“De nuevo se pone a las FFAA y Carabineros al frente de la institucionalidad en la Araucanía y en la macro zona sur. Símbolo de la incapacidad del gobierno para avanzar mediante el diálogo y políticas claras y concretas de compromiso con las demandas del puebo mapuche”.

Equipo El Siglo. 27/02/2021. El siguiente es el texto íntegro de declaración del Partido Comunista frente a la idea del gobierno de un “acuerdo nacional” frente a la situación en La Araucanía y la decisión de incorporar a las Fuerzas Armadas a los planes de seguridad en la zona:

“Frente al llamado del Presidente Piñera a un gran acuerdo nacional sobre l0 que su sector llama “violencia en la Araucanía”, el Partido Comunista de Chile señala lo siguiente:

  1. El país ya conoció un llamado a un gran acuerdo nacional respecto a Wallmapu, convocado por el gobierno, como el llamado “Plan impulso Araucanía” que fue promulgado por el gobierno el lunes 24 de septiembre de 2018 y que ha dejado un saldo de dolor, muerte de personas y violaciones sistemáticas a los Derechos Humanos del pueblo Mapuche, fue el antecedente directo de la creación del “Comando Jungla” y el asesinato de Camilo Catrillanca, junto a otros muchos ataques al pueblo Mapuche, bajo la excusa siempre repetida y nunca confirmada, de la supuesta existencia de terrorismo en la región.

2- El nuevo acuerdo nacional por la Araucanía, actualmente promovido por el gobierno, no busca cambiar las bases bajo las cuales, sucesivas políticas y actuaciones del gobierno de Sebastián Piñera y aquella minoría enriquecida y favorecida por la entrega y apropiación indebida de tierras ancestrales y la sobreexplotación de los recursos naturales que pertenecen a todo el pueblo y en especial al pueblo Mapuche. Por el contrario, vuelve a poner el foco en la violencia y el abuso de la ley, buscando profundizar normas que han permitido muertes y agresiones por parte de Carabineros, y que han demostrado su ineficacia para la prevención de cualquier delito o para generar seguridad en la población.

  1. De nuevo se pone a las FFAA y Carabineros al frente de la institucionalidad en la Araucanía y en la macro zona sur. Símbolo de la incapacidad del gobierno para avanzar mediante el diálogo y políticas claras y concretas de compromiso con las demandas del puebo mapuche. Recurre a la misma receta que tantas veces ha resultado en derramamiento de sangre para sectores populares o pueblos originarios, con violaciones reiteradas, sistemáticas y generalizadas que se encuentran más que acreditadas. Una institución como carabineros, comprometida de tal manera con actos de esta naturaleza, así como la corrupción, no puede ser la garantía de paz que se pretende impulsar, toda vez que ha sido un instrumento de violencia y ataques contra la población civil, incluyendo personas mayores, niños, niñas y adolescente.
  2. El Partido Comunista de Chile no está ni estará disponible para ningún acuerdo nacional que siga impulsando la violencia contra los Pueblos Indígenas. La violencia a la cual se hace referencia sólo terminará cuando nuestro país se construya verdaderamente como un Estado Plurinacional, en el cual se reconozca constitucionalmente el derecho a la libre determinación del Pueblo Mapuche, se le restituyan sus tierras usurpadas ilegítimamente, se desmilitarice la zona y se reestructure toda fuerza pública y de orden, mediante un enfoque de respeto irrestricto a los Derechos Humanos.

Partido Comunista de Chile”.

Deja una respuesta