11M. Ahora, con guitarra


Redes

El inicio del Gobierno de Apruebo Dignidad.

Equipo “El Siglo”. Santiago. 11/03/2022. Este deberá ser el Gobierno de las transformaciones. Es lo que se desprende del programa de Apruebo Dignidad y de diversidad de declaraciones de sus representantes, tanto de los que estarán en la administración que se inicia este 11 de marzo de 2022, como de los dirigentes y legisladores de los partidos que integran el ahora conglomerado oficialista.

En la jerga popular, ahora será “con guitarra”, es decir, asumiendo la conducción del país. Según el Presidente, Gabriel Boric, se abre “un nuevo ciclo” en Chile. Ahora el desafío radica en implementar las promesas, objetivos y planes.

De inicio, están en agenda metas como establecer en 500 mil pesos el salario mínimo, terminar con las AFP y lograr una pensión mínima de 250 mil pesos para las y los jubilados, recuperar 500 mil empleos para mujeres, llegar a la jornada laboral semanal de 40 horas, condonar la deuda por estudios de un millón de estudiantes, avanzar en una profunda reforma tributaria, generar un sistema universal de salud, reactivar las Pymes, contar con una Ley Integral de Violencia de Género, disminuir precios de viviendas y alcanzar la construcción de 260 mil viviendas dignas, garantizar el acceso al agua en todos los territorios, reparación a víctimas de violaciones a los derechos humanos en el marco de la protesta social, consagrar la eutanasia como un derecho, eliminación del Delegado Presidencial y procurar el empoderamiento de los gobernadores, lograr un transporte público gratuito, crear una empresa nacional del litio y establecer un fondo estatal para el pago de pensiones alimenticias adeudadas.

Claro que este Gobierno entra en sus primeras semanas con una agenda cargada con temas complejos y dinámicos, como la situación migratoria y los ingresos irregulares por el norte del país, el aumento de delitos de connotación pública (alza en promedio de homicidios), la tensa situación en La Araucanía, respuestas frente a la pandemia del Covid-19, el reinicio de clases, los datos inflacionarios y la afectación a la economía familiar, entre otros asuntos.

 

“La ciudadanía debe entender las dificultades para que se hagan parte del empuje. Ahí está la clave”. Camila Vallejo, Vocera de La Moneda.

 

Nadie podría desconocer que entre los objetivos estratégicos y los problemas contingentes, ésta será una administración con alta carga de trabajo y expuesta a situaciones y variables complejas, lo que no significa que no podrá ir alcanzando respuestas y logros.

Sin duda, Gabriel Boric y su cuerpo de ministras y ministros contarán con el respaldo de Apruebo Dignidad y sus bancadas parlamentarias, así como de su base social y electoral. Sin embargo, habrá presiones y cuestionamientos desde la derecha, gremios empresariales, poderes financieros y fácticos, medios de prensa conservadores y desde la ultraderecha.

No se desconoce que se abre desde marzo una real disputa en cuanto al proyecto-país, y algunos comentaristas hablan de “un período histórico para Chile”, que no se vivía desde el fin de la dictadura cívico-militar y el comienzo de la transición.

El propio mandatario escribió que “necesitamos un Gobierno que acompañe los cambios que nacieron de la gente y que al mismo tiempo enfrente con decisión los retos a los que nos enfrentamos como sociedad”. También Gabriel Boric declaró que “si Chile fue la cuna del neoliberalismo, también será su tumba”, en referencia a desmantelar las bases del actual modelo económico e institucional, que lleva casi medio siglo y fue impuesto durante el régimen dictatorial. La idea es avanzar, por ejemplo, en otro modelo de desarrollo y un Estado de derechos sociales.

El asunto de la correlación de fuerzas

Un tema que comienza gravitando en esta etapa, es la composición del Parlamento, donde el conglomerado oficialista no tiene mayoría, sobre todo en el Senado donde la derecha y sectores políticos tradicionales cuentan con una positiva correlación de fuerzas para ellos, lo que generó que la nueva administración tuviera que recurrir, desde ya, a “construir puentes” o establecer alianzas con partidos de la ex Concertación y otros, porque en eso radicaría la posibilidad de contar con votos para avanzar en reformas y nuevas leyes vinculadas a las transformaciones.

Eso hizo ruido, y habrá que esperar a ver cuál será el comportamiento político de parlamentarios socialistas, radicales, liberales y pepedistas, a la hora de concretar votaciones de proyectos.

En el ámbito ministerial, donde hay varios ministros y subsecretarios de tiendas políticas que no son de Apruebo Dignidad, inclusive en carteras bien estratégicas, el asunto parece más definido en cuanto a que todas y todos están comprometidos con la implementación del programa de Gobierno, sin que aparezcan “matices”, disidencias o frases como “no leí el programa”.

Al respecto, el secretario general del Partido Comunista, Lautaro Carmona, en entrevista con ElSiglo.cl estableció que la integración de ministerios fue “para llevar adelante el programa” de Apruebo Dignidad. Enfatizó: “Leí de uno de sus voceros más cercanos (al Presidente), que amplitud en el gabinete no significa moderación de programa, sino mejores condiciones para cumplir el programa. Desde esa perspectiva, es una cualidad sumar para que más lleven adelante el programa”.

 

“Necesitamos un gobierno que acompañe los cambios que nacieron de la gente y que al mismo tiempo enfrente con decisión los retos a los que nos enfrentamos como sociedad”. Gabriel Boric, Presidente de la República.

 

Carmona no pasó por alto que “en el Parlamento nuestra correlación de fuerzas no es holgada, pensando en las transformaciones, así que debiera ordenarnos el para qué se integran otras fuerzas. La integración, insisto, es para aplicar el programa y es una virtud”.

De ahí entonces que habrá una mirada desde el inicio de la administración Boric respecto a cómo funcionará esta política de alianzas desarrollada desde Apruebo Dignidad hacia otros partidos progresistas, socialdemócratas y liberales, y que podría ser una llave para avanzar en los planes transformadores.

Factor Nueva Constitución

Un factor tanto ineludible como incidente en el período que se abrió este 11 de marzo, es el funcionamiento y discusión de contenidos en la Convención Constitucional.

Aunque el Gobierno de Boric corre por un carril distinto, lo que será el nuevo texto constitucional y el resultado del plebiscito de salida respecto a la nueva Carta Fundamental, gravitará en las posibilidades de la administración gubernamental y, por cierto, en lo que vaya a ocurrir en el Parlamento que, no hay que desecharlo, podría dejar de incluir al Senado, dotando al país de un sistema unicameral.

En una entrevista con el periódico La Diaria, de Uruguay, el ministro Secretario General de la Presidencia, Giorgio Jackson, reconoció que “es cierto que va a ser difícil aplicar aspectos de nuestro programa de Gobierno sin un cambio constitucional” y ejemplificó: “Sin un cambio constitucional, la reforma de la salud y la reforma de los derechos sexuales y reproductivos corren el riesgo de ser consideradas inconstitucionales bajo la actual carta magna. Lo mismo sucede con algunas normas laborales. Para todos estos temas el envión constitucional es muy importante”.

Algunos personeros de la nueva administración dijeron que será fundamental lo que ocurra con una nueva Carta Fundamental, pero aseguraron que ello no debe tener una directa relación con la buena o mala gestión del Gobierno de Apruebo Dignidad, que tiene su programa, su agenda y su ruta establecida. Además de atender situaciones que aparezcan en los cuatro años que dura el mandato de Gabriel Boric.

Partiendo, puntos de agenda

  • Combate a la pandemia del Covid-19
  • Seguridad pública, alza de delitos de alta connotación pública
  • Inflación, alzas de precios, crecimiento de la economía
  • Situación migratoria, ingresos irregulares

 

Deja una respuesta

marzo 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031