La nueva alcaldesa de la capital chilena, militante del Partido Comunista, dijo que “la experiencia de Santiago tiene que ser fundamental en este momento constituyente” y aseveró que las y los comunistas “estamos demostrando que podemos asumir roles en lugares estratégicos de nuestra sociedad”. En entrevista con El Siglo apuntó que tendrá “un equipo con capacidad técnica y política” y advirtió que será “una alcaldesa dialogante”. Sobre la causa de esta victoria histórica, sostuvo que “hay un triunfo que es de los barrios de la comuna. Es un triunfo de un nuevo momento constituyente para hacer política en nuestro país, en que la unidad social, unidad política, unidad barrial, unidad de propósitos con programa común, unidad para hacer primarias y elegir liderazgos, triunfa también”. Sentenció que su gestión será “feminista, antineoliberal, de derechos sociales, sustentable, que valora los derechos humanos, la diversidad, lo patrimonial y multiculturalidad de nuestra comuna como su  mayor riqueza”.

Hugo Guzmán R. Periodista. “El Siglo”. Santiago. 22/05/2021. Irací Hassler se convirtió en protagonista de un episodio histórico, en un hito de la política chilena. Militante comunista, economista de 30 años, feminista, partidaria de una nueva Constitución, asumirá como alcaldesa de la capital chilena el próximo 28 de junio.

Con una agenda recargada, continuando su trabajo hasta los fines de semana, sin dejar de ir a los barrios de la comuna de Santiago, entrevistada por medios de prensa nacionales e internacionales, Irací se dio tiempo para una entrevista con El Siglo, donde hizo definiciones y confesiones respecto a un desafío nada menor y para el que se mostró dispuesta y confiada. Algo afónica, con su sonrisa eterna, sin eludir preguntas, habló de proyectos, equipos, objetivos, problemas, de los Carabineros y de lo que será la oposición a su gestión.

¿Estás durmiendo ocho horas?

Nooo. Hace harto tiempo que no duermo ocho horas.

¿Cómo son tus jornadas diarias?

Son bien intensas, sin parar. Reuniones, encuentros y dando los agradecimientos a vecinos y vecinas, entrevistas a la prensa. Es una locura. De todos los espacios nos contactan, quieren conversar, conocernos. Pero sobre todo sigo concentrada en los barrios de Santiago y los desafíos que tenemos en la comuna, es para lo que fui electa, y por eso estoy planificando nuestra llegada al municipio.

Hace unos meses hicimos una entrevista, entre otras cosas hablamos de tu historia personal, la Universidad, de tu familia, de tu mamá, de tu papá, y cómo veían tu militancia y tu trayectoria política. Ahora, ¿cómo tomaron esto?

Están bien impresionados e impresionadas, si bien siempre me han dado su cariño y su apoyo, creo que no se esperaban del todo este triunfo, quizá como muchas otras personas. Están súper contentas y contentos, me mandan las noticias que les llegan, comentarios de amigas y amigos, de la familia, de varios lados. Están viviendo, desde sus espacios, de manera intensa todo esto.

En aquella oportunidad conversamos que no te gustaba mucho eso de las formalidades de la institucionalidad, ciertos protocolos. Ahora serás alcaldesa, ¿cómo vas a manejar todo eso? ¿Le darás un sello distinto a eso también?

Hay protocolos que habrá que cumplir, otros que me dé la comodidad de desarrollarlos. Hay tradiciones, formas, por ejemplo, cómo abrir las reuniones del Concejo Municipal, son elementos donde puede haber innovación.

¿Te diste cuenta la repercusión internacional que tuvo tu triunfo en la alcaldía de Santiago?

Fue tremenda la repercusión internacional, nos han contactado de muchos países, de muchos medios, es una noticia que circuló desde distintas miradas en diferentes países, hasta de diferentes idiomas. He visto muchas publicaciones y deben existir otras que no he podido ver. Ha sido bien intenso, ha causado mucho interés internacional este triunfo.

Dejar los pies en la calle

Bueno, es un triunfo para dirigir la capital chilena, por una comunista, feminista y joven.

Claro, son varios elementos que se conjugan. La primera mujer comunista en encabezar la Municipalidad de Santiago, la primera vez que gana un proyecto desde los barrios. Soy enfática en destacar lo genuino de un proyecto de unidad social y política desde las luchas históricas de la comuna de Santiago. También la juventud es valorado por distintos espacios, tengo 30 años, y eso habla de una generación que fue asumiendo distintos roles en un momento político de nuestro país en que la izquierda, las mujeres, la juventud, pasamos a asumir roles de conducción. También el resultado de la constituyente habla de eso, el triunfo en otras alcaldías y quizá es especialmente simbólico en el caso de Santiago.

En esa entrevista que hicimos en noviembre, dijiste que la clave para haber ganado como concejala, hace un par de años, fue dejar los pies en la calle, estar en cada barrio y rincón. ¿Se repitió la misma experiencia para alcanzar la alcaldía?

Gastamos y gasté los pies en la calle Hugo. Fue fundamental. Recorrimos todos los barrios de nuestra comuna, todos los espacios, siempre conversando con vecinos y vecinas. Mira, hay un triunfo que es de los barrios de la comuna. Que tiene una antesala, que fue la construcción de un programa común, de transformación de Santiago, construido colectivamente por distintas instancias, con encuentros presenciales, después virtuales, y que tiene además el haber realizado una primaria ciudadana en diciembre del año pasado para definir a la o el candidato. Hubo un proceso de unidad que se articuló con luchas históricas, defensa del patrimonio, conquista de zonas históricas frente a la depredación inmobiliaria; la defensa de los parque públicos, como el Parque Forestal, el Parque O’Higgins, para recuperar su rol como pulmones verdes que apunten a la crisis climática que enfrentamos; de las comunidades educativas que han sido reprimidas y criminalizadas en esta administración del alcalde (Felipe) Alessandri y del gobierno de (Sebastián) Piñera y que aspiran a democratizar sus establecimientos y tener una educación pública que promueva el pensamiento crítico para pensar en nuevos modelos de desarrollo, por ejemplo. Creo que hay una responsabilidad histórica que la entendimos desde esta unidad social y política, donde las organizaciones sociales fueron a la delantera y buscaron articular una posibilidad de cambio que yo tengo hoy el orgullo y honor de encabezar como alcalde electa.

“Es un triunfo de un nuevo momento constituyente”

Se resaltó esto como un triunfo del Partido Comunista, pero por lo que dices fue también un triunfo del movimiento social.

Es un triunfo del movimiento social, de los barrios, de las vecinas y vecinos, del Partido Comunista, y de otros partidos y fuerzas políticas. Es un triunfo de un nuevo momento constituyente para hacer política en nuestro país, en que la unidad social, unidad política, unidad barrial, unidad de propósitos con programa común, unidad para hacer primarias y elegir liderazgos, triunfa también.

¿Cómo sintetizarías en una frase, en una palabra, en una idea, lo que será tu gestión de alcaldesa? ¿Popular, feminista, social, transformadora?

Un gobierno comunal que frene el deterioro y abandono de los barrios con un proyecto hacia el buen vivir. Feminista, antineoliberal, de derechos sociales, sustentable, que valora los derechos humanos, la diversidad, lo patrimonial y multiculturalidad de nuestra comuna como su  mayor riqueza.

El equipo de trabajo

Es un desafío y una gestión enorme. Es la capital de Chile, para empezar a hablar. Hay temas de migración, seguridad pública, tráfico de drogas, educación, salud, vivienda y otros más. ¿Cómo vas a conformar los equipos de trabajo, con quiénes? Hay que tener un administrador municipal, un encargado de seguridad pública, de educación, son tareas de muchas responsabilidad. ¿Qué característica tendrá ese equipo?

Un equipo con capacidad técnica como elemento fundamental para poder desarrollar  una buena gestión. Que represente la propuesta que ganó en el municipio en términos de un rol importante de las mujeres, de la juventud, junto con la experiencia de la vida cotidiana de los barrios de Santiago que pueda ser motor de este proyecto. Un equipo con capacidad política de leer el problema que tenemos hoy en Santiago para transformar la comuna a través de una gestión eficaz. Que ponga, por ejemplo, como un elemento principal resolver el problema que tenemos con la basura, de tener un enfoque preventivo en seguridad pública, de tener una perspectiva de género que englobe y permee a todo el municipio, sus planes, sus funcionarias y funcionarios, para transformar la comuna hacia una mejor calidad de vida.

Llevamos décadas de alcaldías en Santiago de la derecha, de la ex Concertación, varios alcaldes conservadores, ¿no te da temor que hay una enorme expectativa contigo pero en tres o cuatro años no se puede corregir una política de décadas? ¿Qué el tiempo no sea suficiente?

Hay mucha esperanza puesta en este proyecto. Me lo dicen mucho en la calle, las vecinas, los adultos mayores: queremos confiar, no nos decepcione. Eso es un llamado, es un desafío, es un alerta.

Porque la política muchas veces no ha dado respuesta, por eso tenemos una sociedad tremendamente desigual, excluyente, que aspiramos a transformar. Sé que en tres años y medio que tenemos de gestión, no vamos a cambiar todas las cosas, pero vamos a empezar una transformación profunda y vamos a poner la calidad de vida de las personas como un elemento fundamental. En eso, una alcaldesa sola no va a poder cumplir todos los anhelos que tenemos, pero si lo hacemos con la comunidad, organizando cada uno de nuestros barrios, buscando una equidad territorial, accesos a los parques públicos, a las escuelas abiertas, vamos a ir cambiando nuestra calidad de vida.

¿Cómo será la característica política de ese equipo municipal?

Hoy hay un proyecto de alcaldía constituyente en Santiago que construye un programa para la comuna y eso será parte de la gestión y revisión del cumplimiento de nuestros compromisos. Tenemos un acuerdo de gobernabilidad en términos de la revisión sistemática del programa, que va a aportar tremendamente junto con la experiencia de los barrios y la diversidad que es social y política.

El ejemplo de Recoleta

Está el tema de Carabineros. Tú serás una alcaldesa comunista. Tendrás que relacionarte con el mando de Carabineros. Tienen que ver con el orden público, la represión en los liceos, en parte con el tráfico de drogas, la seguridad pública en barrios. ¿Cómo ves esa relación con esa institución?

Soy alcaldesa electa de la comuna de Santiago y como tal buscaré una relación con Carabineros institucional, cordial y que pueda ayudar a mejorar los problemas que tenemos en Santiago. En ello, nuestro énfasis está puesto esencialmente en la prioridad de seguridad en los barrios, donde nuestras vecinas y vecinos quieren una policía basada en derechos humanos, en una perspectiva de género que esté presente, que pueda aportar a combatir el narcotráfico, y que pudiera, aunque no es mandatada por la alcaldía de Santiago, priorizar por la presencia en los barrios y la prevención, y no por la provocación muchas veces a la manifestación, en contra de la comunidad educativa y personas que se manifiestan. Hay muy poco trabajo de Inteligencia, preventivo, asociado al rol de Carabineros y eso ha traído problemas graves, incluso violaciones a los derechos humanos de manera generalizada. Por tanto, desde el municipio, en lo que nos compete, vamos a buscar el rol principal de Carabineros hacia la seguridad de nuestras vecinas y vecinos. Tenemos esperanza también en el cambio constitucional que viene respecto de la refundación de Carabineros.

¿La alcaldía de Daniel Jadue en Recoleta, será una sombra, un referente?

El proyecto de alcaldía constituyente y yo personalmente, recoge mucho de la experiencia de Recoleta en varios ámbitos. Lo primero, qué es lo que puede hacer un municipio. Recoleta ha sido pionera con la gestión del compañero Daniel Jadue. Entender el municipio no como una mera administración, sino como un gobierno comunal que pueda transformar la calidad de vida de las personas. En ello, las iniciativas como las Farmacias Populares, han sido tremendamente importantes, nos vamos a asociar a la Asociación Chilena de Farmacias Populares, además de tener una Óptica Popular, como elementos importantes, también la Inmobiliaria Popular que va a tener una perspectiva patrimonial en Santiago. Son elementos clave que corrieron el cerco de lo que puede hacer un municipio para mejorar la vida de las personas.

Así que tomamos un ejemplo en esa experiencia. Además, el alcalde Daniel Jadue fue parte de uno de esos encuentros de alcaldía constituyente, y por tanto ha sido un ejemplo que hemos observado y que vamos a trabajar junto con la experiencia de nuestros barrios y nuestras propias historias y memorias colectivas en la comuna de Santiago.

“La experiencia de Santiago tiene que ser fundamental en este momento constituyente”

¿Qué pasó en Santiago que fueron electas tantas mujeres como concejalas y prácticamente todas comprometidas con un proyecto transformador?

Habla de un cambio muy profundo desde los barrios de la comuna. No es solo que llega una alcaldía, sino que llega un proyecto construido de manera conjunta. Donde las mujeres juegan un rol protagónico. Ahora tenemos un Concejo muy mayoritariamente formado por mujeres que además son dirigentas sociales, de los barrios, de organizaciones socioambientales, de mujeres, de educación, de distintos espacios muy interesantes que van a aportar al Concejo Municipal y al cambio en la comuna. Yo estoy muy contenta con ese Concejo que es para las transformaciones, que es de izquierda, y de arraigo en la comuna. Con mucho interés y cariño.

Cuando fuiste candidata a concejala y a alcaldesa, dejaste los pies en la calle. ¿Vas a dejar los pies en la calle siendo alcaldesa, o tendrás que ser más de oficina?

Quiero que nuestro gobierno comunal sea muy cercano a las personas. Para eso estaré muy presente, recorriendo barrios y calles, hay que palpar lo que está pasando, conocer las realidades. La comuna de Santiago es muy diversa, donde hay muchas necesidades, intereses, muchas miradas que confluyen. Buscar que esa diversidad se exprese y conviva en la mejor armonía es un desafío fundamental, y para eso es clave estar en los barrios. Ahora, una persona sola no va a poder estar en absolutamente todos los lugares, y para eso necesitamos un equipo que esté muy presente en los barrios, articulando los espacios de organización para poder definir los elementos fundamentales que necesitamos ir mejorando.

Desde tu sector político se habla de un nuevo Chile, de un nuevo modelo de desarrollo, de transformaciones de fondo, habrá una nueva Constitución. ¿Influirá en todo eso lo que ocurra en la comuna de Santiago?

La experiencia de Santiago tiene que ser fundamental en este momento constituyente. Hemos hablado de alcaldía constituyente porque entendemos que vamos a tener una nueva Constitución y eso es clave. Pero también una transformación desde nuestros barrios, y en eso, humildemente invito a mirar la experiencia de Santiago, de esta unidad social y barrial inédita, de una articulación de organizaciones con mucha trayectoria, con años de trabajo, y por tanto con una manera distinta de hacer política, de una forma más representativa de procesos que se dan en los distintos lugares. Además, como alcaldesa, voy a buscar que nuestras vecinas y vecinos puedan influir en la nueva Constitución y que nuestras experiencias cotidianas sean parte de ese debate.

Las y los comunistas pueden asumir roles estratégicos

¿Cómo ves tu relacionamiento con el sector privado y con lo que será la oposición en tu gestión?

Voy a ser una alcaldesa dialogante. Espero un Concejo Municipal donde podamos poner elementos en la mesa y me interesan todas las miradas, de todas las autoridades que representan a nuestra comunidad. En relación a la gestión y la posibilidad de trabajo público-privado, me parece que es fundamental para el desarrollo económico local de Santiago. En eso es importante la definición respecto a qué desarrollo queremos para Santiago, y en eso es importante la definición de las vecinas y vecinas, la definición desde lo público, oriente la inversión que necesitamos en Santiago, especialmente con el desafío de la reactivación económica a propósito de la pandemia, del abandono que hay del Estado y del deterioro de nuestros barrios.

Planteas una serie de objetivos, ideas de gestión, planes. Pareciera que esto rompe el estigma y la caricatura sobre el Partido Comunista que no tiene gente preparada, que no tiene ideas nuevas, que está anclado…

Las y los comunistas hemos avanzando en la sociedad chilena en la manera de mostrar, de distintas formas, que somos actores y actoras con capacidades. Lo digo tanto por lo que hacen compañeras y compañeros en el Parlamento, en los municipios, en muchos espacios. Hablábamos de lo innovador que es Recoleta con Daniel Jadue. Por tanto creo que se han ido derribando mitos. Estamos demostrando que podemos asumir roles en lugares estratégicos de nuestra sociedad. Espero seguir aportando a aquello, espero aportar en mi gestión y trabajo cotidiano y demostrar que las y los comunistas tenemos mucho que aportar a la sociedad, en conjunto con organizaciones sociales y políticas. Desde el Partido Comunista hay liderazgos que posicionan temas, hay liderazgos feministas, jóvenes, capaces, y eso es tremendamente positivo.

Agradecerte esta entrevista, no siempre los nuevos liderazgos y quienes llegan a cargos públicos tienen atención y están abiertos a los medios alternativos y populares, agradecerte tu gentileza, tu tiempo, y tu disposición hacia El Siglo.

Gracias a ustedes y a disposición.

 

 

Por El Siglo

Deja una respuesta