En la región la inmunización masiva es mucho más lenta que en Europa. La lista de los ocho países que más inmuniza la encabeza Chile (4,17) seguida por Brasil (1,67), Costa Rica (1,13), Argentina (1,11), México (0,55), Panamá (0,15), Ecuador (0,04) y Bolivia (0,03).

RT en Español. 09/02/2021. La vacunación masiva contra el coronavirus comenzó en algunos países de Latinoamérica a un paso bastante más lento que Europa y otras naciones desarrolladas, pero con la expectativa de que se puedan reducir los efectos de la pandemia en una región caracterizada por la desigualdad, los sistemas sanitarios débiles y el trabajo informal, que dificulta el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social.

En esta zona del mundo hay al menos ochos países que ya están aplicando las dosis de diversas vacunas. El resto, no empezó o no ha difundido datos oficiales al respecto. Hasta el 7 de febrero, según los números de Our World in Data, Chile era el país más activo en la campaña de inmunización: en promedio, 3,23 personas de cada 100 ya habían sido inyectadas, estando muy por encima de sus países vecinos y reflejando cifras similares a las de Europa.

La lista completa continúa con: Brasil (1,67), Costa Rica (1,13), Argentina (1,11), México (0,55), Panamá (0,15), Ecuador (0,04) y Bolivia (0,03).

Esta tendencia puede perdurar si se considera que Chile también es la nación con mayor cantidad de dosis diarias, marcando 0,41 bajo la misma proporción. Por detrás aparecen Brasil y Argentina, con 0,1 y 0,04, respectivamente.

Al medir la cantidad total de dosis aplicadas, el resultado se invierte. Esto se explica porque países con una gran población, como Brasil, donde viven más de 210 millones de personas, requieren más vacunas que en otros territorios como Chile, de casi 20 millones de habitantes. Además, se estima que las economías más importantes tienen mejor acceso para concretar las compras, en medio de un mercado reñido.

Así, con 3,55 millones de dosis, el ‘Gigante de Sudamérica’ es el lugar que más inyecciones proporcionó hasta el momento. Muy por detrás figuran México (710.200), Chile (616.750) y Argentina (501.150), que duplica la población de la nación limítrofe, pero igualmente recibió menos dosis. Del resto de los países ya mencionados, ninguno supera las 60.000 aplicaciones realizadas para combatir al covid-19. Por ejemplo, Ecuador y Bolivia solo utilizaron 6.200 y 3.500 inyecciones cada uno.

Cuáles son las vacunas usadas en la región
Los Gobiernos latinoamericanos están optando por diversos laboratorios al momento de elegir vacunas para sus respectivas poblaciones.

Argentina, con 820.000 dosis recibidas, y Bolivia, con 20.000, ya están suministrando la vacuna Sputnik V, que presenta más del 91 % de efectividad.

La vacuna china Coronavac se utiliza en Chile, que recibió en los últimos días 4 millones de dosis, y Brasil, que utiliza el Instituto Butantan para la fabricación local, en asociación con el laboratorio Sinovac.

En cuanto al producto elaborado por la empresa estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech, Costa Rica, México, Ecuador, Panamá y también Chile, ya lo están usando.

A su vez, la vacuna de AstraZeneca ya se aplica en Brasil, que también fabrica esta variante.

A la espera del plan Covax
Más allá de las negociaciones alcanzadas por cada país de modo independiente, América Latina está a la expectativa de los avances del plan Covax, una alianza internacional compuesta por más de 170 Estados que proporcionará vacunas, principalmente, a los territorios de ingresos medios y bajos. En efecto, Naciones Unidas informó que la región, sumado al Caribe y Canadá, tendrán otras 280 millones de dosis «entre mediados de febrero y finales de 2021».

Los principales destinatarios serán las naciones que financian el programa, como Brasil o México. Igualmente, ya se adelantó que unas 80 millones de unidades tendrán como destino a países de ingresos bajos o con poblaciones pequeñas, de forma gratuita. En ese grupo se destacan Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Bolivia y Haití, entre otros.

Al respecto, el presidente de Bolivia, Luis Arce, anunció que por este mecanismo su país recibirá en febrero casi un millón de dosis —92.430 de Pfizer y 900.000 de AstraZeneca—, sin costo. Así, junto a Colombia, Perú y El Salvador, serían los primeros países en beneficiarse con el programa. El jefe de Estado de Guatemala, Alejandro Giammattei, también confirmó que este mes espera recibir 800.000 dosis gratis, en el marco del plan Covax. Según la ONU, ambos Estados fueron seleccionados considerando sus índices de mortalidad.

Entretanto, desde esta organización internacional plantean que más países ricos deberían plegarse a la iniciativa como donantes, para garantizar que los países con menos recursos puedan proteger a sus ciudadanos del coronavirus.

Deja una respuesta