Avances y notas en torno de la Convención Constitucional

Compartir

El positivo impacto de aprobar que “Chile es un Estado social y democrático de derecho. Es plurinacional, intercultural y ecológico”. El dato de que todas las normativas que fueron aprobadas, contaron con una amplia mayoría. El llamado a la ciudadanía a informarse bien y el asumir una mejor comunicación desde la Convención. “Estoy tremendamente esperanzado con la Convención” dijo el Presidente Gabriel Boric. Todo lo que hizo la instancia constituyente la semana pasada. María Elisa Quinteros, presidenta de la CC dijo: “Lo que estamos construyendo por sí es válido, porque lo estamos haciendo de una forma conjunta y democrática”.

Equipo “El Siglo”. Santiago. 12/04/2022. Las y los convencionales constituyentes llegan a trabajar más de doce horas diarias, estudian proyectos y propuestas, participan en comisiones, y van decidiendo lo que será el contenido de la nueva Constitución, que será plebiscitado el próximo 4 de septiembre.

Una vorágine de trabajo que es golpeada por “noticas falsas”, rumores, mentiras dichas inclusive por convencionales, distorsiones sobre contenidos y opiniones respecto a la credibilidad y capacidad de las y los integrantes de la Convención Constitucional.

En contrapunto, son constatables los importantes avances de la instancia constituyente y factores como que las normativas aprobadas lo son por una gran mayoría, lo que rompe el mito de que hay sectarismo o maximalismo. Se va viendo que hay acuerdos y que, como en todo proceso democrático, existen minorías que, en este caso, representan a segmentos que no quieren que haya nueva Carta Fundamental o están en posturas conservadoras contrarias a los cambios.

  • El llamado de la mesa directiva de la Convención es a que la ciudadanía se informe, ojalá de fuentes directas, y que acceda a vocerías directas de las y los convencionales, a los medios de prensa que informan directamente de contenidos y a distintas plataformas que incluso transmiten desde los lugares donde sesionan las y los convencionales. Una opción es ingresar directamente al Portal Web de la Convención: chileconvencion.cl
  • Quedó confirmado que será el próximo 4 de septiembre que se realizará el plebiscito de salida en el que Chile decidirá si aprueba o rechaza una nueva Constitución.
  • Se informó que las normativas aprobadas por la Convención Constitucional (CC), lo han sido con un promedio de 120 votos, en ocasiones más de 130, lo que habla de una mayoría abundante de acuerdo en los contenidos de la nueva Constitución. Este dato echa por tierra que habría imposiciones de minoría y se estaría actuando de manera sectaria y excluyente. “Todas las votaciones han tenido un respaldo mayoritario de las y los convencionales. Apuntan todas esas normas a partir de su naturaleza a un claro fortalecimiento para las y los trabajadores de nuestro país. Un claro mandato al Estado de hacerse cargo de aquello que por décadas no ha hecho: garantizar efectivamente los derechos sociales”, declaró la convencional Janis Meneses.
  • María Elisa Quinteros, presidenta de la CC, sostuvo en un encuentro con vecinas y vecinos de Santiago que “yo primero me paro de que vamos a aprobar, y no es de testaruda o porque tenga el ego muy alto, de ninguna manera, sino que pasa que este proceso es el único democrático que hemos tenido, la Constitución del 80 es ilegítima en su origen, entonces lo que estamos construyendo por sí es válido, porque lo estamos haciendo de una forma conjunta y democrática”. Sobre las opiniones de que podría rechazarse el nuevo texto constitucional, Quinteros expresó que “si se rechaza es un escenario muy triste, porque va a quedar la Constitución del 80 y toda la posibilidad de mejoras que tenemos para el país, en términos de derechos sociales, de Sistema de Justicia y todo lo que hemos visto, va a quedar estancada”. Enfatizó que “no puede no significar nada en la historia de este país (el proceso constituyente).Las normas que hemos aprobado son muchas de sentido común, entonces tenemos el deber como constituyentes de informar adecuadamente de lo que está quedando”. “Más allá de las diferencias que podamos tener, me imagino que podemos estar de acuerdo en que el proceso constituyente actual, paritario, diverso y con pueblos originarios, es el proceso constituyente más democrático que hemos tenido en nuestra historia”.
  • El Presidente Gabriel Boric sostuvo que “yo estoy tremendamente esperanzado con la Convención y he visto como día a día la Convención va avanzando muchas veces de manera silenciosa, pese a que cuando se levanta el volumen es solamente para destacar las cosas más polémicas”. Añadió: “La Convención está avanzando firme en temas que son tremendamente importantes y, por lo tanto, yo tengo una tremenda esperanza en que este proceso va a llegar a buen puerto y eso implica, por cierto, como lo he dicho en otras oportunidades, escuchar a la mayor cantidad de gente posible”. Hablando ante estudiantes recordó cuando se habló de que la Convención quería eliminar la bandera chilena y el himno nacional; “¿Por qué digo esto, porque se acuerdan que durante un tiempo nos estaban tratando de decir que la Convención quería eliminar los símbolos patrios? Mentira, la Convención aprobó el escudo y la bandera como los símbolos patrios. Ayer aprobó también que Chile es un Estado social de derecho”, subrayó Boric.

 

  • La Convención Constitucional aprobó que la nueva Carta Magna defina que “Chile es un Estado social y democrático de derecho. Es plurinacional, intercultural y ecológico”. Ese contenido fue aprobado por 114 votos, con 26 en contra y 10 abstenciones. Además, se establece que la protección y garantía de los derechos humanos individuales y colectivos “son el fundamento del Estado y orientan toda su actividad”. “Es deber del Estado generar las condiciones necesarias y proveer los bienes y servicios para asegurar el igual goce de los derechos y la integración de las personas en la vida política, económica, social y cultural para su pleno desarrollo”, fue otra parte aprobada de la nueva Constitución.
  • Desde la Convención se reportó lo siguiente: “Este lunes 11 de abril, se llevó a cabo la sesión N°80 del Pleno de la Convención Constitucional donde se votaron los informes de reemplazo y segunda propuesta de la comisión de Principios Constitucionales. Tras esto, 15 artículos pasaron -completos o en parte-, al borrador de la nueva Constitución. Entre ellos la definición de Estado, Emblemas Nacionales, Igualdad sustantiva y la declaración de Estado LaicoRecordar que los principios constitucionales son los criterios que deben inspirar y guiar la acción del Estado y todos sus órganos. El artículo que podría abrir el “Capitulo de Principios” de la Constitución, es el que declara a Chile como “Estado Social y Democrático de Derecho”. Esta norma antes no había logrado el quórum de 2/3 -solo había obtenido 101 votos- y debió regresar a la comisión para una segunda propuesta. Ahora fue aprobado con 114 votos a favor, superando con mucho el quórum requerido.  Artículo 1 Chile es un Estado social y  democrático de derecho. Es plurinacional, intercultural y  ecológico. Se constituye como una República solidaria, su  democracia es paritaria y reconoce como valores  intrínsecos e irrenunciables la dignidad, la libertad, la  igualdad sustantiva de los seres humanos y su relación  indisoluble con la naturaleza.  La protección y garantía de los derechos humanos  individuales y colectivos son el fundamento del Estado y  orientan toda su actividad. Es deber del Estado generar las  condiciones necesarias y proveer los bienes y servicios  para asegurar el igual goce de los derechos y la integración  de las personas en la vida política, económica, social y  cultural para su pleno desarrollo. ¿Qué significa “Estado Social y Democrático de Derecho”? Es un sistema que pretende generar, a través de las políticas de Estado, un mayor bienestar social. Esto implica que el Estado tenga un rol activo en facilitar nuevas y mejores condiciones para el desarrollo individual y social. Así, se abandona el concepto de Estado subsidiario, implícito en la actual Constitución, que entrega principalmente a los privados el cumplimiento de los derechos sociales, desligando del Estado la responsabilidad de garantizarlos. De esta manera, ahora se reconoce el deber del Estado de proteger el bienestar de las personas, la sociedad y la naturaleza. Además, esta norma estipula que Chile es una República democrática, solidaria y paritaria; reconoce el valor de la dignidad, la libertad, la igualdad de los seres humanos y su relación indisoluble con la naturaleza. Nuestros emblemas: Otra materia aprobada por las y los constituyentes y que había sido tema comentado en distintos sectores, es la consagración de los Emblemas Nacionales. El Pleno respaldó con más de 2/3 la propuesta presentada por la constituyente Paulina Veloso (Renovación Nacional), perteneciente al colectivo “Somos Región”. La indicación obtuvo 117 votos y define que “son emblemas nacionales de Chile la bandera, el  escudo y el himno nacional. El Estado reconoce los símbolos y emblemas de los  distintos pueblos indígenas”. También los constituyentes aprobaron en el marco de la segunda propuesta de norma, artículos como el plurilingüismo, que indica que el idioma oficial es el castellano y los idiomas de los pueblos indígenas serán oficiales también en sus territorios; la igualdad sustantiva de género, obligándose a garantizar el mismo trato y condiciones para las mujeres, niñas y diversidades y disidencias sexogenéricas ante todos los órganos estatales y espacios de organización de la sociedad civil».

 

  • El convencional del Partido Comunista, Marcos Barraza, destacó la importancia de la aprobación de la definición de Chile como “un Estado social y democrático de derecho. Es plurinacional, intercultural y ecológico”. Declaró que “lo que explica la voluntad del pueblo de Chile de tener una nueva Constitución es el hastío con la mercantilización de sus derechos sociales”. Agregó que “pese a las reformas que se hizo en el 2005 por parte del Presidente Ricardo Lagos, eso no cambió. Siguió siendo un Estado subsidiario y la acumulación de pequeños grupos se acentuó y la postergación de millones de familias se incrementó”. “La aprobación del Estado democrático y social significa que en el país “tiene que haber una garantía de derechos políticos y una garantía de derechos sociales. Significa que el Estado es responsable de garantizar en las personas el cumplimiento de sus derechos y que no puede excusarse en los privados. Significa que el Estado es responsable del bienestar de las personas, de la familia y de las comunidades”, señaló Barraza. Ante la arremetida de ciertos sectores que han propuesto que exista una tercera alternativa en el plebiscito de salida, Marcos Barraza fue enfático en señalar: “Lo que estableció la reforma al Capítulo 15 de la actual Constitución y que da origen legal al proceso constituyente, es que una vez terminado el proceso de deliberación y redactado, el proyecto de nueva Constitución tiene que ser sometido a aprobación o rechazo por parte de la ciudadanía. Son las dos alternativas, son excluyentes”. “Si el proyecto de nueva Constitución se rechazara, significa que seguiría la Constitución de la dictadura cívico militar, la actual, la que nadie quiere. Si el proyecto Nueva Constitución se aprueba, significa que en Chile va a regir una nueva Constitución orientada a los derechos sociales”, agregó. En relación con quienes han promovido la llamada “tercera alternativa” el convencional del distrito 13 dijo que “ese es el argumento de quienes no se atreven a decir explícitamente que quieren rechazar y buscan confundir a la opinión pública, a la ciudadanía, con una alternativa que no existe, que no es viable”.

 

  • En conversación con Radio Universidad de Chile, la convencional del Partido Comunista y coordinadora de la comisión de Sistemas de Conocimientos, Carolina Videla, indicó que “es difícil transmitir o visualizar la intensidad del trabajo, pero en definitiva no es lo que le importa a la gente, lo que le importa son los resultados. Desde ese punto de vista, más allá de la caricatura que ha hecho un sector minoritario de la Convención es que esta nueva Constitución trae una nueva forma de vivir este Chile, donde la plurinacionalidad, la paridad y descentralización son fundamentales”. Planteó que se abrirá “el camino a leyes que efectivamente hagan posible la vida en los territorios de una manera distinta, armonizando los planes de desarrollo productivo con la protección, con el cuidado de la naturaleza, del medio ambiente, con cómo desmercantilizar los derechos sociales”. Carolina Videla sostuvo que “tenemos que contrarrestar una campaña de desinformación brutal que hay de parte de un sector que el 4 de julio de 2021, cuando nos constituimos, ya llamó a votar Rechazo en el plebiscito de salida sin haber escrito ni un punto en la hoja”.

 

  • Desde la Convención Constitucional se informó lo realizado la semana pasada. ¿Qué hicimos esta semana en la Convención Constitucional?  La Convención avanza en la redacción de la propuesta constitucional. Para ello, esta semana se fijó como prioritario el trabajo en comisiones, para que estas pudiesen cumplir con el plazo de entrega de los informes respectivos a sus últimos bloques temáticos. En Pleno solo se realizó una sesión, en que las y los constituyentes deliberaron el segundo informe de la Comisión de Sistemas de Conocimientos. Tras la votación de este, seis artículos ingresaron al consolidado de propuestas constitucionales, los cuales abordan:
  • El derecho a participar y beneficiarse de los conocimientos
  • El derecho a la protección de los datos personales
  • El deber constitucional del Estado de garantizar el acceso a archivos y documentos en todos sus soportes para garantizar la memoria histórica; así como la especial protección de los sitios de memoria y memoriales
  • El deber de proteger los patrimonios naturales y culturales, al igual que en materia de patrimonio cultural indígena y de educación sobre patrimonios

En cuanto al trabajo de comisiones, se aprobaron importantes propuestas referidas a derechos sociales como educación, salud y seguridad social; sobre sistema económico, seguridad pública, regulación de Fuerzas Armadas, derechos laborales, migración, entre otras materias. Cabe recordar que las normas aprobadas en comisiones no han ingresado aún al proyecto constitucional. Para su ingreso necesitan el voto favorable de los ⅔ de las y los constituyentes reunidos en el Pleno. Sistema Político. La comisión terminó las votaciones en general de las iniciativas comprendidas en su bloque 2 sobre Seguridad Pública y FF.AA, Relaciones Exteriores, probidad y estados de excepción constitucional. Entre lo aprobado está el reconocimiento constitucional de los colegios profesionales cuya “labor consiste en velar por el ejercicio ético de sus miembros, promover la credibilidad de la disciplina que profesan sus afiliados, y representar oficialmente a la profesión ante el Estado”. También la propuesta que establece restricciones a la tenencia y porte de armas, así como la regulación de las Fuerzas Armadas. Estas últimas “dependen del ministerio a cargo de la defensa nacional, destinadas al resguardo de la soberanía, independencia e integridad territorial de la República, ante agresiones externas. Para las policías y las FF.AA. se indica que ejercerán sus funciones con respeto a los derechos fundamentales, obedecen al poder político y son no deliberantes. Sobre las normas que regulan las Relaciones Internacionales la comisión aprobó propuesta que plantea que “Chile declara a América Latina como región prioritaria”. Medio Ambiente. La comisión finalizó las votaciones de más de mil indicaciones a 400 artículos sobre bienes naturales comunes, modelo económico y derecho humano a un medioambiente sano. La Comisión definió, finalmente, alrededor de 50 nuevos artículos. Estos se refieren a la naturaleza jurídica del agua, soberanía alimentaria, minerales, conservación de los océanos, glaciares, política fiscal y más. Entre los artículos aprobados, se establece el reconocimiento al derecho humano al agua y el saneamiento; con la priorización de su uso para ese fin. Respecto a la regulación de la minería, se recoge en parte el actual texto constitucional, en relación al dominio absoluto, exclusivo, inalienable e imprescriptible que tiene el Estado sobre todas las minas y las sustancias minerales existentes en el territorio nacional. En materia económica, se estableció que el Estado promoverá la justicia social, ambiental e intergeneracional. Para alcanzar dicho objetivo puede regular, fiscalizar, planificar, conducir, fomentar y desarrollar actividades económicas. Junto a este nuevo informe, la Comisión de Medio Ambiente también votó las indicaciones a los dos artículos que no obtuvieron los 103 votos afirmativos en el Pleno el pasado viernes 25 de marzo. Se trata de los artículos 12° y 19°, sobre bienes comunes naturales y el acceso responsable a la Naturaleza. Derechos Fundamentales.  En dos maratónicas sesiones la comisión de Derechos Fundamentales deliberó y votó en particular las iniciativas relacionadas a derechos sociales como educación, trabajo y pensiones. Ahora, estas normas pasan al Pleno de la Convención Constitucional para buscar la aprobación de las y los 154 convencionales. En ese sentido, la coordinación de la instancia, encabezada por Janis Meneses y César Valenzuela, realizó un positivo balance del trabajo que culminó con 25 artículos. Entre las iniciativas que pasan al máximo órgano constituyente se encuentra el Derecho a la seguridad social. Esta norma señala que la Constitución garantiza a toda persona el derecho a la seguridad social, fundada en los principios de universalidad, solidaridad, integralidad, unidad, igualdad, suficiencia, participación, sostenibilidad y oportunidad. Respecto a otro de los mitos que han rodeado el trabajo de la Comisión, sobre una “expropiación” de los fondos de pensiones por parte del Estado, el coordinador César Valenzuela fue tajante en desmentir aquello: “Quiero dar un mensaje con mucha claridad no le van a quitar a las personas los fondos de pensiones ni voluntario ni obligatorio, eso no es efectivo. Hay una norma sobre propiedad que ya está aprobada, que está en el borrador de nueva Constitución, que reconoce expresamente el derecho de propiedad en sus diversas especies y sobre toda clase de bienes y, por lo tanto, es parte del patrimonio de las personas”, dijo. Otra de las iniciativas aprobadas por la Comisión, tiene que ver con que el Estado garantiza la protección del trabajo decente. Este comprende el derecho a la libre elección del trabajo en condiciones equitativas, sujeto a reglas de seguridad, el derecho al descanso, desconexión digital y garantía de indemnidad.  La comisión también aprobó la norma referida al derecho a la educación, que propone que esta será integral y de excelencia, se regirá por los principios de no discriminación, interculturalidad, inclusión, justicia, con enfoque de género y no sexista, ambiental, y con pertinencia territorial, cultural y lingüística. Otros derechos que se discutirán en el Pleno serán el derecho a la salud, los derechos de cuidado, al deporte, sindicalización, derecho humano al agua y al saneamiento, autodeterminación informativa y a la protección de datos personales. Principios Constitucionales. Esta semana la comisión de Principios Constitucionales realizó la votación en particular de las normas ingresadas desde la comisión de Derechos Fundamentales. Aprobó así los derechos de las personas mayores; derechos de las personas en situación de discapacidad; de niñas, niños y adolescentes; el principio sobre el trabajo decente; entre otros puntos. Cabe destacar que la comisión aprobó el derecho a migrar desde y hacia Chile, así como el derecho al asilo. Este es entendido como que “toda persona tiene derecho a  buscar y recibir asilo, de acuerdo con la legislación  nacional y los tratados internacionales suscritos y  ratificados por Chile”. En esa línea, se incorporó el principio de no devolución, donde “ninguna persona solicitante de asilo o refugiada será regresada por la fuerza” a territorios donde su vida o libertad pueden verse amenazadas. Asimismo, recibió exposiciones de la relatoría de participación popular sobre IPN del derecho a la vejez; a la Defensora de la niñez Patricia Muñoz; y a expositores de ACNUR en materia de migración. Forma de Estado. La comisión de Forma de Estado realizó el proceso de votación en particular del Bloque 3, sobre cargas tributarias y ruralidad, democratización del poder, grupos históricamente excluidos y organización fiscal. En materia fiscal se aprobó que “todas las personas y entidades deberán contribuir al sostenimiento de los gastos públicos mediante el pago de los impuestos, las tasas y las contribuciones que autorice la ley”; también normas sobre descentralización fiscal y administración pública. En este último punto, se aprobó que en el ejercicio de la función pública se deberá observar una conducta funcionaria intachable y responsable. Asimismo, que es deber del Estado proveer de servicios públicos universales y de calidad a todas las personas que habiten en su territorio; monitoreará e implementará las políticas públicas. Sistemas de Justicia. Los integrantes de Sistemas de Justicia terminaron con las votaciones en particular de los bloques 2 y 3, sobre justicia constitucional y órganos autónomos. Entre las iniciativas aprobadas se encuentran la creación de la Corte Constitucional, órgano autónomo, técnico, profesional, independiente e imparcial, encargado del control de la supremacía de la Constitución. Además, acordaron que el Servicio Nacional del Consumidor se llamará “Agencia Nacional del Consumidor”, cuya finalidad es la protección de las personas en su rol de consumidoras y usuarias de bienes y servicios; contará con facultades fiscalizadoras, sancionatorias y regulatorias. Preparándonos para armonización. Una vez que concluya el trabajo en comisiones y votaciones en el Pleno, se iniciará el trabajo de la comisión de Armonización. Esta deberá revisar todos los artículos aprobados y dotar al texto de un formato y orden. Para preparar esa etapa, la Convención contó esta semana con el apoyo en diversos talleres de la Fundación Max Planck; organización sin fines de lucro que brinda asistencia técnico-legal políticamente neutral e imparcial a Estados, así como a organizaciones de la sociedad civil que se encuentran en proceso o participan en procesos similares de cambio constitucional o legal. Actualmente, la fundación trabaja en el proyecto “Apoyo al proceso de elaboración constitucional de Chile”, financiado por el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores de Alemania. Su colaboración se enmarca en el Convenio firmado con la Convención Constitucional a través del Instituto Desafíos de la Democracia.

(El Siglo es Soberanía Informativa. Información para el Conocimiento. Por ello es generador de contenidos que contribuyen al análisis, el debate, la profundización temática)

 

Deja una respuesta

Cambiar Tamaño del Texto-+=