“El llamado es a que no descansemos, que tensemos todas las capacidades”

Redes

De cara a la segunda vuelta presidencial, el secretario general del PC, Lautaro Carmona, instó a “enrolar 50 mil, 60 mil, 70 mil apoderados de mesa, quienes van a defender el voto” el 19 de diciembre, y sostuvo que “hay que recurrir al anillo más próximo de la familia, de las amistades, de la vecindad, de las y los compañeros de trabajo y convencerlos de participar” y apoyar la candidatura de Gabriel Boric. Advirtió que la derecha va a apelar “a todos los recursos y operaciones con tal de impedir” un triunfo de Boric y “van a salir con campañas de última hora, instalaciones de golpes publicitarios, de noticias falsas, van a realizar acciones sin ningún pudor, sin ningún fair play ni de respeto a reglas democráticas”.

Equipo “El Siglo”. Santiago. 10/12/2021. Frente a la segunda vuelta presidencial del 19 de diciembre próximo, donde disputarán la llegada a La Moneda Gabriel Boric y José Antonio Kast, el secretario general del Partido Comunista (PC), Lautaro Carmona fue enfático: “El llamado es a que no descansemos, que tensemos todas las capacidades y caminemos a construir historia ese 19 de diciembre”.

Planteó la necesidad de “usar todos los días, todas las horas, para hacer campaña” e instó “al enrolamiento de 50 mil, 60 mil, 70 mil apoderados, quienes van a defender el voto” el 19/12 en todas las mesas de sufragio a lo largo del país.

Carmona dijo que “todas, todos y todes podemos exigirnos un aporte mayor en esta campaña de segunda vuelta presidencial. Podemos distinguir en qué lugar nuestro aporte es más eficaz. Tenemos que asumir la campaña, hasta los cierres de campaña, no solo en la Región Metropolitana, sino ciudad a ciudad, comuna a comuna, en cada región”.

Insistiendo en el tema de las y los apoderados, sostuvo que “desde temprano quienes van a ser apoderados deben llegar a las mesas, y no nos movemos de allí hasta que se cuente el último voto. Eso requiere de una coordinación de todas las fuerzas integradas en esta campaña y de todas y todos los ciudadanos, ciudad por ciudad, comuna por comuna, en todo el país. Aquí nadie sobra, todas y todos somos necesarios, y por humilde que parezca el aporte de cada uno, una y une, tiene un valor que hay que dimensionar”.

Sobre los énfasis a poner en los pocos días de campaña electoral que quedan (finaliza el 16 de diciembre), el dirigente comunista planteó que “le doy un alto valor a la campaña ‘Por un millón de puertas’, donde brigadas ciudadanas, de composición mixta, transversal, de las fuerzas que respaldan a Gabriel Boric, nuestro candidato presidencial, hasta mujeres y hombres dispuestos desde su propia iniciativa, salgan a informar, a convencer y persuadir. Hay que recurrir al anillo más próximo de la familia, de las amistades, de la vecindad, de las y los compañeros de trabajo y convencerlos de participar y el día de la elección expresar una posición democrática”.

“Todas y todos los que tenemos responsabilidades en la campaña de Boric, debemos tener la capacidad y la empatía para integrar a muchas y muchos que aún no dan el paso y sobre todo comprometer su presencia en la votación. Hay un porcentaje alto que participó en el plebiscito por una nueva Constitución y fue fundamental para ese 80% a favor de la nueva Constitución y que, sin embargo, no votó en la primera vuelta. Conocemos gente en esa situación y hay que expresarle el argumento de la elección histórica que tenemos en frente”, manifestó el secretario general del PC.

Carmona puso el acento en reivindicar en estos días el programa y las propuestas de Apruebo Dignidad. “Por ejemplo, es muy importante para el mundo del trabajo, que se fije un salario mínimo que esté por sobre la línea de la pobreza y se fije en 500 mil pesos y que ningún salario de funcionario de Estado pueda superar en diez veces el salario mínimo. Eso significa rebaja desde el jefe de Estado, hacia abajo. También el planteamiento de que la pensión básica universal no puede ser menor a 250 mil pesos”.

Enfatizó que la propuesta que representa Gabriel Boric “se enriqueció con contribuciones que la hacen más implementable, es una formulación que empatiza con la necesidad de cambios profundos y estructurales, con vista a superar el sistema neoliberal y colocar como eje de desarrollo la soberanía del país y que cómo va a redundar en la calidad de vida de la población, sobre todo la más golpeada con este modelo tan desigual, depredador y abusivo”.

Que los que se abstuvieron en primera vuelta, voten ahora

Lautaro Carmona se refirió al más del 50% de abstencionismo en la primera vuelta presidencial. “La mitad de la gente con derecho a voto no fue a votar. Creo, en mi opinión, que la mayoría es gente que tiene una postura cuestionadora del actual modelo neoliberal, que sufre las consecuencias de ese modelo, y tiene una lectura de desatender las campañas y las elecciones, que siente que no hay compromisos reales para alterar la situación que viven, y por tanto merecen nuestra atención, nuestro reconocimiento y nuestra capacidad de convencimiento, en este caso, para que vayan a votar y respalden el programa de transformaciones”.

Recalcó: “Tenemos que llamar de forma muy activa a que vayan a votar y puestos en este dilema que está el país, se ejerza el derecho a voto. No puede ser que una conducta de omisión sea la que permita que avance una posición tan reaccionaria, tan pinochetista, tan desafiante en reivindicar el legado de la dictadura y que se propone afectar derechos conquistados”, como la candidatura de la extrema derecha.

“No proponerse una prevención a lo que pueda hacer la ultraderecha, sería cometer una ingenuidad”

En esta semana que termina estuvo en Chile un representante de la ultraderecha venezolana, llega el presidente del derechista Partido Popular de España, hay personajes como Pablo Longueira que recurren a las fake news, un dirigente de los camioneros dijo que se quiere imitar a Cuba y Venezuela por proponer una red eficaz de ferrocarriles, Kast continúa con expresiones anticomunistas, ¿hay que tener un alerta especial ante lo que pueda hacer la derecha y el oficialismo en estos días con tal de pretender ganar la elección?

Sin ninguna duda. Debemos tener debida consciencia de que quienes tienen privilegios inmensos en este país, y que son una minoría, van a recurrir a todos los recursos y operaciones políticas con tal de impedir que se pongan en juego sus privilegios. Van a salir con campañas de última hora, instalaciones de golpes publicitarios, de noticias falsas, van a realizar acciones sin ningún pudor, sin ningún fair play ni de respeto a reglas democráticas, solo para proteger sus intereses.

Van a recurrir a cuestiones que van a desafiar el sentido común, que van a desafiar la manifestación democrática, que va a estar por encima de esas reglas democráticas, van a inventar situaciones, y quienes participen activamente en la campaña democrática, progresista y de izquierda, debe denunciarlo, precisarlo, a través de las redes sociales, de los espacios públicos, de los vínculos personales, no bajaría la atención en nada. Uno quisiera que las reglas del juego en una elección de Presidente de Chile fueran las obvias, lo que unos reclaman como espíritu republicano, sin embargo, no proponerse una prevención a lo que pueda hacer la ultraderecha, sería cometer una ingenuidad que puede ser desequilibrante.

Se evidencia en la prensa, en foros, en debates, en conversaciones, que gane quien gane la elección, viene un periodo para el país que sería complejo, de incertidumbres, de confrontación. ¿Qué crees que viene después del 19 de diciembre?

Como primera cosa, te diría que lo que venga no es en cualquiera de los dos escenarios, de si gana Gabriel Boric o eventualmente el candidato de la ultraderecha. Lo que vendrá, será complejo en el marco del triunfo de Apruebo Dignidad. Pero habrá un escenario muy grave para el país, de altísima preocupación, si se cumple la hipótesis de que triunfe lo más reaccionario de la política nacional. El escenario no es igual, no.

Con un Gobierno que empatará con la exigencia de una nueva Constitución, que leerá correctamente ese proceso constituyente, tendrá una disponibilidad de ser contribuyente sin invadir la soberanía de la Convención Constitucional. Al Gobierno que viene le tocará asumir la implementación del plebiscito de salida donde se votará la nueva Constitución, le tocará apoyar el proceso constituyente, y José Antonio Kast estuvo y está por rechazar todo eso, él no está porque avancemos a una nueva Constitución. Además, el Ejecutivo, junto al Parlamento, tendrá que adecuar la legislación a esa nueva Carta Magna. También estará la discusión de proyectos que amplíen derechos, el próximo Gobierno deberá defender derechos alcanzados, y están los decretos y las decisiones, habrá una agenda política y social intensa, entonces no es el mismo escenario con Boric o con Kast. Un Gobierno de ultraderecha va a tirantear al país, va a generar una complicada situación de tensiones, va ir en contra de los avances de derechos y de cambios legislativos.

Un balance sobre el triunfo PC en las parlamentarias

En la elección parlamentaria el Partido Comunista tuvo una positiva votación, subió de nueve a doce representantes en la Cámara Baja, tendrá dos senadores, es el partido mayoritario dentro del conglomerado Apruebo Dignidad. Se hacen lecturas de eso, que el PC va a hegemonizar, que podrá imponer posiciones a Boric y los otros partidos. ¿Cuál es tu mirada de la votación y representación parlamentaria del PC?

Primero, por rigor, el Partido Comunista como electividad directa y propia creció de ocho a doce parlamentarios. Porque la elección de Marisela Santibáñez, en los comicios anteriores, no tuvo origen en el PC, sino en otro partido. Una vez electa, ella dio un paso y se integró a las filas comunistas. Ahora, el crecimiento que hubo no es menor. Partimos eligiendo tres parlamentarios para romper la exclusión, luego elegimos seis, luego ocho y ahora doce. A eso le agregamos el hecho histórico de tener una compañera y un compañero electos en el Senado, que potencian mucho más la representación parlamentaria de los comunistas.

Lamentablemente, y es parte de la historia, tuvimos unas decisiones de las cuales tenemos que sacar aprendizajes. Una, no fuimos capaces de resolver, teniendo derecho a eso, de llevar una segunda candidatura en el Distrito de Marisela Santibáñez, porque hubiéramos logrado con la votación que ella obtuvo, elegir otro parlamentario o parlamentaria. Otra, haber tenido otro candidato y posiblemente otro parlamentario, en el Distrito de Karol Cariola. Y la batalla que no supimos calibrar a tiempo para no vivir un revés innecesario, en el Distrito de Atacama, donde creo que se cometieron errores que tuvo la consecuencia de que el partido no eligiera, más allá de los errores de quien fuera el candidato. Esto vale, en el sentido de que el crecimiento del partido pudo ser más amplio, pudimos crecer más, de acuerdo a datos electorales.

Ahora, el Partido Comunista, en esta condición u otra, nunca ha dejado de tener la debida consciencia de que las transformaciones profundas requieren de correlaciones de fuerza en todos los planos, incluyendo el parlamentario, y que supone una inteligente y ardua política de alianzas para temas estratégicos y tácticos para avances de la lucha popular. Lo que va a guiar siempre la conducta de los comunistas estará vinculado a discursos y propuestas de transformación democrática, no va estar en una lógica que disocie de los beneficios de las grandes mayorías. Entonces, lo que tiene que leer cualquiera, es que va a contar con una fuerza muy contribuyente, muy entusiasta, articulada con otros, y consciente de que hay otras identidades, otras fuerzas, y que no va por caminos propios y ese tipo de planteamientos.

Cualquier otra cosa que digan sobre el crecimiento electoral y parlamentario del Partido Comunista, es un uso negativo, un aprovechamiento que busca descalificar para sacar ventajas y no ayuda a un debate sano ni a un intercambio de ideas legítimo. Es mejor mirar que hemos sido capaces de levantar una política que en una zona no menor de la población la sienten como la política que se ajusta a las expectativas que ellos tienen por cambios para mejorar sus vidas y la sociedad.

Es paradójico que se produzcan estos avances de las y los comunistas en medio de una campaña anticomunista.

Sí, pero no es exclusividad histórica. Las campañas anticomunistas arrecian cuando las políticas que lleva adelante el Partido Comunista logran tener una comprensión creciente y un apoyo en la gente. Y aparece el viejo recurso de, en vez de hacer debate público, con argumentos, descalificar a los comunistas, hacer afirmaciones arbitrarias y falsas, que no corresponden a la realidad, usar fácticamente los medios de comunicación, instalar motes, prejuicios, estigmas, con una clara intención, de producir un quiebre en lo que construye la política de los comunistas con la población. Muchas y muchos que llevan adelante las políticas de los comunistas, no son comunistas, por eso se hacen masivas, porque tienen un fuerte carácter democratizador, de justicia social, de compromiso con derechos de la gente y los deberes del Estado. Esa amenaza de una política que encuentra una comprensión en el pueblo, lleva a una desaforada campaña anticomunista de la derecha y a quienes representa, una campaña manipulada, desesperada, de intrigas.

Deja una respuesta

diciembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031