HABLEMOS DE LA TELE. Cambios urgentes y necesarios

Compartir

El nombramiento de Faride Zerán en la presidencia del CNTV y la aprobación en la Convención Constitucional del derecho a la comunicación y otros artículos referidos al sistema de medios y la libertad de expresión son muestras de que el actual Gobierno está dispuesto a impulsar una nueva etapa en materia de política comunicacional.

José Luis Córdova. Periodista. Santiago. 20/03/2022. El programa del Presidente Boric incluye varios acápites sobre la libertad de prensa, así como sobre el sistema de medios de comunicación y muy especialmente sobre el rol de “canal público” que debería asumir finalmente TVN. En las redes sociales aumentan las opiniones y sugerencias aunque son el Colegio de Periodistas, el Consejo Nacional de Televisión y la propia dirección ejecutiva del Canal nacional los que tendrán que buscar y encontrar soluciones a la crisis -no sólo financiera- sino de contenidos de la estación televisiva.

El nombramiento de la colega Faride Zerán en la presidencia del CNTV y la aprobación en el pleno de la Convención Constitucional del derecho a la comunicación y otros artículos referidos al sistema de medios y la libertad de expresión son muestras de que el actual Gobierno está realmente dispuesto a impulsar una nueva etapa en materia de política comunicacional a favor de la mayoría de los chilenos.

No faltan las presiones -por ejemplo- para sacar del aire a personajes como Constanza Santa María y Matías del Río que desembozadamente atacan al nuevo Gobierno, a la Convención Constitucional y, a nivel personal, a varias de las nuevas autoridades con irrespeto y falta de ética.

El viaje de la ministra Izkia Siches a Wallmapu es otra demostración cuando fuimos testigos de conjeturas sobre la falta de coordinación, improvisaciones y otros fallos en el operativo. Fracasadas todas las especulaciones al respecto, se abrió una polémica sobre la calificación de “presos políticos mapuche”, donde habría una divergencia en el interior del Gobierno, lo que fue claramente desmentido por las nuevas autoridades.

Hay que decir que estas operaciones no sólo se dan en TVN, baste recordar actitudes desafiantes, antidemocráticas, de colegas como Mónica Rincón, Monserrat Álvarez, Iván Valenzuela e Iván Núñez que pretenden erigirse en jueces, en lugar de comunicadores, en las demás estaciones comerciales.

Claramente no debe tratarse de desatar una “caza de brujas”, ni de discriminación o sectarismo. Los medios de comunicación de masas son y deben seguir siendo pluralistas y, si es posible, imparciales ante una nueva oposición de derecha que se perfila tan confrontacional como dividida y desquiciada.

Senadores como Iván Moreira y Manuel José Ossandón continuarán ante las  cámaras por largo tiempo, mientras diputados como Gonzalo de la Carrera, Gloria Naveillán y Johannes Kaiser esperan su turno para el relevo generacional que amenaza con ser aún más despiadado e insensato.

Todos estos nombres consignados aquí seguramente continuarán en pantalla salvo que la ética y las buenas costumbres digan lo contrario. Hemos dicho en estas mismas columnas que Canal 13 y Mega lideran la oposición comunicacional bajo el paraguas de los diarios El Mercurio y La Tercera, utilizados como pautas de prensa para todos los canales, incluyendo TVN.

La luna de miel con el actual Gobierno se cerró con una afable conversación de don Francisco con Gabriel Boric, pero no será esta la tónica de nuevas entrevistas ni conversaciones. Kreutzberger aprovechó el programa para pedir la continuación del apoyo del Gobierno a la Teletón, considerando que Boric es partidario de una política de salud integral en manos del Estado. La rehabilitación infantil no tiene por qué estar en manos de privados.

La visita de la Ministra del Interior a La Araucanía fue recibida -sospechosamente- con disparos al aire en Temucuicui. Mientras los colegas asediaban a la vocera Camila Vallejo en Santiago, prácticamente exigiendo la continuación del Estado de Excepción -cuestión que favorece a las forestales- la Inteligencia del Ejército demostraba palpablemente su total ineficacia.

Pareciera que a los periodistas les gustaría más que el nuevo Gobierno enfrentara con la fuerza la situación en el Wallmapu pero todo indica que se perseverará en el diálogo y una solución política. Cavada, Pavlovic, Matamala y Alfonso Concha van a tener que circunscribirse a relatar las acciones bélicas en Ucrania.

Escalar el conflicto en el Wallmapu sólo implica que continúa la penetración del crimen organizado, el robo de maderas, los paramilitares y el narcotráfico en la región. Un responsable y eficaz trabajo de Inteligencia es cada vez más urgente. Un cambio radical respecto al Gobierno anterior que los medios de comunicación pretenden ignorar. De ahí se desprenden los cambios necesarios en este ámbito de la información.

 

Deja una respuesta

Cambiar Tamaño del Texto-+=