Las dos precandidatas presidenciales perfilan una competencia en el campo socialdemócrata-democratacristiano. Este día ya se formó una trifulca por el tema de las primarias, en que las dos pre candidatas serían llevadas por los presidentes de sus partidos a una disputada.

Gonzalo Magueda. Periodista. Santiago. 25/01/2021. El triunfo de la senadora Ximena Rincón en la interna de la Democracia Cristiana (DC), con el 60% de los votos por sobre Alberto Undurraga, la puso como candidata presidencial de esa colectividad. Es muy probable que la ex ministra Paula Narváez sea declarada postulante a La Moneda por el Partido Socialista, sin competidor. El domingo próximo habrá primaria del Partido por la Democracia (PPD) y de ahí saldrá como candidatos Francisco Vidal o Heraldo Muñoz. El Partido Radical (PR) ya tiene ungido a Carlos Maldonado como su presidenciable.

Esto avizora un choque que viene al interior de la ex Concertación en la carrera presidencial que podría marcar de forma definitoria el escenario en el campo socialdemócrata-democratacristiano.

En un escenario, compitiendo Ximena Rincón (DC), Paula Narváez como candidata del PS y el PPD y Maldonado, o inclusive sumando al PR. El otro escenario es el que quiere la DC: que en la primaria del 4 de julio compitan los 4 pre-candidatos presidenciales. Este es un tema denso y tenso puesto hoy sobre la mesa y que puede complicar mucho las cosas para la ex Concertación. Con una DC que, al parecer, esta vez no quiere ir a la primera vuelta en un “camino propio”.

Este factor ya cala entre Rincón y Narváez, donde las hacen polemizar los presidentes de sus partidos. Es evidente que en horas o días tendrán que expresar una opinión sobre el alcance de las primarias y cómo se estructuran.

En otros temas, todavía es temprano para las comparaciones de fondo ya que se conocen muy pocas propuestas programáticas de ambas pre-candidatas, pero pueden llegar a ser evidentes las diferencias en algunos temas, como el derecho al aborto, por ejemplo, y la intensidad de cambios en el modelo económico neoliberal. Narváez habló de profundizar posturas progresistas y Rincón de “revolución en dignidad”. Habrá que ver en qué consisten esos planteamientos.

Esta competencia viene a tensar la competencia entre la Democracia Cristiana y el Partido Socialista al menos en el plano electoral, después de una dura disputa y falta de acuerdo en candidaturas de alcaldes, y diferencias ocurridas en el Senado y la Cámara de Diputados. Puede producirse una competencia ruda en el plano electoral presidencial, claro que ambas competidoras tiene raíz y compromiso en la ex Concertación y en lo estructural no habría mayor diferencia. Y la forma que adopte la primaria se sumó al choque DC-PS.

Pero habrá que esperar decisiones en este sector opositor para ver el formato que puede llegar a tener la disputa Narváez-Rincón, empezando por si la ex ministra capta el apoyo del PPD y si la segunda y su partido consiguen que las y los candidatos de los cuatro partidos ex Concertación vayan a la primaria del 4 de julio.

Ni hablar si en esta dinámica se les mete Ciudadanos o el Partido Progresista o algunos de los grupos desprendidos del Frente Amplio, dándose por contado que fuerzas como el Partido Comunista, Federación Regionalista Verde Social, Acción Humanista, y el Frente Amplio, llevarán sus cartas presidenciales propias.

Foto: PDC

 

 

 

Deja una respuesta