EU: Otra vez fuerzas de derecha atentando contra un sistema institucional

Redes

Grupos y milicias ultraderechistas como Proud Boys promovieron la acción violenta contra el Parlamento. TheDonaldWin, ha invitado a los participantes a que “traigan sus armas”. Según The New York Times, Trump ha logrado hacer por la fuerza de la mafia lo que no pudo hacer en los tribunales: retrasar la certificación de su pérdida. El violento ataque al Capitolio.

Agencias. Equipo El Siglo. Washington. Santiago. 06/01/2021 (*). Otra vez fuerzas de derecha y ultraderecha protagonizaron una acción en contra de un sistema institucional al querer imponer sus tesis y desconocer elecciones. Ahora el turno fue de Estados Unidos (EU). En cifras que podrían llegar a algunos miles, partidarios del derrotado presidente Donald Trump, organizados en grupos, atacaron el Capitolio, coparon calles y avenidas y efectuaron acciones hostiles y violentas en la capital estadounidense.

A los ultraconservadores trumpistas se les vio con escudos, palos y otros elementos contundentes (no se descartaba que portaran y usaran armas) ingresaron con suma violencia al Capitolio y reuniéndose en callas y parques aledaños a la sede legislativa estadounidense. Impactaron las imágenes de los atacantes enfrentándose a los custodios del Capitolio e intentando ocupar salas y otras áreas, incluso con afán de destruir enseres.

Grupos y milicias ultraderechistas como Proud Boys promovieron la acción violenta contra el Parlamento de EU e incluso llamaron a hacer uso de armas si era necesario. El grupo TheDonaldWin, en su portal de internet, ha invitado a los participantes a que “traigan sus armas”

Las dos cámaras, el Senado y la Cámara de Representantes, fueron confinadas y los legisladores recibieron instrucciones de ponerse máscaras antigás y tumbarse en el suelo, según congresistas. En horas de la tarde se informaba de una mujer herida a bala con peligro de muerte.

Dentro del edificio, los congresistas se encontraban reunidos para contar los votos del Colegio Electoral. Se esperaba que la certificación en el Congreso, normalmente una formalidad, ratificara definitivamente el triunfo de Joe Bide.

Todo se produjo, para algunos no gratuitamente, después de que Trump se dirigiera a miles de seguidores cerca de la Casa Blanca, repitiendo sus afirmaciones de que le robaron las elecciones debido a un supuesto fraude generalizado.

Los grupos ultraderechistas insistían en sus gritos, que no eran válidos los resultados del proceso electoral para elegir presidente de EU, pese a las resoluciones de todos los órganos federales y estatales que dieron el triunfo a Biden. Es más, lo que se ha conocido en los últimos días en ese país es que Trump intentó cometer fraude.

Según The New York Times, Trump ha logrado hacer por la fuerza de la mafia lo que no pudo hacer en los tribunales: retrasar la certificación de su pérdida.

Para el electo mandatario estadounidense, lo de este miércoles se trató de un “asalto sin precedentes a la democracia”. Biden indicó: “A diferencia de todo lo que hemos visto en los tiempos modernos. Un ataque a la ciudadela de la libertad, el Capitolio mismo. Un asalto a los representantes del pueblo y la policía del Capitolio, que juraron protegerlos. Y los servidores públicos que trabajan en el corazón de nuestra República…Permítanme ser muy claro. Las escenas de caos en el Capitolio no reflejan un verdadero Estados Unidos. No representan quiénes somos. Lo que estamos viendo son un pequeño número de extremistas dedicados a la anarquía. Esto no es disenso. Es desorden. Es caos. Limita con la sedición. Y debe terminar ahora”.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que hubo “escenas impactantes” en la acción violenta de grupos de derecha y ultraderecha. Advirtió que “el resultado de las elecciones democráticas debe ser respetado”. Desde el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania se llamó  a “dejar de pisotear la democracia” en EU. Charles Ramsey, exjefe de la Policía Metropolitana de la ciudad de Washington, calificó el ingreso de manifestantes pro-Trump al Capitolio de Estados Unidos este miércoles como “lo más cercano a un intento de golpe de Estado que este país jamás haya visto”. Cuando la CNN le preguntó qué debería hacer el presidente Trump, Ramsey respondió: “Lo que me gustaría que hiciera el presidente es que se callara y se apartara del camino”.

El Senado tuvo que entrar en un receso de su debate sobre los resultados del Colegio Electoral después de que con un grupo de manifestantes partidarios de Trump ingresó violentamente a las instalaciones. Según informó la agencia AP, a los periodistas presentes en la sesión parlamentaria se les dijo que permanecieran en la sala de prensa mientras se clausuraban las puertas del edificio.

Varios cientos de manifestantes derrumbaron este miércoles las barricadas de metal que rodeaban la parte trasera del Congreso de Estados Unidos en Washington. Según The Washington Post, alrededor de la 01:00 PM un grupo de hombres con banderas de apoyo al presidente Donald Trump ingresaron violentamente a los jardines del Capitolio.

La cadena NBC reveló que alrededor de las 02:00 pm una multitud logró posicionarse en la escalinata, donde no está permitido que haya congregaciones de personas. Las imágenes de la televisión mostraron cómo los manifestantes ondeaban sus banderas y gritaban consignas pero no intentaban atravesar la puerta de entrada al edificio.

La Policía local ordenó la evacuación de dos edificios del campus del Capitolio: el James Madison Memorial Building de la Biblioteca del Congreso y el Cannon House Office Building, ambos al otro lado de la avenida Independencia.

Las autoridades de Washington activaron al menos a 340 soldados de la Guardia Nacional para proteger a la capital federal ante la manifestación convocada para este miércoles por partidarios de Donald Trump que el presidente saliente ha descrito como “salvaje”.

La alcaldesa capitalina, Muriel Bowser, ordenó este miércoles un toque de queda desde las 6:00 pm hasta las 6:00 am del jueves.

En las horas de la acción violenta de los partidarios de Trump, se insistía en varios ámbitos que funcionarios electorales de los partidos Demócrata y Republicano, observadores independientes e instancias electorales del país, establecieron que no hubo fraude en la contienda del 3 de noviembre y que Biden ganó por más de 7 millones de sufragios en el voto popular nacional.

Han pasado semanas desde que los estados completaron la certificación de que Biden, un demócrata, ganó las elecciones por 306 votos del Colegio Electoral frente a los 232 de Trump. Los variados desafíos de Trump a la victoria de Biden han sido rechazados por cortes de todo el país.

El Departamento de Justicia y las autoridades electorales de los estados -incluidos los que tienen gobierno republicano- han indicado que no hay evidencias de un fraude electoral generalizado y han reconocido los resultados que dieron a Biden más de 80 millones de votos frente a unos 74 millones de votos de Trump.

Million MAGA March, que se proclama como organizador oficial de la manifestación, ha invitado a sus simpatizantes a “tomar parte en el mayor acto político de Trump en la historia de Estados Unidos”, con un mensaje Twitter acompañado de símbolos con la bandera del país, signos de admiración y una explosión.

También han prometido su participación milicias como Three Percentes, Proud Boys y Oath Keepers que movilizaron caravanas con estancias en varias ciudades de todo el país en su marcha hacia Washington DC, donde tendrán prohibido portar armas de fuego, como han hecho en otras demostraciones.

El grupo TheDonaldWin, en su portal de internet, ha invitado a los participantes a que “traigan sus armas” y, en la preparación para la jornada, las autoridades han colocado carteles en las áreas donde se realizará la manifestación recordando la prohibición de armas de fuego en la capital de Estados Unidos.

Enrique Tarrio, líder de Proud Boys, anunció en una declaración en la plataforma de redes sociales Parler, que los miembros de su grupo asistirían a las manifestaciones de este miércoles “con una diferencia”. “Los Proud Boys saldrán a la calle en número sin precedentes, pero esta vez con una diferencia -explicó-. No usaremos nuestro uniforme tradicional negro y amarillo. Estaremos de incógnito y estaremos dispersos por todo el centro de Washington DC en pelotones más pequeños”.

Ivanka Trump llamó a los manifestantes “patriotas estadounidenses” en Twitter y luego borró su mensaje. Lo hizo al retuitear un contenido de su padre.

(*)Cierre de Nota a las 19:30 horas local de Chile.

 

Deja una respuesta

enero 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031