NOTAS DEL REPORTEO. Lo que viene…o puede venir

Redes

El nudo más apretado se ve en Unidad Constituyente en un escenario menos abierto cuando Apruebo Dignidad y Chile Vamos ya tienen candidato presidencial. Los factores externos a los conglomerados más grandes, como el Partido Republicano y la ultraderecha torpedeando al candidato de la derecha, y las decisiones que tome la Lista del Pueblo y sectores de izquierda, incidiendo o no en la candidatura de Boric.  El papel de los independientes y los porcentajes de participación electoral asoman asimismo como elementos a tener en cuenta.

Hugo Guzmán. Periodista. “El Siglo”. Santiago. 19/07/2021. 1.- Falta cuatro meses para la elección presidencial. Quedan tres meses para la inscripción (23 de agosto) de las candidaturas presidenciales y, por tanto, poco tiempo relativo para definiciones políticas y electorales. Como sea, de un escenario abierto se pasó a un escenario acotado con las primarias de este domingo. Dos de los principales conglomerados ya tienen candidato presidencial que correrán en primera vuelta el 29 de noviembre próximo. Gabriel Boric por Apruebo Dignidad y Sebastián Sichel por Chile Vamos. Eso reduce marcos de incertidumbre y movimientos. Unidad Constituyente (la ex Concertación) continúa en su nudo apretado sin que se encuentre todavía una salida a su decisión presidencial, mientras se perfilan otros actores, como el ultraderechista Partido Republicano y la izquierdista Lista del Pueblo, con candidaturas a La Moneda.

2.- En lo que viene o podría venir, las principales interrogantes están en Unidad Constituyente (UC), que integran el PS, la DC, el PR, el PPD, el PRO y otros grupos. Paula Narváez (PS) insiste en su postulación y en que se realicen primarias. Carlos Maldonado (PR), que había dicho que iba solo a primera vuelta, ahora está a la espera de definiciones en el PS y la DC. Yasna Provoste y su colectividad, la DC, mantienen el silencio respecto a una definición de candidatura. El resto de colectividades y aliados permanece a la expectativa. El tema es que el escenario más acotado le redujo espacios y tiempos de decisión a UC, y puso otros elementos sobre la mesa, como que sectores del PS se estarían inclinando por apoyar a Gabriel Boric (celebraron su triunfo en las primarias, y se mostraron contentos con la derrota del comunista Daniel Jadue) y, de acuerdo con analistas de la plaza, tanto Boric como Sichel habrían ingresado a copar espacios “del centro” político (al ser derrotados Joaquín Lavín y Daniel Jadue), dificultándole las cosas a Narváez y a Provoste. Todo está complicado, además, porque desde la DC no hay una definición de ir a primarias, que es lo que quiere el PS, el PPD y el PR, y podría volver a escoger la tesis del “camino propio”, llevan directo a primera vuelta a Yasna Provoste. También dentro de UC se piensa que Narváez podría despejar el camino bajando su postulación, ya que no se posiciona y está pegada en un negativo 2% de preferencias. Un nudo apretado y de varias vueltas que, como sea, dirigentes y estrategas de la ex Concertación buscan desatar de la manera más precisa y acertada posible porque ahí se juegan las presidenciales.

3.- De acuerdo con comentaristas, analistas, vocerías de personeros políticos y dirigentes de partidos, Sebastián Sichel quiere perfilar un equipo y un contenido de campaña de independiente, político joven y de centro, liberal, aparentemente preocupado de temas sociales, fluido en las comunicaciones, alejado de la derecha tradicional (insiste en que él no es de derecha, que es “de centro”), y se jugará por eso. Es así que no tuvo problemas en derrotar a los candidatos de la UDI y RN y erigirse como un independiente que puede oxigenar a su sector, como un candidato joven alejado de dirigencias antiguas. En ese camino encontró apoyos en la base electoral de la derecha orgánica, de independientes con sensibilidad conservadora, a antiguos militantes de la ex Concertación y empresarios y financistas que aspiran a tener un candidato ganador. En el sector, muchos piensan que Sebastián Sichel es la posibilidad de salir del 20-30 por ciento de la derecha en los últimos procesos electorales y tener alguna chance de pasar a segunda vuelta. Claro que su perfil liberal y ciertas declaraciones programáticas ahora se enfrentarán de manera más formal y  directa con las directivas y militancias de la UDI y RN, con las cuales tendrá que llegar a acuerdos o consensos, sin distanciarse demasiado y viendo cómo integra las tesis doctrinarias más tradicionales y representativas de este sector. Deberá entrar en estas semanas en discusiones para la redacción de su programa, que debe ser el programa de Chile Vamos y no solo del candidato. En esa línea, ya sabe que se enfrentará a un segmento de la ultraderecha, en la muy probable candidatura de José Antonio Kast del Partido Republicano.

4.- También según varios analistas y declaraciones de dirigentes políticos, Gabriel Boric parte con un respaldo sustancial de la veintena de fuerzas políticas y sociales de Apruebo Dignidad, con el valor de un millón de votos, tiene a su haber el compromiso ya expresado por el Partido Comunista y Daniel Jadue de apoyo en la campaña (podrá contar con gran parte de los casi 700 mil votos del alcalde de Recoleta), y con la base electoral del Frente Amplio que en las últimas elecciones ha demostrado persistir en porcentajes importantes. La noche de su triunfo reiteró su compromiso contra el modelo neoliberal -dijo que encontrará su tumba en Chile-, y expresó representar a los sectores populares y antineoliberales. Pero desde medios de prensa, comentaristas y dirigentes políticos plantearon que Boric debería moverse hacia el centro y surgió cierta interrogante de qué hará ante el PS, después de haber hecho gestos a Paula Narváez y cuando socialistas militantes expresaron en estas 24 horas sus simpatías hacia el candidato del FA. Se planteó en torno de él cierta expectación de su posible o teórico desplazamiento al centro político, sin abandonar al PC y otras fuerzas de Chile Digno. Al mismo tiempo surgieron comentarios en cuanto a cómo, por ejemplo, la Lista del Pueblo sería considerada dentro de la campaña y proyección de Boric. Como sea, nadie puso en duda que el ahora aspirante presidencial de Apruebo Dignidad está instalado en la carrera presidencial con verdaderas opciones de ganarla.

5.- En lo que viene no solo corren Chile Vamos, Apruebo Dignidad y Unidad Constituyente. Por ejemplo, se dice que una candidatura del ultraderechista Kast podría torpedear la opción de Sichel y terminar por dejarlo tercero en la primera vuelta. Todo indica que el Partido Republicano, segmentos ultraderechistas y fácticos, e incluso sectores de la UDI, van a ir a competir a la primera vuelta contra Sichel . En Apruebo Dignidad el factor hasta ahora latente o amenazante, es la Lista del Pueblo y sectores de izquierda que podrían levantar una candidatura presidencial distinta a Gabriel Boric, aunque se sabe que en esos ámbitos también hay análisis en la línea de que eso sería un riesgo al abrirle posibilidades a la derecha, a la DC y a la ex Concertación. También gravita todo el ámbito de independientes y su sufragio que influye, como se ha visto, en los resultados de todas las fuerzas políticas. Otro elemento que jugará, es el porcentaje de participación electoral en las presidenciales. Porque la mayor o menor concurrencia a votar influye de manera determinante en los resultados de sectores políticos; en estas primarias eso se volvió a demostrar, con la sorpresiva participación de alrededor de 3 millones de personas. Son elementos del escenario abierto, donde es difícil cerrar una conclusión.

6.- En la política institucional, tradicional y formal chilena, suelen darse las vueltas de carnero, aparecen personeros y personeras que se desdicen, se apela al realismo para modificar posiciones, se desmienten afirmaciones con artilugios mediáticos, se recurre a aquello de que “cambió el escenario”, lo cual conlleva a nuevos retratos y condiciones. Eso puede estar presente en los tres meses que vienen, donde se tomarán decisiones de cara a los comicios de noviembre. En esto, por cierto, hay determinantes como los plazos legales establecidos por el Servel y que lleva a que los tiempos apremien. Por ejemplo, si la Lista del Pueblo lleva candidata o candidato, tiene algo más de un mesa para juntar las firmas; y el Consejo Nacional de la DC anunció reunirse para tomar la decisión presidencial, dos días antes del plazo para inscribir una candidatura. Por ahora, Sichel y Boric se concentrarán en la planificación de sus campañas, mientras que las otras fuerzas y candidaturas tienen que tomar resoluciones para entrar de lleno en la competencia.

Deja una respuesta

julio 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031