Mientras, el gobierno está pegado en aumento del 3,2 por ciento nominal.

Radio Nuevo Mundo (*). Santiago. 06/05/2021. La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, ratificó que van a seguir defendiendo su propuesta de salario mínimo de 500 mil pesos, luego de que el ejecutivo ingresara al Congreso el proyecto de reajuste, planteando un aumento del 3,2 por ciento nominal, pese a no haber logrado un acuerdo en el guarismo con la CUT.

La dirigenta sostuvo que el gobierno no ha tenido la disposición a discutir los tres temas centrales que fueron expuestos por la multisindical; y que son salario mínimo situado por sobre la línea de la pobreza, renta básica de emergencia y congelamiento del precio de los alimentos.

Consultada por la Agenda de Mínimos Comunes del gobierno, la candidata a convemcional por el Sistrito 12, compuesto por las comunas de Pirque, La Florida, La Pintana, Puente Alto y San José de Maipo, aclaró que Sebastián Piñera no es un interlocutor válido para imponer un marco de entendimiento.

Bárbara Figueroa dijo que la Huelga General Sanitaria del 30 de abril fue una acción necesaria del mundo sindical articulado para presionar al ejecutivo, debido a su mal manejo de una crisis económica y de empleabilidad extrema.

La presidenta de la CUT afirmó que el debate estructural gira en torno a buscar mecanismos de entrega de recursos económicos que permitan atender a las urgencias de la población durante la pandemia.

Inndicó que la Huelga General Sanitaria vino a inaugurar un proceso de movilización ascendente, en el marco de la urgencia de respuestas efectivas para la ciudadanía.

La candidata a constituyente de la lista “Apruebo Dignidad” por el Distrito 12, dijo esperar que la Agenda de Mínimos Comunes no termine transformándose en un salvavidas para el Gobierno como ocurrió con el Acuerdo del 15 de noviembre de 2019.

(*)Medio colaborativo con El Siglo.

 

Deja una respuesta