Tono autocrítico, alertas y llamados desde la Convención Constitucional

Compartir

Presidenta y vicepresidente de la CC plantearon que se está trabajando y que se deberá comunicar mejor lo que se discute y acuerda. Apuntaron que se buscará la “mayor transversalidad y amplitud posible”. “Valoramos las encuestas”, dijo María Elisa Quinteros, pero aludió a que se está trabajando por mejorar el nuevo texto. “La exigencia, el llamado o la solicitud que hacemos a la ciudadanía, a todas las organizaciones, es a informar responsable y transparentemente, para que las personas puedan tomar su decisión libremente”, sostuvo la presidenta de la CC. Gaspar Domínguez, vicepresidente de la Convención, afirmó: “La exigencia, el llamado o la solicitud que hacemos a la ciudadanía completa, a todas las organizacioneses a informar responsable y transparentemente, para que las personas puedan tomar su decisión libremente”.

Gonzalo Magueda. Periodista. “El Siglo”. Santiago. 06/04/2022. La preocupación del Presidente Gabriel Boric, las encuestas que le dan posicionamiento al rechazo a una nueva Constitución, la difusión masiva y por la prensa de noticias falsas y desinformación, incomprensión y falta de nitidez en lo que se está resolviendo en la Convención Constitucional, deficiencias comunicacionales, son elementos que se instalaron con cierta fuerza en esta semana respecto a lo que está siendo el proceso constituyente de cara al plebiscito de salida para aprobar o no el nuevo texto constitucional.

Pareciera la concurrencia de un marco negativo o a contracorriente de la Convención, y al menos, algunos apuntan a alertas sobre lo que se hace y lo que ocurra. Porque muchas y muchos convencionales apuntan que se está desarrollando adecuadamente el proceso, con complejidades naturales y presiones de quienes se oponen a los cambios, y que hay una “campaña del terror”, a pesar de que se avanza con cierta consistencia, se aprueban normas con alta votación y se consolidan acuerdos.

Las interrogantes, dudas, polémicas, incertidumbres van y vienen por redes sociales (hasta por fotos a las que les pegaron en piñatas), incluidas aseveraciones comprobablemente falsas hechas por los mismos convencionales (y que se convierten en portadas de diarios), y generan un ambiente que pone más tensión a un proceso que, sin duda, es crucial: la redacción de la nueva Constitución de Chile.

En este panorama hubo este día afirmaciones desde la mesa de la Convención Constitucional (CC). De inicio, María Elisa Quinteros, presidenta de la CC, escribió en Twitter: “Reiteramos el llamado que hemos hecho siempre: informarse en forma responsable, siempre chequear la información y estar alerta con algunos titulares que podrían desinformar o confundir”.

No sólo eso. Ante cuestionamientos de supuesta cerrazón, rigidez, sectarismo y maximalismo en los contenidos del texto constitucional, Quinteros y Gaspar Domínguez, vicepresidente de la CC, hablaron de “buscar mayor transversalidad y amplitud posible” en sus labores y normativas a analizar y aprobar.

La presidenta de la CC manifestó, frente a la preocupación del presidente Boric, que “lo tomamos de muy buena manera, porque sabemos que viene de una crítica constructiva al trabajo que estamos haciendo”. Añadió que lo dicho por el mandatario, y que fue respaldado desde distintos sectores políticos, “lo acogemos, lo reflexionamos y también lo hacemos parte: necesitamos aumentar aún más el consenso, pese a que las normas se han votado con un alto consenso, más de 122 votos, en promedio”.

Otro fusible que saltó fue el de las encuestas. Las últimas cuatro dan ventaja o ponen de igual a igual con el apruebo nueva Constitución, a la opción del rechazo. Sobre eso, María Elisa Quinteros afirmó que “valoramos las encuestas, nos ayudan a mejorar y tenemos desafíos importantes por delante: terminar la etapa de votaciones y después seguir comunicando de manera eficiente, oportuna, lo que se aprueba para el borrador”.

De alguna manera, como otros convencionales, tomó el dato de los sondeos pero situó en otro lado las preocupaciones.

“Explicar el contenido y alcance de las normas” del texto constitucional

Gaspar Domínguez coincidió con María Elisa Quinteros en cuanto a que se deben buscar espacios con credibilidad y fuentes propias de la CC para conocer qué es realmente lo que está pasando y revertir la labor de desinformación, tergiversación e incluso mentiras que se promueven desde sectores políticos y medios de prensa.

El vicepresidente de la CC indicó que “en esta recta final que queda en este proceso, necesitamos estar atentos, habrá cada vez más titulares, más desinformación, más dificultad de acceder a la información que está efectivamente ocurriendo”.

En la línea de lo planteado por la presidenta de la CC, Domínguez estableció que “la exigencia, el llamado o la solicitud que hacemos a la ciudadanía completa, a todas las organizaciones, es a informar responsable y transparentemente, para que las personas puedan tomar su decisión libremente”.

Recalcó que “las comunicaciones han sido un tema complejo; hemos ocupado mucho tiempo en desmentir noticias falsas. Ahora viene la etapa de dedicar no tanto tiempo a las noticias falsas, sino también a explicar el contenido y alcance de las más de 150 normas ya aprobadas que son parte del proceso constitucional”.

En tono autocrítico y de llamado de atención, estableció que “fuera de lo comunicativo, también tenemos desafíos y cuestiones que mejorar: uno de ellos es lograr que los consensos en la Convención, que ya son amplios, mientras más amplios sean; por cierto, mejor”.

Gaspar Domínguez planteó que “estoy de acuerdo con lo dicho por el Presidente (Gabriel Boric), pero hay que reconocer que dentro de este espacio muchas veces cuesta lograr mayor transversalidad, en cuanto hay un grupo que constantemente utiliza expresiones como, por ejemplo, comparar la homosexualidad con la zoofilia o comparar la homosexualidad con tener sexo con zapatos”.

“El llamado que hacemos desde esta mesa es a elevar al tono de los argumentos y del debate, conversar y debatir respetuosamente para aumentar la transversalidad de los acuerdos”, remarcó.

Entregó un dato no menor, de esos que no son muy difundidos por la CC. “En promedio, los Artículos que ya han sido aprobados para el borrador de la nueva Constitución recibieron 122 votos. Por lo tanto, podemos decir que un 80 por ciento de las y los convencionales votaron a favor de estos artículos, mucho más que los dos tercios que se requieren”. Es decir, ahí hay una muestra de consensos, de acuerdos mayoritarios, de trabajo conjunto.

Está configurada la nueva Carta Magna

María Elisa Quinteros explicó este día que “el borrador (de la nueva Carta Magna) aún está lejos de terminarse, pero con lo que hoy tenemos aprobado ya podemos decir que se está configurando una Constitución ecológica, con mecanismos de participación ciudadana directa, que consagra un Estado regional, más inclusiva, paritaria y garante de derechos que la Constitución que nos rige actualmente”.

Anotó que “todavía nos queda un mes de trabajo en deliberación y votación en comisiones y plenos; durante todo abril nos enfocaremos de lleno en los derechos sociales como educación, salud, vivienda, trabajo y sistema de protección social, entre otros”.

La presidente de la CC, en esta línea saliendo al paso tácito contra quienes cuestionan falta de trabajo y acuerdos, manifestó que “lo que hemos aprobado a la fecha marca claras diferencias con lo que hemos tenido hasta ahora; es un claro avance y responde a los anhelos y demandas que tienen las personas: un proceso de transformación real, que no dejara todo como está, que llevará cambios concretos a la vida cotidiana”.

 

 

Deja una respuesta

Cambiar Tamaño del Texto-+=