El diálogo entre Nicolás Maduro e Ignacio Ramonet

Redes

“Hay tres elementos que están impactando de manera acelerada el cambio en el mundo. El surgimiento de otra época, de otras generaciones, de otra mentalidad, de otro discurso y de otra forma de ver la vida y la política”. “Ojalá el transcurso de los años que están por venir este florecimiento antineoliberal tome un curso unitario para que América Latina en su diversidad”. La batalla contra el Covid-19 en Venezuela. Sincerando las elecciones regionales. El secuestro que gatilló la suspensión de conversaciones con la oposición. “Fue como una bomba atómica las 440 medidas coercitivas y sanciones de la era Trump contra Venezuela”. Tenemos un liderazgo, damos la cara al pueblo, estamos con la gente en las buenas y las malas”. “Somos mayoría y que tenemos una base sólida para impulsar la recuperación económica, la recuperación del Estado de bienestar social”.

 Agencias. Caracas. 12/2021. Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Buenas noches, buenas noches señor Presidente, un placer estar con usted aquí, muchas gracias por recibirnos, gracias también por concedernos esta entrevista.
Esta entrevista que se está transformando ya en lo que podríamos llamar un clásico, ¿verdad? Si fuera el fútbol.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Estos encuentros nuestros…

Presidente Nicolás Maduro. Como el Real Madrid-Barcelona.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Por ejemplo, ¿verdad?

Son encuentros de fin de año, que nos permite, nos está permitiendo estos últimos años, está es la cuarta vez que lo hacemos, es la sexta vez que en realidad tenemos un intercambio de fin de año, y que van a permitir por una parte digamos en nuestra conversación, que usted haga un balance sobre el año que se termina y por otra parte también que trace perspectivas para el año que empieza, este año 2022.

Presidente Nicolás Maduro. Correcto.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Esta entrevista va a estar estructurada en torno a tres temas, la política interior, la economía y la política internacional. Y quisiera terminar con una última pregunta sobre un tema mucho mayor que usted descubrirá cuando se la haga.

Empezamos por la política interior. En Venezuela ha habido como en otros países, el año 2021 se ha caracterizado por la presencia de la Covid, la pandemia. Ha seguido siendo importante, igual que en el año 2020, el segundo año de Covid. Pero en este momento, estas últimas semanas está llegando una especie de tsunami, anuncia la propia OMS de la variante Ómicron, que estamos viéndola en Europa en este momento; Francia 200 mil casos había hace unos días, por día, y la pregunta es ¿Cómo Venezuela está enfrentando esta amenaza Ómicron? ¿El método que usted puso a punto para combatir la Covid será eficaz contra el Ómicron? Y por últimamente, ¿puede usted darnos una idea de cómo va la vacunación, el estado de la vacunación en Venezuela?

Presidente Nicolás Maduro. Bueno, en primer lugar quiero agradecerte este ciclo de conversaciones que siempre tenemos para hacer el balance, la evaluación de los años que iniciamos en el año 2016, recuerdo diciembre. Y bueno quien quiera observar la evolución, quien quiera evaluar los pronósticos y la realidad, y los resultados, ahí lo tienen 2016, 17, 18, 19, 20 y ahora 21 con rumbo al 22. Muy interesante de verdad estás conversaciones para poder evaluarlo todo. Envío un saludo a todos los seguidores de tus entrevistas, tus artículos y a todo el que en el mundo nos pueda ver y oír.

Ahora esta presencia de la variante Ómicron, lo que le dice al mundo es que el virus no ha terminado, de que el virus llegó para quedarse hasta nuevo aviso, y que no es verdad los pronósticos de que estamos cerca del final del virus, que es necesario combinar las medidas preventivas de bioseguridad sanitaria, la vacunación masiva, con la investigación científica en búsqueda de soluciones y tratamientos para este coronavirus, que bueno ha tenido tantas variantes. Esta variante Ómicron tiene decenas de mutaciones, lo cual la hace más contagiosa. Hasta ahora los estudios que se han hecho en el mundo, está variante no es más letal, pero sí al ser más contagiosa se dan los fenómenos que estamos viendo en España, Italia, Alemania, Francia, los Estados Unidos, de miles, de miles de casos; en Estados Unidos hubo en estos días 250 mil casos en solo día; en España llegaron a 1400 casos por cada 100 mil habitantes, 1400 casos por cada 100 mil habitantes, 100 mil casos por día.

Nosotros hemos hecho un gran esfuerzo con mucha disciplina, con mucho liderazgo, con mucho liderazgo de la revolución, del sistema de salud público que tenemos, con mucho liderazgo de los médicos, de las médicas, de las enfermeras, de los enfermeros, de todo lo que llamamos la Misión Barrio Adentro 100% Salud. Con mucho liderazgo del gobierno bolivariano, de estar presente orientando al pueblo.

El elemento clave en la prevención es la conciencia, es la educación de la gente. Si la gente está motivada, si la gente está alerta, bien informada, la gente se cuida. Si de verdad se le dan buenas razones de manera permanente a la gente para cuidarse, el resultado es que la gente tiende a tomar sus medidas de bioseguridad y a no descuidarlas.

Nosotros hemos tenido un método desde el año 2020 y este año prácticamente todo el año, que lo levantamos prácticamente en el mes de noviembre, que es el método siete más siete, y nos permitió bueno cabalgar el tiempo de este año 2021. Este año llegaron aquí las variantes brasileras, las dos variantes brasileras, llegó la variante Delta, más letal, todas vinieron y entraron por Colombia y por Brasil; y ahora acabamos de detectar la variante Ómicron. Y nosotros hemos mantenido en relación con el mundo, sobre todo lo que llaman el mundo desarrollado, Estaos Unidos, Europa y todos esos países, en relación con los números de contagio y de fallecimiento y los porcentajes que ellos tienen, Venezuela ha tenido un control ejemplar sobre la pandemia. Lo hemos mantenido, con el método siete más siete.

Y cuando ya nosotros empezamos avanzar en la vacunación, ya llevamos el 40% la población vacunada, reiniciamos clases presenciales y además permitimos la flexibilización con medidas de bioseguridad, pero flexibilización total. Así ha funcionado el país, el mes de noviembre, el mes de diciembre que ha sido una cosa espectacular de gente en las calles, en las plazas públicas, bulevares, parques, fiestas, ha sido una Navidad verdaderamente tremenda, feliz para la gente. Y fíjate, a pesar del gran movimiento de la gente, tú puedes observar que nuestro pueblo se cuida, se cuida de verdad. Habrá una persona por aquí que por cansancio o cierto descuido, de repente deja de usar el tapabocas, pero es circunstancial, en lo fundamental la gente está cuidándose.

Nosotros estamos llegando a unos números verdaderamente impresionantes. Venezuela acaba de llegar a seis casos por cada 100 mil habitantes. Cuando España, Estados Unidos, Alemania, Italia, dicen son los países desarrollados, ¿verdad? Son los países que tienen la riqueza del mundo, ¿verdad? Bueno este humilde país llamado Venezuela está llegando a seis casos por cada 100 mil habitantes.

Y a pesar de estar llegando a esa cifra, que es una cifra verdaderamente impresionante, nosotros mantenemos los cuidados y el liderazgo sobre la población para que se siga cuidando. Y además nos pusimos como meta llegar al 90% de la vacunación.

Tienes que tomar en cuenta que las medidas de sanciones, bloqueo, persecución económica de los Estados Unidos contra Venezuela este año, ellos pretendieron que nos quedáramos sin vacunas, amenazaron Ramonet a todas las empresas de vacunas del mundo con sanciones si nos vendían vacunas a Venezuela. Eso lo tiene que saber el mundo. El gobierno de Estados Unidos amenazó a todas las empresas del mundo. Luego dijeron que era mentira. Y nosotros bueno hicimos nuestra parte, intensamente, y logramos tener todas las vacunas que el país necesitó este año y hemos llegado al 89% de la vacunación al cierre del año 2021. Te lo digo como primicia 89% de la vacunación.

Y también te puedo adelantar que tenemos en almacén, y durante el mes de enero van a llegar nuevos lotes de vacunas, tenemos en almacén ya presupuestado en nuestras manos todas las vacunas que necesita el pueblo de Venezuela para el refuerzo durante el año 2022, todas las vacunas.

Debe saber el mundo que nosotros estamos vacunando a partir de los 2 años de edad, empezamos vacunar de los 18 en adelante, luego a vacunar mujeres embarazadas inclusive, luego empezamos a vacunar de 12 años a 18, y ahora ya estamos vacunando niños y niñas de 2 años en adelante. Lo cual nos va dar una inmunidad más fuerte, nos va dar una protección más poderosa para nuestra población.

Así que yo creo que el virus va a seguir afectando la humanidad, vamos a tener que seguir atentos del método correcto a aplicar. Nosotros no podemos renunciar al método siete más siete, ni podemos renunciar a las medidas preventivas. Pero siempre de manera voluntaria y consciente; las medidas preventivas no pueden ser impuestas al pueblo con toques de queda, con represión, las medidas preventivas tienen que ser en base a ganar la conciencia y la voluntad de la gente, a demostrar la justeza de las medidas para proteger la salud. Nosotros no renunciamos a las medidas preventivas, no renunciamos al siete más siete. Y el año 2022 espero que logrando ya la vacunación del 95% de la población, incluyendo los niños de dos años en adelante, tengamos un país tranquilo, desplegándose de manera libre, trabajando, con su vida social medianamente normalizada, y disfrutando como ha disfrutado de una gran felicidad durante estos dos últimos meses del año 2021.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Querido Presidente después de las elecciones regionales y municipales del 21 de noviembre, que han sido elecciones, lo digo para recordar lo que fue para nuestros, en particular, telespectadores que puedan hallarse fuera de Venezuela, hace más de un mes aquí hubo elecciones a gobernador y también a las asambleas estadales, e igual hubo elecciones a alcalde y también a consejos municipales. Estas elecciones yo quisiera que usted nos comentara los resultados, el balance que usted hace desde el punto de vista electoral, en función de cómo están las fuerzas políticas en el país y ¿en qué medida piensa usted que estos resultados revelan bien, el estado de fuerzas que hay actualmente en política en el país, en Venezuela?

Presidente Nicolás Maduro. Correcto. Las mega elecciones del domingo 21 de noviembre, dieron un resultado aleccionador, esta campaña electoral no era fácil, yo se lo dije en varias oportunidades al comando de campaña de las fuerzas patrióticas y revolucionarias dirigido por el compañero Diosdado Cabello Rondón; estas elecciones no son fáciles porque bueno, el bloqueo, las sanciones han creado problemas de servicios públicos, problemas en la vida cotidiana de la gente, que bueno una parte de la población no entiende que sea por las sanciones y ha molestado, ha creado insatisfacción, molestias en parte de la población. Un poco es lo que busca el imperialismo norteamericano cuando aprieta a un país para triturarlo, como lo ha hecho con Venezuela, busca la confusión, la molestia, la protesta del pueblo, es lo que ellos han buscado con sus medidas coercitivas, unilaterales, las sanciones, la persecución a la economía, a las finanzas públicas, al comercio, al libre comercio de Venezuela.

Yo le decía a los compañeros, miren, hay problemas que tenemos en servicios públicos importantes como el agua, hay problemas que han quedado del sabotaje del sistema eléctrico, hay problemas que han quedado en todo lo que es el servicio de desechos sólidos, son los problemas que tienen que atender los alcaldes y los gobernadores, y son problemas reales de la población, muchos de ellos causados por el acceso imposible a repuestos, piezas, equipos, que cualquier país del mundo va renovando para mantener sus servicios públicos, tienen un stock de repuesto, un stock de piezas y partes, bueno que les permite mantener en funcionamiento sin decline.

Nosotros llegó un momento en que, bueno, perseguidos mundialmente, si íbamos a comprar los repuestos de una bomba de agua, la gran mayoría, el 90% del agua en Venezuela hay que subirla de los ríos, de los afluentes para las ciudades que están en situación más elevada, si tú vas a comprar un motor, vas a comprar una bomba de agua de determinada magnitud, o repuestos la OFAC, el gobierno de Estados Unidos, persigue a Venezuela para que no pueda adquirirlo. Ahora, ¿explicarle eso a la población? Se le explica, ¿que hay una parte de la población que lo entiende perfectamente? Lo entiende y de manera estoica, heroica, sigue apoyando la revolución con conciencia; pero hay otra parte de la población que se ha despolitizado y sencillamente bueno, protesta, se molesta, culpa al gobierno, a la revolución y muchas veces culpan a los líderes regionales y locales. No era fácil esta elección. Y todo esto te lo digo porque teníamos conciencia de eso.

Nosotros fuimos a un proceso de primarias para elegir con el voto popular nuestros candidatos y candidatas. Las primarias fueron buenas, buena participación popular. Pero después de las primarias Ramonet, quedaron heridas en las regiones, en los estados, en los municipios, muchas veces quedaron divididos en dos grupos, dos toletes, tres toletes en el estado tal, en el estado tal, en el municipio tal, en la ciudad tal. Y entonces, sí se lanzaba Ramonet y Maduro para ser gobernador del estado tal y ganaba Ramonet, Maduro entonces se llevaba a su gente y no votaba por Ramonet. Y eso permitió que en algunos municipios y en algunos estados, bueno hubiera sido una batalla tan dura como fue. Y ganamos a pesar de eso y permitió que en algunos municipios y algunos estados, en este caso tres estados de la República, de las 23 gobernaciones la oposición ganó tres gobernaciones. En tres estados de la República y de las 335 alcaldías, la oposición ganó 108. En muchas de estas alcaldías y estas gobernaciones se explica la pérdida producto de las divisiones, de las intrigas y de los enfrentamientos entre grupos, esto hay que decirlo. Primera vez que yo lo digo Ramonet en esta conversación.

Las primarias dejaron herida insalvable en la mayoría de los estados y municipios del país, que fueron trabajadas de distinta manera por sectores de la derecha, de la oposición, bueno y que nos puso la batalla más dura, pero a pesar de esta circunstancia, las circunstancias objetivas difíciles, producto de las sanciones y las circunstancias subjetivas difíciles, producto de las divisiones que quedaron de las primarias, tuvimos una gran victoria Ramonet, ganamos el 65% de las alcaldías y consejos municipales del país, ganamos el 80% de las gobernaciones del país. Con liderazgo propio, liderazgo renovado, liderazgo con raíz profunda en el pueblo, nuestro liderazgo es de verdad Ramonet, esos líderes que tenemos en las calles, en las comunidades, en los barrios, en las parroquias, los municipios y en los estados son líderes de verdad, verdad. Hemos construido un sistema de liderazgo y un sistema de fuerzas verdaderamente impresionante que hace posible esta tremenda victoria, yo diría, seguramente esta entrevista la van a ver muchos líderes y dirigentes de la izquierda, de los llamados movimientos progresistas revolucionarios. Yo diría después de toda la guerra que le han hecho a Venezuela, ¿cómo es que las fuerzas bolivarianas y chavistas obtienen esta tremenda victoria?

En Venezuela hemos hecho 29 elecciones en 22 años y esta es la victoria número 27. Hay que tomar nota, es la victoria número 27.

Nosotros somos como siempre digo como esta madera, somos de verdad, somos de verdad, somos de verdad. Tenemos un liderazgo, damos la cara al pueblo, estamos con la gente en las buenas y las malas, somos capaces de renovar nuestro discurso, nuestro programa político, somos capaces de renovarnos espiritualmente, somos capaces de renovar nuestra sonrisa y mirar a los ojos a la gente. Yo diría, ¿qué fuerza de izquierda, qué fuerza revolucionaria, qué fuerza política de cualquier doctrina o ideología en el mundo hoy por hoy puede obtener una victoria como la que ha obtenido el movimiento bolivariano, el movimiento chavista en Venezuela? Que cada quien saque sus propias conclusiones. En todo caso creo que ha sido un impulso importante, demuestra que somos mayoría y que tenemos una base sólida para impulsar la recuperación económica, la recuperación del Estado de bienestar social y para construir lo que vamos a construir, nuevas mayorías, nuevos liderazgos, nuevas fuerzas.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Hay que añadir señor Presidente en esa perspectiva, que además esta victoria en un marco muy democrático, unas elecciones que han sido, digamos se han hecho bajo la observación de centenares de observadores internacionales.

Presidente Nicolás Maduro. Correcto.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Es prácticamente la única victoria de un partido gobernante en este contexto de Covid en el mundo. En Estados Unidos el partido que gobierna pierde, en este momento el partido que gobierna pierde, en Alemania…

Presidente Nicolás Maduro. El que gobernaba antes perdió, Donald Trump.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Donald Trump, por eso, Donald Trump perdió.

Presidente Nicolás Maduro. Ahora Biden está perdiendo.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. La Merkel perdió, en Noruega se perdió, en muchos países de América Latina los que gobiernan han perdido.

Presidente Nicolás Maduro. En Argentina perdió Macri.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Perdió Macri.

Presidente Nicolás Maduro Piñera en Chile.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Exacto.

Presidente Nicolás Maduro. La derecha en Perú.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet Todas estas estas elecciones que se han hecho en esta época de Covid, el resultado es que el que gobierna tiene dificultad a llevar a cabo estas elecciones. Por eso esta victoria es efectivamente excepcional.

Yo quisiera que habláramos también de la relación con la oposición. Ustedes mantenían un diálogo con la oposición en México, un diálogo que estaba mediado, con la mediación de Noruega. Pero ese diálogo, esa mesa de diálogo se interrumpió en particular después de la detención y extradición de Alex Saab, que tenía un estatuto diplomático y su extradición a Estados Unidos. Quería preguntarle señor Presidente, ¿en base a qué condiciones piensa usted reanudar el diálogo con la oposición, la oposición más radical en México?

Presidente Nicolás Maduro. Es importante tener presente Ramonet, que yo he llamado al diálogo durante estos más de ocho años, casi nueve años que tengo como presidente en más de mil ocasiones, en todas las circunstancias he llamado el diálogo político, con todas las oposiciones, al diálogo, al debate, al entendimiento. Porque soy un hombre de diálogo y de paz. Creo en el diálogo, en el entendimiento, en el debate y creo en la búsqueda de consenso y cada vez que ha habido diálogo hemos encontrado el camino de consenso y de la paz. Estoy en contra de la violencia política, total, que la oposición ha traído a Venezuela durante varios años, en varias oportunidades, la guarimba 2014, la guarimba 2017. Estoy en contra de los llamados que ellos han hecho a invadir Venezuela, al ejército de los gringos, al ejército imperial de Estados Unidos, que invadiera Venezuela durante los años 2019, 2020.

Y en esta oportunidad, luego de varios esfuerzos con el reino de Noruega, con Rusia, con el reino de los Países Bajos, entre otros, con México, logramos establecer un puente de entendimiento con la oposición extremista, con la oposición que está fuera de la Constitución, la oposición Guaidocista, la oposición Trumpista, lo que dejó Trump. Esa oposición fuera de la Constitución, nosotros la buscamos. Quiere decir que a México llegamos luego de muchos encuentros privados, pendulares, secretos, semi secretos. Mientras esa oposición Guaidocista andaba con su discurso altisonante, pegando gritos y diciendo tonterías, estaban reunidos con nosotros en secreto. Y se logró consensuar un acuerdo firmado, un memorándum donde ellos la oposición Guaidocista por primera vez reconoce la legitimidad constitucional del gobierno que presido. Eso se habló mucho y de manera expresa y nosotros lo pusimos como condición, o ustedes reconocen y firman el reconocimiento del gobierno constitucional o no hay diálogo con ustedes. Y ellos dijeron lo firmamos, y lo firmaron. Los diálogos iban muy bien, puedo decir. Estábamos entrando ya en honduras, en profundidad de los grandes temas de la reinstitucionalización de Venezuela, de la economía, de las sanciones criminales, de todo pues, de la vida del país. Y una vez más, cuando ya entrábamos en grandes temas y había preacuerdo en los grandes temas, íbamos a dar buenas noticias y grandes para el país, una vez más el gobierno de los Estados Unidos, el Departamento de Estado hace una acción, que ellos sabían de antemano iba a provocar la ruptura de los diálogos.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. ¿Piensa que es un sabotaje?

Presidente Nicolás Maduro. Yo pienso que sí, expresamente, no me queda duda de que fue un sabotaje del gobierno de los Estados Unidos contra los diálogos en México, expreso, porque esto lo hablamos con el gobierno de los Estados Unidos. La propia oposición, su coordinador Gerardo Blade lo habló en Washington con el Departamento de Estado y le dieron garantías a él y nos dieron garantías a nosotros que no iban a llevarse a Alex Saab, nuestro diplomático, para que los diálogos siguieran fructíferos. Y Alex Saab como nosotros lo habíamos incorporado, bueno comenzara a participar a través de videoconferencia en los diálogos. Ahora Estados Unidos le metió un golpe, una puñalada por la espalda a los diálogos de México. ¿Por qué lo hizo? ¿Por qué? ¿Por qué lo hicieron? De verdad, hay que preguntarse, que cada quien se pregunte ¿Por qué los Estados Unidos sabotea un diálogo que es fructífero para el país, que le va a dar resultados Venezuela y que va a consolidar la paz y la institucionalidad de la democracia nuestra? Secuestraron a Alex Saab, se lo llevaron sin aviso y sin protesto. Y ahora Alex Saab está secuestrado en una cárcel de La Florida, lo tienen secuestrado allá y acusándolo de mil elementos falsos. Y él está allá y sigue siendo Alex Saab representante ante la mesa de diálogo de México. Tendría que haber grandes cambios en el asunto que tiene que ver con el secuestro de Alex Saab para que nosotros volviéramos a México. Veremos qué sucede en enero, en febrero, esperemos con buena expectativa los meses que están por venir.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Señor Presidente vamos a hablar de economía ahora, y quería decirle algo que están diciendo todos los analistas que fueron tan críticos con la situación económica de Venezuela hace unos años, y hoy día todos los observadores constatan que a pesar del bloqueo de Estados Unidos o de la Unión Europea, a pesar de las medidas coercitivas, unilaterales, en Venezuela se está produciendo una mejoría bien visible de la situación económica. Yo quisiera que usted nos dijera cómo explica usted, cómo se explica, a qué se debe esa mejoría económica que todos los observadores notan en este momento, cuando observan la situación económica del país.

Presidente Nicolás Maduro. Bueno, en primer lugar que Venezuela tiene motores propios para afrontar sus necesidades económicas.

Yo lo vengo diciendo hace tiempo. Venezuela tiene motores económicos propios, tiene músculo económico, tiene capacidad industrial, tiene capacidad tecnológica, tiene conocimiento para salir adelante con motores propios y sustituir la vieja economía capitalista dependiente del petróleo, la vieja economía rentista que fue instalada en Venezuela durante 100 años. Una economía totalmente dependiente del petrodólar.

Las sanciones económicas sin lugar a dudas golpearon terriblemente la vida económica del país, los ingresos económicos del país y por ende los ingresos económicos del Estado, de la clase trabajadora, de la familia venezolana, del empresariado venezolano. Fue como una bomba atómica las 440 medidas coercitivas y sanciones de la era Trump contra Venezuela, una bomba atómica. La persecución contra la producción de petróleo, la persecución contra la producción de oro, el ataque a la moneda. La persecución contra la criptomoneda creada como alternativa para las procuras internacionales.

Yo lancé la Agenda Económica Bolivariana, esa agenda económica tiene 17 motores, y hemos venido en una estrategia desarrollando cada uno de esos motores. Y hemos venido de manera progresiva implantando medidas para liberar las fuerzas productivas en un esquema de economía de guerra, no es una economía normal. Tú puedes ver por ejemplo la economía de México, Argentina, Chile, Brasil, ninguna de ellas está sometida a ninguna medida de persecución, de limitación de su libertad de comercio, de limitación de su libertad monetaria, financiera, ninguna. Venezuela tiene una economía de guerra de facto, no las impusieron, brutal. Yo a veces veo alguna gente declarando sobre Venezuela en el mundo, inclusive gente que se dice progresista y no saben lo que es enfrentar una situación como esta, los quería ver, los quisiera ver por un ojito a alguno de esos líderes que se llaman progresistas; hablando tozudeces sobre Venezuela, cuando no saben lo que hemos sufrido, y cómo del sufrimiento hemos pasado a la resistencia y ahora al crecimiento.
Hemos tomado un conjunto de medidas. Aquí tengo un documento económico del balance que estoy preparando para presentar ante la Asamblea Nacional en enero, Venezuela se fue adaptando progresivamente en estos años a la guerra económica, desde el lanzamiento del Programa de Recuperación Económico en agosto 2018. Ya lanzábamos elementos para adaptar la economía a la economía de guerra.

Hemos avanzado todos estos años, primero se derogó la Ley de ilícitos cambiarios, para facilitar la circulación de la divisa, un elemento fundamental. Manteniendo nosotros el Bolívar como moneda flexibilizamos el movimiento de las divisas internacionales. Se sustituyó el esquema de control de precios por un esquema de precios acordados, que aunque muy débil ayuda. Se realizaron reformas en materia tributaria y se implementó un programa de gasto e inversión público para disminuir el déficit fiscal. Y avanzamos muy bien en la disminución del déficit fiscal. Se creó un mercado cambiario que no existía en Venezuela, hoy el tipo de cambio oficial es el promedio ponderado de las mesas cambiarias existentes en Venezuela, en los bancos. Nos fuimos adaptando y creando mecanismos para una economía de guerra. Se optimizaron los subsidios. Por ejemplo, el subsidio a las tasas de interés en los créditos y el subsidio a la gasolina.

Se desarrolló un nuevo marco legal para facilitar y asegurar las inversiones, y se aprobó la Ley Antibloqueo que está funcionando de manera divina, como dirían por allá en Los Andes. También se reactivó el mecanismo de diálogo con todos los sectores privados del país. Hoy tenemos una relación estrecha con todos los sectores medianos, pequeños, pequeñitos, grandes grandotes, nacionales, internacionales, tenemos un diálogo permanente en el Consejo Nacional de Economía Productiva. Se recuperó de manera gradual la producción petrolera y la producción de las refinerías del país, del complejo petroquímico y de los complejos mejoradores. Se está recuperando la política arancelaria, muy importante como mecanismo de impulso y defensa de la producción nacional, en un marco de respeto de los acuerdos internacionales, con la consigna primero Venezuela, primero lo nuestro, proteger la industria nacional, proteger a los productores nacionales.

Este año pusimos en marcha lo que llaman los expertos, la reexpresión monetaria, eliminamos 6 ceros al Bolívar y fortalecimos el punto de vista psicológico, el manejo del Bolívar en un marco general de mejoría de la economía. Ha sido muy bien aceptada por la población, el lanzamiento del Bolívar digital, nuestra moneda digital. Como resultado de este conjunto de medidas Ramonet, de manera sistemática, sostenida y coherente, la economía venezolana en este momento está en un claro período de recuperación.

Yo te puedo decir que hemos recuperado el crecimiento económico y el segundo semestre del año 2021 estamos teniendo un crecimiento económico de 7.5 por ciento. Quiere decir que la economía con motor propio, con fuerza propia, la economía real, ha tomado el camino del crecimiento económico. Es una gran noticia. Es la economía no petrolera, aunque la economía petrolera también está creciendo, pero ya no dependiendo la economía no petrolera de los petrodólares, sino dependiendo de su esfuerzo, su capacidad de autofinanciamiento y del mercado nacional.
Hemos reactivado el mercado nacional con una reactivación impresionante del comercio interno, que nuestro pueblo está experimentando.

Por ello sin dudar, sin duda alguna, el mayor logro de todo esto ha sido la defensa de nuestro modelo económico. Venezuela está relatando su economía, impulsando crecimiento con oportunidades para todos, pero sobre todo pensando en los más vulnerables, en los más necesitados según nuestra orientación humanista y socialista. Quiere decir que ha sido el 2021 el mejor año de la guerra económica y creo que debemos seguir muy atentos al desarrollo de la economía, a dar facilidades para que se sigan liberando las fuerzas productivas internas y a seguir controlando todos los procesos inflacionarios. Nosotros ahora, diciembre estamos cerrando con buenas noticias el año desde el punto de vista inflacionario.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. De eso le quería preguntar Presidente porque la inflación sigue siendo una preocupación de la población y la cuestión es qué medidas piensa usted adoptar para reducir la inflación o hacerla desaparecer. Aunque en el mundo entero en este momento está regresando la inflación, por cuestiones ligadas también al mundo post pandemia de la Covid. Pero, ¿cómo está la cuestión de la inflación aquí en Venezuela?

Presidente Nicolás Maduro. Venezuela siempre ha tenido una economía inflacionaria, antes de la guerra económica, antes de las medidas coercitivas, antes del esquema de guerra económica, antes de la economía de guerra. Una economía con 60 años de ingreso petrolero y de alto consumo del mercado interno que generaba siempre un desbalance entre la capacidad de consumo interno producto de los petrodólares, con la capacidad de producción y satisfacción de esas necesidades.

Y además siempre hemos tenido una tendencia del sector privado a la especulación para ganar, obtener la máxima ganancia. Son dos elementos que han cruzado la vida económica en los últimos 60, 70 años. Cuando llegó este período de guerra intensa para triturar a Venezuela, bueno las medidas económicas hicieron perder al Estado venezolano, Ramonet, el 99% de sus ingresos. O sea pasamos un día de obtener 100 dólares, a obtener 1.
Pasamos un día de tener 54 mil millones de dólares en un año, al ingreso el año pasado de 600 millones de dólares.

Por la persecución contra el petróleo, por la persecución contra las cuentas, el secuestro de las cuentas bancarias. Nos robaron más de 30 mil millones de dólares en el exterior y no los tienen secuestrados. Por el robo y el secuestro de la empresa Citgo en Estados Unidos, de la empresa Monómeros. ¡Es brutal! Te digo es una bomba atómica contra el país.

Ahora, si no hay ingreso, eso tuvo un impacto tremendo en la capacidad del Estado para regular el mercado, el mercado de divisas en este caso el mercado del dólar. Y eso tuvo un impacto tremendo bueno en la hiperinflación que se posicionó en Venezuela.

La forma de combatir la hiperinflación en primer lugar fue la protección social, a través del sistema de Carnet de la Patria en nuestro pueblo, a través de los CLAP, y a través de todas las misiones y grandes misiones. Lo primero fue la protección social al pueblo y lo segundo bueno, han sido un conjunto de medidas de carácter económico, monetarias, financieras.

Tú me dices, ¿qué hay que hacer? Bueno, hay que profundizar lo que venimos haciendo. Atacar una de las bases de la inflación y elevar la capacidad de producción de alimentos, de bienes y servicios, para que la capacidad de oferta equilibre la demanda o la supere inclusive. Eso es un elemento, algunas veces fundamental en los procesos inflacionarios de Venezuela y en cualquier lugar del mundo.

Lo otro es elevar los ingresos nacionales. El ingreso nacional nos permite regir el mercado cambiario y satisfacer el mercado cambiario. Las necesidades de divisas que tiene la economía para moverse y controlar aún más, controlar totalmente lo procesos inflacionarios generados por el movimiento del dólar dentro del país.
Hemos avanzado en cada uno de esos frentes, yo te puedo decir por ejemplo, nosotros hemos logrado estabilizar con este sistema cambiario todo lo que era el dólar que se disparaba en el país; ha logrado estabilizarse, ralentizarse y tengo gran esperanza de que el año 2022 podamos seguir gobernando el sistema cambiario nuevo que tiene el país, de acuerdo al esquema de guerra económica.

Igualmente a nivel de la inflación, ya Venezuela tiene cuatro meses seguidos con una inflación de un dígito. Hoy podemos decir y declarar políticamente, seguramente lo harán las autoridades económicas en los próximos meses, pero yo puedo declarar políticamente con el resultado del manejo de la inflación entre los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre, que ha sido de un dígito con tendencia a la baja, que Venezuela abandona el estado de hiperinflación, producto de la guerra económica y las sanciones.

Venezuela da un paso, entramos bien al año 2022. Yo creo que el año 2022 va a combinar elementos importantes de crecimiento, de ralentización de la inflación, de generación de riqueza, que va a permitir lo más importante de todo: Que toda esa riqueza se convierta en educación, en salud, en vivienda, en salario, en ingreso, en felicidad social, en el vivir viviendo. Lo que decía nuestro comandante Chávez: Una transición hacia un modelo socialista humanamente gratificante. Ese es nuestro objetivo.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Presidente, esto es tanto más notable, que la producción de petróleo no ha conocido una digamos un crecimiento espectacular, como resultado del bloqueo. Y Venezuela no tenía costumbre de tener una economía en la que el petróleo no fuera el elemento más importante. Así que yo quisiera que usted nos hablara un poquito del petróleo en Venezuela en este momento, ¿cómo está la producción? ¿Qué consecuencias puede hoy sostener para esta perspectiva económica que habla usted para el año próximo? Y también, ¿Cuáles son los nudos que existen aún en la economía venezolana, que habría que destrabar para permitirle un mayor crecimiento?

Presidente Nicolás Maduro. Bueno, el nudo principal es la generación de riqueza monetaria que nos permita hacer las inversiones suficientes en el aparato económico, en el aparato petrolero, y las inversiones suficientes en el sistema de bienestar social, para que el país viva un proceso de expansión económico y social, de crecimiento económico y social.

El nudo principal es el ingreso nacional, allí está el elemento. Y es el punto principal de ataque del imperialismo norteamericano. Esto que se está haciendo contra Venezuela es algo criminal, es cruel, deben saber los mandatarios de izquierda progresistas, de derecha socialdemócrata, debe saber cualquier líder que me pueda estar escuchando, que la experiencia de Venezuela quedará como uno de los crímenes más crueles que se haya intentado cometer contra un pueblo. Porque se ha hecho de todo.

Debe saber el mundo, yo a veces lo explico en reuniones internacionales, en videoconferencias, debe saber el mundo la persecución que ha habido contra cuentas. Venezuela, el estado venezolano no puede tener una cuenta bancaria en el sistema financiero internacional, por ejemplo, para pagar vacunas, medicinas, insumos, materia prima. Lo que necesite pues. Venezuela no tiene derecho a importar los repuestos, la maquinaria que necesita su industria petrolera, sus refinerías, su petroquímica, su industria en general. Venezuela no tiene derecho, se le ha pretendido negar la libertad de comercio para sus productos naturales, sus productos fundamentales, y se persigue empresas, cuentas bancarias, personas, barcos, que pretendan venir a llevarse los productos de Venezuela y venderlos al mundo, se les persigue. Por eso yo he dicho fiel y convencido como estoy del camino para construir una economía no petrolera, productiva, generadora de riquezas que satisfaga las necesidades del pueblo, fiel convencido como estoy en ese camino que dejó el proyecto del comandante Hugo Chávez, ante esta condiciones extremas que nos ha tocado vivir y nos toca vivir. Yo veo esas condiciones extremas como una oportunidad para avanzar en ese camino, y se está demostrando la justeza de ese camino y de esa oportunidad de ir a generar riqueza con nuestro propio esfuerzo.

Venezuela está llegando a 1 millón de barriles diarios de producción petrolera. Nos planteamos 1 millón 200 mil para este año. Pdvsa me quedó debiendo 200 mil barriles, bueno pero de verdad es un logro tremendo de los trabajadores y las trabajadoras. Sin dinero prácticamente. La producción petrolera es una actividad económica de alto uso de financiamiento, de alta inversión, es una alta inversión para bueno recuperar pozos, meter tecnología en los pozos, y esa inversión se recupera muy rápido. Todo el que conozca el negocio petrolero sabe que es así, nosotros estamos recuperando la producción petrolera con inversión venezolana, propia, centavo a centavo, centavo a centavo, para recuperar un pozo, recuperar otro pozo y así vamos Ramonet, así vamos. Este año llegamos a 1 millón. La meta del próximo año es llegar a 2 millones de barriles diarios. Ir paso a paso sostenido, sostenible, recuperando la capacidad de producción.

Este año recuperamos la capacidad de producción de las cuatro refinerías del país, a pesar de los intentos de ponerle bombas, de sabotear con terrorismo nuestras refinerías. Un gran logro de los trabajadores petroleros, este año avanzamos en la recuperación de más del 90% de la capacidad producción de la petroquímica.
Quiere decir que la industria petrolera de refinación y petroquímica de Venezuela con pulmón propio, con inversión propia, con esfuerzo propio, con tecnología propia, deben saber todos los que nos escuchan que el sistema con que se construyó la industria petrolera de refinación y petroquímica de Venezuela es 100% gringo o europeo. Entonces sigue ahí una parte del proceso productivo que se paraliza, se echa a perder, se daña, bueno la dependencia con el exterior es de 100%. Y eso lo saben los gringos, eso lo saben los imperialistas. Y por ahí atacaron durante años, hasta que vinieron nuestros ingenieros, nuestras ingenieras, nuestros científicos y científicas, nuestros trabajadores y trabajadoras y comenzaron a hacer piezas y partes con ingeniería nacional y recuperar pozos, refinerías, etc.

Así que es un camino heroico de verdad. Venezuela está trabajando muy fuertemente, nuestro país, por construir una economía no dependiente del petróleo, generadora de bienes y servicios que de verdad satisfaga la necesidad nacional. Generadora de riqueza alternativa, riqueza monetaria. Y también estamos trabajando por la recuperación de la poderosa industria petrolera que va a complementar de una manera maravillosa, todo el proceso de desarrollo económico que Venezuela va a experimentar en todos estos años que están por venir.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Presidente, vamos a hablar ahora de política internacional y en particular, quisiera que empezáramos a hablar de los Estados Unidos. En Estados Unidos ha habido a principios de este año un cambio político importante, puesto que un presidente demócrata Joe Biden ha sucedido a un presidente republicano Donald Trump. Sin embargo, la política de Estados Unidos con respecto a Venezuela no ha cambiado, sigue siendo extremadamente hostil, objetivamente hablando, ¿qué cuenta usted, qué iniciativas cuenta usted adoptar para tener contacto, relaciones, quizás las tiene usted y nos la puede revelar aquí? ¿Cuáles son las relaciones que mantiene actualmente Venezuela con la actual administración de Estados Unidos?

Presidente Nicolás Maduro. Bueno yo he dicho en varias oportunidades, se fue Donald Trump, pero el imperio quedó, el imperio está intacto. Llegó Joe Biden como una gran promesa de cambio, de un gran cambio para la sociedad estadounidense, y de un gran cambio para la humanidad. En relación a Venezuela todo ha seguido igual, la persecución financiera, monetaria, petrolera, económica, comercial. No ha habido ninguna señal, ni una sola señal de rectificación, de mejoría de todas estas medidas crueles.

Nosotros cuando fuimos a México fuimos en el entendido de que al sentarnos a hablar con la oposición extremista Guaidocista, nos sentábamos a hablar con los Estados Unidos. Y el gobierno de Estados Unidos en declaraciones públicas así lo dio a entender, lo hizo entender. Pero bueno, ya sabemos lo que fue el destino de las negociaciones de México, fue desde el norte que metieron la puñalada trapera para trastabillar, descarrilar las negociaciones de paz de México.

Así que bueno yo pienso y se lo digo siempre a mis compañeros y a mis compañeras, a los líderes y lideresas, a todos los jefes políticos que tenemos, del Gran Polo Patriótico, del Partido Socialista Unido de Venezuela, gobernadores, gobernadoras, todo el liderazgo de la revolución y se lo digo al pueblo en general, nosotros no podemos esperar nada sino de nosotros mismos. Un pensamiento de José Gervasio Artigas, que le gustaba mucho repetir el comandante Hugo Chávez. No esperemos nada sino de nosotros mismos. Plantémonos en nuestra verdad, en nuestra razón, en nuestro proyecto bolivariano y avancemos. Allá el imperialismo, allá ellos con sus acusaciones, con sus persecuciones, acá nosotros con nuestro trabajo con nuestro diario batallar, con nuestra verdad y con nuestros logros, con nuestros avances. Ojalá, quién sabe cuándo y con quién, se abran las posibilidades de un diálogo directo, valiente, sincero y de entendimiento con el gobierno de Estados Unidos. Ojalá, ojalá fuera con el gobierno de Joe Biden, ojalá. Si se da, muy bien y si no se da, seguimos nuestro bregar, nuestro batallar. Este es nuestro camino, caminar con pies propios, pensar con cabeza propia, como diría Ho Chi Min.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Señor Presidente, usted hablaba antes de los activos venezolanos en el exterior, en particular usted citó a Citgo, esta empresa petrolera que se encuentra en Estados Unidos, usted citó a Monómeros, que se encuentra en Colombia. Y también está la cuestión de las reservas de oro depositadas en el Reino Unido. ¿Qué iniciativas está tomando su gobierno para tratar de recuperar, digamos una gestión soberana sobre esos activos?

Presidente Nicolás Maduro. Bueno nosotros estamos en permanente actividad diplomática, política y jurídica. Llevamos un juicio en Londres para la recuperación de las reservas de oro del Banco Central de Venezuela. Allí se han aportado suficientes pruebas de las autoridades legítimas reconocidas nacional y mundialmente por el Sistema de Naciones Unidas, las autoridades legítimas del Banco Central de Venezuela, del gobierno nacional constitucional de Venezuela. Si fueran juicios ajustados a la verdad real, a la verdad jurídica y a la justicia, a Venezuela se le debería regresar el oro que le pertenece al Banco Central de Venezuela y que es parte de las reservas y activos de Venezuela.

En el caso de la empresa Citgo e los Estados Unidos, deben saber la empresa Citgo es una empresa que tiene seis refinerías en Estados Unidos, más de 7 mil estaciones de gasolina. Es una empresa que daba importantes aportes al cierre de todos los años y que nosotros administramos de manera transparente y pulcra. Y todos los aportes que daba venían a Venezuela a convertirse en inversión económica, en vivienda, en educación, en salud, en alimentos. Allí están las cuentas claritas de todo el ingreso que se generaba en Citgo. Además en Citgo funcionó, no sé si funciona todavía, algo que es una fundación para la ayuda humanitaria de niños y niñas, que fue desmantelada totalmente y comenzaron a utilizar sus recursos para actividades ilícitas, para actividades personales, familiares, del grupo de bandidos de la ultraderecha que le ha puesto sus garras a Citgo. Bueno también nosotros seguiremos procurando por la vía judicial legal, aunque en Estados Unidos no hay posibilidades de garantías de un proceso justo para que el gobierno y el Estado venezolano recuperen Citgo, no la hay. Es la justicia imperial, se imponen ellos y punto, y tienen secuestrado Citgo, su propiedad, sus activos, sus cuentas bancarias.

Lo mismo pasa con Monómeros, una empresa que estaba en números azules, números positivos, una empresa bien manejada y bien administrada por la revolución, que ha sido quebrada malversada, destruida por Juan Guaidó, Leopoldo López y toda esa pila de mafiosos y bandidos. Esa es la verdad.

En esto hay una lucha política, diplomática; en esto también hay una lucha jurídica que debemos dar porque prevalezcan los derechos del país, pero también es una lucha moral.

Esta gente ha demostrado la catadura, la podredumbre moral en que se mueven, le pusieron como aves de rapiña sus garras a estas empresas, a estos activos, ¿y qué han hecho? Robárselo, repartírselo como un botín. Y ni hablar, Ramonet, de los 1.600 millones de dólares que el gobierno de Estados Unidos hace más de un año dijo que le había dado a la oposición Guaidocista. Luego callaron. Al tema le echaron tierrita. Pero son 1.600 millones de dólares de los contribuyentes estadounidenses. Algún día surgirán juristas, gente de bien que busque la verdad de dónde sacaron el dinero. 1600 millones de dólares es mucho dinero para un país, ¿a quién se lo entregaron? ¿Y cómo malversaron ese dinero? A esa gente es que nosotros nos enfrentamos Ramonet. A una ultraderecha muy corrompida, muy vende patria. Y que bueno, que está en el objetivo de la opinión pública porque nuestro pueblo sabe qué representan ellos y el daño que le han hecho a nuestro país.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Señor Presidente hablemos de América Latina. Últimamente en América Latina se suceden las elecciones y a medida que estas elecciones transcurren se multiplican las victorias del campo progresista, últimamente lo hemos visto de manera muy espectacular en Honduras y en Chile en particular, y las encuestas en este momento parecen anunciar también victorias progresistas de la izquierda latinoamericana. El año próximo en Colombia las elecciones serán en mayo de este año 22, y en Brasil donde las elecciones serán en octubre de 2022. ¿Cómo analiza usted esta situación, cómo explica usted tantas victorias progresistas en este momento en América Latina?

 Presidente Nicolás Maduro. El neoliberalismo se agotó profunda y absolutamente, el modelo neoliberal se ha mantenido los últimos 20 años sobre la base del engaño, la mentira, la manipulación, el fraude electoral, en muchos países sobre la base de la división en el campo progresista en muchas oportunidades y sobre la base de la represión, como es el caso de Colombia, de Chile, de Ecuador, y como fue en los gobiernos anteriores el caso en Perú, a sangre y fuego, esos gobiernos de derecha y neoliberales impusieron sus paquetes en base a la mentira, al engaño y a la represión. Bolsonaro también ha impuesto su modelo neoliberal en Brasil, pero el neoliberalismo no tiene respuestas para los pueblos, está agotado, totalmente agotado. Venezuela va a la vanguardia.

Venezuela siempre estuvo a la vanguardia Ramonet, humildemente lo digo, pero es nuestra verdad histórica, un 27 de febrero, un 28 de febrero de 1989 el pueblo de Venezuela fue el primero que se levantó contra el Fondo Monetario Internacional con el gobierno de Carlos Andrés Pérez. Fue el primer levantamiento popular, la primera rebelión popular en el año 89, hace 32 años. Estoy en lo cierto, ¿verdad? 32 años.

Vamos a cumplir ahora el 4 de febrero de 2022, 30 años de la rebelión militar bolivariana del comandante Chávez contra el Fondo Monetario Internacional, contra el imperialismo, contra oligarquía, contra el neoliberalismo, fue una rebelión antineoliberal, antioligárquica, antiimperialista, anti fondo monetarista. Nosotros fuimos los primeros en revelarnos y luego el proyecto bolivariano fue el primer proyecto antineoliberal que llegó al poder con votos. Seis de diciembre de 1998. Acabamos de cumplir 23 años de la primera victoria antineoliberal de una fuerza revolucionaria. Porque nosotros somos es una fuerza revolucionaria, no sólo somos una fuerza antineoliberal, no sólo somos una fuerza de izquierda, no sólo somos una fuerza que suma al progresismo. Nosotros nos auto definimos como una fuerza transformadora, revolucionaria de raíz, una fuerza bolivariana histórica.

A partir de ese triunfo, luego tú sabes vino la primera ola, la llegada de Lula 2003, la llegada de Néstor Kirchner 2003, la llegada del Frente Amplio en Uruguay con Tabaré Vázquez, la vuelta del Frente Sandinista de Daniel Ortega, el surgimiento y triunfo de Evo Morales en Bolivia. El surgimiento triunfo de Rafael Correa, las fuerzas progresistas del Caribe, la Cuba histórica de Fidel, de Raúl, ahora de Miguel Díaz Canel.

Así que se conformó la primera ola que permitió avanzar en la creación del ALBA, de Petrocaribe, de Unasur, de la CELAC, el reencuentro en la diversidad de ideologías y de políticas, el reencuentro de América Latina y el Caribe.

Y se pudo señalar el camino hacia los años y décadas por venir. Ahora se está dando una segunda ola muy diferente a la primera, pero también tiene un corte fundamentalmente antineoliberal, los pueblos han despertado, los pueblos buscan camino y ojalá los líderes y las fuerzas políticas que están surgiendo en América Latina, que están insurgiendo sean leales a los legados históricos de quienes precedieron, de mártires que dieron su sangre por un cambio profundo, un cambio histórico en América Latina. Ojalá. Y ojalá el transcurso de los años que están por venir este florecimiento antineoliberal tome un curso unitario para que América Latina en su diversidad, en su compleja diversidad pueda reencontrarse en un camino propio, el camino de la unión, de la liberación y del desarrollo compartido.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Señor Presidente para terminar, una última pregunta que usted nos exponga una visión más teórica, digamos.

He observado que en varios de sus discursos recientes usted habla de que el mundo está cambiando de ciclo. Y usted dice, también ha dicho, ha repetido que es necesario en este momento también cambiar de análisis político.
Yo quisiera que usted nos expusiera: ¿Cómo ve usted este cambio de ciclo que se está produciendo en el mundo? ¿Y qué análisis político hay que adaptar a este cambio de ciclo?

Presidente Nicolás Maduro. Es un aporte que estamos haciendo desde Venezuela para que los sectores de intelectuales pensantes de la cultura y los sectores políticos llevemos un debate esclarecedor sobre qué época histórica estamos viviendo. ¿Es igual la época histórica del año 2000 al año 2010? ¿Del año 2010 al año 2020, a la que nosotros estamos empezando a ver? Nosotros notamos cambios sustanciales que ameritan su comprensión y ameritan una transformación en el hacer de la política, sobre todo los sectores revolucionarios progresistas de izquierda, los sectores transformadores del mundo. Hace 30 años cayó la Unión Soviética, se desintegró, y unos pocos entendieron las oportunidades que había para nuevos proyectos, muchos terminaron desde la izquierda quebrados moralmente, intelectualmente, terminaron muchos en la derecha, en las frustraciones del pesimismo. Y siempre las frustración y el pesimismo es el prólogo para la negación de los objetivos y las políticas transformadoras. Pocos resistieron en el mundo, bueno fue después de la caída de la Unión Soviética que en Venezuela surgió el proyecto bolivariano, el liderazgo de Chávez, el Proyecto Nacional Simón Bolívar, de nuestras raíces. Hicimos modestamente nuestros aportes a los nuevos paradigmas de los movimientos revolucionarios del mundo. El impacto de liderazgo de Chávez para los nuevos paradigmas hoy nadie los niega, sino no estuviéramos en el centro de la campaña que el imperialismo promueve y financia en todos los países del mundo contra Venezuela, la revolución bolivariana, antes contra Chávez, ahora contra mí, en todas las televisoras, radio, prensa, redes sociales de España, Italia, Portugal, Argentina, México, Brasil, Chile, Colombia, donde usted la vea allí hay una campaña contra Venezuela, ¡por algo será!

Si fuéramos indefensos nosotros no hubiéramos tenido es impacto que tuvo el proyecto bolivariano, el liderazgo del comandante Chávez, la revolución bolivariana.

Ahora nosotros con esta experiencia de haber nacido del surgimiento de una nueva época, de un nuevo paradigma, le planteamos al movimiento revolucionario del mundo, a los intelectuales honestos del mundo, a los sectores progresistas del mundo, que veamos los cambios que hay, que los identifiquemos muy bien. Por lo menos hay tres elementos que están impactando de manera acelerada el cambio en el mundo. El surgimiento de otra época, de otras generaciones, de otra mentalidad, de otro discurso y de otra forma de ver la vida y la política. Tres elementos por lo menos Ramonet.

En primer lugar, la pandemia. Lo cambió todo y la pandemia todavía no se anuncia que se va y después esta pandemia, bueno quedará la marca en la psiquis colectiva, en la psicología colectiva de cómo asumir la vida social.

La pandemia lo ha cambiado todo, las costumbres sociales, las formas de relacionarse. Bueno ha surgido, tú ves en el mundo sectores negacionistas, que exponen su propia vida para negar, creyendo que es una manipulación de los sistemas políticos del mundo, la existencia de la pandemia. Así que la pandemia es un elemento que llegó para quedarse y que ha modificado toda la conducta social, y que nos obliga a nosotros a entender los nuevos esquemas de relacionamiento social.

El otro elemento es el cambio económico acelerado, los nuevos actores económicos del mundo. Cuando tú te preguntas, o preguntabas en los años 50, 60, dame el nombre del magnate del mundo, la gente te decía Rockefeller, ¿y qué era Rockefeller? Petróleo, industria. Cuando hoy te preguntan, ¿cuáles son los magnates del mundo? ¿Ah? Elon Musk, cohetes espaciales, tecnología. Zuckerberg el dueño de Facebook, Instagram, WhatsApp, comunicación. Dueño del mundo, dueño del mundo el Zuckerberg.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Lo llaman el capitalismo digital.

Presidente Nicolás Maduro. El capitalismo digital. O Bill Gates, que ya lo van desplazando a Bill Gates.
Pero Bill Gates significa Internet, tecnología, computación, teléfonos inteligentes.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Microsoft.

Presidente Nicolás Maduro. La economía y las relaciones que se desprenden de las dos economías, está marcando un cambio acelerado en la forma de ser, en la conciencia y en el funcionamiento de la circulación de la riqueza a nivel mundial. Hay que ponerle el ojo a eso. De Venezuela pedimos ayuda a todos los investigadores, a todos los especialistas de estos temas para entender los más y para poder adaptar nuestra visión y nuestra acción a la nueva época que ha surgido ya.

Y un tercer elemento, el cual tú insistes mucho Ramonet, es el carácter dominante de las redes sociales en las relaciones sociales, culturales, humanas de la actual humanidad. Sobre eso hay muchos teóricos, yo he escuchado varias conferencias que tú has dado sobre cómo las redes sociales desplazaron a los medios de comunicación tradicionales, y cómo las redes sociales han creado una realidad virtual muy poderosa y atrapan al individuo como tal, a diferencia de los antiguos medios comunicación social que generaban grandes matices de carácter colectiva social. El carácter dominante de las redes sociales sólo de por sí ha cambiado el mundo que tenemos. Ya no es posible hacer política sin las redes sociales, ya no es posible hacer marketing sin las redes sociales. Tú no puedes vender, si tú quisieras vender una marca de lentes como este, bueno y te fueras a promocionarlo en la radio y en la prensa, no venderías ni uno, pero si lo promocionas en Tik Tok, en Instagram, te los arrancan de las manos. Es otra vida, es otro mundo. Por eso yo digo hemos entrado en una nueva época. Y desde la revolución bolivariana así lo asumimos, lo estamos estudiando para nosotros adecuarnos, renovarnos, hacer los cambios que tengamos que hacer y que las fuerzas de cambio revolucionarias, progresistas, estemos a la vanguardia de la nueva época y de los nuevos tiempos que vienen.

Escritor y periodista, Ignacio Ramonet. Muchas gracias señor Presidente. Apasionante en particular la reflexión teórica sobre este mundo nuevo que se instala. Muchas gracias. Sólo me queda felicitarle por el nuevo año, felicitarlo a usted, a todo el pueblo venezolano en particular, y darle cita el año próximo para nuestro clásico de 2023.
Gracias Presidente.

Presidente Nicolás Maduro. Gracias a ti Ramonet y un saludo a toda la gente buena del mundo, desde Venezuela seguimos resistiendo con mucho amor y mucha fe en que vamos a seguir venciendo. Gracias Ramonet.

(El Siglo es Soberanía Informativa. Información para el Conocimiento. Por ello es generador de contenidos que contribuyen al análisis, el debate, la profundización temática)

 

Deja una respuesta

enero 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31