El Presidente de Estados Unidos inició ofensiva de su gobierno en política exterior, partiendo por encarar a China y Rusia. En lo que podría ser parte de su plan de ofensiva diplomática, el jefe de Estado anunció una Cumbre de la Democracia próximamente para “instar a las naciones del mundo a defender la democracia globalmente”. Esto, por cierto, reuniría a sus aliados políticos.

Agencias. Washington. 05/02/2021. Encarar a China y Rusia, restablecer lazos de la diplomacia, asumir temas como el cambio climático y la carrera armamentista, fueron algunas de las señalas que dio el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, al iniciar una ofensiva de su gobierno en materia de política exterior.

Con esas frases que gustan usar los líderes políticos estadounidenses, el mandatario proclamó que “America está de regreso” y para reafirmar sus intenciones habló desde oficinas del Departamento de Estado, a cargo de la diplomacia de Estados Unidos (EU). Prometió que la política exterior “estará al centro” de la gestión de su administración.

En lo que podría ser parte de su plan de ofensiva diplomática, el jefe de Estado anunció una Cumbre de la Democracia próximamente para “instar a las naciones del mundo a defender la democracia globalmente”. Esto, por cierto, reuniría a sus aliados políticos.

Biden dijo que en las primeras dos semanas de su gobierno ha conversado con los líderes aliados más cercanos para “reconstruir el músculo de las alianzas democráticas que se han atrofiado a lo largo de los últimos años de negligencia y, yo argumentaría, abuso”.

“El reto central es enfrentar este nuevo momento del avance de autoritarismo, incluyendo las crecientes ambiciones de China para ser rival de Estados Unidos y la determinación de Rusia para dañar e irrumpir en nuestra democracia” afirmó Biden. En todo caso, Joe Biden hizo alusión al acuerdo sobre armas nucleares refrendado con Vladimir Putin, Presidente de Rusia y dijo que China es básicamente un fuerte competidor comercial.

Esto, de acuerdo a analistas en Washington, indica que la Casa Blanca no dará tregua en el relacionamiento con los chinos y rusos, buscando revertir cualquier posición que afecta al dominio y hegemonía de EU.

También expresó que “el liderazgo estadunidense tiene que reafirmar el multilateralismo para abordar los retos urgentes de la pandemia, crisis climática y proliferación nuclear, porque no lo podemos hacer solos”.

Para recuperar nuestra posición de liderazgo, se requiere el trabajo cooperativo con aliados y la renovación de compromisos con entidades multilaterales. En este contexto recordó que en su primer día ordenó el retorno de su país al Acuerdo de París sobre clima, y que está convocando a una cumbre sobre la crisis del cambio climático el próximo Día de la Tierra. También señaló que su gobierno reingresó a la Organización Mundial de Salud.

 

Deja una respuesta