Cómo se baten en Arica los candidatos del PC a Convencional Constituyente 

Redes

Carolina Videla y Carlos Yévenes son las cartas para ser convencionales de la Región de Arica y Parinacota. Llevan semanas de arduas campañas, de contacto con vecinas, vecinos y trabajadores. Creatividad y propuestas son claves.

Yani Aguilar P. Periodista. “El Siglo”. Arica. 11/05/2021. Dos son las cartas fuertes del Partido Comunista para convencionales constituyentes en la Región de Arica y Parinacota, Carolina Videla y Carlos Yévenes. Ellos van con tres candidatos más de la Lista Apruebo Dignidad del Distrito 1. En esta Región hay un total de 38 candidatos agrupados en 8 listas.

 La situación no está fácil si se quiere sacar a los dos candidatos, porque solo hay tres cupos a convencionales en la Región; el primero lo gana el más votado de la lista más votada; el segundo cupo es el más votado de la siguiente lista más votada y así, de modo que para doblar se requiere duplicar el voto de la tercera lista. 

No son pocas las dificultades que deben sortear los candidatos en esta elección que ya tiene el brete de ir junto a las elecciones de gobernador, alcalde y concejales que es una complejidad para el votante ya que no le será fácil identificar a su elegido/a y podrían haber confusiones. 

Se agrega el problema del abstencionismo en Arica y Parinacota que bordea el 59% de un padrón de 181.129 electores. En la última elección de diputados en 2017, votaron 75 mil personas y el PC obtuvo 2600 votos, 3,7% del total, empero tener 600 afiliados en la Región. Y en la elección de alcalde solo 53 mil concurrieron a las urnas. En la dirección regional del PC concluyen que es un efecto de la desafección generalizada con la política, de desconfianza en que las cosas puedan cambiar para bien, y también porque hay fuerte influencia en la población de los grupos antisistémicos. No es descartable que por esta razón uno de los cupos se lo lleve un independiente ligado a organizaciones sociales y en ello el factor población afrodescenciente sea decidor. 

Con todo se trata de una elección especial porque por primera vez habrá una Convención Constitucional para la que se elegirá a personas comunes y corrientes que tendrán la misión específica de redactar una nueva Constitución para Chile.

Los candidatos

Ya en la recta final, y preparados para concentrar el máximo de votos, averiguamos cómo se las arreglaron Carolina y Carlos para hacer sus campañas, cómo hicieron para salir a las calles y ferias, pese al largo período de cuarentena de la ciudad que lleva dos meses. De cómo aplicaron ingenio y creatividad en las RRSS; del apoyo de voluntarios para sacar adelante sus campañas; de los exiguos recursos que les llegaron del SERVEL con los que apenas pudieron pagar folletería y un par de avisos radiales. No estuvieron en la franja electoral y, por si fuera poco, el receso de campaña por 22 días, tras la publicación de la reforma constitucional que postergó las elecciones y suspendió las campañas electorales, creó problemas adicionales.

Carolina Videla (51), casada, dos hijos, ariqueña de nacimiento es trabajadora social, gestora cultural, defensora de DDHH y feminista, actual secretaria orgánica de la dirección regional del PC.

Carlos Yévenes (52), casado, es oriundo de Antofagasta pero hace 28 años que se hizo ariqueño, de profesión minero, dirigente sindical, vocero y fundador de la Coordinadora NO+AFP.

Ambos son comunistas, Carolina hace 22 años que milita y Carlos hace 7, aunque su pensamiento a favor de la clase trabajadora le viene desde que era muy niño.

Son candidatos aguerridos y conocidos luchadores por la gente en los barrios de Arica.  Carolina recorrió las poblaciones y Carlos hizo puerta a puerta; ambos se toparon con el descontento de la gente que “no quiere nada con lo políticos”.

Carolina ha hecho campaña en sus ratos libres porque no dejó de trabajar, ella es Coordinadora de Práctica y docente de la carrera de Trabajo Social en la Universidad Santo Tomas en media jornada y no hace propaganda en horario laboral. Deja los volantes con los vecinos y ellos los distribuyen entre amigas, amigos y vecinos. Ha desplegado creatividad en las RRSS, con despachos en vivo desde distintos lugares de la ciudad.

La campaña también se ha hecho en conversatorios que han convocado ellos mismos como candidatos y a los que han sido invitados como panelistas.

Carlos está cesante, así es que pudo dedicarse más tiempo y hasta un jingle pegajoso logró sacar, que dice “Lo hacemos con Yevenés”. Estaba en su casa con su compañera y esposa, -que además es su jefa de campaña-, haciendo papelógrafos, pintando, manteniendo la mística con el pintado, el rayado y entonces les surgió la idea del jingle. Luego se la pasaron a un amigo para que le hiciera arreglos profesionales, después contrataron a un DJ que les cobró 170 mil pesos, acomodó la letra y en 4 horas lo tenía listo.

Carolina prefirió no gastar mucho en papelería y gigantografías tomando en cuenta la mala situación económica que afecta al país como consecuencia de la pandemia y ha priorizado lugares con afluencia de público como los Cesfam y las ferias.

Carlos se arriesgó a hacer puerta a puerta y desde el mismo día 12 de marzo, cuando se abrió la campaña, no dejó de salir a la calle, unas 2 horas y media, y alcanzó a visitar más de once mil casas.

Durante el receso de la campaña Carolina mantuvo sus despachos diarios por RRSS comentando la contingencia  porque para ella “los espacios de campaña también son espacios de pedagogía política, de educación cívica”.

Y para Carlos ese fue “tiempo perdido” que solo pudo aprovechar a su beneficio el gobierno y sus candidatos en rearmarse.

-¿Qué dificultades hubo en la campaña?

Carolina: Hemos tenido rechazo de personas que nos manifiestan que están súper desencantados, que no quieren saber nada de política, no quieren nada con los políticos, pero en número inferior. 

Esta elección se da en un escenario post revuelta social donde el país entró en un proceso de movilizaciones permanentes que es de donde nace el plebiscito para cambiar esta Constitución, con un hastío de la gente de muchas cosas que son parte del modelo. 

La percepción de la gente es distinta, se informa mucho más, opina mucho más en la virtualidad y en la calle. Lo importante de este nuevo estado de ánimo de la ciudadanía es que así como hay personas que no quieren escuchar ni recibir información, hay mucha gente que se detiene a conversar, que nos pregunta no solo para saber cuáles son nuestras propuestas, sino que también en qué consisten las elecciones. Hay personas que hasta hoy no tenían idea de cuantos cargos se elegían, no tenían claridad del tiempo que dura este rol de convencional. Ha sido interesante la interacción con la gente. Hemos conversado harto en la calle, con la gente de los colectivos que nos tocan la bocina y nos piden un volante para leerlo. 

Ser mujer política y activista de DDHH me facilitó llegar al territorio. La gente del sector de calle Libertad cerca de la Rotonda Tucapel (lugar de encuentro para las protestas), confía en mi trabajo, por eso a los dirigentes vecinales les dejo mi propaganda y ellos se hacen cargo de conversar con los otros vecinos. Y en las zonas rurales hablamos con los comités para la vivienda y con las dirigencias vecinales de Villa Frontera con quienes hemos trabajado otros temas.

Los recursos económicos son más que finitos y lo que ha primado es la creatividad con un trabajo intenso en las RRSS. En el equipo somos muy poquitos y con tiempo limitado, compañeros, amigas y amigos que están apoyando, que tampoco tienen la posibilidad de salir a la calle todos los días. Una dirigenta de los enfermos y portadores de VIH me apoya en la administración de las RRSS y muchos voluntarios me aportan para transmitir el mensaje”.

Carlos: Hay una campaña del terror hacia nuestro Partido Comunista para el cambio de Constitución. Hay dos tipos de candidatos, los que vamos por una verdadera nueva Constitución, Carta Magna de cero, y los que van disfrazados -abiertamente de derecha- o van como independientes a decir que van a defender la Constitución que hay hoy en día. Esa es la prédica en contradicción. Defender el modelo cuando les preguntamos por el modelo neoliberal unos se quedan callados y otros lo defienden abiertamente. Hay dos veredas bastante claras, los que quieren una nueva Constitución y los que realmente quieren defender la actual. Nos sacan en cara a los comunistas haber estado en la Nueva Mayoría, pero nosotros hicimos avanzar las políticas sociales. Ha sido bastante ingrata la crítica hacia el PC sabiendo que hemos estado en los cambios más transformadores de nuestro país.

-¿Cómo estuvo el tema de los recursos económicos?

Carolina: Puse 300 mil pesos de mi bolsillo y los aportes del partido que son dos millones de pesos, de los cuales ocuparé un millón y medio para pagar avisos radiales, afiches y gigantografía, y 500 mil los compartiré con mis compañeros candidatos concejales porque a ellos les llega un monto muy exiguo de 260 mil pesos.

Carlos: Inyectamos lucas a la campaña, justo me llegó el finiquito, porque había sido desvinculado de mi trabajo, así es que ha calzado justo para darle el punta pie inicial, para papelógrafos y campañas visuales en RRSS. Destinamos gastar un millón y medio de pesos. Soy nuevo en esto. Hicimos un gasto especulativo, no sé que se viene para adelante. Lo ignoro si vamos a tener que publicitar el jingle, no sé si vamos a llegar a todos los sectores siendo que nuestro fuerte es el volanteo, en la calle. 

-¿Cómo te presentas ante la gente cuando vas a terreno?

Carolina: Me presento como trabajadora social, gestora cultural, defensora de DDHH mujer feminista que vela por responder a las demandas de la gente. La gente pregunta si soy de las feministas que muestran o no las pechugas, porque se da el espacio para conversar de todo. La gente quiere escuchar y también hablar.

Carlos: Me identifican como vocero y fundador de la Coordinadora NO+AFP. Me siento orgulloso, somos seis fundadores a nivel nacional que dijimos vamos a formar esta coordinadora y yo quedé dentro del Consejo Nacional en primera instancia. Cuando me presenté como comunista hizo ruido dentro de la coordinadora, pero al ser fundador nadie podía cuestionar mi trabajo. La fundación fue como en el 2013, estaba Luis Mesina, Mario Villanueva y Anita Muga.

-¿Qué temas que vas a representar en la Convención Constitucional?

Carolina: Voy a llegar con propuestas concretas. La Casa Constituyente en Arica que será un espacio abierto donde la ciudadanía va a poder ir a informarse del avance de cada unas de la sesiones de la Convención, también será para encuentro cultural y para juntarse con las organizaciones sociales, y recoger de ellas el pulso de cómo van desarrollando esta Convención. La Casa Constituyente se sostendrá con los recursos de la dieta que se entregue a la actividad del Convencional.

Uno de los temas principales de esta Constitución es que tiene que decir explícitamente que la soberanía radica en el pueblo, hoy dice Nación. La sociedad civil tiene capacidad de decidir y que estas decisiones sean vinculantes y tengan el conocimiento de que la nueva Constitución debe establecer normativas y mecanismos como asambleas revocatorias para plebiscitos revocatorios que permitan el control social y que la gobernanza se haga efectiva.

También, apego irrestricto a los DDHH en forma explícita. Una Constitución garante de derechos y que genere las políticas públicas para eso; derechos para la autonomía de las personas mayores, no basta con decir que vamos a defender los derechos de todos y todas, tenemos que hablar de las convenciones internacionales para avanzar de manera progresiva en dignidad que hoy no tienen las personas mayores con políticas residuales. 

Una Constitución que garantice el derecho al agua, derechos que nos permitan construir infancias felices y eso implica reconocer explícitamente a los niños y niñas como sujetos de derechos que hoy no están reconocidos en la Constitución. Que reconozca a la mujer, la diversidad de familia y el ejercicio social de la memoria para dar garantías de no repetición a las violaciones de DDHH. Reformular las FFAA, que se subordinen a los civiles y sin el principio del enemigo interno en que basan la impunidad.

-¿Cuál es la problemática de los jubilados en Arica y Parinacota?

Carlos: Tenemos un escenario algo contradictorio porque tenemos zona militarizada con mucho contingente de FFAA y ellos defienden el modelo. Me he encontrado visitando familias con población militar y a ellos les acomoda el modelo de las AFP porque ellos jubilan con una tasa de reemplazo equivalente al sueldo que reciben. No es lo mismo que la tasa de 38% promedio que recibimos el resto, la brecha es bastante amplia. Nosotros imponemos un 12% y ellos no alcanzan el 6% porque el resto lo pone el Estado. Las jubilaciones de las FFAA y Carabineros promedian el millón de pesos, y el resto sobre el 40% no califica para las AFP y tienen que acceder al pilar solidario, que es de 86 mil y 156 mil pesos. El 45% de los jubilados de la región pertenecen a AFP; las FFAA son 30%, Pilar Solidario35%,  y19% son Rentas Vitalicias.

Los de FFAA que jubilan vienen a Arica porque es tranquillo y fronterizo. Y los activos de otras regiones que están por jubilar vienen a las zonas extremas porque acá reciben más sueldo, pagan zona y jubilan mejor.

Los del pilar solidario tuvieron trabajo informal, lagunas previsionales, como los trabajadores portuarios, obreros de las salitreras que se acogieron a las AFP y no recibieron el bono de reconocimiento”.

-¿Cómo está la situación laboral en la región ahora con pandemia?

Carlos: Soy dirigente CUT y también lo fui del mineral Pampa Camarones, tuve tres periodos en la directiva. La tasa de desempleo de la región es de 9%, que subió después de la Ley de Protección del Empleo, antes era de 6%. Habiendo 12 mil millones de dólares para amortiguar el desempleo se ha gastado 6 mil millones de dólares, los otros 6 no sabemos donde los tiene guardados Piñera que no quiere gastarlos. De lo gastado salieron los incentivos a las empresas, cuota de contratación o para mantener a los trabajadores, y los empresarios prefirieron despedir para contratar por menos paga, porque así recibe un bono del estado por nueva contratación. Volvemos a lo mismo.

En Arica hay bonos para las inmobiliarias, y la gente se asombra que llegaron a construir tanto, pero lo que no saben es que esas inmobiliarias se acogen a la ley de zona extrema que se embolsan el bono por cada obrero contratado. Los Guzmán Larraín, los Pacal, a precio del salario mínimo contratan gente.  

-¿Cuál es la situación de los DDHH y los migrantes en Arica y Parinacota? 

Carolina: Alcanzar un Estado nacional descentralizado para la autonomía y que dé poder a las regiones. Cuando se logre, vamos a permitir que los municipios, que son importantes para el desarrollo de las ciudades, dejen de ser meros administradores. Buscamos que los municipios logren ser gobiernos comunales con capacidad de decisión y propuestas, y con la participación ciudadana.

Arica, que es una región en el extremo del país y bifronteriza es más un dolor de cabeza para el poder central y no una oportunidad de convivencia distinta solidaria entre pueblos, pero en cambio hoy se militarizan las fronteras. 

Otro tema son los migrantes que ingresan por pasos no habilitados, en algunos casos como correos humanos de drogas y han sido víctima de las minas anti-personas que hay colocadas en el desierto.

Y la demanda de Estado plurinacional. Tenemos el mayor porcentaje de población aymara y también con presencia de otros pueblos originarios y afrodescendientes, que si bien están reconocidos no tuvieron espacio para la Convención Constitucional.

-¿Cuál es la situación de las mujeres en la región?

Carolina: Esta es una Región sin fabricas, sin empresas, que solo tiene retail y subcontrato con condiciones  precarias para las mujeres. El emprendimiento como forma de subsistir. Las familias monoparentales de la región es alto y las mujeres se han reinventado y diversificado con emprendimientos de venta de comida, venta de ropas, los que deben hacer junto con los roles domésticos. Hay una deuda importante con la forma de vida las mujeres en la región, con las pescadoras, las mujeres de mar que con destreza abren erizos y trabajan desprotegidas de todo, ellas también han diversificado, aprovechando los productos que los pescadores dejan y no se venden. Están las mujeres que cultivan flores de exportación, y las textileras. Hay mujeres que arriendan piezas en sus casas para estudiantes de la Universidad de Tarapacá (UTA), y también hay talleres que apoyan a las mujeres desde lo que suponen pueden necesitar y no desde lo que ellas realmente requieren para salir adelante.

Además, esta es una región intercultural con riqueza propicia para el turismo cultural, el etnoturismo que requiere de elementos que están en la región que puede ser embajadora patrimonial del país. 

-¿La gente entiende la forma como deben votar? 

Carolina: No totalmente. Todavía falta información. Hay inquietud acerca de qué se vota. Gente que no sabe para qué son los constituyentes. En uno de los programas  por RRSS que hicimos desde en el muelle nos preguntaban qué autoridad sería esa, y tuvimos que explicar que no es un cargo, es una tarea. Tampoco entienden la figura del gobernador.

Carlos: Nos hemos encontrado con 3 tipos de posibles votantes. Uno que tiene muchas ganas de ir a votar y son seguros, dicen, hemos tenido papeletas más grandes. Hay otros que son indiferentes, que hemos tratado de convencer que es importante que el pueblo vote. Este sistema ha hecho tanto daño que ha vuelto a las personas indiferentes a la votación, dicen, que si no trabajan no comen. Pero ellos no saben que si cambian las condiciones, cambia su escenario, también. Y a esa gente uno tiene que llegar con educación y bastante sutileza. El otro votante es el que se las sabe todas, ese es el que nos da clase a nosotros. 

 

Deja una respuesta

mayo 2021
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31