Secretario general del PCP, Luis Villanueva, sostuvo que “la salida a la gran crisis general que nos golpea no será posible si no se articulan acuerdos que apunten a las acciones comunes que den soluciones a los problemas de las grandes mayorías del pueblo peruano, donde la extrema pobreza se ha duplicado a 11 millones de personas que no tienen que comer”. Apuntó que “a días de las elecciones generales, para elegir a un nuevo presidente de la república y a un nuevo Congreso, aún no hay claridad sobre los resultados. El voto de los indecisos supera a los que encabezan las encuestas”. El dirigente sostuvo que “garantizar la defensa de la vida de los peruanos y una recuperación económica que incluya al pueblo en general” es prioritario después de los comicios.

Equipo “El Siglo”. Santiago. Lima. 08/04/2021. El domingo pasado en el programa “Peruanicemos el Perú”, se analizaron los procesos electorales que se vienen en Perú,, Ecuador y Chile. Participaron el secretario general del Partido Comunista Peruano, Luis Villanueva, el secretario de organización del Partido Comunista de Ecuador, José Regato, y el director del periódico El Siglo de Chile, Hugo Guzmán.

El siguiente texto, es la versión íntegra de la exposición de Luis Villanueva donde planteó la postura de los comunistas peruanos frente a las elecciones presidenciales y legislativas.

“En primer lugar, les expreso mi cordial saludo a los compañeros que conducen este importante programa dominical Peruanicemos el Perú dedicado a exponer temas de interés sobre la política nacional.

A 7 días de las elecciones generales, para elegir a un nuevo presidente de la república y a un nuevo Congreso, aún no hay claridad sobre los resultados. El voto de los indecisos supera a los que encabezan las encuestas.

A diferencia de anteriores elecciones la del próximo 11 de abril se realiza en un contexto de crisis sanitaria y la peor crisis económica, social y política en el último siglo.

Lo que podemos afirmar es que cualquiera que sea el tinte político o ideológico de la agrupación política que gane, tendrá que enfrentar el combate de la pandemia del Covid-19 y la crisis del sistema sanitario y de otra parte la recuperación económica del Perú.

La salida a la gran crisis general que nos golpea no será posible si no se articulan acuerdos que apunten a las acciones comunes que den soluciones a los problemas de las grandes mayorías del pueblo peruano, donde la extrema pobreza se ha duplicado a 11 millones de personas que no tienen que comer.

Son 18 agrupaciones políticas que compiten en la contienda electoral, además de otras que quedaron fuera de carrera por observaciones administrativas de las entidades electorales. La atomización es el resultado de los objetivos del neoliberalismo, dividir para dominar.

El PCP, es la fuerza política que sostiene como un objetivo estratégico la unidad política y programática de las fuerzas de la izquierda, de las fuerzas democráticas, patrióticas, antimperialistas, para alcanzar el poder político y realizar cambios sustantivos para un nuevo Estado democrático, popular y antineoliberal.

Los esfuerzos para la unidad de estos sectores no han sido posible y la izquierda va dividida en tres bloques: Frente Amplio, Perú Libre y en Juntos por el Perú (JP) en la que estamos participando, con un programa mínimo pero insuficiente; y contradicciones aún no superadas. Estamos fortaleciendo los aspectos que nos unen, como:

  • La necesidad de cambiar la Constitución neoliberal del 93, que impuso Fujimori después del autogolpe, además que proviene de una dictadura, fue impuesta mediante referéndum trucho.
  • Un tema que no es de consenso es nuestro rechazo a la política internacional del Perú en el Grupo de Lima, que viola la Carta de la ONU referente a la libre determinación (autodeterminación) de los pueblos para tener libertad de escoger el sistema político que le convenga y no aceptar la imposición de los EEUU, castigando con sanciones a los pueblos, como sucede en Venezuela. Y menos considerar una dictadura al Gobierno de Nicolás Maduro, Juntos por el Perú no es un frente pronorteamericano que convalide la posición servil de la Cancillería del Perú.
  • Nuestra postura frente a la lucha contra la corrupción tiene que ser categórica y no a medias tintas.
  • Construir la unidad, somos conscientes que es un proceso sumamente delicado porque se cruzan intereses particulares de clase, por ello hay que seguir fortaleciendo los puntos de coincidencia sin sacrificar cuestiones de principios, por oportunismo electorero.

El fracaso del modelo neoliberal

El PCP ha criticado que el crecimiento de la economía en la última década no impactó a los grandes sectores populares, y la pobreza había vuelto a crecer ya, antes de la Pandemia.

No es solo pobreza lo que nos deja el colapso del modelo, es también la desigualdad, el sector financiero, por ejemplo, que como sabemos no produce valor, y tiene unas tasas de saqueo brutal.

Por ello, es imprescindible nuestra diversificación productiva apuntando a otros sectores productivos y actividades tanto en el campo como en la ciudad que permitan una alta productividad y se asegure mercados, créditos y otros factores para su competitividad.

Apuntamos que el neoliberalismo no es solo el dominio económico, también es el cultural y la imposición de sus valores donde prima el individualismo. Frente a ello planteamos una nueva propuesta alternativa para un cambio de fondo que beneficie a los peruanos.

Lineamientos del programa de democracia popular y antineoliberal

Los comunistas propugnamos un nuevo Estado de democracia popular y antineoliberal que se corresponde con los intereses y las más profundas aspiraciones de los trabajadores y pueblo peruanos. Estas aspiraciones deben estar enrumbadas hacia el socialismo. Es entonces que desde este punto de vista el PCP debe determinar su política de alianzas, sus posiciones y propuestas en cada situación dada.

Siete son las reformas que debemos realizar:

  1. Reforma del Estado.-

No habrá manera de enfrentar la corrupción, reducirla al mínimo posible, sin una reforma del Estado que permita una verdadera vigilancia de la ciudadanía organizada. Una transparencia de sus acciones, un íntegro sistema de contraloría y una ética pública que abarque a todos los servidores.

No habrá forma de que el Estado tenga un papel rector sin un cambio constitucional que elimine el rol subsidiario que se le ha atribuido. Además, deberá cumplir su rol regulador sin ninguna participación de las empresas reguladas. Tomar medidas frente a las llamadas “puertas giratorias” que permite la infiltración de agentes privados en el Estado.

No habrá forma en que el Estado tenga objetivos claros y a largo plazo sin un poderoso sistema de planificación o fortaleciendo el papel de CEPLAN y para asegurar el cumplimiento de los planes obligando al MEF a que acompañe los objetivos y metas que se dicten.

No habrá forma que el Gasto Público se realice de manera eficiente, sin que se prepare funcionarios de carrera expertos en esa materia y gestión pública.

Un Estado fortalecido, No está reñido con la economía social de mercado, “tanto Estado como sea necesario, tanto mercado como sea posible”, permitirá preparar bases claras para enrumbar por el camino al socialismo futuro.

  1. Reforma de la economía.-
  • Inmediata implementación de la diversificación productiva. Ubicación y Selección de las actividades con mejores potencialidades para el desarrollo (Ej. Reforestación, turismo, Manufactura, Agricultura, etc.).
  • Reservar para el Estado los sectores considerados de alta necesidad pública y las de consideración estratégica.
  • Regular el papel de las trasnacionales de acuerdo al interés nacional.
  • Eliminar las cláusulas de estabilidad jurídica y tributaria.
  • Compromiso para estabilidad macroeconómica, pero, que el BCR acompañe las políticas de inversión y social del Estado.
  • Replantearse el tema de la descentralización y la duración de los presupuestos para que sean bianuales y no retorne el dinero no gastado al erario el mismo año.
  1. La reforma política. –

Culminar las reformas iniciadas desde el 2019, sobre la base de lo emitido por “comisión Tuesta” Dar solución a las carencias constitucionales que han permitido el desgobierno, los cierres del Congreso, y las vacancias presidenciales. Lo mismo sucederá con las reelecciones a todo nivel.

  1. La reforma Laboral.-

Debe recuperar para los trabajadores los derechos conculcados por Fujimori, eliminar la precariedad de manera que los trabajadores puedan ejercer los principios de la libertad sindical. En el caso de la reforma de pensiones recuperar para el sistema de pensiones los principios de la Solidaridad y Universalidad, y con los criterios de multipolaridad.

Aplicación del Plan Nacional de empleo decente, fortalecimiento de la fiscalización laboral. Lucha contra la informalidad en el marco de un Nuevo Plan de Productividad y competitividad en reemplazo del descalificado plan anterior. Planes de empleo y recuperación económica sobre la base de reactivar la demanda.

  1. La seguridad alimentaria y la reforma agraria.-

Deben ser criterios complementarios en el sentido que el Estado debe asegurar, antes que los grandes proyectos de irrigación, la infraestructura agraria de la pequeña agricultura familiar, estimular la asociatividad en la pequeña agricultura. Asegurar vía compras del Estado los mercados para este sector. Aprovechar la experiencia del FAE agrario para proporcionar crédito barato.

  1. Reforma de la educación.-

Plan de Educación que ponga a los estudiantes peruanos al nivel de las nuevas tecnologías, fortalecer el estudio de las ciencias: Física, Química, Biología. Crear conciencia de la ciudadanía ambiental, relacionar a los estudiantes desde pequeños con la naturaleza y hábitos de no contaminación. Difusión en la escuela de los derechos fundamentales en el trabajo y en la salud. Desarrollo armónico de la persona formando al estudiante en ciencias, filosofía, artes, cultura física y humanidades. Proseguir la reforma Universitaria.

  1. La seguridad ciudadana.-

Debe ser sobre la base de una policía especializada en apoyar la autodefensa como las rondas campesinas y urbanas. Lucha frontal contra el narcotráfico.

Los peruanos estamos viviendo tiempos aciagos, muchos compatriotas están muriendo asfixiados por falta de oxígeno, muriendo por falta de camas UCI, este gobierno llamado “transitorio” nos ha abandonado a nuestra suerte. Por eso para garantizar la defensa de la vida de los peruanos y una recuperación económica que incluya al pueblo en general, este 11 de abril en mi condición de secretario general del PCP hago un llamamiento a votar por los candidatos de Juntos por el Perú (JP), por su candidata a la Presidencia de la Republica, Veronika Mendoza y sus candidatos al Congreso a la República».

 

 

 

Deja una respuesta