Inmenso triunfo de Cuba en Juegos Olímpicos Tokyo 2020

Redes

“La conquista de siete medallas de oro, tres de plata y cinco de bronce, que sumaron 15, colocaron a Cuba en el lugar 14 por países y permitieron celebrar su mejor ubicación en los últimos 13 años, dejando detrás las de Beijing 2008 (3-10-17), Londres 2012 (5-7-15) y Río de Janeiro 2016 (5-2-4)”, explicó el presidente del INDER. “Es inmenso el orgullo que sentimos por nuestros deportistas y la obra impulsada por Fidel”, dijo el Presidente de Cuba. El diario Granma publicó: “Es la hora de disfrutar la alegría, de recibir en el barrio a sus héroes, pero ya estamos rumbo a París-2024”.

“Cubadebate”. 08/08/2021. El presidente del INDER (Instituto Nacional de Deportes y Recreación), Osvaldo Vento Montiller, destacó este domingo que la delegación que representó a Cuba en los Juegos Olímpicos disputados en esta urbe arribará a la patria con la satisfacción del deber cumplido.

Dijo que “viajamos a la capital japonesa con 69 atletas de 15 deportes, y definitivamente fueron 62 las pruebas asumidas como parte de un programa de competencias que incluyó 339” y subrayó que se lograron siete medallas de oro, tres de plata y cinco de bronce, quedando la isla en el lugar 14 del medallero mundial, un inmenso triunfo que da cuenta de la continuidad en el desarrollo del deporte en Cuba.

Las consideraciones del también jefe de misión fueron emitidas a la prensa de la Isla a través de un comunicado, poco antes de que la casi totalidad de su embajada atlética iniciara viaje rumbo a La Habana, a donde llegará este lunes a las 2:40 de la tarde.

Como ya se infirmó, este domingo solo pernoctarán en la capital japonesa algunos exponentes del atletismo que intervendrán en el desfile de clausura y se trasladarán después a Europa para cumplir otros compromisos competitivos.

El Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, saludó en las redes sociales: “Cuba terminó Tokyo 2020 en el lugar 14 del medallero entre más de 200 delegaciones. Es inmenso el orgullo que sentimos por nuestros deportistas y la obra impulsada por Fidel. En estos días como hoy reafirmo la convicción de que nada es imposible para la Patria. ¡Seguiremos ganando!”.

El diario “Granma” publicó una nota donde se señaló: “El lugar 14 es un privilegio que en 125 años solo lo han tenido otros 36 países, y fue tan arduo conquistarlo que por tercera vez, en todo ese tiempo, exigió siete preseas doradas a ese escaño, cuando el promedio en todas las citas anteriores era de 2,31 triunfos.

“Se logró en unos Juegos que se negaron a morir, por la esperanza para la humanidad y porque tenía mucho que enseñar en el área de competencia: es récord que 93 naciones (por primera vez por encima de 90) se incluyan en el cuadro de medallas, y lo es también que 65 (Río de Janeiro-2016 y Atlanta-1997, tenían el tope en 57) hayan subido a lo más alto del podio.

“Es extraordinaria la hazaña. Es una delegación pequeña, pero bien preparada, que venció el caro objetivo de estar entre los primeros 20 y, además, ocupó sitio en la quincena de vanguardia, coto sagrado para las mismas 36 nacionalidades, una minoría poderosa. Se pudo, por la efectividad medallista del 22,05 %, es decir, de cada cuatro atletas uno puso a su bandera en el mástil de premiaciones.

“Es la hora de disfrutar la alegría, de recibir en el barrio a sus héroes, pero ya estamos rumbo a París-2024, analizando las lecciones de Tokio-2020: la cantidad de lesionados en el atletismo, los procesos del primer combate en judo y lucha libre, y la jerarquización de la prioridad en pos de un resultado como el logrado.

“La inconformidad nos ha hecho grande, por eso Cuba resiste, lucha por su desarrollo y el bienestar, y cual campeona olímpica vence igual que sus atletas”.

Mapeo del triunfo cubano histórico

Con la menor delegación deportiva en 61 años, desde Roma 1960, Cuba sin embargo logró en los Juegos de Tokio 2020 su mejor actuación que en las últimas tres olimpiadas de Río 2016, Londres 2012 y Beijing 2008.

El boxeador Andy Cruz selló con combate dorado en la última jornada de competencia el domingo 8 la encomiable participación cubana en la capital nipona donde consiguió siete preseas de oro, tres de plata y cinco de bronce.

Así, se ubicó entre las primeras 15 naciones participantes entre las 93 que obtuvieron al menos una medalla de bronce, cifra esta récord para los Juegos, y sobrepasó los resultados de Beijing 2008 (3-10-16), Londres 2012 (5-3-7) y Río de Janeiro 2016 (5-2-4).

Ese resultado ratificó a Cuba como la segunda con mayor cantidad de lauros de todo el continente americano en la historia (85-71-88), detrás de Estados Unidos, y líder entre todas las naciones hispanohablantes.

Entre los hitos de la comitiva olímpica cubana en Tokio descolla el ya legendario Mijaín López quien hizo historia, al conquistar su cuarta medalla de oro consecutiva en lucha grecorromana, único gladiador con cuatro títulos en citas estivales.

En la final de la división de los 130 kg del estilo grecorromano, el cubano se impuso al georgiano Lakobi Kajaia por un claro marcador de 5-0.

A punto de cumplir 39 años, Mijaín López, ‘El Niño’ de Herradura, Pinar del Río, demostró que sigue sin tener rivales en su deporte, al imponerse de forma arrolladora en la capital japonesa sin ceder un solo punto en cuatro combates.

Con su cuarto oro, el ‘Gigante de Herradura’ entró en la gloria del Olimpo junto a los norteamericanos Carl Lewis (velocista y saltador), Al Oerter (discóbolo) y Michael Phelps (nadador), que eran hasta ahora los únicos deportistas con cuatro títulos olímpicos consecutivos en un mismo deporte.

Encumbrados también con récord olímpico incluido, los cubanos Serguey Torres y Fernando Jorge ganaron una espectacular competencia al imponerse en los segundos finales a China y Alemania en canotaje de C2 1000 metros, para lucir sobre sus pechos lo que fue en su momento la tercera medalla de oro para Cuba en Tokio 2020.

La dupla de Cuba marcó tiempo de 3:24.995, seguida por los chinos Liu Hao y Pengfei Zheng, con un crono de 3:25.198, y los alemanes Sebastian Brendel y Tim Hecker, con 3:25.615. Los brasileños Jacky Nascimento e Isaquias Queiroz ocuparon el cuarto puesto (3:27.603).

Julio César la Cruz se coronó bicampeón olímpico al conquistar la corona de los 91 kgs del boxeo, deporte en el cual sus compatriotas Roniel Iglesias (69 kgs), Arlén López (81 kgs) y Andy Cruz (63 kgs) igualmente contribuyeron actuación dorada en el cuadrilátero nipón.

El primero en ganar el oro por la delegación cubana en Tokio fue Luis Alberto Orta, luchador del estilo grecorromano quien se impuso en todos sus combates de los 60 kgs.

Además de los ganadores de plata y bronce, otros deportistas de la isla fueron distinguidos con el Diploma Olímpico por haber alcanzado la final en sus respectivas disciplinas.

Así, Cuba finalizó en el escalón 14 en la tabla de medallas por países, entre 93 naciones que lograron al menos una presea bronceada, cifra récord por encima de las 86 en Río 2016; 85 en Londres 2012, y 87 en Beijing 2008, lo cual evidencia la extendida rivalidad competitiva hoy en el mundo.

A continuación todos los medallistas de Cuba en Tokio 2020

Oro

-Mijaín López – Lucha (lucha grecorromana, 130 kg)

-Luis Alberto Orta – Lucha (lucha grecorromana, 60 kg)

-Serguey Torres y Fernando Dayán Jorge – Piragüismo esprint (C2 1000 m)

-Roniel Iglesias – Boxeo (69kg)

-Arlén López – Boxeo (81kg)

-Julio César la Cruz – Boxeo (91kg)

-Andy Cruz – Boxeo (63kg)

Plata

-Idalys Ortiz – Judo (+78 kg)

-Juan Miguel Echevarría – Atletismo (salto de longitud)

-Leuris Pupo – Tiro (25m pistola tiro rápido masculino)

Bronce

-Rafael Alba – Taekwondo (+80 kg)

-Maykel Masso – Atletismo (salto de longitud)

-Yaimé Pérez – Atletismo (lanzamiento de disco)

-Lázaro Álvarez – Boxeo (57kg)

-Reineris Salas – Lucha (estilo libre, 97 kg)

Declaración del presidente del Inder

“Cualquier acercamiento al desempeño de la delegación cubana en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 tiene que comenzar por agradecer las muchas muestras de apoyo recibidas desde la Isla, donde noches y madrugadas se convirtieron en días para estar al tanto de lo sucedido durante estas intensas jornadas.

“De especial significado resultaron los diálogos telefónicos sostenidos por el Primer Secretario del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, con campeones, medallistas, entrenadores, directivos y otros miembros de nuestra embajada atlética, y mensajes como los enviados por el Presidente del Consejo de Estado y de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo Hernández, y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz.

“Como se anunció, viajamos a la capital japonesa con 69 atletas de 15 deportes, y definitivamente fueron 62 las pruebas asumidas como parte de un programa de competencias que incluyó 339.

“La conquista de siete medallas de oro, tres de plata y cinco de bronce, que sumaron 15, colocaron a Cuba en el lugar 14 por países y permitieron celebrar su mejor ubicación en los últimos 13 años, dejando detrás las de Beijing 2008 (3-10-17), Londres 2012 (5-7-15) y Río de Janeiro 2016 (5-2-4).

“De tal forma, damos por cumplido el compromiso de figurar entre los 20 países instalados en la vanguardia del medallero, marcando la excepción en cuanto a los niveles de desarrollo económico que sustentan a los otros miembros de ese grupo.

“Se trata de un saldo que, en primer lugar, deviene fruto de la consagración de atletas, entrenadores y otros especialistas que respondieron a las atípicas y numerosas exigencias surgidas a partir de las limitaciones generadas por la Covid-19.

“Recordemos que la pandemia, además de condicionar la posposición del evento, impuso rediseñar la preparación en medio de condiciones nunca antes enfrentadas, y por ende no recogidas en literatura alguna.

“Ese reto demandó que se multiplicara la alianza de nuestros colectivos técnicos con la red de colaboración científica del organismo, se creara un grupo asesor-consultor y se generaran otras muchas acciones en función de concebir el trabajo en un escenario inédito.

“Notable disminución del fogueo competitivo, irregularidades e incertidumbres en relación con los procesos clasificatorios, y fenómenos que afectaron en el orden sicológico, a partir de frustraciones y la necesidad de prorrogar objetivos, fueron de los obstáculos vencidos.

“En tal sentido es justo mencionar el apoyo recibido en las provincias de Camagüey, Sancti Spíritus, Santiago de Cuba, Cienfuegos y Ciego de Ávila, que abrieron sus puertas a varias de nuestras preselecciones y le pusieron todo el amor del mundo al aseguramiento de su preparación cuando fue necesario desconcentrarlas de las escuelas nacionales, como ocurrió ahora con los representantes de la misión diplomática cubana aquí, entregados hasta el más mínimo de los detalles.

“Concretado con el aporte de otras instituciones y expertos, y respaldado por la voluntad política de garantizar nuestra asistencia a este evento, aun cuando la propia pandemia y el endurecimiento del bloqueo impuesto por el gobierno de los Estados Unidos acrecentaron las barreras a superar, ese proceso de aprendizaje colectivo terminó por demostrar su efectividad en una competencia de muy alto rango.

“Vale resaltar que la estrategia aplicada se validó en ámbitos como la fortaleza en que terminó convertida la longevidad competitiva de figuras de mucho peso para hacer realidad ese propósito, los movimientos de categorías aplicados en el boxeo y la ampliación de cuatro a siete del número de deportes que tributaron preseas, en comparación con la edición de Río de Janeiro 2016, además del muy alto 53,8 por ciento de eficacia conseguida entre los atletas clasificados a finales.

“Nos satisface especialmente la disciplina, el respeto al contrario, el apego al juego limpio y el sentido de compromiso reinante en toda la delegación, que los hizo pilares para que cada salida a los escenarios de competencia quedara realzada por la voluntad de responder a millones de compatriotas que aplaudieron los triunfos y supieron valorar cuánto se hizo por los que no resultaron posibles.

“Regresamos a casa orgullosos de la hazaña de nuestro abanderado Mijaín López, acentuado como leyenda de la lucha grecorromana con su cuarto título, y de que Idalys Ortiz se ratificara ícono del judo con una plata de oro que elevó a cuatro sus medallas de este tipo.

“Merece elogios, además, que Roniel Iglesias, Arlen López y Julio César La Cruz se proclamaran bicampeones olímpicos al vencer en un torneo de boxeo donde rivalizaron con hombres mucho más fogueados desde que la pandemia comenzó a azotarnos, y que el tirador Leuris Pupo escribiera una página de constancia con esa plata repleta de simbolismo debido a los tremendos escollos resultantes del bloqueo.

“Lo mismo sucede con el canotaje, estrenado entre los deportes poseedores de oro luego de tres segundos puestos distribuidos entre las versiones de Sídney 2000 y Atenas 2004, con el alegrón de Luis Orta, que abrió el camino al gran Mijaín, y con Andy Cruz, subido al ring alejado de las presiones inherentes a un cierre definitorio en muchos sentidos.

“Se impone reconocer a los restantes llegados al podio, y a los que no pudieron, porque cada uno se exigió al máximo, incluso sobreponiéndose a lesiones u otras molestias, espíritu que acompañó a entrenadores, el personal médico y todos los implicados en la misión de ser fieles con el compromiso contraído cuando recibimos la bandera de la estrella solitaria defendida con pasión aquí.

“Nos complace que la seriedad demostrada sobre los escenarios no restara espacio al disfrute de la competencia, sin más tensiones que las asociadas a la lucha por hacerlo lo mejor posible, convencidos de que haber llegado a esta cita, particularmente en la situación en que se gestó el acceso a las plazas, constituye un mérito negado a la inmensa mayoría de los humanos.

“Insatisfacciones siempre habrá, y las de ahora se asocian fundamentalmente con deportes o figuras no ajustados a las posibilidades evaluadas con sus colectivos, lo que pone de manifiesto que el desempeño pudo ser mejor.

“A partir de esa realidad y del caudal de información procesada por nuestros expertos, incluidos los que nos acompañaron diariamente desde La Habana, deberemos proyectarnos hacia metas concretas, recordando además que no quedamos conformes con el número de deportes y competidores presentes ahora.

“Insistimos en que abrazaremos la patria con la misión cumplida y felicitamos a la delegación, porque primó en ella el deseo permanente de rendir como merece nuestro pueblo. Emociona el sentido del deber con que se asumió la oportunidad de ratificar que la Cuba bloqueada, atacada y calumniada ocupa un lugar entre las potencias del deporte mundial, sin un solo atleta o entrenador importado en sus filas.

“Enorgullece constatar que el sistema al alcance de todos impulsado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz sigue generando frutos, aun impactado por carencias y limitaciones que ni siquiera imaginan muchas de las naciones desarrolladas que nos secundaron en el medallero, y saber que nuestra consigna de ¡Patria o Muerte Venceremos! afianzó la convicción de victoria expresada en esta otra batalla”.

 

Deja una respuesta

agosto 2021
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031