Emblemáticos casos de cuestionamientos de candidaturas

Redes

Los reproches por postulación de influencer Adriana Barrientos que respaldó a la dictadura cívico-militar, las críticas por inclusión de la columnista de ultraderecha Teresa Marinovic, la decisión del PPD que finalmente excluyó a feminista Tere Valdés, y el rechazo a la candidatura del ex almirante Jorge Arancibia.

Equipo El Siglo. Concepción. 14/01/2021. Hay situaciones en revisión del Servicio Electoral (Servel), “bajadas” de candidatas y candidatos, y peticiones y presiones para que algunas y algunos no entren a la carrera en los comicios del 11 de abril. Claro que en eso priva la ley y las normativas. Como sea, hay polémicas por emblemáticos cuestionamientos de candidaturas a las elecciones que se producirán en unos tres meses. Sobre todo en relación a aspirantes a la Convención Constitucional.

Adriana Barrientos

Para el presidente de la Federación Regionalista Verde Social (FRVS), Jaime Mulet, Adriana Barrientos, postulada por la lista “Apruebo Dignidad” en el distrito 13 (El Bosque, La Cisterna, Lo Espejo, Pedro Aguirre Cerda, San Miguel, San Ramón) “representa a un conjunto importante de chilenos, es una influencer que tiene cientos de miles de seguidores que le creen, que la quieren, que la admiran, uno podrá ser parte de eso o no, pero así es, es la realidad”.

La mujer conocida por su perfil mediático y de farándula, en el pasado emitió declaraciones de valoración positiva de la dictadura cívico-militar y del dictador Augusto Pinochet. Mulet apuntó que “ella suscribió el manifiesto por Chile Digno donde hay un compromiso absoluto e irrestricto de ir a la Convención constituyente a promover, a defender los derechos humanos de primera, de segunda, de tercera generación incluido los derechos económicos y sociales, la plurinacionalidad, el feminismo, la no discriminación, etc.”. Enfatizó que “ella consolidó una posición sin lugar a dudas con absoluta claridad, tanto que se fue a meter a distintos sectores de la Región Metropolitana, a las ollas comunes, a colaborar y siguió por años en la causa LGTBI”.

Pero los cuestionamientos continuaron durante este día, y sobre todo desde el Frente Amplio (FA), que integra la lista “Apruebo Dignidad”, se calificó de inaceptable que Adriana Barrientos vaya a candidata como convencional en ese pacto. Desde el Partido Comunista se emitió una declaración señalando que la responsabilidad de esa candidatura es exclusiva del FRVS, no de toda la lista.

La aludida, conocida en la farándula como “La Leona”, reaccionó por Twitter. Ahí expuso que “primero, no soy pinochetista. Le guardo cariño a las Fuerzas Armadas porque lo fui. Rechazo todo tipo de violencia vengan de donde vengan, soy pacifista creo en la lucha pero sin violencia”. Ante las críticas, Adriana Barrientos replicó: “Soy una defensora de los DDHH. Hace 12 años que participo junto al Movilh en las marchas, he sido denostada agredida por ser mujer y me toco conocer la pobreza, el hambre cuando voluntariamente decidí hacer algo por mi gente en mi trabajo en las ollas comunes”.

El diputado Marcelo Díaz, de UNIR, miembro del FA, rechazó la candidatura de Barrientos y afirmó que “la selección de candidatos y candidatas no es un casting, tiene que ver con ideas, tiene que ver con propuestas, proyectos, con ser parte de una comunidad de ideas y propósitos y espero que los partidos resuelvan esto, porque creo que nos hace daño”.

Natalia Aravena, enfermera y víctima de trauma ocular en el estallido social, quien es candidata a la Convención Constitucional por el partido Convergencia Social (CS), también de la lista “Apruebo Dignidad”, expuso en redes sociales que “la izquierda, FRVS, no puede avalar candidaturas que no representan al pueblo. La candidatura de Adriana Barrientos es una falta de respeto”.

En tanto, desde el Partido Comunista se difundió un comunicado donde se señaló: “Ante las reiteradas objeciones recibidas de parte de organizaciones de Derechos Humanos frente a la candidatura de Adriana Barrientos, a la Convención Constitucional, por sus declaraciones de simpatía hacia actores principales de la dictadura militar, que violenta la conciencia de familiares de víctimas de la dictadura, y por lo mismo no nos representa, estima conveniente aclarar que la responsabilidad por dicha candidatura es exclusivamente de la FRVS, organización partidaria que la postula y que debe responder las objeciones que se han manifestado desde diversos sectores y considerar la posibilidad de no mantener su candidatura”.

Teresa Marinovic

Como un gol de media cancha, y con estadio a oscuras, fue catalogado dentro de la derecha la imposición que hizo el ultraderechista Partido Republicano de la columnista Teresa Marinovic como candidata a la Convención Constitucional.

Una situación que generó una crisis dentro del oficialismo, y que en particular puso en un escenario complicado a los máximos dirigentes de Renovación Nacional (RN) que estarían ad portas de ser destituidos, por ser responsables de esa situación, por omisión o por descuido.

Un primer efecto y que golpeó al interior de la derecha y un sector de su electorado, fue la decisión de Sylvia Eyzaguirre, investigadora del Centro de Estudios Públicos (CEP), de retirarse como aspirante a convencional al saber que una compañera de lista sería Marinovic. “Creo firmemente en los principios sobre los cuales se funda la democracia: libertad, igualdad, diversidad, respeto, reciprocidad, igualdad de oportunidades, diálogo, razón, entre otros”, dijo la investigadora, lo que hizo incompatible verse acompañada de la representante de la ultraderecha.

Teresa Marinovic tiene a su haber expresiones como estas: “Ser homosexual no es una opción: es una anomalía. Si un hijo mío me dijera que es homosexual me daría pena…” “¿Cómo sigue el estado de salud del joven que practicaba natación en el Mapocho, el día de ayer?” (En alusión al muchacho que fue arrojado al río por un carabinero). “Anteojos, polera y labial…todo en el mismo tono. Perfecto para emplazar al empresariado y denostar el lucro…La grotesca inconsecuencia que la caracteriza. ¿O te parece coherente ese look con el discurso comunista?” en referencia a Camila Vallejo.

Esta columnista de medios, va por el distrito 10 (La Granja, Macul, Ñuñoa, Providencia, San Joaquín y Santiago) y la inscribieron como “independiente” por RN, lo que causó el enojo en ese partido. También esa candidatura molestó a Evópoli y otros sectores de la derecha, pero contó con “la comprensión” de la Unión Democrática Independiente (UDI). Desde el Partido Republicano se dijo que no la bajarán.

Tere Valdés

“Se me dejó fuera”. Así cuestionó la feminista y profesional Tere Valdés, la decisión de la directiva del Partido por la Democracia (PPD) de sacarla como candidata a convencional para darle el pase al ex diputado de esa colectividad, Jorge Insunza.

“Fui precandidata a la Convención Constitucional como independiente por el PPD por invitación de las mujeres de la Secretaría de la Mujer del partido” dijo a CNN. Añadió: “Elegí el distrito 13 (El Bosque, La Cisterna, Lo Espejo, Pedro Aguirre Cerda, San Miguel, San Ramón), donde tengo relaciones, amistades, organizaciones de mujeres donde he trabajado históricamente y empecé a desplegar mi precampaña, con la convicción de que iba a quedar en ese distrito”.

Tere Valdés manifestó que “sucedió que en el minuto que se tenían que tomar las decisiones finales el único distrito donde no se votó y no se decidió, venía prenegociado con el nombre de Jorge Insunza y donde no fue posible que se definiera, y se me dejó fuera”.

De acuerdo a versiones de prensa, esto, de inicio, generó la molestia de dirigentas y militantes del PPD, sobre todo del sector femenino, y le generó una situación cuestionadora al presidente de la colectividad, Heraldo Muñoz.

Sebastián Vergara, secretario general del PPD, firmó una declaración sobre las candidaturas, sin hacer alusión directa al caso de Valdés, pero reiterando la explicación que dan desde el partido: se le ofreció otro distrito y ella no aceptó.

Jorge Arancibia

Entre los cuestionamientos a candidaturas a convencionales, surgió uno en contra del ex jefe de la Armada y ex senador de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Jorge Arancibia, en la línea de considerarlo más grave que criticar la postulación de Teresa Marinovic.

El candidato a la Convención Constitucional por el Partido Comunista en el distrito 7 de la Región de Valparaíso, el abogado Luis Cuello, indicó que Arancibia ejerció como edecán de Augusto Pinochet entre los años 1980 y 1982. Según Cuello “no se explica que una parte de la derecha se escandalice por las opiniones de una columnista y al mismo tiempo postula a un personaje que ha expresado su adhesión ‘sin límites’ al ex dictador. Estamos hablando de un sujeto que fue del círculo de Pinochet en los años de los peores crímenes del régimen, es un cómplice de la dictadura en toda la línea”.

El postulante a la Convención por  la lista “Apruebo Dignidad” recordó que el almirante Arancibia firmó un inserto en la prensa en 2017 donde se justificaba el golpe de estado y la obra de la dictadura. “Si Chile Vamos es consistente con los principios democráticos y republicanos que dice tener, debe bajar de inmediato la postulación a la Convención del ex edecán de Pinochet, el almirante Jorge Arancibia. De mantenerlo en su postulación, junto con contaminar el proceso electoral resucitando el pinochetismo, arriesgan seriamente su credibilidad”, emplazó Luis Cuello.

Foto: Redes Sociales. Fachada Palacio Pereira, sede de la Convención Constitucional.

 

Deja una respuesta

enero 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031