Los 100 años del Partido Comunista de España

Redes

“Nuestra obligación es construir poder popular”. En ese marco se realizó la Fiesta de los Abrazo del PCE; la primera que se celebra en que hay ministros comunistas en el Gobierno. “España necesita un nuevo pacto constituyente que no pueda ser vulnerado como el de 1978, que permita avanzar hacia un Estado Republicano, Federal y Solidario”. El PCE se sitúa nuevamente en la primera línea de defensa de la democracia, las libertades públicas y los derechos humanos”.

Gema Delgado. Subdirectora de “Mundo Obrero”. Madrid. 09/2021. Acabó la Fiesta del PCE (Partido Comunista de España), la Fiesta del Centenario, que fue también la Fiesta de los abrazos retenidos y liberados. ¡Qué ganas de vernos que teníamos todas y todos! De tocarnos, de sentirnos, de reconocer las caras amigas, de mirarnos a los ojos y sonreír juntas. También fue la Fiesta de las mascarillas. Tres días de celebración, meses de preparación y una larga semana de montaje y desmontaje de un escenario levantado desde la nada con el sudor, el trabajo y el tiempo de la militancia que, una vez más, lo ha hecho posible.

A las 9 de la noche del domingo, todos estaban ya agotados, pero seguían trabajando, quitando mesas, sillas, vallas, alumbrado, barras del bar, cargando…mientras el concierto seguía en el auditorio. A esas horas en la oficina continuaban haciendo cuentas, billetes y calculadora en mano. Viendo correos, facturas, sumando…Todavía falta para hacer un balance político y organizativo, pero hay alegría y sensación de éxito. Alma, la directora de la Fiesta, agotada, hace un primer balance: Gran satisfacción. Organizativamente la Fiesta ha ido muy bien. La fortaleza de la militancia ha vuelto a demostrar que es posible. El programa de los debates ha sido potente, la participación masiva. La entrada en los conciertos ha funcionado y ayuda a financiar la Fiesta. Así lo resume Alma. Las actividades culturales también fueron bien y se ha afianzado el espacio de diversidad. El trabajo ha sido ingente pero el Partido ha vuelto a demostrar su fortaleza.

El espacio del Miguel Ríos, en Rivas, da mucho juego y aunque está a 17 km de la capital, se demostró que no fue impedimento para una afluencia masiva. También fue un éxito la distribución de los espacios de debate, protegidos de la lluvia, del sol y del ruido. Mucha afluencia.

Desde el viernes, a pesar de la lluvia de la tarde que hizo cambiar los conciertos de esa noche a la del domingo, se veía bastante gente. El sábado se multiplicó durante todo el día y la noche. Buenos actos y mucha expectación. Pablo Iglesias compartió mesa con Enrique Santiago, mano a mano, en el primer acto público del ex vicepresidente del Gobierno desde que dejó responsabilidades políticas. Recordaron que no hay que confundir gobierno y poder, que hay poderes no democráticos que mandan y “no os podéis imaginar lo difícil que nos lo han hecho desde esas instituciones que tenían que estar sometidas al poder democrático pero que tienen cero de patriotismo, cero de ética, que carecen de empatía y donde todo vale para acabar con la democracia”, explico el Secretario General del PCE y Secretario de Estado de Agenda 2030, Enrique Santiago. Pablo Iglesias contó que hay una cláusula de exclusión a los comunistas, que en la izquierda europea se les permite llegar a los Ayuntamientos e incluso a las comunidades autónomas, pero no al gobierno. “Por eso nos hicieron repetir las elecciones y por eso el verdadero poder judicial, económico y mediático que nunca había tenido necesidad de hacerse visible, lo hace ahora como nunca lo había hecho en la historia de la democracia”. Enrique fue tajante: “Nuestra obligación es construir poder popular”. Lo repitió en el mitin.

En esa misma línea se pronunció la Secretaria General de Podemos y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2020, Ione Belarra: la unidad popular como instrumento. Y Sira Rego, en nombre de Izquierda Unida: “el histórico nos dice que juntos nos van mejor las cosas”. También Juantxo López Uralde: “Los ecologistas estamos en Unidas Podemos, por la unidad popular”. El diputado de En comú Podem, Gerardo Pisarello, insistió “La unidad no es una opción, es el único antídoto para frenar a la ultraderecha, para resistir y para transcender”. Recordaron que ya lo dijeron Dolores y Anguita: La unidad es el camino.

Muy difícil elegir a qué debate asistir, a qué presentación de libros acudir, intentar escuchar a todos los que queremos. Y mientras nos vamos encontrando y saludando por el camino.

Ha sido la primera Fiesta que se celebra en la que hay ministros comunistas en el gobierno. Cuatro ministros participaron en los actos: Yolanda Díaz (Vicepresidenta del gobierno y ministra de Trabajo), Alberto Garzón (Consumo), Irene Montero (Igualdad) e Ione Belarra (Derechos Sociales).

Mucha gente, muchos ponentes, muchos acompañantes conocidos del gobierno y de la izquierda en este centenario que rindió homenaje a toda la militancia, y a un maestro que se nos fue pero que dejó prendido el faro iluminando el camino y las herramientas para continuarlo: Julio Anguita.

Los sindicatos de clases vinieron a celebrar con nosotros, a recordar nuestro heroico pasado y reivindicar nuestro presente y futuro. Unai Sordo, por CCOO y Pepe Alvarez, por UGT, recordaron que el PCE siempre ha estado en el lado bueno de la historia luchando por los derechos y las libertades.

Las entradas para el concierto de Silvio se agotaron pronto. El domingo se formó una impresionante cola para verle y escucharle. Llegó tarde por atasco ocasionado por la maratón madrileña, pero compensó la espera al sol con dos horas de concierto y todas las canciones que nos han acompañado a lo largo de la vida y que la gente quería oír y corear con él. El dinero recaudado se destinó íntegramente a proyectos de MediCuba para el envío de medicamentos y material sanitario a hospitales cubanos.

Pregunté a mucha gente cómo ha visto la Fiesta y la respuesta fue unánime: muy bien. De cara al público todo fue bien. Era una fiesta muy señalada y muy esperada. Este centenario no se lo ha querido perder ni Vázquez de Sola, nuestro joven de 94 años, que vino desde Granada con su humor afilado, su sonrisa traviesa y una exposición de dibujos hechos durante la pandemia, realizados -dice- sin más ánimo que matar el aburrimiento y compartir con los amigos. Tampoco se la quiso perder Antonio Romero que aguantó bajo el sol el acto de clausura clausura y el concierto de Silvio. Mucha Fiesta.

Resumen del discurso de Enrique Santiago, Secretario General del PCE, en el mitin central de la Fiesta del Centenario.

Bienvenidos a la fiesta anual del Partido Comunista de España, a la fiesta de nuestro centenario.
Envío nuestro cariño y solidaridad a todos los habitantes de la isla de La Palma, poniendo a nuestro partido a su disposición para ayudar a paliar los efectos de la erupción volcánica. Un gran abrazo de corazón.

El calentamiento global y la emergencia climática amenazan al planeta y a la humanidad como consecuencia del capitalismo, un sistema económico incompatible con la vida.

La crisis ecológica y medioambiental y el sistema capitalista que la origina son sin duda la principal contradicción de nuestra época. Solo la frenaremos si los pueblos y la juventud del mundo levantan solidas alianzas para la construcción de otro sistema de desarrollo respetuoso con el planeta que ponga la vida en el centro y termine con un capitalismo patriarcal incapaz de garantizar el bienestar a toda la población mundial y en particular a las mujeres, primera línea de la movilización contra las fuerzas reaccionarias.

La acumulación de riqueza por una minoría privilegiada y la privación de derechos a las mayorías son los mayores riesgos para la supervivencia de la humanidad y del planeta y solo pueden ser conjurados construyendo sociedades que renuncien a la explotación y defiendan el bien común, sociedades socialistas.

No es aceptable que la comunidad internacional, en lugar de dedicar sus esfuerzos a la construcción de un nuevo orden mundial, sostenible social, económica y ambientalmente, siga soportando brutales intervenciones imperialistas. Es inaceptable la nueva guerra fría que está organizando Estados Unidos para imponer su unilateralismo al mundo, señalando como nuevo enemigo a la República Popular China, un país que trabaja por el multilateralismo y las relaciones pacíficas y de cooperación entre los pueblos.
Reivindicamos un mundo multipolar en paz, pleno de solidaridad entre los pueblos, donde se respete la soberanía de todas las naciones y se prohíban las agresiones contra los países que construyen sociedades alternativas.

Un nuevo pacto constituyente que no pueda ser vulnerado como el de 1978

La entrada de Unidas Podemos en el gobierno de España y el regreso de comunistas al Consejo de Ministros ha coincidido con la peor pandemia de los últimos cien años. La crisis sanitaria ha provocado una grave crisis económica, social y laboral que ha empeorado las condiciones de vida de las clases trabajadoras.

Han resistido mejor los países que contaban con sistemas públicos de cuidados más sólidos, que no eran necesariamente los países más ricos sino los que orientaron sus recursos a la atención de los más vulnerables. Resisten mejor las sociedades que frenan a quienes pretenden hacer prevalecer sus privilegios sobre el interés colectivo.

En tiempos de pandemia las políticas neoliberales son una mayor amenaza contra la seguridad de la humanidad. La principal obligación política y ética de la comunidad internacional es garantizar la debida atención sanitaria, el libre acceso gratuito a las vacunas, un reparto justo, la prohibición de su acaparamiento y la permanente liberación de sus patentes.

España sigue inmersa en una profunda crisis de régimen, arrastrando muchos de los problemas que el gran Julio Anguita advirtió: la falta de separación entre la Iglesia y el Estado, las dolorosas consecuencias del Tratado de Maastricht y el incumplimiento de los derechos recogidos en la Constitución.

Los contenidos constitucionales del Estado Social y Democrático nunca se desarrollaron ni cumplieron debidamente e incluso fueron arrinconados desde que las políticas neoliberales se impusieron a los pueblos de Europa como la única opciòn posible. El PCE siempre ha mantenido que estas políticas son incompatibles con los contenidos de la Constitución.

Mantenemos que sus promotores han roto el pacto de la transición, al incumplir las normas constitucionales que debían garantizar el disfrute de los derechos sociales y económicos por nuestro pueblo.

España necesita un nuevo pacto constituyente que no pueda ser vulnerado como el de 1978, que permita avanzar hacia un Estado Republicano, Federal y Solidario que reconozca el Derecho de Autodeterminación de los pueblos y que garantice a todas las personas el pleno ejercicio de todos los derechos civiles y políticos y el amplio disfrute de los económicos y sociales.

Para ello, el PCE siempre ha estado y estará dispuesto a alcanzar acuerdos, incluso cediendo en sus reivindicaciones, para mejorar las condiciones de vida de las clases trabajadoras pero sin renunciar nunca a nuestro horizonte estratégico de construcción del socialismo.

El único gobierno con la izquierda transformadora en la Unión Europea

La crisis del modelo social y de Estado, iniciada con la debacle económica y social de 2008, sigue hoy abierta sin que las fuerzas conservadoras hayan conseguido imponer una salida conforme a sus intereses.

El centenario del PCE nos recuerda que nuestro partido se convirtió en un actor decisivo cuando su trabajo fue reconocido como un instrumento al servicio de los grandes cambios que la sociedad reclama.

Las alianzas políticas y sociales de las y los comunistas no responden a una táctica coyuntural o a meras previsiones electorales sino que son fruto de nuestro pensamiento estratégico. Se trata de unir acumulando fuerzas en torno a programas, tanto con componentes rupturistas como reformistas, siempre que sirvan para poner en marcha medidas concretas que mejoren las condiciones de vida de la mayoría social.

Las políticas de alianzas y la construcción de la unidad popular siguen siendo las más poderosas herramientas de los desposeídos.

Desde 2020 participamos en el gobierno de España a través de Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común-Alianza Verde, tras alcanzar un acuerdo con el PSOE que dio lugar al único gobierno con la izquierda transformadora en la Unión Europea.

Sabemos que no estamos en un momento de ruptura política y que nuestro socio de gobierno no comparte nuestra visión del mundo ni el papel de la lucha de clases como motor del avance de la historia.

Cada medida del acuerdo de gobierno que se cumple es resultado de un intenso combate que libramos contra los privilegiados de siempre. Estamos recuperando para la clase trabajadora los servicios públicos y los derechos y las libertades recortadas durante los duros años de los ajustes neoliberales.

La presencia de Unidas Podemos en el gobierno también es la forma de impedir un gobierno de la derecha e incluso con la ultraderecha franquista ahora renacida electoralmente y que no oculta que quiere acabar con la democracia.

El PCE en defensa de la democracia

La presencia de Unidas Podemos en el gobierno ha desatado una desmesurada campaña anticomunista contra el PCE, también contra Izquierda Unida y contra Podemos y en general contra todas las personas que son nuestra referencia pública, acosadas, amenazadas y violentamente atacadas por el odio fascista.

Todo nuestro cariño y solidaridad para todas ellas y en especial para Pablo, Irene y su familia, víctimas de un cruel señalamiento político nunca visto en estos años de democracia.

El PCE se sitúa nuevamente en la primera línea de defensa de la democracia, las libertades públicas y los derechos humanos frente al fascismo liberticida, machista, homófobo, racista y lleno de odio de clase. Y para ello no desaprovechamos que después de ochenta años podamos convertir nuestras políticas en leyes. Ese proceso debe ir acompañado de la movilización social, imprescindible para avanzar hacia una democracia económica y social y para conseguir control público sobre los sectores estratégicos de nuestra economía, como el energético o el financiero.

Con nuestra presencia en el gobierno de España hemos levantando un gran escudo social para no dejar a nadie atrás y ahora lo queremos convertir en un mecanismo permanente de garantía de derechos en un Estado Social.

La presencia de Unidas Podemos en el gobierno ha servido para mantener millones de puestos de trabajo y evitar la destrucción del tejido económico.

Hemos creado nuevos derechos, como la eutanasia, y hemos recuperado otros que habían sido cercenados, como el derecho de huelga con la derogación del artículo 315 del Código Penal, además de la ley contra el cambio climático, la de protección a la infancia y la que limita la publicidad del juego. Y con la aprobación del aún incipiente Ingreso Mínimo Vital hemos generado un nuevo derecho que es necesario consolidar.

Sintamos el orgullo de haber conseguido todo esto, además de una subida del SMI de un 31% desde que Yolanda Díaz desempeña el Ministerio de Trabajo, lo que no habría sido posible sin la lucha de los sindicatos de clase.

Hacemos una especial mención al inmenso trabajo realizado por nuestras compañeras y camaradas en el Ministerio de Igualdad, construyendo nuevas leyes para alcanzar la igualdad real de las mujeres y las personas LGTBi y acabar con cualquier brecha de género en todos los ámbitos de la vida y toda forma de violencia contra las mujeres.

Superada la emergencia sanitaria, es tiempo de materializar otras importantes medidas del acuerdo de gobierno de coalición, como la ley que limite el precio de los alquileres, la reforma laboral que acabe con la temporalidad y la precariedad en el empleo y una reforma fiscal que incremente la recaudación sobre los beneficios empresariales y los grandes patrimonios.
Mantendremos la batalla contra el aumento del precio de la electricidad hasta que recuperemos la empresa pública privatizada por el bipartidismo a cambio de inmerecidas e indecentes retribuciones en los consejos de administración de las eléctricas. La energía es un derecho básico y no un objeto de especulación económica y para garantizarlo debe ser nacionalizada y permanecer bajo el control de toda la sociedad.

El PCE defiende que ante el auge de la intolerancia y el odio fascista es urgente ampliar las libertades públicas y la calidad democrática. Nuestra prioridad debe ser la derogación de la ley mordaza y de la ley de secretos oficiales, en vigor desde la dictadura, y aprobar una nueva ley de memoria democrática que acabe con la impunidad del franquismo y nos traiga por fin verdad, justicia, reparación y hoy más que nunca garantías de NO repetición.

Socialismo
Los pueblos poseen una poderosa arma, su capacidad de organizarse para protagonizar su historia. Luchando conjuntamente alcanzaremos todo lo que nos propongamos. La fraternidad construida en las luchas, que une a quienes aspiramos a una sociedad plena de justicia social, es el primer paso para avanzar hacia el socialismo.

Nos comprometemos a dar un nuevo impulso al espacio político que ha permitido que hoy la izquierda trasformadora en España sea un modelo a seguir. Nos sentimos orgullosas y orgullosos de contar con Unidas Podemos a herramienta que lo ha hecho posible.

Estamos comprometidos con la ampliación del proyecto verde, morado, rojo, arco iris, de unidad popular y convergencia política, fortaleciendo los nuevos liderazgos, sumando nuevos actores, feminizando nuestro discurso y trabajo, construyendo en torno a nuevas propuestas y garantizando más y mejor participación.

El PCE cumple cien años. Los y las camaradas que nos han precedido han protagonizado la organización de la clase obrera, la construcción de la República y la resistencia antifascista. Sufrieron persecución, tortura, exilio y muerte por estar del lado de las personas más débiles, los nadie. La democracia les debe mucho y aún no les ha rendido honores como merecen.

Estad seguros de que nuevamente este joven centenario partido hará todo lo posible y más para contribuir a acabar con cualquier forma de explotación de unos seres humanos por otros mientras continuamos caminando hacia un horizonte de justicia social, democracia plena y desarrollo sustentable al que llamamos SOCIALISMO.

(El Sigloes Soberanía Informativa. Información para el Conocimiento. Es generador de contenidos que contribuyen al análisis, el debate, la profundización temática)

 

 

Deja una respuesta

octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031