HABLEMOS DE LA TELE. “Debate” de ciegos y sordos

Redes

Desbordes apareció el más desdibujado y huérfano de apoyo hasta de su propio sector (RN); Lavín el más seguro, intentando ir más allá de la UDI; Sichel un tanto más confrontacional desde su “independencia” (o dependencia del gran empresariado) y Briones con supuestas “certezas” científicas, como si la economía fuera una ciencia exacta, fría y bastante inhumana.

José Luis Córdova. Periodista. 22/06/2021. Los precandidatos presidenciales de la derecha exhibieron sus debilidades y «fortalezas» en el debate prácticamente sin debate transmitido por CNN y CHV.

Mónica Rincón, Daniel Matamala, Monserrat Álvarez y Macarena Pizarro intentaron confrontar a los postulantes a La Moneda sin el estilo confrontacional que los caracteriza cuando entrevistan a representantes y dirigentes de la izquierda y los “presidenciables” no mostraron grandes diferencias en sus propuestas ni planteamientos.

Lavín intentó jugar a ganador basado en su experiencia y asegurando que su gobierno “no será de derecha”, mientras Sichel se definió de “centro”, Desbordes de “derecha social” y Briones de “liberal”. El fantasma de la socialdemocracia hace temblar a todos, menos a Lavín.

Los cuatro -que en distintos momentos fueron ministros de Piñera- se desmarcaron claramente del actual gobierno, reconociendo sus graves fallas por llegar tarde y ser mezquino con las necesarias ayudas económicas ante la grave crisis social, sanitaria y económica que vivimos.

El referente obligado de los cuatro fue la mal llamada “clase media” que son, en realidad, profesionales, técnicos, artesanos, artistas, profesores, comerciantes jubilados y trabajadores informales que conforman la mayoría de una serie de capas socioeconómicas que se parapetan como pueden en el límite de la pobreza o francamente inmersos en la miseria “rascándose con sus propias uñas” por causa del actual modelo neoliberal.

Desbordes apareció el más desdibujado y huérfano de apoyo hasta de su propio sector (RN); Lavín el más seguro, intentando ir más allá de la UDI; Sichel un tanto más confrontacional desde su “independencia” (o dependencia del gran empresariado) y Briones con supuestas “certezas” científicas, como si la economía fuera una ciencia exacta, fría y bastante inhumana.

Parecía que el debate debía ser “todos contra Lavín”, pero se convirtió en “todos contra Piñera” y la llamada “vieja política”, de la cual los cuatro han profitado hasta el abuso desde posiciones de poder tanto en el gobierno como en la oposición, fue denostada en forma permanente para ponerse a la altura de los tiempos que corren.

El formato del debate resultó amable y condescendiente con los participantes, muy distinto -por ejemplo- a la última aparición del candidato Daniel Jadue en el programa “Estado Nacional” de TVN donde Constanza Santa María y Matías del Río denostaron, emplazaron, desafiaron e intentaron permanentemente acorralar al entrevistado como si fuera un adversario en lugar de un personaje político que debía informar libremente sus planteamiento y propuestas.

Por el contrario, frecuentemente con los personeros de derecha, los periodistas conducen los cuestionamientos con evidente empatía sino claro favoritismo, permitiéndose inclusive confianza, humor y absoluta parcialidad conceptual o valórica con sus “entrevistados”.

Al respecto, en el pasado debate “presidencial” la única diferencia en la derecha parece ser el tema del matrimonio igualitario y la adopción homoparental, que Lavín rechaza tan de plano como el aborto libre y la despenalización de la marihuana.

No se restaron a las críticas sobre el manejo desastroso de la pandemia por parte de un gobierno que ellos cuatro ayudaron a elegir y con el cual colaboraron entusiastamente hasta hace pocos meses, poniendo en duda la verosimilitud de sus propuestas, así como sus planes frente al llamado “conflicto” en La Araucanía, la seguridad pública y la carencia o debilidad de las mismas respecto a problemas cruciales como la protección de derechos sociales esenciales: la salud, educación, vivienda, pensiones y cultura.

El crecimiento sin equidad, la criminalización de las manifestaciones ciudadanas, el respeto a los DDHH y a la próxima Constitución democrática y participativa aparecen relativizados por los cuatro postulantes a la Moneda, según sus afirmaciones en el debate de CNN-CHV donde se mostraron ciegos y sordos ante el clamor ciudadano.

 

 

Deja una respuesta

junio 2021
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930