“Las vacunas, tan vitales para la humanidad, son tratadas como mercancías. Las empresas privadas deciden a quiénes las entregan y a qué precio.  Esta privatización de las vacunas, que según la OMS es un “bien común”, está frenando su difusión…Estamos proponiendo liberar las patentes sobre vacunas y tratamientos futuros para la Covid”.

02/2021. Texto íntegro de la declaración firmada por personalidades de la izquierda y el mundo progresista a nivel internacional,

Durante el último año, la humanidad se ha enfrentado a la epidemia de coronavirus. Más de 2 millones de personas han muerto ya a causa de la enfermedad en todo el mundo. La existencia de miles de millones de seres humanos se ha visto interrumpida por los confinamientos y todas las restricciones utilizadas en el control de la salud. Las primeras víctimas son los pobres. Viven en viviendas superpobladas donde la propagación del virus es más importante y trabajan en las ocupaciones más expuestas, pero su acceso a una atención de calidad es a menudo muy limitado. Afectados brutalmente por el declive temporal de las economías, muchos de ellos están cayendo en la pobreza.

A finales de 2020, las vacunas comenzaron a ser autorizadas en varias partes del mundo. Fueron desarrolladas en tiempo récord y ya hay varias, que utilizan diferentes técnicas científicas. Este logro es el resultado de la movilización excepcional de miles de investigadores de todo el mundo, especialmente en instituciones públicas como las universidades. También es el resultado de la financiación de los Estados, es decir, de los pueblos del mundo, que han pagado más de 10.000 millones de dólares por la investigación directa sobre la vacuna.

Sin embargo, hoy en día, son algunas multinacionales farmacéuticas (“Big Pharma”) las que están sacando grandes tajadas de ganancias. La farmacéutica estadounidense Pfizer ha pronosticado que la venta de su vacuna le aportará 15.000 millones de dólares en 2021. Las vacunas, tan vitales para la humanidad, son tratadas como mercancías. Las empresas privadas deciden a quiénes las entregan y a qué precio.  Esta privatización de las vacunas, que según la OMS es un “bien común”, está frenando su difusión. Una minoría de países ricos se ha apropiado de la mayoría de las dosis disponibles. En el resto del mundo, algunos estados tienen que pagar 2,5 veces más por las mismas vacunas. La ONG Oxfam estima que una vacuna no debería costar más de 3,40 dólares para que su acceso sea verdaderamente universal. Estamos muy lejos de eso. Incluso en Europa, los laboratorios privados no son capaces de producir y suministrar vacunas tan rápido como prometieron.

Es por lo que estamos proponiendo liberar las patentes sobre vacunas y tratamientos futuros para la Covid. El dinero no debe ser una barrera para la salud mundial. En muchos países existen regímenes de licencias gratuitas, licencias legales o licencias obligatorias. Permiten la libre fabricación y distribución de vacunas. Hacemos un llamamiento a los líderes de estos países para que los utilicen lo antes posible. Esto reducirá el precio de las vacunas y acelerará su producción. Puede salvar millones de vidas.

A principios de enero, la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Políticas sobre Biodiversidad  y Servicios ecosistémicos (IPBES, por sus siglas en inglés) advirtió que podríamos entrar en una debido a los daños ecológicos. No haremos frente a ese peligro centrándonos en los intereses privados y en las fortunas de Big Pharma. Por el contrario, debemos construir una sociedad global de autoayuda. Podemos empezar ahora diciendo que las vacunas y los tratamientos anti-Covid son bienes comunes.

Firmantes:

Jean-Luc Mélenchon Presidente del grupo parlamentario Francia insoumise, Luiz Inacio Lula da Silva expresidente de Brasil, Rafael Correa expresidente de Ecuador, Amado Boudou ex vicepresidente de Argentina, Jean Ziegler Vicepresidente del Comité Asesor del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Ernesto Samper expresidente de Colombia, el entonces secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas Sael Méndez Rodríguez Expresidente de Panamá, James Galbraith economista estadounidense, Hamma Hammami activista tunecino de derechos humanos y político, Biram Dah Abeid líder de la oposición en Mauritania y Premio de las Naciones Unidas de Derechos Humanos, Veronika Mendoza excandidato presidencial en Perú, Manuel Zelaya expresidente de Honduras, Marco Enríquez Ominami excandidato presidencial de Chile, Ignacio Ramonet exdirector del  Mundo Diplomático y Presidente de la Memoria de las Luchas, Aminata Traoré Exministra de Cultura de Malí, Oumar Sissoko Ex Ministro de Cultura de Mali Gleisi Hoffmann Presidente del Partido de los Trabajadores en Brasil, Maite Mola Vicepresidenta del Partido de la Izquierda Europea, España, Rodrigo Mundaca premio  Danielle Miterrand de  Modatima, Chile, Manu Pineda Eurodiputado español, Oscar Laborde Vicepresidente del Parlamento del Mercosur, Marc Botenga Eurodiputado belga (Partido Laborista Belga), Serge Bambara conocido como Smockey rapero, portavoz de la Escoba Ciudadana (Burkina Faso), Malin Bjork, eurodiputado sueco (Partido de izquierda), Nikolaj Villumsen eurodiputado danés (La lista de la Unión)  (Alianza de Izquierda), Abdourahmane Sano coordinador del Frente Nacional para la Defensa de la Constitución (Sri l) El director ejecutivo de Alaa Talbi del Foro Tunecino de Derechos Económicos y Sociales (FTDES), Enrique Santiago, portavoz del grupo parlamentario Podemos, Gerardo Pisarello portavoz del grupo parlamentario Unidos Podemos, Amparo Botejara, responsable de Salud de la comisión ejecutiva de Podemos, Rosa Medel portavoz del grupo parlamentario Unidos Podemos, Laura López portavoz del grupo parlamentario Unidos Podemos, Juan Carlos Monedero presidente del think tank de Podemos, Binod Shrestha, Presidente de la Fundación General de Sindicatos Nepaleses (Gefont) en Nepal, Adolfo Mendoza Presidente del Parlamento Andaluz, Sigifredo Reyes ex presidente de la Asamblea Legislativa en San Salvador, Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, Cuauhténoc Cárdenas Solozarno ex-candidato , Fernando Buen Abad Domínguez Filósofo mexicano, Pablo Rebolledo director foro latinoamericano derechos Humanos FODALCH, Héctor Díaz Polanco escritor, antropólogo, sociólogo e historiador, Paco Ignacio Taibo II escritor, español y mexicano (Fondo de Cultura Económica), Pedro Salmerón historiador, Paloma Saiz Tajero activista cultural mexicana, Lorenzo Meyer historiador mexicano y académico, Jorge Eduardo Navarra Académico y escritor mexicano, Binod Shrestha Presidente GEFONT, Nepal, Ging Quintos Deles Ex Asesor del Presidente para el Proceso de Paz en Filipinas, David Ibarra Muñoz Ex Secretario de Finanzas y Crédito Público en México, Paola Pabon prefecto de Pichincha en Ecuador, Costas Lapavitsas economista, ex diputado griego, R.C Khuntia ex miembro del Parlamento indio, Chandrah Prakash Singh INTUC sindicalista en la India, Velayutham Ruthiradeepan sindicalista, Vicepresidente de la Federación Nacional sindical en Sri Lanka, Bienvenido Matumo portavoz del movimiento La Lucha, RDC

 

Deja una respuesta