Hirsch: “Un objetivo prioritario es ganar la elección parlamentaria”

Redes

“No basta con ser Gobierno. Todas y todos debemos tener muy claro eso. Es importante que sea apoyado por una sólida bancada parlamentaria que pueda respaldar e impulsar las transformaciones”, sostuvo el diputado y candidato a la reelección por el Distrito 11. Criticó “el intervencionismo electoral descarado” del Gobierno, sobre todo del “brigadista Galli”, e indicó que dejaron caer a Sichel para respaldar a Kast.

Hugo Guzmán. Periodista. Santiago. 22/10/2021. Tomás Hirsch se suma al optimismo en cuanto a un triunfo electoral de Gabriel Boric, candidato presidencial de Apruebo Dignidad, pero coloca el acento en obtener un logro también en la elección parlamentaria -que por momentos parece invisibilizada- para contar con una bancada legislativa que acompañe lo que llama “un Gobierno de transformaciones”.

El diputado de Acción Humanista por el Distrito 11, que va a la reelección, también abordó la acción de esta semana de las autoridades del Ministerio del Interior al emplazar a candidatos presidenciales, lo que calificó como “intervencionismo electoral descarado”, y sostuvo que la derecha y el Gobierno dejaron caer a Sebastián Sichel (candidato de Chile Podemos+) y “decidieron poner todas sus fichas en José Antonio Kast” (Partido Republicano).

¿Cómo observa esa ofensiva que se lanzó, a inicios de semana, desde el Ministerio del Interior en contra de las candidaturas presidenciales de Gabriel Boric y Yasna Provoste, responsabilizándolos de actos de violencia y vandalismo?

Claramente hay una derecha que está desesperada ante la certeza de que no solo está perdiendo el Gobierno, sino que perdiendo todas las prebendas que ha usufructuado los últimos 30 años con su Constitución y su modelo económico y político. Esa desesperación la está llevando a sobrepasar todos los límites imaginables y actuar con un intervencionismo electoral descarado. Lo que hemos visto esta semana, es actuando al brigadista (Juan Francisco) Galli, un verdadero brigadista de campaña, cuando es subsecretario de Interior, y además lo hace de un modo realmente irresponsable, con un intervencionismo grosero. Vemos incluso a personeros de derecha, a quienes he escuchado, que consideran que Galli está pasado de la línea.

Lo que hay es la desesperación de un sector que ha monopolizado el poder político para el beneficio económico de grandes grupos de poder, que está cayendo en cuenta que una inmensa mayoría de chilenas y chilenos tomaron la decisión de poner fin a esta situación y avanzar hacia un modelo de sociedad más justo, más equitativo, más democrático y con mayor bienestar para todas y todos. Eso hace actuar a la derecha y personajes como Galli, de manera inaceptable e irresponsable.

¿Las declaraciones de Galli y del ministro de Interior, Rodrigo Delgado, sintonizan particularmente con el discurso del orden del candidato de la ultraderecha, José Antonio Kast, inclusive más que con el de Sebastián Sichel de Chile Podemos+?

El Gobierno (de Sebastián Piñera) y la derecha en general ya dejaron caer a Sebastián Sichel. Vieron que ese invento que crearon de una candidatura totalmente desconectada del proceso político y social del país, les fracasó. Cuando asumieron eso, decidieron poner todas sus fichas en José Antonio Kast, cosa que es evidente en cada uno de los pasos y las acciones que están tomando desde la derecha y el Gobierno, además del descuelgue de parlamentarios en el apoyo a Sichel, con las insinuaciones de dirigentes de los partidos de la derecha y con una actitud absolutamente condescendiente de parte de autoridades hacia Kast. En esta acción de intervención que hicieron en el proceso electoral se intentó, efectivamente, levantar la candidatura de José Antonio Kast, en la idea de asegurarse que pase a segunda vuelta luego del desplome de su primer candidato al que le habían puesto las fichas.

Un tema que puso el Gobierno y la derecha es el apoyo de Gabriel Boric y Yasna Provoste al proyecto de ley de indulto a presas y presos de la revuelta social de 2019. ¿Cómo enfrentar esa situación, esa presión?

El Gobierno está manipulando completamente el tema. Una vez más está mezclado procesos legislativos con la campaña electoral. El proyecto de indulto es totalmente acotado en el tiempo para beneficiar a un grupo muy particular de personas que han sufrido una violación a sus derechos humanos y civiles, con una prisión preventiva que se ha estirado por más de dos años en algunos casos, y que es totalmente injustificada a la luz de los resultados de los pocos casos en que se avanzó en el Poder Judicial. Quedaron absueltos, libres de cualquier tipo de cargo. El Gobierno está interviniendo en otros poderes del Estado, particularmente en el Poder Legislativo, al presionar de manera indebida para que se vote de cierta manera, y lo hace presionando al Poder Judicial, incluso al Ministerio Público, para que actúen de una determinada manera. Es total y absolutamente inaceptable esa acción de intervención del Gobierno en la autonomía que deben tener los otros poderes del Estado para avanzar en determinados proyectos de ley.

Esta semana comenzó en una comisión de la Cámara Baja el análisis de la acusación constitucional en contra del Presidente Sebastián Piñera. ¿Cómo va cursando la acusación?

Nosotros presentamos la acusación constitucional, y hay que recordarlo y tenerlo presente, porque estamos en presencia de una transgresión grave a la Constitución y las leyes, en cuanto a la probidad que se le exige a la máxima autoridad del país, como en cuanto a poner en riesgo el honor de la nación, con las acciones de Piñera que favorecían a su familia, a su mejor amigo, y realizándolas, además, en perjuicio de los intereses del país, al no declarar reserva natural el sector donde pretenden instalar la mina “Dominga”.

Creemos que habrá un apoyo mayoritario en la Cámara de Diputadas y Diputados, no me cabe duda que la oposición actuará en conjunto apoyando la acusación y, también, por lo que hemos escuchado en algunas conversaciones, hay varios parlamentarios del oficialismo que consideran que la acusación tiene fundamento y debiera ser aprobada. Las señales que se han dado desde algunas diputadas y diputados del oficialismo son esas, al contrario de ocasiones anteriores en que la derecha cerraba filas de inmediato con el Gobierno.

Me parece que hay una gran mayoría de parlamentarios que coinciden en que estamos ante una situación tremendamente grave y que no se había producido nunca en la historia moderna de nuestro país, de un Presidente que privilegia sus intereses personales por sobre lo que le mandata la Constitución en tanto máxima autoridad del país.

Pero desde el oficialismo insisten que esto es meter una cuña en el proceso electoral presidencial y parlamentario y que afecta a la institucionalidad.

Y también insisten en que el Presidente Piñera es inocente. Eso lo hacen siempre los delincuentes, todos los delincuentes frente al juez se declaran inocentes. Estamos ante un Presidente que cometió un acto de corrupción clarísimo, de soborno, en el cual recibe un pago a cambio de no firmar un decreto que declare reserva natural una zona. Esta acusación o reacción se hizo después de conocerse el informe de “Pandora Papers”, que fue entregado en el mundo entero y, por supuesto, sin relación alguna al proceso electoral que se está viviendo en Chile. Es casi infantil y ridículo pretender que unos 600 periodistas de muchos medios de prensa de todo el mundo, se pusieron de acuerdo para presentar esta información para perjudicar a Piñera y afectar el proceso electoral chileno. Creo que quienes llegan a pensar así están sufriendo de algún síntoma extraño, y de una mirada sesgada de la relevancia y alcance de esa investigación que se hizo a nivel mundial, involucrando a decenas de países, gobiernos y personas. Lo que afecta al país, es la actuación indebida e irresponsable del Presidente, no lo que se hace para enfrentar esa situación.

Si uno cree en las encuestas, aunque también en los análisis electorales, se observa un repunte de José Antonio Kast. Siempre se la asoció a políticas ultraconservadoras y discriminatorias. ¿Cómo se explica eso?

Mira, es un escenario complejo que habla de la realidad que vive nuestro país, donde un sector de la derecha se ha sentido cada vez más atraída por alguien que le ofrece y le promete mantener, consolidar y profundizar el modelo. Eso nos debe poner en alerta de lo que significa esta elección. Que tiene que ver con qué tipo de país queremos construir hacia adelante, un país que tenga como ejemplo a (Jair) Bolsonaro, a (Donald) Trump, a (Rodrigo) Duterte de Filipinas, y a otros dictadores o mandatarios ultra fascistas que gobiernan o han gobernado, o queremos un país que pueda avanzar hacia mayor participación, mayor justicia social, mejor distribución del ingreso, más descentralización, más derechos garantizados. Esa es la disyuntiva que se presenta para esta elección, y desde ese punto de vista la candidatura de Kast y de Gabriel Boric presentan los dos caminos que están abiertos y sobre los cuales la gente tendrá que decidir. Son dos caminos tremendamente diferentes de cara a nuestro futuro.

Hay episodios y también instalaciones comunicacionales que apuntan a generar una confrontación entre Yasna Provoste y Gabriel Boric.

Lo que está pasando es un típico momento electoral en el cual cada uno de los sectores va tratando de llevar agua para su propio molino y algunos, no todos, intentan ensuciar el proceso. Desde la candidatura de Gabriel Boric, desde el comando de Apruebo Dignidad, hemos sido muy respetuosos de no entrar a la descalificación de otras candidaturas y, por el contrario, poner el acento en nuestras propuestas, en la construcción de un programa participativo, mostrar las opciones que se abren con un Gobierno liderado por Boric. No hemos entrado y no vamos a hacerlo, en ningún tipo de descalificación ni competencia de quien saca la cuña o la declaración más bonita. En definitiva, no me cabe duda que de llegar a ser Gobierno, nosotros vamos a tomar y recoger distintas propuestas y miradas, y la participación y la acción de sectores progresistas que tal vez hoy, en este minuto, no están apoyando la candidatura de Gabriel Boric, pero que sin duda se van a sentir interpretados por la posibilidad de un Gobierno de transformaciones profundas para nuestro país.

De manera natural, está todo muy concentrado en la carrera presidencial. De momento parece invisibilizada la campaña parlamentaria. ¿Cómo ve el tiempo que queda de esas campañas y la importancia que tiene la elección de legisladores?

No me cabe duda que no basta con ser Gobierno. Todas y todos debemos tener muy claro eso. Es importante que ese Gobierno sea apoyado por una sólida bancada parlamentaria que pueda respaldar, apoyar e impulsar las transformaciones que ese Gobierno hará. Desde ese punto de vista es fundamental tener una presencia importante en el Congreso, tanto en la Cámara de Diputadas y Diputados como en el Senado. Creo que en ese camino vamos muy bien, hay una posibilidad importante de tener un fuerte crecimiento de la bancada de Apruebo Dignidad, me parece que será posible crecer de manera importante en el número de parlamentarios, pero bueno, la elección se gana en el conteo de votos el día de la elección en la noche. Así que un objetivo prioritario es ganar la elección parlamentaria. Además, esta bancada será muy importante para respaldar, impulsar y promover todo el proceso constituyente que se está llevando adelante en el país. Por lo tanto, hay dos grandes desafíos y dos grandes tareas que tenemos por delante: el proceso constituyente y ganar un Gobierno de transformaciones liderado por Gabriel Boric.

Deja una respuesta

octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031