En medio del debate parlamentario por el proyecto que permite interrumpir el embarazo antes de las 14 semanas de gestación, la ex Ministra de la Mujer y Equidad de Género, afirmó que la base de la propuesta es el derecho a decidir que deben tener las mujeres sobre su cuerpo y su propia sexualidad.

Radio Nuevo Mundo (*). Santiago. 20/01/2021. En medio del debate parlamentario por el proyecto que permite interrumpir el embarazo antes de las 14 semanas de gestación, la ex Ministra de la Mujer y Equidad de Género, Claudia Pascual, afirmó que la base de la propuesta es el derecho a decidir que deben tener las mujeres sobre su cuerpo y su propia sexualidad.

Para la ex secretaria de Estado, esta iniciativa además de consagrar la autonomía reproductiva de las mujeres, instalándolas como sujetas de derecho, marca también el rumbo de lo que será la discusión constituyente en la que está inmersa la nación.

La Encargada  de Género del Partido Comunista (PC) cuestionó que el gobierno, y el oficialismo en general, rechacen este proyecto trasladando al ámbito valórico una libertad que corresponde manera excluyente a las mujeres.

Respecto al rechazo de la UDI al proyecto que permite interrumpir el embarazo antes de las 14 semanas de gestación, la antropóloga  y dirigenta política recordó que históricamente  la derecha se ha opuesto tenazmente a iniciativas  que aseguran  la igualdad y equidad  de Género.

Del mismo modo, la ex Ministra de la Mujer y la Equidad de Género denunció que no contar con una ley de aborto distinta a las 3 causales, oculta una realidad dramática de mujeres que por falta de recursos, no pueden acceder a esta prestación, a diferencia  de otras pertenecientes a sectores más acomodados, lo cual revela una enorme desigualdad, aseveró.

Finalmente, Claudia Pascual señaló que el avance de este proyecto que despenaliza el aborto antes de las 14 semanas de gestación requiere además un componente  de normas sanitarias  que asegure  al menos que en el sector público, las mujeres puedan acceder a esta asistencia, sin sufrir inseguridad ni menos discriminación.

(*)Medio colaborativo con El Siglo.

 

 

Deja una respuesta