Mireya Baltra Moreno

Compartir

Este día falleció la destacada militante y dirigenta del Partido Comunista de Chile, ex ministra del Trabajo del Gobierno de la Unidad Popular, ex parlamentaria, dirigente sindical, feminista, destacada luchadora en el exilio y en el país contra la dictadura.

Equipo “El Siglo”. Santiago. 17/04/2022. Ha fallecido la destacada militante y dirigenta del Partido Comunista de Chile, Mireya Baltra Moreno. Desde su partido se expresó el sentimiento de pesar y el homenaje a su trayectoria de luchadora social. El Presidente Gabriel Boric manifestó: “Mi respeto y reconocimiento a Mireya Baltra, primera mujer Ministra del Trabajo en Latinoamérica, diputada y dirigenta social. Agradezco su valiente ejemplo, fuerza y lucha que seguirán siempre presentes. Mis condolencias y cariño para su familia, amigas y amigos”. Desde organizaciones sindicales, partidos políticos, movimientos sociales, el mundo parlamentario y entre ex colaboradores del Gobierno de la Unidad Popular, se hicieron llegar  homenajes a quien fuera Ministra del Trabajo del Presidente Salvador Allende.

“Mireya Baltra Moreno (Santiago, 25 de febrero de 1932). Socióloga, reportera, suplementera y política del Partido Comunista de Chile. Diputada por la Séptima Agrupación Departamental de “Santiago”, Primer Distrito, entre 1969 y 1972, y en 1973 por la Octava Agrupación Departamental ‘Melipilla, San Antonio, San Bernardo y Maipú’. Ministra del Trabajo y Previsión Social entre el 17 de junio y el 2 de noviembre de 1972, durante el gobierno del presidente Salvador Allende Gossens. Regidora por Santiago entre 1963 y 1967”.

Es la reseña que tiene publicada la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile sobre esta destacada luchadora sindical, feminista, militante histórica del Partido Comunista. Pero su intensa vida fue mucho más, dedicada íntegramente a batallas sindicales y sociales, el desarrollo y defensa del Gobierno de la Unidad Popular, la lucha contra la dictadura cívico-militar en Chile y desde el exilio, su compromiso con su formación y crecimiento, su participación en las luchas feministas y por la justicia social y la democracia, y su coraje y combatividad expresa de mil formas.

Hoy, muchas y muchos recuerdan aquel episodio en que partió su quiosco de diarios donde laboraba en el centro de Santiago, a su nueva oficina como ministra en el Ministerio del Trabajo y Previsión Social, siendo la única mujer integrante del gabinete ministerial del Presidente Allende. Ese momento épico en que, montada a caballo, junto a la ex senadora y también destacada militante comunista, Julieta Campusano, cruzó la Cordillera para ingresar clandestinamente a Chile y desafiar a la dictadura, después de estar años en el exilio impulsando la solidaridad con el pueblo chileno. Su decisión en edad ya adulta, de entrar a estudiar sociología y graduarse.

Mireya Baltra estudió en el Liceo 5 de Niñas de Santiago y luego en el Liceo Manuel de Salas. Sus padres tenían un quisco de periódicos en Santiago, y por ahí fue conociendo el mundo sindical y a personeros políticos con quienes conversaba y más tarde se convertirían en amigos y conocidos en las lides políticas. Suplementera, fue encargada del Departamento Femenino del Sindicato de Suplementeros e integró la Federación Nacional de Suplementeros. Por su labor en la lucha sindical, llegó a ser dirigenta de la Central Única de Trabajadores (CUT). En esas labores comenzó a defender los derechos de las mujeres y a integrarse a las batallas feministas.

Inquieta y decidida, fue reportera de la revista Vea entre 1948 y 1950, y luego columnista del diario El Siglo, entre 1950 y 1953. “La mujer como fuerza política” fue el primer artículo que entregó a este diario. También escribió en El Espectador y La Última Hora.

En 1963 fue electa regidora por Santiago, hasta 1967. Ese año asumió la presidencia del Comando Nacional de Jardines Infantiles, que dio origen a la Junta Nacional de Jardines Infantiles, JUNJI. Participó en la creación del Frente de Mujeres de la Unidad Popular, ya iniciado el Gobierno de la UP, y se desempeñó como secretaria general. Fue nombrada de forma interina al frente de la cartera de Trabajo y Previsión Social entre el 2 de junio al 24 de julio de dicho año. Luego, ejerció el puesto de ministra titular del Trabajo entre el 17 de junio y el 2 de noviembre de 1972. Tiene una militancia de alrededor de 70 años en el Partido Comunista.

Durante el exilio, al que partió por instrucciones del PC, visitó decenas de países promoviendo la solidaridad con el pueblo chileno, y vivió en Cuba, Holanda, Checoslovaquia, y otros países.

Siempre comprometida y estando dispuesta a asumir diversas tareas, aceptó ser candidata al Parlamento en la década de los noventa, pero no se logró el objetivo, sobre todo porque el PC quedaba excluido por la lógica del sistema electoral binominal.

El 11 de mayo de 2015 fue galardonada por la la ex Presidenta Michelle Bachelet con el premio Manuel Bustos Huerta.

“Tuvimos la facultad de ir de un lado a otro, para estar junto al pueblo”

En plena pandemia, el 2020, el periodista de El Siglo, Hugo Guzmán, pudo realizarle una breve entrevista a Mireya Baltra.

Mireya, ¿cómo se enteró que el Presidente Salvador Allende la había nombrado ministra del Trabajo?

Mi mamá fue la que me dijo. Llegó a la casa y me dijo, Mireya, tienes que vestirte bien, eres ministra. Nos reímos, nos abrazamos, empezaron a llegar las flores, y mis hijos pensaban poner una florería porque eran muchas.

En ese tiempo, ¿qué tarea tenía en el Partido Comunista?

Eran varias tareas. Yo era miembro de la Comisión Política del partido, nos tocaban muchas tareas que estaban asignadas a la política, y la verdad es que teníamos el tiempo completo.

¿Cómo resumiría el periodo de labor en el Ministerio del Trabajo?

Le diría que a mí me gustaba ese trabajo. Era tiempo completo de dedicación, pleno de reuniones y de conversaciones con la gente, la visita a esos lugares que estaban prohibidos, que eran las casas de los pobres, las casas, los hogares, que quedaban fuera de la capital.

¿Fueron años muy difíciles?

No, yo estaba acostumbrada, antes de ser ministra yo estaba acostumbrada a todo ese trabajo. Me dolió cuando me sacaron, para reemplazarme por Luis Figueroa.

En su opinión, ¿dónde está el mayor legado de Salvador Allende y de la Unidad Popular?

Bueno, no es fácil decirlo en dos o tres frases. Era un conjunto de problemas que fueron resueltos, la legalización de todo el movimiento sindical, que no estaba por ley expresado, garantizado, y lo legalizamos. Los derechos de las mujeres que fueron completados, todos. El hecho que nombraran ministra del Trabajo a una mujer, en ese entonces, era delicado porque había muchos conflictos. Pero tuvimos la facultad, con un equipo de mujeres, de resolver los conflictos, de ir de un lado a otro, para estar junto al pueblo, escuchar más directamente la palabra del pueblo y, la verdad, yo creo que se hicieron muchas cosas para el pueblo y los trabajadores, en el poco período que estuve como ministra.

¿Cómo fue el aporte de las mujeres en el proceso de la Unidad Popular? ¿Usted cree que tuvieron más derechos?

Sí, se establecieron más derechos con el gobierno de Salvador Allende. Pero es todo un proceso, la participación de la mujer antes del gobierno de la Unidad Popular era mínima, no nos tomaban en cuenta, ni siquiera para cualquier cargo de menor cuantía en un Gobierno. Por eso lo de Allende fue importante, más que la discriminación a la mujer, para que una mujer fuera ministro, por ejemplo, fue el hecho de que se dieron posibilidades y despertó a las mujeres chilenas de que sí éramos capaces  de asumir cargos de importancia en el gobierno y había más derechos para las mujeres.

¿Qué hizo posible el triunfo de la Unidad Popular?

El desgaste del Gobierno anterior (del democratacristiano Eduardo Frei Montalva), había un descontento muy grande, había cosas que se habían prometido y no se cumplieron, es un problema para analizar, a fondo, profundamente. Lo más importante es que ganó Salvador Allende y esa era la aspiración de la mayoría de nuestro pueblo.

Reconocimientos y homenajes

El velatorio de homenaje a Mireya Baltra se realizará desde la tarde de este domingo en el Salón de Honor del Congreso Nacional, sede Santiago.

En su cuenta de Twitter, el Partido Comunista expresó: “Comunicamos con mucho pesar el sensible fallecimiento de nuestra querida compañera Mireya Baltra, exministra del gobierno del Presidente Salvador Allende. Dirigenta social y exdiputada. Entregamos nuestras condolencias y afectos a su familia como Partido Comunista de Chile”.

El presidente del PC, Guillermo Teillier, manifestó que “representa nuestra compañera Mireya Baltra una generación de entrega y lucha de nuestro partido por sus convicciones, sin claudicaciones, especialmente en la construcción del Gobierno Popular con Salvador Allende, en la lucha contra la dictadura y por la defensa y unidad del partido en momentos complejos. Era una mujer trabajadora, consecuente y sin tapujos en la lengua, pero al mismo tiempo respetuosa. Nuestro mejor homenaje es seguir su ejemplo y hoy ello se traduce en salir adelante con nuestro gobierno y con la nueva Constitución. Su nombre y figura siempre estarán presentes”.

La ministra del Trabajo y Previsión Social, Jeannette Jara Román, indicó que “hoy ha partido una grande, una pionera en muchos aspectos. Vaya todo nuestro respeto, reconocimiento y cariño para la familia de doña Mireya Baltra, Ministra del Trabajo del Presidente Salvador Allende”.

“Todo mi respeto y admiración para Mireya Baltra, que nos ha dejado. Una mujer sabia, de fuertes convicciones, cariñosa, ministra del Trabajo en el Gobierno de Salvador Allende y que me acompañó en mi camino al parlamento. Mis cariños y condolencias a su familia ¡Honor y gloria” escribió en Twitter la vocera de La Moneda, Camila Vallejo.

La diputada del PC, Carmen Hertz, señaló que Mireya Baltra era “una imprescindible, mujer luchadora comprometida con su pueblo, siempre presente en las causas nobles y justas, ejemplo de vida para las generaciones presentes y venideras, gracias Mireya por todo Honor y Gloria siempre!”.

La también diputada comunista, Karol Cariola, expresó: “Honor y Gloria a nuestra compañera Mireya Baltra. Hoy es un día muy triste para todos y todas quienes la admiramos profundamente por su vida incansable de lucha por la justicia. ¡¡Hasta siempre compañera Mireya!! Mis condolencias a su familia y seres queridos”.

El alcalde de Recoleta Daniel Jadue (PC) indicó en redes sociales que  “nos deja hoy Mireya Baltra, ex ministra del Trabajo, ex diputada y comunista ejemplar. Nuestras condolencias a su familia. #HonorYGloria para una dirigente consecuente con el pueblo”.

La Confederación Nacional de Suplementeros de Chile (Conasuch) dio a conocer una declaración donde se manifestó: “Las y los suplementeros perdemos una antigua colaboradora del gremio. Ella impulsó la ley 17.393, que fijó la previsión de los suplementeros, hasta que se aprobó la ley de AFP. Las y los colegas más antiguos se jubilaron bajo esa previsión, recibiendo una mejor pensión y con aportes menores. Siempre hemos guardado una relación de cariño y respeto con doña Mireya Baltra Moreno. Para nosotros es una pérdida muy sentida, por la estrecha vinculación que siempre mantuvo con el gremio. Fue una suplementera más con su kiosco y una luchadora de las causas sociales, toda su vida, aún siendo Ministra del gobierno de Salvador Allende. Queremos expresar en estas pocas líneas, nuestro sentido pésame a toda su familia, y manifestar nuestro gran cariño y agradecimiento a su trayectoria”.

 

Deja una respuesta