“Un Gobierno de transformaciones necesita la mirada de sectores populares”

Diputada del partido Comunes, Claudia Mix, apuntó en entrevista que “en estos días hay que estar en regiones, en los territorios, con los trabajadores y pobladores”, de cara al balotaje presidencial del 19 de diciembre. Aclaró que Gabriel Boric está “ampliando el programa, incorporando temas, pero no ha cambiado la parte de valores y de convicciones de Apruebo Dignidad”. Sobre ajustes programáticos que hizo José Antonio Kast, advirtió: “No confío en ese cambio de visión, creo que es por presiones”. Indicó que “el Partido Comunista está desarrollando un trabajo tanto con sus representantes populares, como su militancia, y viene a desarrollar y fortalecer la propuesta y el programa”. Frente a lo que resta de campaña, la  congresista declaró que “si algo quedó demostrado en el último tiempo, en la votación que sacamos y que incluso la aumentamos, es que finalmente el puerta a puerta, la labor en territorios, el vínculo directo con la gente, es lo que se premia, no otra cosa”.

Hugo Guzmán. Periodista. “El Siglo”. Santiago. 10/12/2021. No terminó de hacer campaña para ser reelecta como diputada por Cerrillos, Colina, Estación Central, Lampa, Maipú, Pudahuel, Quilicura y Tiltil (Distrito 8), y continuó sin parar alentando a votar por Gabriel Boric, su colega y compañero del Frente Amplio en el Parlamento, hoy candidato presidencial de Apruebo Dignidad.

En entrevista con ElSiglo.cl, Claudia Mix abordó temas cruciales en estos días de cara al balotaje de donde saldrá electo el próximo jefe de La Moneda.

¿Se puede confiar en las modificaciones que José Antonio Kast le está haciendo a su programa?

En los programas se pueden hacer ajustes, pero cambios tan determinantes, pueden obedecer a otras cosas. Por ejemplo, Gabriel Boric está ampliando el programa, incorporando temas, pero no ha cambiado la parte de valores y de convicciones del programa de Apruebo Dignidad. En el caso de Kast es leer la presión de algunos sectores de la derecha que son menos conservadores en cuanto a temas del siglo XXI. La verdad no confío en ese cambio de visión de Kast, creo que es una modificación a su programa por presiones de sectores menos conservadores de la derecha.

¿Y en la candidatura de Gabriel Boric cómo cree que se asumieron temas donde se señalaron déficit, como migrantes, seguridad pública, combate al narcotráfico?

Tiene que ver, primero, con la experiencia que nos ha tocado vivir a diario, la experiencia local. Y, en segundo lugar, como lo dijo Gabriel, con todo el aporte que ha llegado y que era parte de los programas de Yasna Provoste y de Marco Enríquez-Ominami, que vienen a enriquecer el programa de Apruebo Dignidad.

Por ejemplo, en seguridad ciudadana, hay miradas súper valiosas de personas que llevan mucho tiempo trabajando ese tema, hay especialistas, gente muy preparada, y que estaban vinculadas a gobiernos anteriores, a centros de estudio, o fundaciones, y hoy está a disposición de la candidatura de Boric. Es muy valioso, incluidos otros temas como migración, tener la mirada de esos expertos, que no quita ni cambia nada, sino que viene a enriquecer un programa.

¿Dónde cree que deben estar los énfasis en los días que quedan de campaña?

Llegar a los más lejanos rincones posibles, a todo el país. Hablarle a la gente con nuestro mensaje y nuestros contenidos. Salir a enfrentar toda esa instalación que hace la derecha de “Chilezuela” y reforzar la autonomía de nuestro país, la libertad de la gente, que son incomparables los procesos. Hay que insistir en la defensa y promoción de los derechos sociales, insistir mucho en el respeto a los derechos humanos, y establecer con fuerza los contrapuntos con la derecha. Reforzar el tema de garantías de derechos con nuestra propuesta, el vínculo con las familias chilenas, la seriedad de las propuestas. Estar en los territorios desplegados. Creo que está muy sólido el programa, se están haciendo muchos puerta a puerta, hay mucho volanteo, es impresionante la cantidad de actos que se hacen en todo el país, creo que Gabriel debe mantener solidez en su discurso, en los contenidos, hay que tener en cuenta que según estudios la gente está preocupada de los debates, de lo que se diga, y eso hay que cuidarlo.

Conversando con la gente, me decían que estaban muy contentas y de acuerdo con que con Boric la pensión mínima sea de 250 mil pesos, o que el sueldo mínimo sea de 500 mil pesos, y eso te indica que hay que hablar de las propuestas, de las cosas concretas y simples, que la gente entiende y le hace sentido.

Se sigue con el tono de que en esta campaña el Partido Comunista es una carga, una mochila, un fantasma para Boric.

No lo veo así, no lo veo en la interna nuestra así tampoco. Reflejo de eso es la responsabilidad que tienen en campaña los comunistas, por ejemplo, la responsabilidad que tiene en el despliegue territorial la diputada Karol Cariola, o desde las vocerías la diputada Camila Vallejo. El Partido Comunista está desarrollando un trabajo tanto con sus representantes populares, como su militancia, y viene a desarrollar y fortalecer la propuesta y el programa del futuro Gobierno de Apruebo Dignidad. Se ha dicho, y no hay que olvidarse, que en el segundo Gobierno de Michelle Bachelet, quienes fueron más leales, más defensores de la presidenta, fue el Partido Comunista, pese a toda la resistencia de los sectores conservadores de la Nueva Mayoría, y nunca dejaron sus responsabilidades y dieron lo mejor de sí. Eso creo que es lo que va a suceder en el futuro Gobierno de Apruebo Dignidad.

Cuando empezó la ruta del balotaje, se dijo que la campaña de Boric había que “desñuñoizarla”, dar cuenta de las regiones, de los trabajadores, del sector rural, de los territorios. ¿Usted compartió esa apreciación y cómo lo ve ahora en medio de la campaña de segunda vuelta?

Es que me pasa que desde siempre estoy “desñuñoizada”, y creo que eso le pasa a muchísima gente. Entonces me cuesta vincularme con esa apreciación, porque nunca he estado en un trabajo o campaña “ñuñoizada”. Además, me cuesta vincularme con la cultura ñuñoina, con ese sector socioeconómico que vive en esas zonas. Bueno, igual hay ahí adultos mayores, profesionales, pillados por las carencias, por no poder pagar las deudas, las contribuciones y otros problemas que se viven en todo el país. Hay muchas realidades en Chile, y lo dijo muy bien Gabriel, a partir de eso hay que resguardar a toda la gente y que el Estado no abandone a nadie.

Ahora, comparto que en estos días hay que estar en regiones, en los territorios, con los trabajadores y pobladores. En el Distrito 8, de donde soy diputada, hay realidades que son parte del país. Recuerdo que llevé a Gabriel a Lampa, a los campamentos, a Colina, a ver los problemas de la planta de tratamiento de aguas servidas, es decir, siempre hemos intentado que se conozca y se ponga en la mesa la necesidad de los sectores populares, de la periferia de la Región Metropolitana, de territorios en regiones, donde se viven las desigualdades. Creo que toda esa realidad se ha ido incorporando y tiene espacio en las decisiones. Pero también hay que empujar eso, las cosas no se dan solas, y uno no puede sentarse a esperar que se aborden ciertos temas y se incorporen en los objetivos, como hablábamos de la seguridad. Un Gobierno de las transformaciones necesita tener la mirada de los sectores populares.

Hay que trabajar por la equidad territorial, dentro de las regiones, de las comunas, y a nivel país. Dentro de una misma comuna tenemos sectores abandonados, unos que tienen acceso y otros que no tienen acceso a los servicios. Y hay que tener ojo con eso, porque no se trata de llegar y colocar a una comuna en un solo sentido de clase. Dentro de las comunas, de la mayoría, hay problemas de inequidad. Me parece que esa será una tarea de la bancada parlamentaria que tendrá Gabriel Boric, y tendremos la obligación de asumirlo y poner eso sobre la mesa, porque es algo que no fue abordado en los últimos cuarenta años.

Precisamente, ¿cómo ve el escenario con la correlación de fuerzas que quedó en el Parlamento? ¿Todo irá por acordar con otros, o habrá que atrincherarse?

Hemos estado conversando en Apruebo Dignidad. Tenemos grandes posibilidades de transformarnos en Gobierno, y Gabriel necesitará tener una bancada parlamentaria disciplinada, potente, muy unida, para aprobar las transformaciones que son necesarias para el país y para avanzar. Ya estamos levantando algunas propuestas y las vamos a ir compartiendo. Soy jefa de comité del Frente Amplio, he ido presentando algunas iniciativas, tenemos que sentarnos a conversarlo con el Partido Comunista, con los regionalistas verdes, con otros colectivos, para buscar la mejor alternativa político-administrativa para tener mayor incidencia en los debates legislativos y en las resoluciones. Debemos determinar el número de comités que tendremos, cómo van a estar conformados, a qué comisiones vamos a acceder, la presencia en la mesa (presidencia) de la Cámara de Diputadas y Diputados, habrá que ver la realidad del Senado. Toda esa conversación la estamos avanzando, claro, dependerá mucho del resultado del 19 de diciembre.

Lo que debe dejar tranquilo a Gabriel Boric, es que tendrá al menos una bancada parlamentaria de Apruebo Dignidad, de 37 diputadas y diputados, unida y activa, y espero que la bancada de Nuevo Pacto Social esté disponible y asegurar con ellos una mayoría parlamentaria para lograr los avances que nuestro país requiere.

En esa línea, ¿cree que en el Parlamento habrá que consolidar un acuerdo de Apruebo Dignidad con las y los legisladores del Nuevo Pacto Social, más allá del respaldo actual a Boric?

Hay cosas pre acordadas respecto a los apoyos y hay sectores dentro del Nuevo Pacto Social, que provienen de la ex Concertación o la ex Nueva Mayoría, con gente muy valiosa, que puede hacer un buen aporte. No hay que olvidarse que este será un Gobierno de Apruebo Dignidad, que todas las voluntades que se sumen, bienvenidas sean, pero es fundamental que sea un Gobierno que haga las transformaciones que en los últimos años no se hicieron, y esa certeza hoy la gente la tiene votando por Gabriel, por Apruebo Dignidad y por los candidatos que representan nuestro proyecto. No hay que olvidarse de eso, más allá de la suma de apoyos, de voluntades, de aportes de contenidos. Nosotros tenemos que llevar adelante los compromisos, como lo dijo Gabriel en un momento, en el país donde nace el modelo neoliberal, nosotros esperamos que sea donde muera. Entonces, más allá de que se sumen algunas particularidades, o algunos profesionales, legisladores, otra cosa es ser parte del Gobierno y esa conversación no se ha zanjado, y no se puede perder la identidad de Apruebo Dignidad, más allá de los aportes individuales y colectivos. Hay que tener presente que la gente decidirá el que se implemente nuestro programa, no otros, no otros proyectos, es importante que no se nos olvide eso y que se respete.

Hay cuestiones ya despejadas, pero sigue algo presente eso de buscar los votos que tuvo Franco Parisi. Aunque expertos electores apuntaron que no hay que despreciar a otros electorados, incluidos los que se abstuvieron en la primera vuelta.

Estoy convencida que nadie transfiere votos a nadie. En el caso de Parisi, el votante no es de un perfil único, es bien diverso, así que no creo en eso de la transferencia de votos.

Coincido en que no hay que despreciar a ningún electorado. Si algo quedó demostrado en el último tiempo, en la votación que sacamos y que incluso la aumentamos, es que finalmente el puerta a puerta, la labor en territorios, el vínculo directo con la gente, es lo que se premia, no otra cosa. En esa labor de terreno es donde se conquista votación y respaldo. Para mí, lo importante es vincularse directamente con la gente, hablarle a la gente que aspira a los cambios y las transformaciones, hay que apuntar a las ciudadanas y ciudadanos que aspiran a cambios, que están dispuestos a votar, que se les puede incentivar a ir a votar. En estos días ha sido impresionante la cantidad de actos autoconvocados, de actividades en comunas, que ha tenido la campaña de Gabriel. La gente está movilizada, se está llamando a votar, es impresionante.

Gabriel, en estos días, debe insistir en su discurso de protección a las Pymes, de apoyo a las mujeres, de garantías de derechos, derecho a la salud, la educación, de tener un sueldo mínimo digno, pensiones mejores. Hay que insistir que buscamos resguardar derechos y ampliar derechos. Al final del día, eso la gente lo va a valorar.

Un dirigente de los camioneros dijo que incentivar los ferrocarriles, como propuso Boric, era estatismo, era copiar a Cuba y Venezuela…

Y lo dijo desde La Moneda, en La Moneda…

Así fue. Y Pablo Longueria volvió a mentir al decir que la Convención Constitucional quiera cambiar la bandera chilena, usaron la visita del ultraderechista Leopoldo López para hablar mal de los procesos constituyentes y cuestionar a Boric, vendrá en estos días el presidente del derechista Partido Popular de España, siguen las fake news. ¿Le está haciendo daño todo eso a la campaña?

Es que están desesperados. Traer a Leopoldo López a decir unas barbaridades, y las fake news que se repiten. De nuevo quieren instalar el “Chilezuela”, es pura desesperación. Ahora, cuestionar cuestiones como fortalecer las redes de trenes, es increíble, cuando los mismos de derecha cuando pasean por Europa le tiran flores a las redes de trenes. ¿Y los chilenos no nos merecemos una red como esas, que les asegure buen transporte a los chilenos? Es que están desesperados. Ahora, los camioneros es un gremio que siempre ha estado con la derecha.

Foto: Biblioteca Congreso Nacional.

 

Compartir

Deja una respuesta

diciembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031