Copacabana le arrancó la vida al joven italiano Fabio di Celmo. En la noche del 4 de septiembre, fecha en que ocurrieron los hechos, el restaurante La Bodeguita del Medio fue también escenario de una explosión.

Fue este un accidente, y ante el dolor, no llora ni reacciona solo una porción habanera, donde ha acaecido este infortunio. Cuba, presta a la solidaridad y a esa maña lejanamente aprendida de querer poner su corazón cuando puede contribuir a paliar de algún modo el daño, se ofrece completa para lo que haga falta, para acompañar, para donar sangre, para poner su hombro.

Pronto sobraron compatriotas para trasladar a los niños de la escuela contigua hasta la Asamblea Nacional, ubicada frente al escenario del desastre. Ágiles fueron los brazos que pusieron a salvo a todos los pioneros, defendidos por seres que no conocen, pero que en ese momento habrían dado la vida por proteger sus pequeños cuerpos.

El pueblo estuvo allí, presto a ayudar, para lo que hiciera falta. Díaz- Canel y otros directivos en el lugar tampoco es cosa que asombra. Formados por la escuela de Fidel, sus rostros ven con ojos propios lo mismo cada obra que cada contingencia. Citar ejemplos sería redundar. Esa es Cuba, la que actúa según sus latidos. La que puede lo mismo aplaudir acompasadamente ante un hecho feliz, que disponerse, tras enjugar su rostro, a condolerse, rescatar y rehacer.

 

Deja una respuesta

mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031